Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Agustín Gregori Bernabau
AGUSTÍN GREGORI BERNABEU.
Fotografía cedida por Agustín Gregori.

AGUSTÍN GREGORI BERNABEU. GREFUSA

Obra:

Texto del 26-11-2012

Este economista, miembro de la tercera generación al frente de la empresa nacional líder en el sector de los frutos secos y los snacks de cereales, mantiene la perspectiva a la hora de juzgar la situación presente del país, complicada pero no imposible de arreglar, ya que responde a una transformación integral de nuestra realidad y, por tanto, se trata de adaptarse a ella fomentado la unidad europea y la I+D+i y vinculando el empleo a la productividad.

Tres generaciones en el sector de los frutos secos y los snacks de cereales

Grefusa es una empresa familiar que se remonta a finales de la década de 1920, cuando mi abuelo, José Gregori Furió, fundó un almacén de productos agrícolas en Valencia para dedicarse a la comercialización de frutos secos y legumbres y que, con el tiempo, se especializó en el cacahuete. Al incorporarse la segunda generación a principios de los años 60, pasaron a encabezar la empresa mi tío Alfredo y mi padre Agustín Gregori Perepérez, que impulsaron el negocio y comenzaron el desarrollo de una marca con la que distinguirse en el tueste de los frutos secos. Años más tarde, en 1988, con la intención de seguir avanzando, la empresa decidió realizar una importante inversión para introducirse en el sector de los snacks de cereales. El hecho de que Grefusa se desarrolle en el presente ganando la preferencia del consumidor, nos anima a salir adelante en estos momentos de dificultad global.

Siete marcas principales con unas 200 referencias

En Grefusa somos muy conscientes de que debemos mantenernos especialmente atentos a los constantes vaivenes del mercado, puesto que sabemos que aquello que hoy es válido, mañana puede dejar de serlo; por este motivo es conveniente mantenerse ojo avizor y atender siempre las demandas cambiantes del consumidor. Fabricamos productos muy diferentes entre sí destinados a públicos de edades muy heterogéneas, y en todos nuestros productos apostamos por la innovación y la calidad. A día de hoy disponemos de siete marcas principales que aglutinan unas doscientas referencias y vendemos al año más de trescientos millones de bolsas con nuestros productos; o, lo que es lo mismo, casi 20.000 toneladas de frutos secos y snacks de cereales.

Voluntad y esfuerzo de innovación

Desde Grefusa siempre hemos apostado por la innovación, con el objetivo de lograr el disfrute de los consumidores con productos de máxima calidad. Disponemos de gran diversidad de productos, que han sido desarrollados teniendo en cuenta tanto el público al que van dirigidos como el momento de conusmo. La innovación es nuestro principal driver de crecimiento, lo que explica que dispongamos de un amplio departamento de I+D+i y de las más modernas plantas de producción de Europa. En Grefusa somos más de 600 especialistas orientados a la satisfacción del consumidor. 

¡Innovación en pipas!

Quizá el ejemplo más claro del esfuerzo innovador de Grefusa sea un producto que ha supuesto toda una revolución en el mercado adolescente: las Pipas G Tijuana. Para renovar el producto original, en este caso decidimos añadir sabor al fruto y dotarlo de todos los atractivos que ya tenían otros alimentos alternativos procedentes del mercado internacional. Además, apoyamos este proyecto con una importante campaña de comunicación y creamos un entorno en Internet que en la actualidad cuenta con miles de seguidores. 

Más del 50% de las bolsas de maíz que se venden en España son MisterCorn

Nos sentimos muy orgullosos, también, de nuestra marca MisterCorn, con la que, a partir de un proceso propio, hemos logrado elaborar un snack de maíz extraordinariamente tierno y crujiente, algo que ha fomentado el consumo entre el público adulto, hasta tal punto que, hoy por hoy, más del 50% de las bolsas de maíz que se venden en España son MisterCorn. La mayoría de las líneas de producción que empleamos no existían antes en el mercado, lo que significa que las hemos desarrollado nosotros mismos con un importante componente tecnológico y de I+D+i.

Línea de productos saludables

Sin duda, la gran apuesta de Grefusa la ha constituido la marca Snatt’s, una línea de productos horneados, sanos, naturales y ricos en fibra, porque, hace ya algunos años, fuimos conscientes de que el consumidor, cada vez más informado sobre nutrición, desarrollaba una preferencia incipiente por los productos horneados, frente a los fritos, y apostaba por lo sano y natural. En un intento de adaptarnos a esta tendencia detectada, partimos de la típica rosquilleta valenciana para elaborar los Snatt’s, un producto innovador altamente saludable que ha tenido un gran éxito en toda España.

Adheridos desde 2011 al Pacto Mundial de la ONU

Somos la única empresa de nuestro sector que desde hace más de diez años no utiliza ningún tipo de grasa vegetal: Solamente empleamos aceite de oliva o de girasol de la mejor calidad. También fuimos pioneros en el año 1998, cuando obtuvimos la norma de calidad ISO 9001. Asimismo, destacamos por poseer los certificados internacionales de calidad IFS y BRC, y, además, desde 2011, estamos adheridos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, cuyo objetivo es conseguir un compromiso voluntario en responsabilidad social basado en los derechos humanos, laborales, medioambientales y sociales.

Premio Unicef a la Marca Ejemplar

Desde el año 2003 mantenemos una colaboración con Unicef con la que contribuimos al desarrollo de proyectos en materia de salud, educación y protección de los derechos de la infancia, un esfuerzo que Unicef nos ha reconocido otorgándonos el Premio a la Marca Ejemplar, del que nos sentimos especialmente orgullosos. 

Una empresa seria que hace cosas divertidas: alimentos para disfrutar

Grefusa se considera a sí misma una empresa seria que hace cosas divertidas para que sus consumidores disfruten al máximo. Normalmente, en el entorno empresarial las promociones tienen un carácter táctico para hacer subir las ventas, pero para nosotros suponen una línea estratégica; de ahí que nuestras promociones se hayan convertido en uno de los pilares fundamentales para reforzar nuestras marcas. De este modo, solemos interrelacionarnos con los consumidores a través de nuestra página web y fomentamos que se comuniquen entre ellos, escuchamos sus ideas y también los animamos a que se sumen a colecciones de su interés. Por todo ello, pienso que disponer de un buen producto es tan importante como mantener una afinidad estética y de fondo con los consumidores.

Distribución, marketing, innovación y calidad

Considero que el éxito de Grefusa reúne una serie de elementos como la distribución, el marketing, la innovación y la calidad; tengamos en cuenta que destinamos aproximadamente un 15% de nuestro presupuesto al diseño de las promociones, a la publicidad, a los nuevos productos, al material y al apoyo para nuestra red de ventas, si bien es cierto que subcontratamos algunos servicios, como puede ser la realización de la publicidad, pero contamos con un departamento propio de diseño y con una estructura de marketing que investiga el mercado y desarrolla cada una de nuestras marcas de manera constante. 

Dos canales de distribución con garantía de frescura

Realizamos un 65% de nuestras ventas en el canal impulso, que comprende un conjunto de pequeñas tiendas a las que llegamos a través de una serie de distribuidores que, en general, solo venden productos de Grefusa. Por este canal accedemos al consumo fuera del hogar, sobre todo muy desarrollado entre el público joven. El otro 35% de nuestras ventas se realiza a través del canal alimentación (super e hipermercados), por el que accedemos al consumo en el hogar. Para Grefusa la frescura es clave para garantizar que nuestros productos lleguen al consumidor en óptimas condiciones. 

La magnitud de la crisis actual hace predecir la llegada de una transformación sin precedentes

Todas las crisis suponen un momento de cambio, y la magnitud que reviste la crisis actual hace predecir que llegará una transformación sin precedentes. Las dificultades que experimentamos actualmente no deberían derrotarnos, porque todos los cambios ofrecen oportunidades, y, por tanto, en estos momentos es importante que las empresas se mantengan atentas y observen la situación para poder cubrir las nuevas necesidades de la sociedad.

Apostar por una Unión Europea unida

Estoy convencido de que el futuro pasa por mantener una Europa unida, exenta de diferencias legales y fiscales entre países, y de que solo podremos recuperar nuestra productividad si sumamos fuerzas y tomamos decisiones rápidas y valientes que nos hagan ser más competitivos.

Ajustes del sector privado, extrapolables al sector público

Desde el inicio de la crisis, el sector privado ha sufrido unos ajustes y unas transformaciones espectaculares que han conseguido aumentar la productividad hasta llegar a niveles que hace poco tiempo eran impensables y, a pesar de ello, nosotros cada año hemos mejorado la calidad. Por supuesto, esta sistemática es totalmente aplicable al sector público. Aunque por desgracia se trata de un ámbito con un engranaje más lento, bajo mi punto de vista ya se está trabajando para conseguir estos mismos objetivos. La coyuntura actual nos obliga a todos a dar mejores productos y servicios, y a ser cada vez más competitivos. 

Vincular el empleo a la productividad

Únicamente concibo el futuro laboral si el empleo está vinculado por completo a la productividad, porque, en mi opinión, el punto de convergencia entre los trabajadores y la empresa se encuentra cuando se trabaja en equipo, esto es, cuando todos los integrantes de una compañía se sienten parte de ella y avanzan unidos para salir adelante.