Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Agustín Mayans Fernández
AGUSTÍN MAYANS FERNÁNDEZ.
Fotografía cedida por Agustín Mayans.

AGUSTÍN MAYANS FERNÁNDEZ. SIMRAD SPAIN

Obra:

Texto del 23-05-2011

Nacido en Gandía y dotado de una penetrante lucidez, este técnico en electrónica, enamorado de su trabajo, está al frente de la sede española de una compañía naval noruega, muy activa en la investigación pesquera e hidrográfica. La obstinación de nuestra clase política por conservar sus privilegios a costa de todo el país le causa la misma indignación que a sus conciudadanos y le apena que la economía sumergida sea la única salida para muchos de ellos.

Crecer, formarse y aprender mediante la práctica profesional

Empecé en el mundo de la náutica en una empresa naval de electrónica recreativa en Gandía, mi pueblo natal. Trabajé 11 años allí hasta que me incorporé en el equipo de esta multinacional noruega, que tiene algo más de 6.000 empleados en la empresa matriz y 36 en España. Llevo 15 años como gerente de la división que opera en el sur de Europa, África y una pequeña parte de Sudamérica. Nuestro campo de trabajo específico es el de la acústica submarina, todo lo relacionado con las transmisiones bajo el agua. Desarrollamos equipos con el objetivo de detectar bancos de peces, cuerpos de diversa índole hundidos y fondos. Mi actividad profesional ha sido para mí una manera de crecer, de formarme, de aprender. La empresa es como una parte de la familia. Inicié mi carrera profesional como técnico y he acabado como gerente y comercial, pero sigue siendo apasionante.

Empresas dedicadas a la aplicación de sistemas electrónicos en el mar

Simrad pertenece a un grupo de empresas orientadas a distintas ramas del mismo sector, el marítimo. Una de ellas es la aplicación de sistemas de defensa militar; otra se dedica a la automatización de buques mercantes y, por último, la aplicación de los sistemas de la acústica, que es lo que desarrolla nuestra división. El mayor negocio que tiene el grupo es el de las plataformas petrolíferas, con el sistema de posicionamiento dinámico. Las ubicadas en el mar del Norte, que operan a mucha profundidad, son flotantes y se mantienen fijas gracias a un sistema electrónico de puntos de referencia y acústica que fabrica nuestra matriz. En España nuestros sistemas de acústica se desarrollan en el entorno de la industria pesquera y la hidrografía. 

Las necesidades del mercado crean el producto

Las ideas vienen del propio mercado, cuando hay una necesidad. Tareas como las propias de los puertos, o el caso del Prestige, o cuando hay que localizar las cajas negras de aviones accidentados, requieren el uso de la acústica submarina. Nuestro grupo pone a prueba los equipos técnicos profesionales que la empresa fabrica para comprobar su adaptación a la demanda del mercado; esto es, desarrollamos nuestras innovaciones y luego las aplicamos en los dispositivos. Hemos desarrollado desde aparatos de sónar para detectar peces hasta un sistema de detección del uso de dinamita en la pesca ilegal.

Sostenibilidad y ecoeficiencia

El sector de la pesca está siendo rigurosamente controlado en los aspectos de sostenibilidad y ecoeficiencia, así que nuestro equipo desarrolló una ecosonda, un sistema que, además de proporcionar la distancia entre la superficie y el fondo marino, detecta todo lo que comprende el área intermedia. De esta manera, se aprecia la dimensión de los peces incluso antes de capturarlos. Naturalmente, este es un sistema muy útil para la pesca selectiva. Se utiliza mucho en zonas como Castellón y también en l’Escala, con la pesca de la anchoa, ya que la sonda permite capturar solo los ejemplares del tamaño adecuado. Nuestro interés se centra más en la eficiencia que en la efectividad.

Invertir en tecnología podría ser clave para mantener la flota pesquera actual

Desde los gobiernos se insta a reducir la flota de barcos pesqueros para que siga siendo una actividad sostenible. Sin embargo, tengo la convicción de que no se trata tanto de disminuir la flota como de hacerla más eficiente para que no dañe el ecosistema. Mi trabajo conlleva la asistencia periódica a reuniones con profesionales del sector y a foros de ámbito científico y ese es el mensaje que intento comunicar. La innovación, con una tecnología muy avanzada, es la apuesta de nuestra empresa, que invierte alrededor de un 12% de sus beneficios en I+D+I.

Retrato de un banco de peces

Nuestra capacidad tecnológica permite distinguir distintas especies dentro de un banco de peces, su distribución en porcentajes y su tamaño antes de la captura. Es un gran avance desde todos los puntos de vista; sin embargo, se trata de equipos caros que no están al alcance de todas las embarcaciones. Ya están funcionando en Francia y en Noruega, y en el Estado español se están empezando a instalar. Estamos intentando crear una versión simplificada, que se ajuste a las posibilidades del pescador para que le resulte una herramienta rentable. En un período de tres o cuatro años, nuestra tecnología nos hará capaces de describir de qué especie concreta se trata. 

Trabajamos para mejorar la rentabilidad de la actividad de los pescadores

Dentro de mis responsabilidades de gerencia hago las veces de director comercial. Nuestra empresa trabaja para mejorar la rentabilidad de la actividad de los pescadores. El nuestro es un enfoque muy técnico, detectamos el problema en las pesquerías in situ y estudiamos la solución. Normalmente, en los países donde hay abundante pesca o donde los pescadores tienen muchos beneficios no se invierte en tecnología. Nuestros servicios son requeridos en cuanto surgen dificultades, y actuamos en calidad de asesores proponiendo y aplicando soluciones, aunque ello implique trabajar en campos que no son propios de nuestra especialidad. A pesar de todo, la pesca todavía es una actividad poco evolucionada en su conjunto. 

Representación, en realidad virtual, de la vida submarina

Uno de los proyectos en los que estamos trabajando es el desarrollo de un sistema para representar en realidad virtual tridimensional lo que está pasando a 2.000 metros de distancia del barco y a 600 metros de profundidad. Colocamos nuestros sistemas en el fondo para darle al patrón del barco las herramientas suficientes como para que no trabaje a ciegas, e incluso para que pueda controlar y tener información de su barco sin tener que estar a bordo, con el control remoto de todos los equipos de detección en tiempo real. 

Bondades de las piscifactorías

Hay pesquerías que se han cerrado y se han reducido los cupos drásticamente. En algunas zonas no se ha respetado la cadena de reproducción y algunas especies han desaparecido en estos puntos. En este sentido, la mejor solución son las piscifactorías, y estamos trabajando en algunos proyectos. Uno de ellos tiene por objetivo solventar los problemas de sobrealimentación en este tipo de instalaciones, mediante un sistema acústico que detecta el momento en que el alimento llega a los peces. 

Haber previsto la crisis nos ha permitido gestionarla de forma óptima

Simrad se anticipó a la crisis. En el 2005, en un programa de ahorro de costes de la empresa, pronosticamos la recesión. Empezamos a hacer ajustes y hemos logrado reducir los costes en un 10%. Sin embargo, aunque la crisis en el sector de la pesca es muy severa, pues la inversión ha bajado un 60%, estos dos últimos años han sido los mejores en cuanto a beneficios y facturación. Ello es debido a que en épocas de alarma económica nuestra empresa es capaz de ofrecer alternativas incluso en casos extremos. 

Mantenerse en el poder a costa de todo un país

Tengo la sensación de que este Gobierno nos ha engañado, de que por el simple hecho de querer mantenerse en el poder nos ha ocultado la realidad. En España hay capacidad para reaccionar, solo falta un poco de reactivación económica. Y eso solamente será posible con la implantación de medidas serias por parte de nuestros dirigentes.

Castigo de los ciudadanos, agotados e indignados, a un Gobierno irresponsable

En las recientes elecciones los ciudadanos han castigado a los que no han hecho bien su trabajo. En el mundo empresarial esto hubiera supuesto la ruina o el cierre de la empresa y, sin embargo, en el terreno de los políticos nunca pasa nada. La clase política parece que no tiene ninguna responsabilidad sobre su trabajo más que perder un cargo que después se les sigue remunerando. Cuando el político que se juega el dinero de todo un país realiza una gestión tan nefasta debería responder por ello.

Autónomos y pequeños empresarios lanzados a la ilegalidad

Muchas personas se ven obligadas a trabajar sin facturas. Forman parte de la llamada economía sumergida porque en su situación no pueden ni pagar los impuestos. Muchos de estos contribuyentes son autónomos que tienen facturas pendientes con las Administraciones públicas, con el agravante de que estas son deudoras de forma casi crónica. La única manera que tienen estos pequeños empresarios de solucionar este trance es el de trabajar cobrando en negro: son las consecuencias naturales de la mala gestión de este Gobierno.

Una nueva educación para el fomento de unos valores antiguos

Lo primero que habría que revisar es la educación que reciben nuestros hijos en los centros docentes. Los hemos estado educando en la cultura del “no pasa nada”. Así, aunque existe un elevado porcentaje de fracaso escolar, sin embargo siguen superando los cursos. Los jóvenes que llegan a nuestra empresa están muy mal preparados. Con el trabajo ocurre lo mismo; si una persona pierde su puesto de trabajo y tiene garantizado un período de paro, prefiere cobrar la prestación a buscar otra ocupación. Este tipo de actitudes habría que erradicarlas, aunque ahora parece imposible, ya que no tiene trabajo ni siquiera el que quiere trabajar.