Testimonios para la historia. Publi Corinti, S.L. Editora. Av. Pau Casals,5 2º 1ª Barcelona 08021. Télefono: 934 300 111 Contacta
ALBERTO RUIZ GALLARDÓN
ALBERTO RUIZ GALLARDÓN. Alcalde de Madrid desde 2003
ALBERTO RUIZ GALLARDÓN Alcalde de Madrid desde 2003

ALBERTO RUIZ GALLARDÓN. Alcalde de Madrid desde 2003

Obra: ,

Entrevistado el  9/06/04, por el Sr.Font
Foto cedida por el Ayuntamineto de Madrid

Desde la presidencia de la Comunidad Autónoma, y ahora, desde la alcaldía de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón ha sabido dar alas al asombroso dinamismo económico y cultural de la capital de España, convirtiéndola en un referente de rango internacional. Su particular talante, abierto y receptivo como el de su ciudad, la gestión en beneficio de los madrileños y el clamoroso éxito electoral que le ha venido acompañando, le presentan como una de las figuras españolas descollantes y con un futuro político más prometedor.

De fiscal a político

Nací el 11 de diciembre de 1958 en Madrid. Hijo del político José María Ruiz-Gallardón. Cursé estudios en Derecho en el Colegio Mayor San Pablo CEU, de la Universidad Complutense, donde me licencié con 21 años. Siendo abogado en ejercicio, me presenté a oposiciones de ingreso a la carrera fiscal a los 23 años, obteniendo la plaza en la Audiencia Provincial de Málaga, donde presté por escaso tiempo servicios hasta que pedí la excedencia voluntaria para hacerme cargo de la asesoría jurídica de Alianza Popular. En mayo de 1983 fui elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid. En 1986 me incorporé al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular. En 1995 y 1999 fui elegido Presidente de la Comunidad de Madrid, y en mayo de 2003, Alcalde de Madrid.

Voluntad de entendimiento

Admiro en particular a los siete ponentes de la Constitución por lo que representan, pues en sus personas se encarna la capacidad que el pueblo español demostró en aquellos momentos tan complicados de la Transición para cerrar las heridas del pasado y sobreponer una voluntad sincera de entendimiento a los intereses de unos y otros. Sin su paciencia, su capacidad de diálogo, su buena fe, todo hubiera sido mucho más difícil.

Sensibilidad de los cargos políticos a los cambios sociales

El fenómeno de la persistencia de los alcaldes en su cargo tiene mucho que ver con un conocimiento muy intenso del municipio al que han dedicado su carrera. Por principio, no me parece muy positivo ese carácter que tienen algunos de “incombustibles” si es por el mero hecho del paso de los años en el cargo. Todo servidor público debe ser sensible a los cambios políticos, que acontecen siempre de la mano de un cambio social, y mantenerse en su cargo sólo mientras permanezca intacta su percepción de la realidad y de las necesidades del ciudadano. En relación con este último asunto, quisiera destacar que la política municipal es una excelente escuela porque permite un contacto directo con el vecino, que es la razón de ser de toda actividad política. Para gobernar grandes instituciones es preciso saber primero cómo vive la gente.

Madrid motor económico de España

En Madrid, según el último patrón municipal, hay 3.162.304 habitantes, pero es un dato que no refleja por entero la realidad, porque diariamente entran en la ciudad casi otros dos millones de personas, como corresponde a una gran metrópoli que desarrolla un actividad muy intensa, con influencia en todo el país. Madrid es actualmente una ciudad líder en actividad económica, en oferta cultural y de ocio, en nuevas tecnologías, en capacidad de integración social, en desarrollo sostenible y en interlocución con distintas regiones y países del ámbito iberoamericano. Ahora queremos redefinir el perfil industrial de Madrid, potenciando el que ya es uno de sus elementos principales: la economía de la información y las nuevas tecnologías. Junto a ello, la industria logística, que aprovecha la condición de Madrid como encrucijada, es otro de los pilares de este nuevo enfoque. Para ello, estamos trabajando en la creación de nuevas áreas industriales, y en la modernización de las actuales. Estamos dotando a nuestras empresas de las infraestructuras que precisan para ser más competitivas, algo que también valoran las oficinas de negocios de otros sectores económicos. Madrid es el motor económico de España porque es el más capacitado para rentabilizar cualquier inversión.

Prioridades del gobierno municipal

Hay tres elementos a destacar: En primer lugar, me comprometí a conseguir un espacio urbano más habitable, donde la vida diaria de una gran capital no esté enfrentada, sino más bien ligada, a la calidad ambiental, la convivencia ordenada, la pluralidad sin fracturas. Eso incluye también elevar los niveles de seguridad ciudadana en un sentido amplio, que no concierne sólo a lo policial, sino también a lo social, a lo urbanístico, a muchos aspectos de la convivencia. Después, me he fijado el objetivo de impulsar un Madrid dinámico y emprendedor donde el pleno empleo sea una realidad y en el que el crecimiento económico sirva ante todo al crecimiento humano de los ciudadanos. Por último, quiero reforzar la proyección internacional de Madrid, que ahora mismo aspira a organizar los Juegos Olímpicos de 2012 en pie de igualdad con París, su más directa competidora. Dentro de esa proyección internacional tiene un papel destacado, junto al deporte, la cultura, que queremos que sea un elemento que impregne toda la vida de la ciudad. La capital debe, pues, incentivar la actividad cultural, apoyar al comercio para que se modernice e insistir en los aspectos que hacen la vida urbana más amable y atractiva, como por ejemplo los medioambientales.

Patrimonio, conservación y vanguardia

Lo más interesante del patrimonio arquitectónico de Madrid no es sólo el que ya posee, sino también al que en ocasiones se dota de nuevos usos, como ocurre en el antiguo matadero de Arganzuela. Y junto a este patrimonio heredado, tiene lugar una innovación  arquitectónica de gran altura gracias a la presencia en nuestra ciudad de algunos de los mejores arquitectos del mundo. Hoy trabajan en Madrid leyendas de la arquitectura mundial como Rogers, Siza, Nouvel, Bofia y muchos otros. En bastantes casos, lo hacen por iniciativa de las Administraciones públicas y más concretamente del Ayuntamiento de Madrid.

Madrid, ciudad de referencia del siglo XXI

Dentro de los proyectos urbanísticos, por una parte está la recuperación del centro de la ciudad, que debe llenarse de residentes jóvenes y dotarse de una imagen de calidad equiparable a la de otras grandes capitales europeas. Por otra, sobresale todo lo que suponga cerrar heridas en el tejido urbano abiertas por una política inadecuada o antigua: es el caso de la M-30, objeto de una veintena de intervenciones que van a aumentar su movilidad a la vez que mejorarán de manera espectacular la calidad de vida de los ciudadanos. En la zona del río, nos permitirá crear un patrimonio ambiental y recreativo que habíamos perdido: las riberas del Manzanares. La idea es hacer de Madrid un baluarte del progreso humano y social, con gran proyección internacional, una referencia en el siglo XXI, una respuesta a las múltiples preguntas que nuestro tiempo nos plantea.

Vivienda accesible para los jóvenes

El gobierno municipal está acometiendo un plan importantísimo en el ámbito de la vivienda. La puesta en el mercado de 40.000 viviendas en la almendra central de la ciudad, que es objeto de una gran reforma urbana, y de 35.000 en los nuevos desarrollos. Esta iniciativa incluye programas de vivienda de alquiler para jóvenes y de primera vivienda. En este orden de preocupaciones de carácter social, también está el fomento de las guarderías en los edificios residenciales o tipologías de viviendas ajustadas a las necesidades actuales.

Reforzamiento de la capacidad de las grandes ciudades

Es conveniente darles fuerza a las grandes ciudades, que tienen problemas específicos, bien distintos a los de las demás poblaciones, y al tiempo prestan servicios muy destacados a sus respectivas áreas de influencia y al país. Madrid aspira a lograr una Ley Especial que reconozca este hecho y le otorgue mayores recursos, de acuerdo con su papel de motor económico del país.

Inserción de los inmigrantes

Las competencias en este terreno corresponden a la Administración, pero las grandes ciudades, y más las que se declaran espacios abiertos como en el caso de Madrid, pueden y deben trabajar para lograr una plena inserción.

Madurez del sistema autonómico

A pesar de los pequeños desajustes que como toda creación humana puede acusar, el sistema autonómico ha funcionado bien. En los últimos años el desarrollo regional en España ha propiciado un mayor bienestar. Ahora las Comunidades Autónomas han alcanzado un grado de madurez que obliga a razonar fundamentadamente cualquier proyecto de reforma, que, en todo caso, debe garantizar la solidaridad entre regiones y el equilibrio del conjunto.

La Corona y Madrid

Evidentemente, como se ha subrayado anteriormente, en el caso de Madrid la Corona ha desempeñado un papel de primer orden. En el pasado, como impulsor directo de su urbanismo y de parte de su actual esplendor artístico y patrimonial. En la actualidad, como un constante apoyo en el que los ciudadanos han encontrado comprensión y aliento en los momentos difíciles, como el 11-M. Por eso, semanas después, el 22 de mayo de 2004, Madrid trató de corresponder a ese afecto volcándose en la boda de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias.

La capacidad integradora de la Corona

A Su Majestad Don Juan Carlos le debemos que la Corona haya sabido integrar a todos los españoles en torno a un mismo proyecto de convivencia, que es el que se plasma en la Constitución de 1978. Sin su activa intervención, ese gran acuerdo nacional hubiera sido mucho más difícil de alcanzar. Durante la Transición, el Rey jugó un papel decisivo. Fue capaz de animar a personas que procedían de posturas aparentemente irreconciliables para que se reconocieran mutuamente y respetaran el derecho de todos a hacer oír su voz en la España democrática por la que se estaba trabajando.

El Rey decidió el destino de España el 23-F

Hay un antes y un después del 23-F. El Rey dejó sentado esa noche que la democracia no tenía marcha atrás y que el único actor autorizado para pronunciarse sobre el destino de España es su ciudadanía. Mientras la representación de la soberanía popular estuvo secuestrada, Su Majestad el Rey se erigió en garante de los derechos de todos nosotros.

Una Corona modernizada

Las funciones de la Corona están descritas en la Constitución. En principio los partidos políticos y las instituciones del Estado deben ser capaces de entenderse entre sí sin recurrir a mediaciones extraordinarias. De modo que si la Corona ejerce una mayor labor de coordinación, debería ser en razón de una demanda de los ciudadanos en ese sentido. Respecto al futuro, creo que debemos ser optimistas porque Su Majestad el Rey ha modernizado la monarquía y la ha dejado lista para las necesidades de la España del mañana, con independencia de quién sea su titular concreto. Por lo demás, se adivinan excelentes cualidades en Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, así que los republicanos “juancarlistas” bien pueden ser, llegado el momento, republicanos “felipistas”.

La reforma constitucional en los nuevos tiempos

La posibilidad de adecuar la Constitución a los nuevos tiempos está descrita en su propio contenido y requiere una serie de mayorías parlamentarias que vendrían a reflejar una demanda ciudadana de carácter general. Mientras exista esa demanda, no habrá nada que objetar.