Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Alfredo Marin Ginto
ALFREDO MANUEL MARÍN GINTO.
Fotografía: Àngel Font.

ALFREDO MANUEL MARÍN GINTO. CERLER GLOBAL ELECTRONICS

Obra:

Texto del 03-10-2012

La crítica a la insolidaria actitud alemana con la crisis de deuda de los países meridionales y la necesidad de tomar medidas dinamizadoras para fomentar la actividad empresarial y el consumo interno, evitando las cortinas de humo nacionalistas, constituyen los pilares ideológicos del testimonio de uno de los fundadores de esta empresa de externalización de montajes electrónicos, cuya I+D+i constante garantiza la fidelización de un selecto grupo de clientes.

Forjado en el crisol del esfuerzo y el sacrificio

Provengo de una familia humilde, aunque gracias a los esfuerzos de mis padres recibí una educación primaria y secundaria pública de calidad. Al llegar a la universidad, mi padre se quedó sin empleo rozando la cincuentena, por lo que tuve que compatibilizar los estudios con el trabajo para compensar la falta de ingresos familiares. De manera casual empecé a trabajar en Correos, como interino, pero por fin gané la oposición de mi plaza y, ya como funcionario de carrera, fui ascendiendo hasta llegar a la escala técnica. Aquellos fueron unos años de denuedo y sacrificio, de trabajar mucho y de dormir poco, porque tenía que simultanear el trabajo con los estudios: estaba destinado en el turno de noche y, cuando terminaba mi jornada, asistía a la universidad sin haber dormido.

Experiencia profesional muy formativa laboral y humanamente

La compatibilización de los estudios con el trabajo se truncó cuando empecé a trabajar en una empresa de electrónica. Enseguida me sedujo la dinámica del sector privado y aparqué sine die la carrera universitaria (que deseo continuar cuando me jubile). Entré en aquella entidad como auxiliar administrativo en 1973, pero la abandoné en 1991, cuando ya era subdirector general, porque existían diferencias irreconciliables sobre el modelo de gestión necesario para afrontar las dificultades internas y los cambios coyunturales del sector. Aquella experiencia profesional supuso para mí un gran legado, pues me sirvió para adquirir una gran formación en el campo de la gestión de empresa, pero, sobre todo, también para establecer numerosos contactos durante los años en los que estuve al frente de diversos departamentos.

Inicio de mi etapa emprendedora

Junto a tres socios –dos de los cuales también procedían de la empresa que acababa de dejar–, decidimos crear en 1991 una compañía del ámbito de la electrónica. Nuestra idea inicial fue crear una empresa comercial, pero duró poco, porque en un proyecto iniciado por mí en la anterior empresa, el cliente nos propuso seguir con el mismo, alegando que a quienes conocía era a nosotros. Analizamos la situación y percibimos que las inversiones que debían realizarse eran asumibles. Adquirimos la maquinaria necesaria y comenzamos en un local de Zaragoza de 270 m2, donde recibimos nuestro primer encargo: la fabricación de módulos electrónicos para encimeras de inducción, para lo que contábamos con un equipo humano de cinco personas.

Sociedad de externalización de montajes electrónicos

Somos una sociedad de externalización de montajes electrónicos; nos encargamos del diseño y el desarrollo industrial, dos factores que nos distinguen junto a la capacidad de compra y la fabricación de productos electrónicos para compañías que pertenecen a sectores tan relevantes como la iluminación, la automoción, los electrodomésticos, el metering, las telecomunicaciones y el sector industrial, de manera que les aportamos un importante valor añadido que va más allá de la fabricación.

Una plantilla de perfil joven, dinámico y femenino

Hoy contamos con una plantilla de unas 230 personas, fundamentalmente mujeres, con una media de edad situada en torno a los 40 años, que realizan la actividad en nuestras instalaciones de 7.200 m2. Para seleccionar el personal de grado medio y superior, nos nutrimos, sobre todo, de la cooperación con instituciones académicas, de forma que muchos estudiantes que realizan las prácticas con nosotros pasan a ser nuestros empleados, lo que supone aproximadamente el 90% del equipo.

Alemania, Francia e Italia en el punto de mira

Trabajamos para un reducido número de clientes, pero que mantienen con nosotros una relación estrecha y fiel. Entre ellos hay reconocidas multinacionales y empresas nacionales dedicadas a la fabricación de electrodomésticos, contadores de energía, a la iluminación y a todo tipo de actividades industriales con base tecnológica. Para incrementar el número de clientes, en primer lugar deseamos abrirnos al exterior, por lo que ya tenemos visitas programadas para dar a conocer nuestros servicios en Alemania, Francia e Italia; y también nos hemos marcado dos nuevos segmentos de mercado en nuestros planes estratégicos: el ferroviario y el del ahorro de energía.

En nuestro Departamento de I+D+i trabajan 13 ingenieros

En una empresa como la nuestra, relacionada con la tecnología, la investigación resulta fundamental, ya que es la clave de la fidelización de los clientes. Por ello, en nuestro Departamento de I+D+i trabajan 13 ingenieros, que han conseguido hitos, entre otros, como la colaboración en el diseño y la fabricación de un vehículo prototipo industrial que se propulsa gracias a unas pilas de hidrógeno, y que se presentó el año 2010 en Zaragoza, en un simposio internacional. La materialización de un proyecto tan ambicioso ha sido fruto de la eficiente labor desarrollada por Excmo. Sr. Arturo Aliaga, consejero de Industria de Aragón, quien, a través de la Fundación del Hidrógeno, ha impulsado la investigación en el campo de los combustibles alternativos.

Implicación y excelencia

La gran baza de nuestra entidad ha sido siempre la implicación con los clientes, porque sabemos que para mantenerlos hay que identificarse con ellos y proporcionarles en el plazo estipulado exactamente el producto que han pedido y de la misma o superior calidad a la acordada.

Superar la vieja dicotomía entre empresarios y trabajadores

La reforma laboral no ha conseguido el objetivo que se proponía, pues se requiere una mayor flexibilidad en temas como contratación, despido, horarios y condiciones laborales, porque los condicionamientos internos y externos de una empresa son variables, y el objetivo, tanto del empresario como del trabajador, es conseguir que la sociedad salga adelante. Ha de superarse la vieja dicotomía estereotipada entre el empresario, asimilado a un explotador, y el trabajador, considerado un ser explotado y alienado.

Desmoralizadora actitud de los bancos

La actuación de los bancos es cuando menos moralmente reprobable, porque están procediendo como auténtico freno, y las enormes sumas de dinero público que se les ha inyectado no las están revirtiendo en la dinamización de la economía.

“Guerra económica” de Alemania a los países del sur de Europa

Alemania nos está conduciendo de nuevo a una guerra, solo que ahora de tipo económico, al subyugar con medidas draconianas a los países del sur; la situación es especialmente injusta si tenemos en cuenta que el resto de los países europeos asumimos en su momento el coste económico de la reunificación alemana y fuimos comprensivos con su delicada coyuntura y su incumplimiento del déficit. Es evidente que en nuestro país no se ha aplicado una política correcta de gasto público y que debe corregirse el déficit, pero las medidas actuales están estrangulando nuestras escasas posibilidades de recuperación. Me gustaría destacar el comportamiento responsable, en general, de la ciudadanía, al no existir graves problemas en la calle que no harían sino aumentar aún más la situación de crisis.

Carencia de grandes figuras políticas en el actual contexto europeo

En las últimas décadas, la política europea se ha profesionalizado, lo que ha producido que la vocación no parezca determinante para el desempeño de un cargo político, por lo que la implicación en la resolución de los problemas públicos es menor; de ahí que nuestro panorama actual esté yermo de hombres y mujeres de Estado brillantes, honestos y valientes, como lo fueron Winston Churchill, Margaret Thatcher, Conrad Adenauer, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo o Felipe González, entre otros.

Demagógica actuación del Gobierno

El Ejecutivo debía conocer por fuerza la crítica situación en la que se encontraban las finanzas autonómicas y estatales, sobre todo porque ya gobernaba en muchas comunidades, por lo que no está siendo honesto cuando incumple las promesas electorales e impone continuamente nuevos recortes responsabilizando a otros agentes. Su actuación demagógica ha desmoralizado aún más a la población, que siente que nos hallamos en un callejón sin salida.

Precisión sobre el Estado de las Autonomías

La actual ordenación territorial se basa en razones históricas, lingüísticas y sociales de peso, y es positivo que los ciudadanos dispongan de representantes de proximidad que gestionen sus necesidades cotidianas. Sin embargo, en España hemos tergiversado la concepción, y el modelo solo ha servido para duplicar servicios e instaurar una cultura del despilfarro.

El nacionalismo como cortina de humo para esconder la crisis

Determinadas cuestiones, que son fácilmente manipulables en tiempo de estrecheces económicas, están sirviendo de cortina de humo contra el análisis y la resolución de los problemas internos que han derivado en la actual crisis; tal es el caso de la posible secesión catalana. La crisis no se resolvería con la separación de España, porque Cataluña presenta idénticos problemas que el resto del país. Solo la unidad territorial, la cohesión social, la reflexión, la capacidad de autocrítica y la adopción serena pero firme de las medidas adecuadas contribuirán a superar esta recesión.