Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Alfredo Vila Blanco
ALFREDO VILA BLANCO.
Fotografía cedida por Citroën.

ALFREDO VILA BLANCO. CITROËN

Obra:

Texto del 11-06-2012

El ingenio, la iniciativa y la capacidad de sacrificio del empresariado español son virtudes que, al parecer del director general para España y Portugal de este gigante francés de la automoción con confort y estilo, deberían cundir entre el resto de la población, cuya imagen en el extranjero se encuentra muy maltrecha por culpa de una clase política incapaz de canalizar adecuadamente todo el potencial del país, víctima de tópicos que nosotros mismos hemos avivado.

Cargos de responsabilidad en casi todas las áreas de Citroën

Me considero un privilegiado porque he tenido la gran suerte de poder dedicarme a aquello que estudié, Ciencias Económicas y Empresariales. Antes de incorporarme a Citroën, hace ahora un cuarto de siglo, desarrollé mi labor con otras empresas. En el seno de la organización de esta multinacional francesa me he formado como profesional y como persona y he tenido el privilegio y la gran fortuna de conocer de primera mano casi todas las áreas del ámbito de la distribución. Sobre todo, me he dedicado al comercio al detalle y a la gran distribución comercial de Citroën, siendo responsable para el sur de Europa; solamente me ha faltado dirigir una fábrica. Asimismo, he desempeñado cargos de responsabilidad tanto en el área comercial como financiera.

El sector del automóvil es la antítesis de quienes comercian productos intangibles en mercados financieros

La importancia del sector del automóvil se aprecia en el peso que tiene en el PIB de España. Es el sector más equitativo y solidario. Desde el diseño, pasando por la compra de materia prima, el proceso de producción, los proveedores, las redes de concesionarios y el transporte –tanto de piezas como de vehículos terminados, que requiere una logística que abastece de trabajo a los ferrocarriles o a las flotas marítimas y terrestres y a los talleres oficiales y no oficiales–, y llegando hasta las compañías aseguradoras, la venta de coches usados y los fragmentadores y desguaces, el reparto de ganancias a lo largo de esta larga cadena de valor entre todos estos actores es enorme. Es la antítesis de quienes comercializan productos intangibles en mercados financieros. Debido a la crisis, la bajada del peso del sector implica una gran pérdida de empleos y da una idea del impacto social y económico de nuestra actividad.

Diseño exclusivamente francés

Los centros de diseño de la casa Citroën se hallan ubicados en Francia. Sin embargo, a la hora de definir las gamas para cada país, solemos adaptar los automóviles a cada uno de ellos en cuanto a equipamiento, motorización y acabados. La palabra final la tienen los equipos de marketing de cada zona determinada, siempre dentro, claro está, del modelo definido con anterioridad por los equipos de estilo franceses.

Cubrir todo el espectro de potenciales clientes

Somos una marca de calidad contrastada que comercializa dos gamas de vehículos, una más generalista con una buena relación calidad-precio, y otra más distintiva, la llamada DS. Mantenemos estos dos conceptos porque creemos que se pueden ofrecer tanto vehículos más populares como modelos con alto valor añadido de alta tecnología a precios competitivos sin perder calidad; queremos cubrir las necesidades de todo el espectro de potenciales clientes. 

Nuestras fábricas de España son referentes de productividad dentro del sector

Fabricamos modelos en exclusiva para todo el mundo. Acabamos de obtener dos modelos más, uno para la fabrica de Villaverde (Madrid), que empezará a comercializarse a principios de 2014, y otro, que aparecerá a fines de este año, para la de Vigo. Ambas factorías son referentes de productividad y competitividad dentro del sector, y cuentan con una capacidad de producción de unos 650.000 automóviles al año.

¿El futuro será del motor eléctrico?

Hemos fabricado con Mitsubishi el automóvil eléctrico dentro de nuestra gama (C-Zero). En la marca Citroën hace más de 15 años que se producen modelos con sistema eléctrico, como el C15, C25, AX o Saxo y vehículos industriales. Las estimaciones más optimistas fijan el año 2020 como la fecha en que el motor eléctrico alcanzará una cuota del 5% del parque circulante. De momento, es una alternativa más. Toda iniciativa empresarial que no atraiga de forma natural a inversores privados y necesite apoyo económico del Estado pierde interés para el comprador. Acabamos de lanzar como opción más plausible, nuestro primer DS5 Hybrid, cuyas emisiones están por debajo de 100 gr de CO2.

Una de las marcas con la media de emisiones de CO2 más baja del mercado

Somos una de las marcas con la media de emisiones más baja del mercado. Fuimos pioneros en lanzar el sistema tecnológico Start-Stop, que garantiza una reducción de CO2 y disminuye el consumo un 15%. En su primera versión, este sistema suponía unos 350 euros adicionales, una cantidad irrisoria si pensamos que un automóvil tiene una vida de unos 10 años. Sin embargo, el mix de venta de estos modelos en nuestro país no llegó al 0,5%. En la actualidad, muchos de nuestros vehículos incorporan este sistema de serie. En una palabra, no existe conciencia ecológica en España y la solidaridad medioambiental solamente se demuestra si la subvenciona el Estado.

Contar con una estrategia a largo plazo ajena a las fluctuaciones del mercado

Es importante contar con una estrategia a largo plazo y mantenerla independientemente de las fluctuaciones del mercado. Nos marcamos una hoja de ruta hace unos años que intentamos mantener a toda costa y que se sustenta en tres pilares: ofrecer un producto de gran calidad que se vaya renovando con el tiempo; prestar un buen servicio en la venta para intentar mejorar la percepción que tiene el cliente de la marca, y, por último, potenciar nuestra imagen transformando los concesionarios.

Somos coherentes con la historia y los paradigmas de nuestra marca

Decidimos renunciar a los precios low cost u otro tipo de descuentos. Creemos que el automóvil sigue siendo un producto que incorpora una serie de elementos emocionales, no solo racionales, que han de tenerse en cuenta en nuestra política de comunicación. Elaboramos sueños, facilitamos libertad de movimientos, instauramos una individualidad apoyada en el confort y el estilo y respetamos al máximo el medio ambiente. El automóvil forma parte irrenunciable de nuestras vidas y, sin embargo, no le damos la importancia que merece. Cada marca ha de tener en cuenta su propia historia y ser coherente con sus paradigmas.

Automóvil y vivienda puntúan la tendencia de crisis o bonanza

Hay dos componentes que afectan a todos los sectores económicos: la falta de acceso al crédito y la confianza de los consumidores. Ambos van ligados. Debemos tener en cuenta que el automóvil y la vivienda son los sectores que marcan las tendencias de crisis o recuperación económicas.

Exceso de trámites administrativos

Los trámites administrativos implican una excesiva dilación y una sobrecarga económica; en este sentido, convendría acabar con las duplicidades administrativas de ayuntamientos, autonomías y normativas estatales. Pensemos que nuestro sector ya está bastante regulado a nivel europeo y mundial.

El empresario busca empleados formados y fieles a la empresa

En los países con flexibilidad laboral y mayor facilidad de adaptarse a los ciclos económicos y a las puntas de demanda, que disponen de contratos adaptados a cada actividad y convenios de empresa bien regulados, la economía funciona mejor. No conozco ningún empresario que no busque personal bien formado y fiel a la empresa.

España es un buen mercado para Francia

España es un socio fundamental de Francia, factor muy positivo para los intereses de nuestro país y para sus intercambios comerciales. Los supuestos problemas de vecindad quedan en el anecdotario. Somos un buen mercado para los franceses, lo cual hace que nos apoyen en Europa en la toma de decisiones para salir de la crisis. La posición del presidente francés puede favorecernos, puesto que defiende los intereses de Francia en España con un espíritu de colaboración encomiable.

Prisioneros de los clichés que hemos creado de nosotros mismos

He trabajado en varios países europeos y creo que somos prisioneros de los clichés que hemos ido creando de nosotros mismos. Existen repartidos excelentes directivos españoles por los cinco continentes y tenemos que sentirnos orgullosos del nivel medio del empleado español. Poseemos potencial, inventiva e ingenio, además de capacidad de sacrifico. En el exterior se nos valora; el problema es que es difícil aumentar la exportación si no generamos un caldo de cultivo en I+D+i.

El mal uso de los fondos públicos y los criterios políticos de las cajas de ahorro han degradado nuestra imagen

Hemos sido el último país de Europa en abrazar la democracia, y ese sustrato se nota. Deberíamos haber empleado mejor los fondos públicos desde nuestra entrada en la Unión Europea, porque no ha habido controles serios al respecto y hemos dejado que los flujos de financiación de las cajas de ahorro siguieran criterios políticos, lo que ha degradado y corrompido la imagen del país en el extranjero.

Por una regeneración de nuestra clase política

Hay que realizar un importante trabajo de marketing político que recomponga la imagen de nuestro país. La percepción que en el exterior se tiene de nuestros empresarios no es la misma que se tiene de los gobernantes, a quienes hemos de exigir que actúen con orden y mesura en el futuro.