Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
ÁNGEL FERNÁNDEZ HOMAR.

ÁNGEL FERNÁNDEZ HOMAR. TIRME

Obra:
Texto del 11/01/12 por  el Sr. Font.
Fotografía cedida por Juan Montañez.
 

La necesidad de innovar y de racionalizar la gestión de los residuos en nuestro país, así como la conversión de Mallorca en un pionero y revolucionario lugar de vertido cero, centran el testimonio de este directivo mallorquín que denuncia la morosidad del Estado, que está llevando a la quiebra a miles de empresas españolas. También pone de relieve la necesidad de una profunda restructuración del sistema educativo y de todas nuestras administraciones.

Una nueva gestión de los residuos en Mallorca

En 1991 el Consell Insular de Mallorca decidió reordenar el tratamiento de los residuos, que hasta ese momento se acumulaban de forma incontrolada en vertederos. La situación era insostenible desde el punto de vista medioambiental y económico por el impacto ambiental que producían estas instalaciones y que podían dañar a la primera industria de la isla: el turismo. Se elaboró un plan gestor que determinó la gestión pública del tratamiento de los desperdicios, pero mediante una concesión, ya que de esta manera la Administración se ahorraba la gran inversión inicial necesaria. Se elaboró y presentó a concurso un proyecto de gestión de los residuos que tenía como objetivo convertirlos en recursos: o bien transformándolos mediante el reciclaje en materia prima para la elaboración de otros artículos, o bien usándolos como una fuente de energía renovable.

 Enel Green Power, Iberdrola, FCC y Urbaser: socios actuales de la entidad

La empresa actualmente está constituida por cuatro grandes empresas: Enel Green Power, con un 40% del capital; Iberdrola, con un 20%; FCC, con un 20%, y Urbaser, con otro 20%. Desde los inicios me hice cargo de la gestión, y el gran reto ha sido poder recabar los fondos necesarios para llevarlo a cabo e impulsarlo. Se trata de un proyecto que supuso una gran inversión inicial y que no conlleva pingües beneficios económicos, pero sí la seguridad de su regularidad y permanencia, ya que la concesión de la Administración finaliza en el año 2041.

 Hoy nuestra isla cuenta con vertido cero

Se ha tardado dos décadas en desarrollar por completo un modelo de tratamiento sostenible y sin impacto ambiental. En mayo de 1991 comenzaba la andadura de nuestro proyecto y, justo veinte años después, se inauguró una instalación que ha hecho posible el vertido cero en la isla, de manera que en la actualidad no existe ningún vertedero en funcionamiento. La importancia de este logro es aún mayor si tenemos en cuenta que no hay ningún país del mundo, ni aun los más avanzados en materia medioambiental, que pueda afirmar que tiene vertido cero.

 El tratamiento de residuos en el resto de España es una asignatura pendiente

Aunque Mallorca es un referente en el tratamiento de los residuos, para España es aún una asignatura pendiente, ya que un 75% de las más de 24 millones de toneladas de basura que producimos al año se almacenan en vertederos. Ciertamente es una paradoja que nos encontremos en la cola del ranking de gestión de residuos cuando formamos parte del selecto grupo del Primer Mundo.

Hacia la sostenibilidad inteligente

Las claves de una correcta y sostenible gestión de los residuos se resumen en la regla de las cinco erres: reducir, reutilizar, reciclar, recuperar energéticamente y reinsertar socialmente; pero a la hora de apostar por una de estas opciones, se tienen que analizar todas las variables y el contexto. Dos ejemplos son el compostaje y el reciclado de determinados recipientes. En el primer caso, el enriquecimiento de los suelos mediante el vertido de compost tiene sentido si son pobres como en Mallorca, pero no si son ricos en materia orgánica, como en Galicia. En el segundo caso, la reutilización, por ejemplo, de una botella de vidrio solo será eficiente si el coste energético y económico del traslado y lavado lo compensan; por ello en Mallorca, dadas sus circunstancias geográficas, el aprovechamiento de envases únicamente será una opción adecuada en contados casos.

 No existen dogmas ni verdades inalterables en el tratamiento de residuos

En definitiva, hay que tener en cuenta que no existen dogmas ni verdades inalterables en el tratamiento de residuos. Decantarse por una opción u otra implica llevar a cabo un minucioso estudio que incluya todos los condicionantes. Por desgracia, hasta el momento eso no ha ocurrido en nuestro país, y la precipitación y la apuesta por medidas populares han supuesto la adopción de modelos ineficientes y cuya inversión en ocasiones ha sido muy costosa para el erario público.

 Tabúes, falsos mitos y demagogia

Como en educación y en medicina, todo el mundo se cree con capacidad de poder opinar sobre la gestión de los residuos, lo que provoca la difusión de tabúes y prejuicios, que se elevan a la categoría de verdades. Sin embargo, el tratamiento de las basuras es un ámbito de una gran complejidad y necesidad de formación y en el que, por tanto, las decisiones siempre tienen que tomarse desde un punto de vista estrictamente técnico.

 Concienciación ciudadana respecto a la separación de sus residuos

Aunque aún nos queda un largo camino por recorrer, hemos avanzado muchísimo en cuanto a conciencia social en la separación de los residuos en Mallorca. Cuando se puso en marcha, se daba un rechazo generalizado hacia la medida, que se veía un tanto esnob. Hoy en día, en cambio, la mayoría considera un deber ciudadano hacerlo. Ha sido un cambio progresivo en el que el medio escolar y nuestra labor pedagógica –mediante la información que facilitamos a los 30.000 visitantes anuales de nuestras instalaciones y de los cursos impartidos en los centros hoteleros de la isla– han dado sus frutos.

 Recogida municipal

La recogida de los residuos, clasificados en cinco contenedores –envases, vidrio, papel y cartón, orgánica y fracción resto–, es competencia de los distintos municipios de la isla. Nosotros recibimos los residuos en nuestras instalaciones y los tratamos.

 Incineradora de Son Reus

La apertura de la primera incineradora de Mallorca en 1996 abrió un debate en la sociedad mallorquina y fue motivo de gran controversia. Entonces eran instalaciones muy denostadas, sobre todo porque su funcionamiento y características no se conocían bien. La puesta en marcha y la comprobación de que las ventajas (eliminación de los residuos y producción de un 7% de la energía eléctrica insular), por encima de sus inconvenientes (emisiones menores a las de una planta de producción de energía eléctrica a base de gas natural), fueron diluyendo la polémica, y la apertura de una segunda incineradora ya no fue problemática.

 El compost, un mejorante del suelo

El compost es un mejorante del suelo que aporta materia orgánica e incrementa la retención de la humedad. En la isla existe una gran demanda de este elemento biológico de uso estacional, que se utiliza en cultivos y campos de golf, lo que determina que en ocasiones haya lista de espera para adquirirlo.

 Plástico, papel y vidrio

Los plásticos, el papel y el vidrio son enviados como materia prima a la Península para que sean reciclados. En el caso del vidrio y el papel, no llevamos a cabo ningún tipo de criba, ya que se encargan las empresas in situ. En el caso del plástico, sí clasificamos los envases en nuestras instalaciones según el material.

 23 instalaciones con 350 empleados directos y unos 700 indirectos

En la actualidad disponemos de un total de 23 instalaciones, en las que trabajan de manera directa 350 personas; sin embargo, teniendo en cuenta los servicios subcontratados, el proyecto emplea a unas setecientas personas, dos centenares de las cuales están en riesgo de exclusión social.

 Por la colaboración entre empresas y universidades

Trabajamos en proyectos de I+D con diversas universidades panameñas y norteamericanas y con la Universidad de Cantabria, pero obviamente nuestra cooperación ha sido desde nuestros inicios más estrecha con la Universitat de les Illes Balears: no solo llevamos a cabo proyectos de investigación, sino que colaboramos en la organización de un máster de ingeniería y gestión ambiental que tiene una duración de 640 horas; al mismo tiempo, acogemos a estudiantes para que puedan llevar a cabo proyectos de investigación y prácticas en nuestras instalaciones.

 Fuga de cerebros

Dada la situación económica del país y las negras perspectivas de futuro, muchos jóvenes brillantes están asentándose en otros países con mayores oportunidades. La magnitud y gravedad de este fenómeno no ha sido suficientemente analizada, ya que se marchan los más preparados y brillantes para aportar su valor añadido a otro país después de que los hayamos formado a través del pago de nuestros impuestos.

 Reformular nuestro sistema educativo

Debemos reformular el sistema educativo para extender una cultura del esfuerzo y un mayor conocimiento de los idiomas extranjeros, así como potenciar la formación profesional. En este sentido, también sería necesario fomentar de verdad el carácter emprendedor y la iniciativa privada, desterrando la visión negativa del empresario que impera en España.

 Cambios en la estructura de la Administración pública

La Administración pública española está sobredimensionada; tendríamos que aminorar sus competencias y número de trabajadores, ya que se ha demostrado que la iniciativa privada siempre es más eficiente y económica.

Combatir la morosidad

No hay una legislación firme todavía que combata como debiera una de las grandes lacras de nuestra economía: la morosidad. De hecho, la Administración es la primera fuente de quiebra del propio Estado, ya que opta por pagar primero a sus privilegiados trabajadores que a sus asfixiados acreedores, lo que está provocando una ruptura en cadena del tejido productivo español.