Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Ángel Rebollo Rodríguez
ÁNGEL REBOLLO RODRÍGUEZ.
Fotografía cedida por Ángel Rebollo.

ÁNGEL REBOLLO RODRÍGUEZ. LOAN-SPAIN

Obra:

Texto del 03-12-2012

Racionalizar el gasto público, evitar la especulación y el fraude y dar una imagen internacional alejada de la desunión territorial y de la mala gestión política que actualmente caracterizan a España son algunas de las propuestas para solventar parte de nuestros problemas presentes, en opinión del fundador y gerente de esta agencia de transportes capaz de hacer llegar sus envíos a todo el mundo gracias a importantes alianzas internacionales.

Agencia de transportes con espíritu y dimensión internacionales

Mi andadura empresarial se inició cuando regresé del servicio militar: tenía por aquel entonces 22 años y mi padre me regaló un vehículo para establecerme por mi cuenta como transportista. Después de años de trabajo y sacrificio, durante los cuales tuve que sortear diversas crisis y duras condiciones económicas –los intereses bancarios de la época, por ejemplo, superaban el 20%–, el negocio logró consolidarse y expandirse. En el año 1995, consciente de la necesidad de internacionalizarnos y de adaptarnos a las necesidades de la entonces incipiente globalización, cofundé Loan-Spain, una agencia de transportes con espíritu y dimensión internacionales, que comenzó a dar sus primeros pasos en el extranjero con tan solo ocho trabajadores.

Ventajas de llevar a cabo alianzas estratégicas internacionales

Nosotros gestionamos el transporte nacional al tiempo que disponemos del apoyo y la fortaleza que nos hacen falta para la movilidad internacional gracias a un conjunto de alianzas estratégicas con entidades foráneas, las cuales, además, permiten facilitar las negociaciones y los acuerdos con los clientes, puesto que ponen a nuestra disposición numerosos intérpretes y especialistas en las transacciones internacionales.

Acrónimo de un tándem incansable de emprendedores

La denominación de nuestra empresa es un acrónimo formado a partir del diminutivo del nombre de pila del otro socio fundador, Isidoro González, Lolo, y del mío propio. Juntos, por medio del trabajo diario, del esfuerzo, el sacrificio, la implicación laboral y personal y la reinversión de los beneficios en la propia compañía, hemos conseguido asentar y acrecentar el proyecto inicial.

Hemos ampliado nuestros servicios hacia el almacenamiento de mercancías

El cometido de Loan-Spain es hacer llegar los envíos a cualquier parte del mundo. A tenor de las necesidades y exigencias actuales del mercado, en los últimos años hemos ampliado nuestros servicios también hacia el almacenamiento de mercancías. La mayor parte de nuestros clientes son empresas leonesas pertenecientes a diversos ámbitos económicos –farmacéuticas, vitivinícolas, etcétera–, mientras que en la actualidad nuestra plantilla está formada por 33 hombres y cinco mujeres, 28 de los cuales son transportistas, y en su gran mayoría gozan de contratos indefinidos.

Almacenaje y distribución mediante la técnica logística del picking

Almacenamos en nuestras instalaciones materias primas o artículos y nos encargamos de su distribución final según las necesidades de nuestros clientes. Estos servicios nos los demandan sobre todo las grandes compañías, como Media Markt, por ejemplo, que prefieren subcontratar el almacenamiento y la logística, lo que explica que dos de nuestras tres naves estén destinadas a este cometido. Nuestra tarea consiste en preparar diariamente pedidos que pueden contener una única unidad de diversos productos y servirlos al consumidor final; para ello nos valemos de la técnica logística del picking, que consiste en procesar, de la manera más eficiente posible, unidades aisladas de producto para cumplimentar las solicitudes.

El sector transportista se halla regulado de manera inflexible y excesiva

A pesar de la relevancia del transporte para el dinamismo y crecimiento económicos –o tal vez por ello mismo–, en los últimos años ha recibido un trato desconsiderado y abusivo por parte de las administraciones: se trata de un sector hiperregulado, y de manera muy inflexible, con una gran carga burocrática e impositiva. Además, hay que tener en cuenta que el incremento del precio de los carburantes ha agravado una situación delicada de por sí, ya que a día de hoy representa el 50% de los costes de envío de cualquier mercancía. En el contexto presente, nuestro sector se siente maltratado por las administraciones, que se muestran inflexibles al legislar y aplicar la normativa; los límites horarios de los conductores, por ejemplo, dificultan y agravan la ejecución de los envíos, y su incumplimiento acarrea desorbitadas multas que pueden incidir en la continuidad de una compañía.

Equilibrar los medios de transporte y los recursos humanos

La racionalización de los medios de transporte y de los recursos humanos teniendo en cuenta las restricciones jurídicas existentes determinan nuestra competitividad; por ello, la confección de todas nuestras rutas parte de la conjunción del número de vehículos disponibles, la lejanía del destino y la restricción horaria de los conductores, que no pueden conducir más de nueve horas al día. En nuestro caso, dos vehículos y tres empleados cubren la larga ruta León-Barcelona, mientras que rutas más cortas como la de León a Madrid pueden ser cubiertas por el mismo trabajador varias veces al día.

Legado del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero

El anterior Ejecutivo no supo administrar el período de bonanza: sobredimensionó el bienestar español y nuestra riqueza y no reconoció ni atajó la incipiente crisis. Quizás si se hubiesen adoptado las medidas oportunas ya estaríamos en fase de recuperación, pero, por el contrario, nuestra economía todavía se contraerá dos o tres años más y deberemos soportar más restricciones, aunque hemos de ser optimistas, pues al final superaremos la crisis, porque nuestro tejido empresarial, constituido sobre todo por pymes, es sólido y competitivo.

Por la racionalización del gasto público

Considerando la carga impositiva que soportan los empresarios y los asalariados en España, resulta sorprendente que haya que realizar recortes, pero lo es más todavía que se centren en colectivos tan débiles como los pensionistas o en servicios universales y básicos para garantizar un Estado moderno democrático, como la sanidad o la educación. Por ello, debe racionalizarse el gasto público sin recortar la capacidad de consumo de la población y sin poner en jaque el futuro del país.

Imagen de una potencia en desintegración y decadencia

Las campañas autonómicas internacionales de los últimos años han diluido y debilitado nuestra imagen exterior, y nos hemos convertido para gran parte de la comunidad internacional en un conjunto de regiones sin unidad interna y en continua pugna desleal, lo que ha generado una gran desconfianza, a lo que es necesario sumar las repercusiones de la deuda, de la crisis financiera y de la eclosión de la burbuja inmobiliaria. En síntesis, actualmente la marca España está devaluada porque no ofrece garantías y se nos concibe como una potencia en desintegración y en decadencia; solamente la sólida trayectoria de nuestras empresas es capaz de revertir esta situación, lo que origina una extraña paradoja entre la imagen del país como una entidad disgregada, plagada de intereses regionales egoístas y mal gestionada, y la imagen de los emprendedores españoles como hombres serios, honestos, cabales y trabajadores.

Que las empresas dispongan siempre de unas garantías patrimoniales fundacionales

La gran causante de la actual crisis fue la especulación, a la que también contribuyó enormemente la Administración con su permisividad ante el hecho de que compañías constituidas con un escaso capital fueran libres de facturar millones de euros. Para dar respuesta a las contingencias socioeconómicas, las corporaciones han de disponer de unas garantías patrimoniales fundacionales que deberían ir adaptándose al volumen que vayan adquiriendo o, de lo contrario, estaremos auspiciando la especulación y el fraude desde el mismo sector empresarial.

En España se olvida el valor, el riesgo y el sacrificio que implica ser empresario

En nuestro país se simplifica la función del empresario, ya que se lo percibe únicamente como un agente económico que repliega los beneficios, sin tener en cuenta los riesgos económicos que asume ni el sacrificio personal que conlleva la fundación y expansión de cualquier negocio. Asimismo, tampoco se recuerda que no todas las operaciones producen beneficios y que se deben compensar, sin ningún tipo de garantía legal de cobro, los frecuentes impagos en época de recesión.

Incidencia de la economía sumergida

Afortunadamente, las actuales cifras de desempleados no pueden ser reales porque, si lo fuesen, nos encontraríamos a las puertas de una rebelión popular. En nuestro país la economía sumergida siempre ha tenido una preponderancia que los gobernantes no han querido, o no han sabido, atajar, y hoy en día estas ilícitas y desleales actividades económicas están sirviendo de complemento o de fuente de ingresos para muchas familias españolas.

Diversificación empresarial internacional para afrontar la coyuntura presente

La coyuntura socioeconómica ha aconsejado la diversificación empresarial internacional como fórmula segura de consolidación. Por ello, a partir del negocio matriz de transporte de mercancías, nos hemos implantamos en el ámbito de la cosmética en algunos países emergentes. Así, en el año 1999, cofundé con un socio local una red comercial de productos de perfumería y artículos de regalo en México, y en el año 2002 adquirimos, también conjuntamente, una empresa de destilación de productos de perfumería en Brasil.