Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Antonio Beltrán Mariata et alia
ANTONIO BELTRÁN MAIRATA, ANTONIO BELTRÁN AMENGUAL, FRANCISCA BELTRÁN AMENGUAL.
Fotografía cedida por Antonio Beltrán

ANTONIO BELTRÁN MAIRATA, ANTONIO BELTRÁN AMENGUAL, FRANCISCA BELTRÁN AMENGUAL. OBRAS Y PAVIMENTACIONES MAN

Obra:
Texto del 13/03/12 .
 
Seriedad, perseverancia y sacrificio son los valores que han regido la trayectoria de una constructora de gran arraigo en su entorno; valores inculcados por su fundador, emprendedor nato que supo levantar un proyecto de la nada y legarlo a sus hijos, hoy administradores de la entidad. Todos coinciden en señalar que la falta de seguridad jurídica propiciada por los vaivenes políticos y la insuficiencia de la reforma laboral merman nuestra productividad.

De las artes gráficas a la construcción

Siempre he sido un emprendedor nato. Mi primera experiencia empresarial tuvo lugar en 1956, cuando establecí una empresa de artes gráficas, una de mis grandes pasiones. Cinco años después, en 1961, me asocié con dos constructores para crear otra empresa, en este caso de construcción. Compaginé ambos sectores, hasta que en 1965 vendí la de artes gráficas y, al año, tras adquirir buena parte de sus acciones, le cambiamos el nombre a la de construcción, que pasó a llamarse Obras y Pavimentaciones Man (acrónimo formado con las tres iniciales de los socios: uno, Miguel, y, los otros dos, Antonio). Dos años después fundé Maben, empresa de edificación que vendí en 1975, lo que me permitió comprar la totalidad de las acciones de Man. Cuando me jubilé, asumieron la dirección mis hijos Antonio y Francisca, que habían trabajado conmigo durante más de dos décadas.

 Participación en las obras públicas más emblemáticas de Mallorca

Hemos participado en las obras públicas más emblemáticas de Mallorca, como la autovía, la red ferroviaria, obras portuarias y aeroportuarias, y el Metro de Palma. La autovía de Inca, construida en el año 2005, tiene solo 15 km de longitud, pero contiene ocho estructuras aéreas que dificultaron de una manera enorme su construcción. En lo que respecta al metro, nos encargamos de un tramo de cinco kilómetros que va desde Son Castelló hasta la zona universitaria. Nos hemos quedado con las ganas de participar en obras que en su día se plantearon, pero que no prosperaron debido a la crisis, como los trazados ferroviarios que querían hacer llegar hasta Alcúdia o Artà.

 Presentes en todo tipo de licitaciones de obras públicas

En el futuro, esperamos poder participar en proyectos de obra pública ya anunciados, como el segundo cinturón de Palma o diversos desdoblamientos de carreteras, y en algunas urbanizaciones de obra privada. También construimos escuelas y depuradoras, de cuyo mantenimiento nos encargamos, así como del de la red viaria y de jardines. Nos presentamos a todo tipo de licitaciones de obras que saque a concurso la Administración. No son fáciles de obtener, porque la competencia en este tipo de concursos es cada vez más agresiva.

 Contamos con un parque de maquinaria propia

Asimismo, fabricamos hormigón y aglomerado, los materiales necesarios para nuestro trabajo. El hecho de contar con un parque de maquinaria propia, con su respectivo taller mecánico y de mantenimiento, nos permite competir en precio con otras empresas que vienen a trabajar a Mallorca y que se ven obligadas a subcontratar la maquinaria.

 Doce ingenieros técnicos especializados en estudiar y realizar obras

Durante los años del boom inmobiliario, llegamos a tener 200 personas en plantilla. En este momento, rondamos las 50. Esto puede dar una idea de hasta qué punto nos ha afectado la crisis. Tener que despedir es una de las tareas más ingratas que debe afrontar un empresario, porque se siente impotente ante la adversidad. De las 50 personas en plantilla, doce son ingenieros técnicos, muchos de ellos destinados a estudiar los concursos de obras para poder optar a ellos con éxito. Pero no es nada sencillo. Nuestra media de adjudicaciones se acerca al 6%. Ello quiere decir que un 94% de nuestro esfuerzo no obtiene recompensa. Desde hace tres años contamos con una delegación en Valencia en la que trabajan cuatro personas más.

 La gran renovación pendiente de Mallorca es la de la red hotelera

Existen demasiados hoteles anticuados en Mallorca que deberían remodelarse. Y esta observación no la hago solamente como empresario de la construcción que puede optar a su reforma; lo digo también como mallorquín preocupado por su tierra. Por desgracia, algunos planes de esponjamiento hotelero, como el que se anunció en la zona de l’Arenal, ahora se encuentran en stand-by a consecuencia de la crisis; pero si no ofrecemos más calidad de la que estamos ofreciendo, los turistas pueden sentirse atraídos por destinos como Túnez, que dispone de hoteles de más reciente construcción.

Inseguridad jurídica propiciada por los cambios de signo político en el Gobierno

El cambio político que se produjo en Mallorca en las últimas elecciones autonómicas ha relajado las trabas burocráticas a la hora de impulsar proyectos privados. Nos ha hecho mucho daño la falta de seguridad jurídica que suponen los cambios de signo político en el Gobierno, sobre todo en materia de planeamiento urbanístico.

 Multiplicidad administrativa

Relacionado con esta falta de seguridad jurídica, otro de los problemas que encontramos las empresas que operamos en todo el territorio nacional es el de la multiplicidad de Administraciones –local, provincial, autonómica y estatal– y sus diferentes legislaciones.

 Acreedores de la Administración

Las Administraciones nos deben facturas desde hace años. Es un verdadero problema, porque no cobramos, pero pagamos con puntualidad a todo el mundo; a menudo, incluso a costa de nuestro patrimonio personal, lo que redunda también en menoscabo de inversiones que teníamos previsto hacer y que en estas circunstancias no podemos abordar. Un impago de la Administración puede hipotecar el crecimiento de una empresa, cuando no arruinarla. Se ha llegado al extremo de que acreditar ante un banco que la Administración te debe un importe es papel mojado a la hora de pedir un crédito sobre ese importe, porque ni siquiera los bancos confían en la Administración. Si no hay seriedad a la hora de pagar, si no se regula con firmeza este aspecto y se cumple a rajatabla, es difícil que nadie se anime a montar una empresa.

Lentitud en la Administración de justicia

Hace poco se ha resuelto a nuestro favor un pleito que interpusimos en 1991 por un impago de seis millones de pesetas. Ha tardado 21 años en resolverse. ¿Qué sentido tiene una justicia tan lenta? Los litigios económicos deberían resolverse de manera más rápida, porque, ¿qué son seis millones de pesetas del año 1991 en el año 2012?

 Sin crédito no habrá reactivación de la economía

Las empresas necesitamos acceder al crédito sin demora. Siempre tendremos proyectos que realizar que no se cobran hasta que se acaban, por tanto siempre necesitaremos financiación. Si esto no se soluciona, veo difícil que se reactive la economía. Teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo en fechas recientes inyectó a la banca una ingente cantidad de dinero, se diría que los políticos no tienen claro que ante todo se deben a sus administrados, no a las entidades privadas.

 Una reforma laboral necesaria pero insuficiente

La reforma de la legislación laboral se ha quedado corta, por mucho que se quejen los sindicatos. Si la comparáramos con otras legislaciones laborales de nuestro entorno, veríamos que, pese a los cambios, seguiremos estando a la cola de Europa en cuanto a productividad; la pena es que hayamos tenido que llegar a una situación tan dramática para que se haya reaccionado un poco.

 Demonización del empresariado creada por los sindicatos

A pesar del pequeño paso adelante que se ha dado, no nos engañemos: el empresario sigue siendo el mal visto. En la sociedad, sigue prevaleciendo una cierta demonización del empresario.

 El Plan E fue poco productivo para nuestro sector

La mayoría de las obras que se llevaron a cabo con los fondos del Plan E no eran necesarias, y se abordaron con prisas. Se realizaron muchas remodelaciones de plazas y obras similares con un espíritu estrictamente embellecedor. En mi opinión, debieron hacerse obras más prácticas, necesarias y estructurales, como la renovación de las redes de alcantarillado, en buena parte obsoletas, o la construcción de depuradoras. El Plan E resultó muy poco productivo, y es una pena, porque ahora echamos en falta ese dinero que se invirtió.

 Seriedad, perseverancia y sacrificio

Si algunos valores he querido insuflar a la empresa por encima de los demás, son los de seriedad, perseverancia y sacrificio. He sido uno de los innovadores del sector y pionero en implementar las novedades del mercado aplicando los avances tecnológicos: nunca he esperado a que innovaran otros ni me he limitado a copiar. La importante crisis que sufrió la construcción en los años 70 la superamos buscando innovación fuera de España. He puesto celo, asimismo, en formar buenos equipos de trabajo, y eso se consigue, en buena parte, transmitiendo seguridad a los trabajadores: un trabajador que se siente en precario nunca será un buen trabajador.

 Lo más importante de mi vida es mi familia y mi empresa

Empecé a los 17 años, como oficial administrativo en el Ayuntamiento de Inca, y desde entonces no he parado de asumir cada vez más responsabilidades. Las dos cosas más importantes de mi vida son, por este orden, mi familia y mi empresa. Las he visto crecer a la vez y he intentado estar a la altura de ambas, procurando siempre ser ecuánime. Ahora soy el accionista mayoritario de la empresa, de la que también participan mi esposa y mis cinco hijos. Por avatares de la vida, no pude recibir una formación como hubiera deseado y no cuento con otros estudios que los de mi experiencia, por lo que me considero un autodidacta.