Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr.-Antonio de Padua Rodríguez Suárez
ANTONIO DE PADUA RODRÍGUEZ SUÁREZ.
Fotografía cedida por Antonio de Padua

ANTONIO DE PADUA RODRÍGUEZ SUÁREZ. HIJOS DE MOISÉS RODRÍGUEZ (RODRIGONSA)

Obra:
Texto del 30/01/12 .
 
El dinamismo, la innovación y la apuesta por la calidad y rigurosidad de los procesos afloran en el testimonio de este canario. Distribuidor de alimentos, supo reinventar el negocio familiar observando y adoptando las formas europeas y ofreciendo los productos más competitivos. Sus palabras enfatizan el drama del paro y la fuga de cerebros que vive España, así como la necesidad de inyectar liquidez y propiciar el consumo para salir de la crisis.

Comienzo de la andadura empresarial en Inglaterra

Ya de joven no me interesaba tanto la formación académica como la actividad comercial, y en julio de 1949, tras obtener el título de Bachiller, mi padre, que era un importante empresario cosechero y exportador de hortalizas, me envió a trabajar con unos colegas suyos canarios que distribuían nuestras frutas en el mercado londinense de Covent Garden. Trabajé y aprendí muchísimo de ellos durante un año, pero le pedí a mi padre la oportunidad de establecerme por mi cuenta al año siguiente; decidió ponerme a prueba y de la experiencia resultó que incrementamos el porcentaje de nuestra fruta vendida en ese mercado londinense, por lo que abrimos una compañía de distribución de productos agrícolas canarios en Inglaterra, paralela a la empresa familiar, de la cual me ocupé durante 15 años.

Irlanda, Canarias, Guinea

Pese a tener que dirigir el negocio londinense, éramos una familia con múltiples intereses empresariales, por lo que fuimos dedicándonos a diversos negocios de exportación: ampliamos el número de frutas distribuidas en el mercado, exportamos camiones y tractores ingleses a nuestras islas, exportamos camiones ingleses a Guinea, etcétera. Sin embargo, nuestro gran logro fue apostar por la importación de mantequilla irlandesa. Se trataba de un alimento de excelente calidad desconocido en Canarias. Después de optimizar la logística, ya que en aquella época no existían las comunicaciones marítimas comerciales directas con esa isla, comenzamos la distribución del artículo que venía congelado y que nosotros empaquetábamos para que llegase en óptimas condiciones al consumidor final. Enseguida esta nueva variedad de mantequilla fue aceptada y se convirtió en líder del sector en el archipiélago.

Citterio, genuino embutido italiano

En Inglaterra también tomamos contacto con las diversas variedades de embutido italiano y me interesó en especial la mortadela. Deseaba importar un genuino embutido italiano que fuese manufacturado por una empresa familiar y garantizase la calidad de los ingredientes, de la receta y del proceso de elaboración. Nos decantamos por la marca Citterio, cuya mortadela es elaborada de forma tradicional por esta saga de magnos charcuteros italianos.

Primer importador canario de cigarrillos Benson & Hedges

Durante mis años de residencia en Londres, la marca de tabaco inglesa Benson & Hedges me cautivó por sus connotaciones de modernidad y glamour. Decidimos introducirla en nuestras islas, aprovechando además la afluencia del turismo británico, incidiendo precisamente en estos valores. La iniciativa resultó un éxito y los fumadores aceptaron la marca muy deprisa, tanto que nueve años después la propia empresa tabaquera se establecía en las islas Afortunadas para hacerse cargo de la representación, venta y distribución de sus productos.

Artículos de grandes multinacionales

Aprendimos una lección empresarial básica: la promoción de artículos de grandes multinacionales podía ser contraproducente porque empresas pequeñas como la nuestra llevaban a cabo la difícil labor de asentarse y consolidarse en el territorio, y estos gigantes después abrían delegaciones que solo a ellos les reportaban importantes beneficios.

Relevo generacional

Tras una década y media en el Reino Unido, volví a Canarias y mis hermanos se incorporaron al nuevo proyecto empresarial, que se convirtió en el familiar. A los 64 años, cuando el negocio ya estaba del todo consolidado y habíamos abandonado hacía tiempo la distribución y la exportación de frutas y verduras canarias, sufrí un infarto de miocardio agudo que me obligó a jubilarme de forma anticipada. Sin embargo, incluso hoy, con 82 años cumplidos, sigo acudiendo y preocupándome cada día por la empresa que actualmente presido desde que murió mi hermano mayor, Pepe. En la actualidad, el relevo generacional está garantizo con otros miembros de la familia.

Productos lácteos

El producto estrella de nuestra compañía sigue siendo nuestra mantequilla, que todavía importamos de Irlanda. Además también suministramos leche líquida (actualmente, de procedencia alemana), en polvo (cada vez de menor incidencia), leche evaporada y condensada, nata, queso fresco para untar, holandés, danés, etcétera.

Productos cárnicos

Otro de nuestros grandes logros sigue siendo la mortadela Citterio, que vendemos o por piezas o cortada por nosotros mismos, de manera que llega en óptimas condiciones al proveedor. También suministramos del mismo modo jamón parma, salchichón, bacón, salchichas y el resto de productos de esta fábrica de embutidos italiana, salchichas holandesas –que denominamos “de la casa”–, picadillo de carne danés –que nos llega en latas que nosotros después loncheamos–, etcétera.

Servicio personalizado para primar la calidad de nuestros productos

Al trabajar con productos refrigerados en su mayoría, disponemos de nueve inmensas neveras donde se conservan en óptimas condiciones. Para nosotros es fundamental no romper la cadena de frío y lonchear pertinentemente y en nuestras instalaciones los embutidos que distribuimos para que mantengan al máximo su propio sabor y aroma. Contactamos cada semana con los establecimientos a los que servimos y les urgimos a que nos efectúen los pedidos de semana en semana. Esta forma de trabajo en que prima la calidad explica que nos sintamos más cómodos con los establecimientos de trato individualizado y tamaño pequeño o mediano.

Certificaciones ISO 9000 e ISO 22000

Rodrigonsa es una compañía distribuidora que cree firmemente en la calidad como vía de mantenimiento y de crecimiento del negocio. Dada esta filosofía, decidimos acreditarnos con las estrictas y rigurosas certificaciones ISO 9000 e ISO 22000, las cuales, aunque incrementan las exigencias operativas diarias, nos conceden la seguridad absoluta de que todos nuestros procesos se llevan a cabo con la mayor eficiencia. En este sentido, estamos trabajando ahora en la divulgación entre nuestros clientes, y también entre los consumidores finales, de la necesidad de continuar con este nivel de exigencia en sus establecimientos para que el producto no se desvirtúe en ningún momento y conserve sus propiedades de origen.

Las marcas blancas

Nosotros no trabajamos jamás con marcas blancas porque son contrarias a nuestros principios de calidad e innovación. Creemos, además, que este tipo de iniciativas inducen a engaño, ya que es imposible vender productos de calidad superior a precios muy bajos. Los consumidores deben ajustarse a sus presupuestos, pero desde la objetividad y sin falacias.

Distribución de marcas europeas familiares

Lo sucedido con Benson & Hedges nos enseñó que no es fiable distribuir artículos de multinacionales. Por ello siempre nos hemos decantado por empresas familiares europeas de calidad contrastada y cuya infraestructura y espíritu sean nacionales, de manera que no se planteen dar el salto de asentarse directamente en otros territorios.

Flexibilidad laboral para reducir el paro

Los más de cinco millones de parados existentes nos deberían hacer reflexionar sobre la necesidad de flexibilizar y distribuir los puestos existentes como medida para reducir el impacto del paro en la economía y en la sociedad españolas actuales. La situación de Canarias es especialmente alarmante, ya que aquí la cuota de paro es del 31%, frente al 22% de media nacional.

Masiva fuga de cerebros en España

Se cree que unos 300.000 jóvenes españoles altamente cualificados han abandonado nuestro país desde el inicio de la crisis, es decir, un 4% de su segmento de edad. Lo sorprendente de este dato es que 36.000, es decir un 12%, eran canarios. Las escasas posibilidades económicas de estas islas y sus condicionantes geográficos, que aún agravan más la situación, están obligando a nuestros jóvenes mejor preparados a marcharse, lo que representa una doble tragedia.

Políticas de austeridad que destruyen el empleo y retrotraen el consumo

Hasta ahora nuestros gobernantes han llevado a cabo políticas que solo contemplan la reducción del gasto público y los recortes sociales y que de modo claro se han demostrado como insuficientes y contraproducentes, ya que han conducido a la destrucción masiva de puestos de trabajo. Si no se crean nuevos empleos y se dinamiza la economía propiciando el gasto de las clases medias, será muy difícil que se invierta la coyuntura actual.

Las entidades bancarias deberían salvaguardar el tejido empresarial

La falta de crédito que sufren las empresas de nuestro país está agravando mucho las consecuencias de la actual crisis económica. Las empresas no disponen de liquidez porque los bancos invierten en deuda pública sus fondos en vez de propiciar el reflote y la expansión de nuestras empresas. La prioridad de las entidades bancarias debe ser salvaguardar el tejido empresarial y no maquillar las finanzas del Estado.

El Banco Central Europeo ha de fortalecer su puesto

Al ser una corporación consolidada en nuestra comunidad, nos estamos manteniendo a pesar de la difícil tesitura que nuestro tejido empresarial está viendo. Sin embargo, es urgente que el Banco Central Europeo fortalezca su postura y permita que el Banco de España propicie, de la manera que sea, la liquidez de las empresas sin circulante.