Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
ANTONIO PARDAL LÁZARO.

ANTONIO PARDAL LÁZARO. GRUPO PRESTO

Obra:
Texto del 10/04/12 .
Fotografía cedida por el Departamento de Imagen de Presto Ibérica.
 

La consecución de la excelencia y el crecimiento paralelo al de los clientes y equipos humanos son las señas de identidad de este grupo multinacional del sector de la grifería, cuyo director general reflexiona sobre la necesidad de encaminarse hacia una verdadera convergencia política europea y de continuar con las reformas internas, imprescindibles para superar a largo plazo la actual recesión económica: unas metas difíciles, pero no imposibles.

Trayectoria como alto ejecutivo de importantes multinacionales

Después de estudiar Ingeniería de Minas me incorporé en la antigua Cooper & Lybrand, para formar parte de equipos especializados en la mejora estratégica y de negocio de grandes compañías. Poco después me reclamó el turoperador alemán Tui y me impliqué en la expansión que la firma estaba llevando a cabo a través de la adquisición de otras empresas afines con la finalidad de convertirse en la corporación europea líder del sector. El siguiente reto profesional lo llevé a cabo en Deloitte, donde ejercí el cargo de director de consultoría estratégica, lo que me concedió no solo la oportunidad de poder conocer y relacionarme con los grandes profesionales que conforman las multinacionales de nuestro país, sino también la de que me convocaran los accionistas de Presto para convertirme en su director general.

Presidencia de la Comisión Europea de Producto en Grifería y Valvulería

Siento la inmensa satisfacción de haber logrado que nuestras compañías sean fuertes, estables y cohesionadas a pesar de la debilidad e incerteza del panorama económico presente y el orgullo de haber alcanzado a través de Presto la presidencia de la Comisión Europea de Producto en Grifería y Valvulería.

Presto Ibérica y CS Presto

Presto Ibérica es en estos momentos la sociedad líder indiscutible en la fabricación, distribución y comercialización de grifería temporizada y electrónica, mientras que la filial, CS Presto, crea ayudas pasivas y complementos que intentan mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.

Ética, disciplina, perseverancia, responsabilidad, innovación y aprendizaje

Desde sus orígenes, la filosofía empresarial de Presto ha partido de la búsqueda permanente de la excelencia, a través del crecimiento conjunto con los clientes y los equipos humanos, para convertirse y mantenerse como compañía líder y de referencia en su segmento de mercado y poder contribuir de este modo a la mejora y progreso social en todos los órdenes: cuidado medioambiental, creación de riqueza, de puestos de trabajo, introducción de innovaciones y mejoras tecnológicas en el proceso productivo y en el mercado, etcétera. Por ello, los principios de actuación que rigen el día a día de la entidad son la ética, la disciplina, la perseverancia, la responsabilidad, la innovación y el aprendizaje permanente.

Inversión de una parte considerable de los beneficios en I+D+I

La investigación, el desarrollo y la consecución de innovaciones resultan inherentes a la naturaleza humana en su afán de superación constante, e imprescindibles en las empresas, puesto que incrementan su productividad, generan crecimiento a largo plazo y contribuyen a la creación de nuevos puestos de trabajo, muchos de ellos con valor añadido, lo que, en definitiva, redunda en un beneficio social colectivo. En consecuencia, Presto invierte una parte considerable de sus beneficios en programas y proyectos de investigación y mejora continua y en el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales.

Toda crisis tiene simultáneamente una lectura negativa y positiva

Las crisis son períodos de cambio de una realidad organizada pero inestable; por ello, los individuos y las entidades pueden asumirlas como una época negativa de empobrecimiento o como épocas repletas de oportunidades. Las corporaciones que no se han endeudado de forma excesiva y que han establecido pilares sólidos de crecimiento basados en la I+D, la formación y la mejora continuadas, así como en la protección y explotación de la ventaja competitiva de cada negocio se hallarán en una coyuntura idónea para afrontar la diversificación y expansión hacia mercados emergentes o, incluso, hacia mercados tradicionales en los que habrán desparecido parte de las compañías competidoras que no hayan cimentado su crecimiento sobre una base consistente.

Intereses electoralistas llevaron a la fatal negación de la crisis en sus albores

Los países que asumieron y reconocieron la recesión inminente ya la han superado y han empezado a crecer; sin embargo, en nuestro país nos enfrentamos por primera vez a la crisis en un año electoral y los intereses políticos conllevaron la negación de la gravedad del momento, fenómeno que se extendió a empresas y familias. Las perspectivas actuales auguran una larga travesía por el desierto durante la cual será necesario adoptar medidas aún más traumáticas y restrictivas que las actuales, en parte como consecuencia del retraso en la toma de decisiones.

Baja productividad española propiciada por la rigidez de la normativa laboral

La baja productividad de la economía española, alejada de la media de la Unión Europea y con un comportamiento divergente hasta el año 2007, es el resultado de un mercado laboral rígido, inflexible y poco competitivo, a pesar de las reformas acometidas durante las décadas de los 80 y 90 y de la incorporación de mano de obra inmigrante barata. Hasta el momento, nuestro marco laboral se ha caracterizado por un comportamiento dual, en el cual una parte de los empleados son indefinidos y gozan de una gran protección y otra porción son trabajadores temporales con bajas retribuciones y una gran rotación. En este contexto, la reforma laboral resulta indispensable para agilizar el mercado laboral, adaptarse a las verdaderas necesidades de las empresas e incrementar la productividad.

Los niveles de economía sumergida en España son de los más altos de la UE

Por desgracia, los niveles de economía sumergida en España, superiores al 20%, son de los más altos de la Unión Europea y deben contextualizarse desde la importancia de esta clase de actividades ilícitas e insolidarias en los países de la ribera mediterránea. Este modus operandi económico se asocia siempre a las naciones más empobrecidas, en las que se solapan la falta de control por parte de la Administración con las necesidades de subsistencia de la población.

Limitación del crédito

La crisis económica actual se originó en el sector financiero, y en España la vivimos de forma acentuada por el elevado riesgo acumulado en el ámbito inmobiliario, lo que ha provocado una elevada necesidad de financiación externa, cuya parte más importante proviene de deuda mayorista y que, dado el escaso nivel de confianza de los mercados, es muy difícil de cubrir. Esta dificultad obligó al BCE a actuar como prestamista a bajos tipos de interés facilitando liquidez en el sistema financiero. La consecuencia directa e inmediata ha sido la limitación del crédito a las familias y empresas, lo que ha provocado la falta de circulante y la caída de nuestra economía.

Real Decreto Ley 2/2012 del 03 de febrero

El Real Decreto Ley de 3 de febrero de 2012 pretende reconvertir nuestro sistema financiero obligando a aumentar las provisiones como consecuencia de la acumulación en los balances de riesgos inmobiliarios, lo que permitirá tanto que afloren estos riesgos como la venta de los activos inmobiliarios. Esto reducirá la dependencia de la financiación y facilitará el crédito a empresas y familias.

Generaciones mal preparadas ética y académicamente

La recesión ha puesto de manifiesto la crisis de valores que hoy padece la sociedad española. El enriquecimiento fácil, legal o ilegal; el crédito rápido y barato; el afán por la fama banal en los media, junto con el crecimiento continuado de la economía durante la burbuja inmobiliaria y la consecuente falsa percepción de un bienestar indefinido, hicieron menospreciar los valores tradicionales imperantes entre las generaciones anteriores: el sacrificio, el ahorro, la educación, el esfuerzo, el respeto, etcétera. Los resultados finales de aquellos ingenuos años de bonanza han resultado nefastos porque se ha traducido en una masa de jóvenes carentes de ética y educación, sin sentido de la responsabilidad ni capacidad de autocrítica, y con una no óptima preparación académica: unas nuevas generaciones difícilmente adaptables para la nueva sociedad española.

Por una Unión Europea más cohesionada

Las características de la economía mundial, en que han aparecido nuevas economías emergentes con un enorme potencial y se han globalizado los sistemas de producción y transporte y los flujos de capital, determinan la necesidad de una UE cada vez más cohesionada y unificada. En este contexto, el siguiente paso debería ser la unión fiscal, que permitiría establecer una auténtica economía europea y avanzar en la unión política. No obstante, la heterogeneidad de los Estados miembros, en los que cabe diferenciar un núcleo central, la periferia y los países del Este, y la gravedad de la crisis, que ha intensificado los desequilibrios, dificultan la unidad de acción.

Medidas que debe abordar el Ejecutivo de Mariano Rajoy

El nuevo Ejecutivo afronta el difícil reto de intentar atajar la actual crisis económica de forma rápida y eficiente; para ello es necesario que actúe desde seis frentes diferenciados, pero interconectados: la reconversión del sistema financiero español, el control y la erradicación de la economía sumergida, el incremento de la productividad, la optimización de la estructura del Estado, la mejora del sistema educativo y la integración y convergencia europeas.