Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. ANTONIO VÁZQUEZ JIMÉNEZ

SR. ANTONIO VÁZQUEZ JIMÉNEZ Alcalde de Zamora desde 1995.

Obra:
Testimonios para la Historia

Texto del 03/06/04,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Zamora 

Zamora no se ganó en una hora, dice la célebre frase, que muy bien podría hacer suya Antonio Vázquez Jiménez, un municipalista convencido que, en el inicio de su tercera legislatura como alcalde de esta hermosa ciudad, sigue batallando sin tregua. Su objetivo se centra en conseguir el desarrollo global de la capital y el bienestar de los zamoranos. La combinación magistral de tradición histórica y modernidad ha sido hasta ahora la mejor estrategia para alcanzar la victoria. 

Carecía de experiencia política

Gran parte de mi vida profesional la he dedicado al sector bancario: he sido funcionario en el Banco de España, director general de Caja Rural en Ávila,  director regional de Caja Salamanca en Zamora y consejero de Caja España. Se puede decir que, a causa de un automóvil, mi vida dio un giro de ciento ochenta grados en dirección a la política. Todo comenzó cuando un viejo amigo de la infancia, que era el presidente del Comité del Partido Popular en Zamora y llevaba el seguro de mi coche, me invitó a participar como candidato en las elecciones municipales. En aquellos tiempos, carecía de experiencia política y esta idea me dejó un poco perplejo, pero tras pensarlo y valorarlo detenidamente, decidí que había llegado la hora de un cambio en mi vida. Enfrascado en esta aventura, me presenté a la alcaldía de Zamora. Afortunadamente, ganamos las elecciones y, como resultado de aquella decisión, aquí estoy en esta tercera legislatura, al frente del Consistorio y muy satisfecho de ver cómo la ciudad que amo va prosperando. De aquel cambio se derivaron también mis responsabilidades como presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias , y como senador en el presente mandato constitucional.

Esa sensibilidad característica que otorga la proximidad del municipalismo

En esta fase de mi trayectoria política, he tenido la oportunidad de conocer a  parlamentarios brillantísimos, militantes de grandes partidos, a los que, no obstante, les faltaba esa sensibilidad característica que otorga la proximidad del municipalismo. Creo que los partidos políticos deberían utilizar la escuela municipal como eslabón necesario para alcanzar otros cargos, ya sea en los parlamentos autonómicos o en los nacionales. Esto lo saben muy bien los franceses, que suelen pasar por el ámbito municipal, antes de ser ministros o presidentes. Los municipalistas estamos muy orgullosos de serlo y, aunque nos vemos sometidos a una enorme presión y a un tremendo trabajo, nos sentimos recompensados cuando podemos hacer esas pequeñas cosas que dan felicidad a los ciudadanos.

Entorno de gran riqueza histórica, artística y natural

La percepción que tuve en el inicio de mi mandato al frente del Consistorio era la de que Zamora se encontraba algo envejecida. Por otro lado, los casi 70.000 habitantes de la ciudad y los cerca de 200.000 de la provincia saben que son privilegiados por pertenecer a un entorno de gran riqueza histórica, artística y natural, pero también perciben que, lejos de sus dominios, el desconocimiento es una realidad. Para hacer frente a estas insuficiencias, planteamos desde la alcaldía un proyecto global de desarrollo económico, con el objetivo de conseguir el bienestar de los ciudadanos, mejorando el conjunto de la  ciudad e impulsando su proyección hacia el exterior. Gracias al esfuerzo de todos, vamos recuperando paulatinamente el lugar que nos corresponde a nivel nacional e internacional.

Principales razones para visitar Zamora

Existen infinidad de razones por las que nadie debería perderse la oportunidad de visitar Zamora. Está en vías de construcción el museo del escultor zamorano Baltasar Lobo, del cual tenemos 700 piezas. Poseemos 2.500 manuscritos de León Felipe, y tendremos la casa-museo que llevará su nombre. Se ha rehabilitado un teatro municipal de comedias, con 400 años de antigüedad, con un nivel fabuloso. En nuestra tierra se encuentra la mayor concentración de románico urbano del mundo occidental, junto a numerosos vestigios de historia medieval. Quien conoce la Semana Santa, austera, singular, vivida con fervor por los zamoranos, se lleva un recuerdo perdurable. Contamos con procesiones antiquísimas, de varios siglos. Seguimos manteniendo las tradiciones y, sobre todo, la implicación de los zamoranos. Hay entre diez y quince cofradías, algunas de ellas con unos 5.000 congregantes, tenemos una Semana Santa que merece la pena ver. Además, Zamora es una de las ciudades más seguras de España, una capital de leyenda pero en pleno desarrollo, con una gastronomía excelente, donde se sabe valorar y disfrutar del tiempo y del espacio.

Apuesta por la rehabilitación de nuestro rico patrimonio

Dentro del ámbito de los bienes eclesiásticos, se han establecido convenios muy importantes entre la Comunidad Autónoma y la Diócesis de Zamora, para asegurar la rehabilitación del patrimonio en sus manos. Se procura que los edificios estén en uso, porque la utilidad favorece su mantenimiento. La actuación que ha posibilitado la conservación de estos edificios es muy importante, puesto que el patrimonio de Castilla-León representa aproximadamente el 50% del existente en España. En cuanto al patrimonio privado, se han otorgado bonificaciones del 40% para la rehabilitación de edificios singulares y hemos recuperado la habitabilidad de aquellas fincas que estaban abandonadas.

Un Palacio de Congresos en la antigua Universidad Laboral de Zamora

El zamorano es una persona entrañable y cuando asiste a un congreso disfruta mucho de la relación social y comercial, puesto que aquí toda la gente se conoce. Para estos eventos, normalmente se utilizan las instalaciones, tanto públicas como privadas, que más se adecuan a cada necesidad, pero para congresos de ámbito superior la superficie se nos ha quedado pequeña y por eso proyectamos habilitar para este fin un teatro de unas mil plazas en la antigua Universidad  Laboral de Zamora.

La hostelería aúna tradición y modernidad

Existen grandes facilidades para abrir un nuevo hotel en Zamora, como lo prueba el hecho de que las cadenas hoteleras se han introducido en la zona durante los últimos años, con la inauguración de tres nuevas edificaciones. Estas inversiones realizadas ponen de manifiesto que la empresa privada de hostelería-hotelería tiene unas expectativas de desarrollo importantes. Con esta tendencia, creo que en el futuro habrá una oferta de gran calidad, en convivencia con los hoteles tradicionales, que han experimentado una mejora substancial y entre los que destaca el Parador nacional del Palacio de los Condes de Alba y Aliste.

Más de 3.000 estudiantes paseando por el campus universitario

En el terreno cultural, se han dado importantes pasos. Hay diversas facultades de ingeniería, como la superior de materiales, muy moderna y demandada, donde se ofrecen estudios de alto nivel para los zamoranos y para muchos alumnos procedentes del resto de España. El paisaje compuesto por más de 3.000 estudiantes paseando por el campus universitario rejuvenece a la ciudad y representa un avance considerable en la enseñanza. No obstante, queremos ir mucho más allá, impulsando la creación de cursos de formación de grado o de posgrado. 

Desde el Ayuntamiento se pueden promover políticas de empleo

Uno de los problemas ancestrales de nuestra tierra ha sido el paro. Para combatirlo, el Ayuntamiento ha concentrado gran parte de sus esfuerzos en el fomento de la actividad laboral. Nuestros proyectos se han encaminado a impulsar la ocupación de los jóvenes, tanto en la demanda por cuenta ajena como en el empleo por cuenta propia, y hay que congratularse de los frutos conseguidos en ambos sentidos. El castellano es una persona que prefiere trabajar por cuenta ajena, pero estamos consiguiendo que los jóvenes sean emprendedores, asuman riegos y monten sus pequeños negocios, ya sea en forma de cooperativas o individualmente. También es importante subrayar que el Ayuntamiento aporta parcelas para  la industria o el comercio, a muy bajo coste, incluso gratuitas, cuando la demanda de empleo así lo justifica.

Industrias que transforman nuestra propia materia prima

El desarrollo paulatino de la industria en la ciudad y en el conjunto de la provincia es un hecho evidente, aunque no todo lo que quisiéramos. Tenemos unos productos de gran calidad, reconocida a nivel nacional e internacional, y una importante producción de carnes, hortalizas y leche de oveja. El desarrollo en la elaboración de materias primas de la zona es excepcional. Nuestro envasado, nuestros pimientos de las vegas de Benavente, los espárragos de Toro, los garbanzos de Fuentesaúco, los judiones de Sanabria, son productos únicos en toda España, cuyo prestigio está contribuyendo a cerrar los ciclos de nuestra función agrícola y ganadera. Por ejemplo, la mayor y más moderna fábrica de Europa, se está construyendo en estos momentos en la ciudad de Toro, localidad muy próxima a Zamora, donde se hayan las primeras bodegas de la denominación de origen del vino de Toro.

Política de viviendas conjunta con la comunidad autónoma

Para paliar el problema de la vivienda entre los jóvenes, se ha impulsado desde el Ayuntamiento la construcción de unos centenares de pisos  a pagar en 25 años, con una cuota mensual de 25.000 ptas. Son viviendas de muy buena calidad, a las que pueden optar los zamoranos que cuentan con los requisitos establecidos en los concursos. Es una satisfacción ver cómo los jóvenes que inician su vida en común, sobre todo con dificultades económicas, pueden acceder a un hogar digno y de bajo coste. Esto se ha hecho gracias a la política conjunta con la comunidad autónoma, mediante la cual el Gobierno subvenciona la construcción de viviendas y el Ayuntamiento facilita las parcelas.

Ampliación y reforma del Hospital Virgen de la Concha

Actualmente, son tres los centros que integran el complejo hospitalario de La Sanidad de Castilla y León: el Hospital Virgen de la Concha, el Hospital Provincial de Zamora y el Hospital Comarcal de Benavente. En 1999 se puso en marcha un proyecto de ampliación y reforma del Hospital Virgen de la Concha, un centro con unas característica arquitectónicas excepcionales, que ahora se está remodelando y modernizando, a través de la comunidad, con una inversión de cerca de lo 7000 millones de pesetas. Aunque ésta es una aportación fundamental para el sector sanitario, siempre hay reivindicaciones pendientes en el tema de la salud, pues algunos enfermos todavía deben desplazarse a centros especializados de otras comunidades, como Salamanca, Valladolid o Madrid. Con esta salvedad, podemos decir que el servicio genérico de sanidad para Zamora y la provincia es, en estos momentos, de calidad.

La financiación es nuestro gran problema

Ciertamente, el nuevo sistema autonómico ha generado grandes transferencias, prácticamente todas, y la autonomía regional es muy importante, seguramente la mayor de Europa, pero no ha incluido en ese lote las transferencias de competencias y de recursos a los ayuntamientos. En esta región, la más extensa de Europa, con una de las poblaciones más dispersas, ya que tenemos 2.248 municipios, 9 diputaciones y 2.600.000 habitantes, la problemática generada por esa dispersión es amplísima. Nosotros no podemos eludir las obligaciones ante nuestro vecinos diciéndoles que los servicios que nos demandan no son de nuestra competencia. El gran problema de todos los municipios y diputaciones es la financiación, y esta es la reivindicación que hacemos desde la Federación Regional y Nacional y desde el Senado.

Ha llegado el tiempo de los municipios

El Estado de las autonomías representó el salto para que cada comunidad autónoma tuviera una forma de administración pero, en esta segunda etapa, creo que ha llegado el tiempo de los municipios. La eficiencia y prosperidad son dos factores que justifican una mayor competencia en asuntos que afectan a los ciudadanos directamente y una mayor financiación que permita ofrecerles el mejor servicio. Como dice la Carta Europea de municipios, el conjunto de la Comunidad también va en esta línea. Y el conjunto de España, sobre todo las autonomías, están sensibilizadas con ello. Se trata de un procedimiento complejo porque, por ejemplo, en esta comunidad, donde el 70% de los municipios son inferiores a 1.000 habitantes, no existe la estructura de recursos humanos para ofrecer buenos servicios, pero es un papel que deben jugar las diputaciones como paraguas de apoyo a esos pequeños municipios. Es el momento también de potenciar aún más a las diputaciones, como entidades intermedias de  la comunidad autónoma al ciudadano.

Por una Europa de las regiones, consolidada en municipios

A corto o a medio plazo, al fin habrá una Europa perfectamente estructurada en  regiones, y consolidada en municipios. Ésta es la base de la estructura del Estado, de los estados de la Unión Europea. Fortalecer el municipalismo va a ser muy importante para el conjunto del bienestar de todos los europeos, es decir, de los 25 países integrados en la Unión Europea. Y, como países del sur de la Comunidad Europea, España y Portugal pueden jugar juntos un papel muy importante. Tradicionalmente, estos dos países vecinos hemos vivido de espaldas, a causa de la frontera. Ahora el límite tiene que ser una cremallera que nos una y no una raya que nos separe.

Cuando hablamos de retocar la Constitución, tengo mis recelos

De la misma forma que deseo ir de la mano de Portugal hacia Europa, también me preocupa la unidad de España, contemplada en nuestra Carta Magna. Existe un debate sobre la conveniencia de modificar la Constitución, pero tampoco se ha concretado en qué consiste exactamente la reforma que se desea llevar a cabo. Cuando hablamos de retocar la Constitución, tengo mis recelos, pero pienso que pueden hacerse reformas, siempre que se hagan con el debido respeto a las autonomías, y manteniendo la integridad de España, que son dos de los fundamentos esenciales de nuestro sistema constitucional.

Agradecimiento mutuo entre el Rey y el pueblo

La Monarquía ha jugado un papel muy importante en la transición española y por eso el pueblo está agradecido al Rey, pero también el Monarca debe reconocer que los españoles han tenido un comportamiento modélico. Creo que papel de moderador que jugó el Rey era el adecuado en su momento y permitió dar un paso importante hacia el sistema democrático. Aquel 23 de febrero de 1981, día histórico en el que Su Majestad apareció en televisión y nos dejó respirar profundamente, después de haber escuchado sus palabras, constituye una fecha clave que tenemos que saber valorar. Durante la etapa en la que he realizado mi labor como alcalde, los Reyes vinieron de visita con motivo de la Semana Santa y se puso de manifiesto el cariño popular hacia ellos, lo viví como alcalde y sé que este sentimiento va en progresión geométrica. Por su personalidad, creo que el Rey Juan Carlos es un hombre que ha llegado al corazón de los españoles. Estoy seguro de que la Monarquía se va ha consolidar dinásticamente en España, en la figura del Príncipe de Asturias, gracias al comportamiento no sólo del Rey Juan Carlos I sino también de la Reina Sofía.

Me siento cómodo en Castilla-León

Como zamorano que soy, me siento muy cómodo dentro de Castilla-León. Estoy absolutamente convencido del sistema autonómico tal y como está planteado en la comunidad a la que pertenezco. Me declaro un convencido castellano-leonés y creo que la segregación en dos comunidades, León y Castilla, es inconcebible. Esto es lo que pienso y siento como presidente de la Federación de Municipios, aunque también creo que esta percepción coincide con el sentir generalizado de los municipios.