Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
ANTONIO VIDAL LLORACH Y CARLOS ALONSO ORTEGO.

ANTONIO VIDAL LLORACH Y CARLOS ALONSO ORTEGO. INSTOP

Obra:
Texto del 23/01/2012 .
Fotografía cedida por Instop.
 

Creadores del mayor distribuidor de maquinaria topográfica de España, ambos socios han conseguido que su proyecto sea líder del sector mediante una filosofía empresarial basada en la innovación y la exportación, el trabajo constante y de calidad y el valor del capital humano. Semejante visión de empresa les parece extrapolable a la realidad económica de España, que debe abandonar la cultura del dinero fácil y apostar por las industrias productivas.

Creamos nuestra empresa partiendo de cero

Somos ingenieros técnicos topógrafos y nos conocemos desde antes de entrar en la universidad. Después de obtener la licenciatura, en el año 1997 decidimos crear nuestra propia empresa, de la que ambos somos socios a partes iguales Nuestro primer objetivo empresarial fue realizar trabajos de medición, pero al poco se nos ocurrió la posibilidad de iniciarnos en la distribución de material de medición profesional mediante venta y alquiler. Inicialmente empezamos a trabajar con productos de otras marcas, pero al cabo de unos tres años, la firma suiza Leica Geosystems nos brindó la posibilidad de convertirnos en su distribuidor oficial en Cataluña, algo que con el tiempo nos ha posicionado como el mayor distribuidor de Europa de equipos Leica Geosystems y Leica Camara, puesto que también comercializamos cámaras fotográficas de esta misma firma.

El gran activo comercial de Internet

Actualmente Instop comprende una plantilla de 21 trabajadores. Desde la creación de la empresa ha crecido una media de un 30% anual y, a excepción de los dos primeros años, nunca hemos tenido la necesidad de vender a puerta fría. Sin lugar a dudas, Internet, junto a nuestra manera de trabajar, donde la máxima es nuestro cliente, han sido nuestro gran activo comercial. En la actualidad, Internet también supone una ventana al exterior que nos permite entrar en mercados que anteriormente no creíamos posibles. Hoy en día Instop suministra equipamiento de medición a grandes proyectos que están situados en cualquier parte del mundo.

Un 30% de la facturación dedicada a la exportación

Recientemente hemos empezado a vender y a alquilar material fuera de Europa, principalmente en el norte de África y en Sudamérica, aunque también mantenemos cierta presencia en países como Australia o Estados Unidos, ya que las grandes constructoras para las cuales trabajamos en nuestra zona también operan en aquellos territorios. Calculamos que este año la exportación alcanzará un 30% de nuestra facturación.

Variado abanico de clientes

Aunque nos iniciamos con una clara intención de satisfacer las necesidades de los profesionales de la topografía, el hecho de que el Grupo Hexagon, al cual pertenece la marca Leica, disponga de una gran amalgama de productos, ha contribuido a que nuestra franja de consumidores se haya ido engrosando progresivamente. De este modo, hoy nuestro abanico de clientes abarca desde ingenierías pasando por empresas de movimiento de tierras, agricultores e industriales de todo tipo hasta constructoras de todos los tamaños y sectores.

Trabajamos para entidades tan importantes como Dragados o OHL

Nuestra actual base de datos de clientes activos agrupa unas 4.000 referencias, entre las que destacan compañías significativas como Dragados, Fomento de Construcciones y Contratas, OHL o Sacyr Vallehermoso. Además, podemos mencionar con orgullo que un 95% de nuestros clientes son empresas que demandan nuestros servicios con continuidad.

Servicio y formación, nuestro valor añadido

En tiempo de crisis económica seguimos creciendo, algo que conseguimos proporcionando servicio y formación. La formación de nuestro equipo humano es fundamental; y lo es básicamente porque, cuando deben transmitirla a nuestros clientes, tiene que ser de la máxima calidad y se traduzca en un servicio de excelencia. Esto es esencial en un sector en el que actualmente el harware, que aún es importante, va muy ligado a un firmware, solamente útil y bueno si el cliente lo entiende y le pude sacar su máximo provecho.

La revolución de las estaciones robotizadas y los sistemas de referencia vía satélite

La aparición en el mercado de equipos como las estaciones totales de topografía robotizadas y los sistemas GPS (sistemas de posición global) ha supuesto un gran avance. Concretamente, estos equipos tienen la capacidad de permitirte trabajar en autónomo y proporcionarte una situación 3D con detalles milimétricos y una precisión máxima en el caso de los equipos GPS o de los sistemas de posicionamiento vía satélite, en que esta situación o referencia es única para todo el mundo.

Innovación y tecnología son imprescindibles en nuestro sector y optimizan el rendimiento de las empresas

Como vemos, la innovación es una constante en nuestro ámbito. El topógrafo ya no trabaja la cartografía como la entendemos tradicionalmente, sino que en la actualidad se beneficia de las soluciones aportadas, que van desde equipos láseres, escáners, controles remotos o sistemas de posicionamiento vía satélite. En nuestro sector la tecnología es fundamental y más cuando trabajamos en países desarrollados, donde los materiales que se utilizan y las calidades que se exigen la convierten en algo imprescindible. Ciertamente, la tecnología facilita el aumento de la producción y reduce costes de personal, algo que implica un mayor rendimiento para cualquier empresa.

SmartNet, la red privada de alta precisión más importante de Europa

En 2006 pusimos en funcionamiento la primera red privada de Cataluña de estaciones de referencia GNSS (Sistema Global de Navegación por Satélite) de alta precisión, con cobertura en toda la comunidad de Catalunya. Bajo la solución SmartNet, en estos últimos años hemos colocado 32 receptores fijos distribuidos por toda nuestra geografía. Esta serie de dispositivos reciben permanentemente datos de las constelaciones de satélites GPS (Estados Unidos) y Glonass (Rusia), que se almacenan en un centro de control donde, a su vez, son redistribuidos a los usuarios. Así, nuestros clientes pueden conectarse a la red con sus propios terminales para obtener datos en tiempo real o acceder a los datos almacenados. En estos momentos, SmartNet es la red comercial del sector más importante de España constituida con capital privado.

Empresarios que cuidan a sus trabajadores y especuladores que solamente buscan enriquecerse

Al empresario tendría que interesarle que sus empleados vivieran bien. Si no hay fractura social la gente consume y el negocio crece. Pero en este país hay dos tipos muy diferentes de empresarios. En primer lugar, los que valoran a sus trabajadores y los cuidan para mantenerlos, porque saben que son parte del éxito del negocio. Pero también están los que buscan el pelotazo, un modo rápido de enriquecerse sin tener en cuenta a los trabajadores: estos son los que ahora se encuentran con problemas y deudas impagables.

Los derechos deben ser ganados con el trabajo

Hemos tenido que espabilarnos desde el primer día, un valor que nos enseñaron desde niños. Empezamos con créditos y, gracias al trabajo, hemos conseguido todo lo que hoy tenemos, y ello nos enorgullece. Hay un sector de la sociedad enfadado con la crisis, pero solo reclama derechos sin mirar qué obligaciones tiene ni si se equivocó cuando había bonanza económica. Existen derechos, como la vivienda, pero tienes que ganártelos trabajando.

Recuperar la liquidez y combatir la economía sumergida

Uno de los problemas principales de la crisis es la falta de liquidez que sufrimos desde hace unos años, a pesar de las ayudas que ha recibido la banca. Todo el mundo tiene que pagar sus impuestos, incluidos los bancos con la tasa Tobin que quiere imponerse, porque han gozado de demasiada libertad. La gente vive la cultura de declarar lo mínimo y no se combate la economía sumergida, aunque debería hacerse o no saldremos de la crisis.

Dinero que reflote las empresas viables que aportan producción

Las medidas que se impulsaron sobre la obra pública solo sirvieron para sacar gente del paro durante un corto período, porque las obras realizadas no eran necesarias. Este dinero podría haberse destinado a reflotar empresas que eran viables y que hubieran seguido produciendo. Nosotros somos una compañía en crecimiento, lo que nos supone tener que pagar más impuestos, aguantar deudas de los clientes y tener que contratar a más trabajadores. Y, encima, los bancos están recortando nuestra tesorería y la de nuestros clientes: Por esa razón cierran empresas cada día.

La culpable principal de la crisis es la Administración, que no ejerció su papel regulador

Nos gustaría que preguntaran al empresario dónde quiere que vayan sus impuestos, porque somos un sector que siempre está pensando en el mercado y el trabajo futuro. La mayoría de los políticos no tienen formación para ejercer la responsabilidad que han asumido. La principal culpa de la crisis la tiene el órgano regulativo, la Administración. Cuando algo se está saliendo de su cauce tiene que haber un regulador que lo rectifique, porque los ciudadanos no entienden de economía. Quien manda tiene la responsabilidad máxima, igual que ocurre en una empresa.

Diversificación de productos y valoración del aspecto social

La inversión en obra pública se ha reducido un 80%, y, si la construcción se paraliza, esto afecta a todos los sectores. Nosotros hemos notado cómo la venta ha caído en picado. Hemos podido salir adelante gracias a la exportación, el alquiler de maquinaria, la venta de consumibles y la diversificación de productos. Además, ha ayudado mucho a nuestro funcionamiento seguir apostando por una filosofía basada en el aprecio de la parte humana y social de la actividad empresarial.