Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. BARTOMEU MUÑOZ CALVET Alcalde de Santa Coloma de Gramenet desde 2002.

SR. BARTOMEU MUÑOZ CALVET Alcalde de Santa Coloma de Gramenet desde 2002.

Obra:

Texto del  09/06/04,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet

Si hay una ciudad que se debe gobernar con seny, ésta es Santa Coloma de Gramenet, síntesis de convivencia y progreso creada a partir de la amalgama de influencias culturales internas y externas muy diversas. Desde  este singular patrimonio, las prioridades del alcalde Bartomeu Muñoz son mejorar la calidad y extensión de las infraestructuras, las condiciones de vida de los vecinos y una apuesta urbanística que asocie la ciudad a la arquitectura y al diseño de vanguardia. 

Importancia gestora de la Diputación en la mejora de los municipios medianos y pequeños

Aunque mi vinculación con el mundo de la política viene de antiguo y se relaciona especialmente con la Diputación de Barcelona, he participado en el equipo de Gobierno municipal de Santa Coloma desde 1983. Esta doble implicación permite que valore la importancia gestora de la Diputación a la hora de impulsar proyectos de mejora en municipios pequeños y medios como el nuestro y la necesidad de incrementar la financiación y competencias de los gobiernos municipales si realmente deseamos mejorar de forma directa la vida de los ciudadanos.

Una localidad confortable que atienda de forma adecuada las necesidades de todos los segmentos de población

Cuando acepté presidir el Gobierno municipal de nuestra localidad, lo hice desde el convencimiento de la necesidad de que Santa Coloma se igualase a otros municipios semejantes de España en todos los sentidos. En una palabra, Santa Coloma quiere ser simplemente una ciudad más. A pesar de su importancia demográfica, Santa Coloma no dispone en la actualidad de salas de cine ni de hoteles, lo que demuestra la anormalidad de nuestra situación. Mi reto es borrar estas diferencias y conseguir que nuestro municipio se convierta en una localidad confortable que atienda de forma adecuada las necesidades y demandas de todos los segmentos de población, desde los residentes ancianos a los niños, y que, al mismo tiempo, resulte atractiva para que los jóvenes no la abandonen.

Ciudad asociada al diseño y a la arquitectura de vanguardia

El urbanismo y la conservación de los inmuebles son dos de los temas candentes para cualquier municipio. Al referirnos específicamente al caso de Santa Coloma de Gramenet, debemos destacar la apuesta de su consistorio porque los grandes arquitectos internacionales planifiquen y construyan edificios de envergadura, ubicando aquí alguna de sus propuestas más innovadoras, de manera que se asocie nuestra ciudad con el diseño y la arquitectura de vanguardia.

Demolición de las construcciones más antiguas y en situación precaria, para edificar viviendas protegidas

Dadas nuestras circunstancias demográficas, una gran concentración de población, en torno a 120.000 personas, en un espacio reducido, unos 5 kilómetros cuadrados, debemos ser especialmente severos a la hora de valorar y juzgar la seguridad de los inmuebles en que residen nuestros vecinos, sobre todo en el caso de las zonas deprimidas. Por este motivo, nuestra propuesta urbanística de viviendas familiares parte de la demolición de las construcciones más antiguas y en situación precaria, para edificar viviendas protegidas destinadas a jóvenes y sectores sociales desfavorecidos.

Remodelación y cambio de la imagen de la ciudad a partir de la recuperación de la fachada fluvial

Hemos apostado por remodelar y cambiar la imagen de la ciudad a partir de la recuperación de su fachada fluvial. Hace tan sólo unos años la cuenca del río Besòs estaba en una pésima situación ecológica y ambiental. En estos momentos, por el contrario, es un espacio en el que nuestros habitantes pueden disfrutar de su ocio, realizar compras, etc.

Garantizar unos servicios e infraestructuras adecuadas para los ciudadanos

Con nuestra situación geográfica estratégica y la gran cantidad de medios de comunicación que nos relacionan con Barcelona, la zona portuaria y el aeropuerto, ciertamente Santa Coloma podría convertirse en un enclave privilegiado para las actividades industriales. Desgraciadamente los condicionamientos geográficos impiden que se pueda llevar a cabo una apuesta seria por el crecimiento industrial de nuestra ciudad. No obstante, debemos trabajar por garantizar unos servicios e infraestructuras adecuadas para los ciudadanos. 

Dos centros de formación superior: Escuela de Dietética y UNED

Además de contar con centros de enseñanza primaria y secundaria, nuestro municipio tiene la suerte de ser sede universitaria por partida doble. Junto a la Escuela de Dietética adscrita a la Universidad de Barcelona, también disfrutamos de una delegación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Creemos que es una suerte y un orgullo que estos dos centros de formación superior se encuentren en nuestra población. Actualmente estamos negociando con la Universidad de Barcelona la posibilidad de reforzar aún más su presencia en nuestra ciudad.

L’Esperit Sant, Hospital de referencia y de nivel comarcal

Por lo que respecta a la macrosanidad, el hospital tradicional de referencia, L’Esperit Sant, próximamente pasará a ser un hospital de ámbito superior, es decir, de nivel comarcal, puesto que dará asistencia a los municipios de Sant Adrià y Badalona gracias a una inversión superior a los 30 millones de euros, lo que ha permitido la remodelación y la adecuación a las necesidades sanitarias actuales. En cuanto a la asistencia preventiva, se está levantando el centro de atención primaria de Can Mariné. La situación de nuestra sanidad es comparable a la de otros municipios catalanes.                         

Dinamismo deportivo: en Santa Coloma juegan más de 400 equipos de fútbol 

Actualmente estamos construyendo dos polideportivos y tenemos previsto iniciar la edificación de dos más en los próximos años, ya que nuestra localidad es muy dinámica en lo que respecta al deporte. A manera de ejemplo, podemos destacar que  en Santa Coloma juegan más de 400 equipos de fútbol sala. Este dinamismo imposibilita la opción de construir espacios polivalentes que sean aprovechados como instalaciones deportivas y lugar de celebración de eventos y congresos, espacios que por otro lado no son indispensables en una ciudad como la nuestra.

Nuevas bibliotecas  y un auditorio de gran calidad escénica y acústica

Hasta el momento, nuestra ciudad no disponía de un auditorio y desde el Gobierno municipal hemos apoyado la realización de un auditorio, un edificio de reducidas dimensiones y con un aforo limitado, pero de una gran calidad escénica y acústica. Por otra parte, siendo conscientes del déficit de bibliotecas, están en fase de construcción dos nuevos centros destinados a esta función. Uno en el barrio de Singuerlín, que se llevará a cabo durante los años 2005 y 2006, y otro en el barrio del Raval. Al mismo tiempo, deseamos impulsar la colaboración y el trabajo conjuntos entre las bibliotecas de Badalona y las de nuestro municipio, no en vano estamos hablando de localidades vecinas, sin una frontera clara.

Riqueza de la multiculturalidad, un verdadero matrimonio

En Santa Coloma conviven personas provenientes de diferentes puntos de España y del mundo. Los primeros, al asentarse en Cataluña, también trajeron sus costumbres y tradiciones con las que han enriquecido el patrimonio cultural de todos los catalanes. Los segundos lo harán en los próximos años. Considero que este mestizaje es asumido y vivido como un elemento definidor y enriquecedor de la identidad de Santa Coloma de Gramenet. No creo que este multiculturalismo provoque verdaderos problemas de convivencia.

Don Juan Carlos, árbitro simbólico  desde la moderación

Viví la Transición en plena juventud y totalmente involucrado en aquellos acontecimientos como afiliado del PSOE. Desde mi punto de vista, don Juan Carlos jugó un papel trascendental en la normalización y democratización de la vida política actuando como árbitro simbólico desde la moderación, la prudencia y la inteligencia. Únicamente en una ocasión se ha pronunciado de manera abierta y rotunda, me refiero al 23 de febrero de 1981, en que su contundencia y espíritu democrático derrotaron la intentona golpista. Por otro lado, no podemos olvidar que se trata de un Jefe de Estado democráticamente avalado a través del referéndum constitucional de 1979. Todo ello hace que la Monarquía  sea una institución plenamente consolidada y que su continuidad esté más que garantizada en las próximas generaciones. Sinceramente, no creo que la jefatura del Estado sea una cuestión que preocupe especialmente a los ciudadanos porque, entre otras cosas, no incide de forma directa sobre sus vidas ni tampoco, no lo olvidemos, nuestro país cuenta con una extensa y excelsa tradición de gobierno republicana.

La Constitución puede y debe ser modificada para adecuarse a las nuevas realidades sociales y políticas

La Constitución es la ley marco del Estado, pero no por ello inalterable. La Constitución puede y debe ser modificada para adecuarse a las nuevas realidades sociales y políticas. Una de estas nuevas realidades es la necesidad de acabar con la discriminación que el actual articulado dispone al anteponer la herencia masculina sobre la femenina en la jefatura del Estado.