Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr.Carlos González Bosch
CARLOS GONZÁLEZ BOSCH.
Fotografía: Agencia 20 Segundos.

CARLOS GONZÁLEZ BOSCH. COFARES

Obra:

Texto del 21-05-2012

Más de sesenta años de historia han hecho evolucionar esta empresa farmacéutica desde sus inicios como cooperativa a su presente despliegue en forma de holding. Su actual presidente, en su condición de farmacéutico y máximo responsable de esta compañía cooperativa, acusa al Gobierno anterior de cargar sobre las empresas del sector la sostenibilidad del sistema público de medicamentos, un desmán que el nuevo Ejecutivo debería corregir.

Distribución de medicamentos y de equipamiento y material sanitarios

La empresa nació en el año 1947 con la naturaleza jurídica de cooperativa, a consecuencia de la unión de un grupo de farmacéuticos que pretendían mejorar la política de compras que obtenían por separado. Por su capital y por su accionariado, es una compañía 100% española. Nuestra principal actividad es la distribución de medicamentos y de equipamiento y material sanitarios. Abastecemos al 23,5% del mercado español, en el que competimos con unas cuarenta empresas.

Un holding único en el ámbito sanitario

Nos hemos convertido en un holding único en el sector que despliega actividades de banca, gestión de farmacias, fabricación de medicamentos de línea blanca y negocios de exportación, siempre dentro de la rama sanitaria. Asimismo, tenemos presencia en las farmacias hospitalarias, a las que distribuimos los productos, y contamos con una plataforma logística que trabaja para terceros, tanto en España como en Portugal.

El laboratorio Farline y las marcas Aposán, Sabina y Farmavital

Dentro de nuestra labor de laboratorio comercializador, somos marquistas, esto es, que nuestros proveedores fabrican productos para nosotros, los cuales posteriormente nos encargamos de poner en el mercado. No realizamos, en consecuencia, investigación básica ni aplicada, aunque sí contamos con el laboratorio farmacéutico Farline, que lanza productos de mayor valor añadido, como productos de cosmética, parafarmacia y medicamentos publicitarios, y también disponemos de una marca blanca, llamada Aposán. En este sentido, es menester destacar de manera especial una línea de alta cosmética de Farline que funciona bajo la marca Sabina, así como la línea Farmavital de productos de plantas medicinales y la línea Farmavital TCuida de productos para el adelgazamiento.

Logística en tiempo real

Con el término “logística” nos referimos a todos aquellos procesos de distribución de medicamentos a las farmacias en cualquier lugar de España que es necesario optimizar para que alcancen rentabilidad, un objetivo que exige de una importante inversión en tecnología y en formación para las personas que trabajan en ellos. Y lo mismo puede decirse de lo que denominamos “logística para terceros”, que hacemos por cuenta de algunos laboratorios y que consiste en ocuparnos de que el producto que fabrican esté colocado en tiempo y forma. Se trata de una logística muy peculiar, en tiempo real, para la que precisamos de una red de almacenes altamente tecnificados. 

Miembros de la entidad recicladora de medicamentos Sigre

Nos dedicamos asimismo a la logística inversa, esto es, a la recogida de medicamentos caducados. Formamos parte de una entidad sin ánimo de lucro llamada Sigre, que recoge en las farmacias dichos medicamentos. El trabajo lo hacemos todas las empresas de distribución: recogemos los medicamentos, los clasificamos y los enviamos a un centro de gestión de residuos. Y luego está la logística de cada almacén y laboratorio, que mediante la trazabilidad del medicamento garantiza que su tratamiento sea de una eficiencia máxima.

Las farmacias españolas se están abriendo a productos complementarios de parafarmacia

El modelo farmacéutico español favorece que las farmacias estén muy atomizadas. Tenemos 22.000 farmacias, una cada 2.100 habitantes. Ello hace que nuestra farmacia tipo no tenga capacidad para servir una oferta tan amplia de productos como suele suceder en las farmacias centroeuropeas, donde la densidad de farmacias es menor. Aún así, las farmacias españolas, en los últimos tiempos, están ampliando su oferta notablemente hacia productos de parafarmacia complementarios que pueden dotarlas de rentabilidad, teniendo en cuenta que el medicamento cada vez es menos rentable debido a los problemas presupuestarios que atraviesan los países.

Perfeccionar la gestión de la farmacia hospitalaria

Sin olvidar que, desde el punto de vista terapéutico y profesional, hoy en día las farmacias se encuentran muy perfeccionadas, sin duda todos los procesos de caducidad, de gestión de stocks, de almacenamiento, de transporte y de distribución podrían mejorarse a través de una gestión más profunda que probablemente se tendría que externalizar.

Pioneros en la implantación de la tarjeta sanitaria

Me parece bien que se generalice el uso de la tarjeta sanitaria para todo el país. Es imprescindible para garantizar la asistencia al ciudadano, se encuentre dónde se encuentre, y para ahorrar costes. Y ningún país de nuestro entorno dispone de tarjetas sanitarias, por lo que estamos siendo pioneros. Ahora solo falta que la idea se implemente con eficacia.

Responsabilidad diferida

Estamos sufriendo las consecuencias de ser un sector intervenido en todo el proceso del medicamento, desde su registro a su dispensación. En épocas de déficit público, los gobiernos recurren a aquello sobre lo que tienen competencia, y gran parte del coste de los medicamentos en España se sufraga a través de recursos públicos que se obtienen de los impuestos. El anterior Ejecutivo socialista no quiso causar al ciudadano ningún tipo de sobresalto al respecto y pretendió que fueran los agentes del sector los que pusieran los recursos para garantizar la sostenibilidad del sistema; una política muy desacertada que ha empobrecido el sector, que ha tasado los medicamentos de forma anómala y que ha transferido al nuevo Gobierno toda la responsabilidad.

25.000 pymes financiamos casi el 10% del sistema farmacéutico público

El nuevo Gobierno ha aprobado un decreto que tiene aspectos positivos, como el hecho de que se traslade a la sociedad la necesidad de que contribuya con una mayor financiación al gasto en medicamentos que esta genera; pero, por otra parte, no ha sido lo suficientemente decidido como para haber anulado alguno de los decretos que en su momento aprobó el anterior Gobierno, cuya aplicación nos está perjudicando notablemente. No tiene sentido que entre 22.000 farmacias, 40 almacenes de distribución y 200 laboratorios contribuyamos casi al 10% de la financiación del sistema farmacéutico, y en cambio la sociedad en pleno solo contribuya a un 5,4%. Siempre es más fácil agraviar a 25.000 pequeñas y medianas empresas que confesarle a la sociedad el dramatismo de la situación.

El crédito, la única manera que conozco de dinamizar la economía

El llamado banco malo ya tendría que haberse creado hace mucho tiempo para identificar y agrupar los activos dañinos con el fin de ponerlos en el mercado. Y es que debemos conseguir con celeridad que los bancos tengan capacidad de hacer fluir el crédito, la única manera que conozco de dinamizar la economía. No es lógico que pequeñas y medianas empresas con un gran proyecto de futuro no puedan salir adelante por falta de financiación.

Demora en reflotar los bancos maltrechos

Se ha tardado en nacionalizar y reflotar con dinero del Estado los bancos maltrechos para ponerlos luego a la venta, que sí se ha realizado con eficacia en los Estados Unidos. No entiendo por qué algunas voces críticas cuestionen que se intente sanear el sistema financiero, que es el gasoil, la locomotora, de todo lo demás.

El Banco de España ha sido ineficaz como garante de la solvencia de nuestras entidades financieras

El Banco de España, como garante de la solvencia financiera de los bancos, no ha estado diligente estos últimos años. Cierto que sus funciones están limitadas por nuestra pertenencia a una moneda única, pero las facultades y competencias de inspección las mantiene intactas. Es inadmisible, por ejemplo, que haya permitido salir a bolsa a Banca Cívica o Bankia cuando el valor patrimonial de sus acciones era más que discutible. Tal vez su inacción se ha debido a presiones políticas, lo que es comprensible pero igual de inexcusable.

Si hay euro, tiene que haber eurobonos

Si tenemos un moneda única, entra dentro de lo razonable, e incluso de lo necesario, que tengamos también un bono único, el llamado eurobono. Ahora bien, si ponemos en el mercado eurobonos y no somos capaces de obligar a consolidaciones fiscales ni de llevar una política rigurosa en cuanto a gastos e ingresos, nos arriesgamos a crear otra burbuja. Los países miembros de la Unión Europea deben comprometerse más con las consolidaciones fiscales e interrelacionarse con mayor ahínco para garantizar que las políticas de desarrollo económico sean comunes y de obligado cumplimiento. Aun así, entiendo la reticencia de los alemanes a los eurobonos, porque la rentabilidad mínima de los suyos está en relación con la rentabilidad máxima de los bonos italianos y españoles.

Fantasmas de la incultura

La incultura de nuestro país me sonroja y causa perplejidad. Uno de sus reflejos más evidentes es el fantasma del corralito que se ha extendido durante estas últimas semanas, incluso entre ciudadanos de un cierto nivel, es decir, la creencia de que el dinero estaría más seguro en otro país que en el nuestro, lo que no es así de ninguna manera. España es un país serio, que protege tanto el dinero como Alemania. Tenemos la misma moneda y además existe la libre circulación de capitales por 27 países, por lo tanto ya no hay fuga de capitales posible.