Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
CHRISTIAN MARTÍN VARGAS.

CHRISTIAN MARTÍN VARGAS. KAEFER

Obra:
Texto del 01/02/12 por el  Sr. Font.
Fotografía cedida por Juan Gómez Gómez.
 

Empresa líder en aislamientos para el ahorro de energía, hoy es gerenciada por un ingeniero convencido de la necesidad de un cambio cultural profundo en la sociedad española que nos permita converger con Europa, que debería asimismo aspirar a convertirse en una federación de Estados para poder ser competitiva mundialmente. Dar valor al factor social de la empresa y la democratización del poder son sus claves para salir de la crisis.

Valorar y potenciar el carácter social de la empresa

Soy titulado en Ingeniería y el actual gerente de KAEFER. Vine desde Cádiz porque me apasiona el mundo industrial y quería formar parte de un gran grupo de profesionales movidos por un objetivo común. Dentro de la entidad, delegación en España de una multinacional de origen alemán, fui subiendo de categoría, y dio la casualidad de que el equipo de gerencia entonces se iba a jubilar, por lo que se me ofreció ocupar este puesto cuando tenía 32 años. Era un cargo que me imponía mucho respeto porque supone una responsabilidad enorme. De nuestros mil trabajadores dependen mil familias y mi labor significa conseguir que tengan un nivel de vida digno y una profesión de la que se sientan orgullosos, lo que garantiza el éxito de nuestra compañía. Al final lo acepté, recordando que de adolescente participé en un grupo scout donde aprendí que, si algo no te gusta, tienes que cambiarlo tú mismo. Además, ser responsable de 150 niños me aportó una experiencia muy valiosa para la gestión de personal, por eso siempre he valorado y potenciado el carácter social de la empresa.

Especialistas en aislamiento de montajes industriales de cualquier ámbito

Nuestra tarea es ofrecer servicios auxiliares de los montajes industriales en cualquiera de sus sectores. Trabajamos para mantener la energía y evitar su desperdicio a través del aislamiento, la protección contra el fuego, las pinturas anticorrosión y el andamiaje. Pero el servicio no se basa solo en el montaje sino en conferirle un valor añadido, colaborando desde la fase de diseño y desarrollando soluciones integrales concretas para cada uno de nuestros clientes.

Un equipo de gerencia joven y muy cohesionado

La multinacional alemana matriz reúne a más de 18.000 personas y está presente en Europa, Latinoamérica, África, Asia y Oceanía. Nuestra empresa se encarga del territorio español y trabajamos en los principales polos industriales de España: Bilbao, Tarragona, Huelva, Cádiz, etcétera. He tenido la suerte de poder construir mi propio equipo de gerencia con gente joven y llena de energía. Son profesionales que creen en lo que hacen, y me enorgullece su apoyo incondicional, pues, aunque no acaben de comulgar con una idea, si decidimos llevarla adelante la impulsan como si fuera suya; un trabajo en equipo que nos ha llevado a doblar la facturación, llegando a los 70 millones de euros en 2011.

Apuesta por la formación interna

Llevamos muchos años siendo líderes de nuestro sector en España y gozamos de un reconocido prestigio de seriedad. Por otra parte, nuestra mano de obra proviene de la formación interna, ya que en España la contratación es compleja y el sistema de formación profesional cubre muy pocas áreas. Además, el grupo KAEFER ha creado una academia que imparte formación universitaria especializada en liderazgo.

Trabajamos para las principales ingenierías del sector energético

Nuestro ámbito habitual es la industria energética. Trabajamos con petroquímicas, termoeléctricas y todas las industrias que necesitan procesos termodinámicos. Colaboramos con grandes ingenierías como Sener, Abengoa y Técnicas Reunidas, y con montadores mecánicos que necesitan servicios auxiliares de aislamiento, andamiaje y pintura, como Dragados. Ahora hemos realizado el aislamiento térmico de las dos grandes refinerías de Cartagena y Bilbao, donde teníamos unas 300 personas trabajando. También hemos colaborado en la construcción de centrales nucleares, aunque hoy en día estamos en este sector sobre todo en Francia.

Desde el sector eléctrico al naval, pasando por el alimentario

Hoy en día casi todas las energías se fabrican mediante un proceso térmico, por eso estamos muy involucrados con el sector eléctrico. Tratamos de que el máximo del calor generado se convierta en electricidad. Asimismo, elaboramos las cámaras frigoríficas de los submarinos de la armada española y construimos fábricas alimentarias, que necesitan muros y paredes especiales para conservar una atmósfera controlada. Además, habilitamos el interior de gran parte de los barcos construidos en España.

Exportación y colaboraciones en el extranjero

Exportamos a industrias energéticas, hemos colaborado en Ucrania o en Brasil y ahora estamos en Marruecos y Argelia. Trabajamos de forma independiente de la multinacional, que da espacio siempre que no pisemos el terreno de otro compañero. Hemos finalizado un proyecto en Catar con un cliente español, que nos ha servido de enlace para colaborar con nuestra empresa hermana en ese país. Este tipo de colaboración con equipos técnicos de la multinacional es habitual. Al igual que nosotros solicitamos colaboraciones fuera de España, otros países nos solicitan ayuda, sobre todo en construcción naval y en el mercado del gas natural licuado, ya que somos expertos en ambos sectores.

Auditorías térmicas para fomentar el ahorro energético

La temperatura es invisible, por eso muchos clientes no perciben que puedan estar perdiendo dinero. El plan de eficiencia industrial español podría mejorar notablemente solo invirtiendo en aislamiento, pero aún nos cuesta entender lo de invertir para ahorrar. Estamos realizando auditorias térmicas a nuestros clientes donde enseñamos de manera gráfica el calor perdido. A grandes rasgos, un metro de tubería aislada alcanza la misma reducción de CO2 que 150 árboles.

Firme apuesta por la energía solar

Se ha calculado que la radiación solar que incide en todos los desiertos durante seis horas puede proporcionar energía para alumbrar toda la Tierra durante un año. Con esa idea, se inició un proyecto en el Sáhara con la plataforma Desertec para abastecer a los países norteafricanos y parte de Europa. Es un proyecto que nos interesa mucho, dado que en España tenemos mucho sol. Además, la multinacional ha abierto un presupuesto para buscar soluciones que abaraten esta energía.

I+D+I y proyectos solidarios

Además de cada departamento interno de I+D+I, existe un equipo de investigación y desarrollo en Alemania que trabaja según las necesidades de la empresa. El presidente de la multinacional también cree en la vertiente social: tenemos un proyecto en Sudáfrica de protección contra el sida porque muchos trabajadores estaban contagiados y ello frenaba el desarrollo del país. Los ejecutivos tenemos que colaborar en proyectos sociales, para que no se nos olvide que todos venimos de la calle.

Cambio de mentalidad, el primer eslabón para superar la crisis

Más que una reforma del sistema laboral, lo primero que hay que cambiar es la mentalidad de los ciudadanos. Si nos comparamos con Alemania, el motor de Europa, existe una gran diferencia, ya que al alemán se le educa en la responsabilidad y el valor, mientras que en España tenemos una cultura de esforzarnos al mínimo y de exigir al máximo: una forma de actuar que lleva inevitablemente al fracaso.

La globalización impone una nueva forma de actuar

La situación actual no es fruto de un gobierno ni de muchos, sino de nuestra idiosincrasia. Si hemos aceptado la globalización tenemos que asumir sus consecuencias, y una de ellas es depender de un mercado económico mundial. En este sentido, en España contamos con una serie de problemas que nos restan competitividad respecto a otros países, como las dilatadas jornadas laborales, que imposibilitan conciliar trabajo y familia, lo que disminuye la motivación del empleado, o las luchas interinas entre comunidades autónomas, que nos impiden pensar como un equipo con el mismo objetivo.

Plantar una semilla en tierra fértil

La educación es la semilla de los árboles futuros, pero deben plantarse en tierra fértil. Esto implica reconocer que hay costumbres que debemos abandonar y tenemos que lograr que la gente esté descansada y lista para generar ideas. Las grandes ideas surgen así.

El fracaso es el primer paso hacia el éxito

Por cultura, en España existe mucho miedo al fracaso, pero yo creo que es el primer paso hacia éxito. Además, se rehúye sistemáticamente el dolor y el sacrificio, que de hecho representan un período de aprendizaje. Todos sufrimos para sacar adelante nuestros proyectos y nos vale la pena: esa es la clave.

Partidario de la federación europea

El BCE debería tener más libertad reguladora para equilibrar los problemas de la crisis. Soy partidario de la federación de los países europeos porque la individualidad no es buena para el éxito del conjunto. Necesitamos un único marco regulador para la dirección económica, las políticas comunes, la economía y la educación; dejar de competir en el interior para ser competitivos en el exterior. La historia ha demostrado que un país aislado no puede estar arriba mucho tiempo; por eso debemos unificar criterios socioeconómicos y crear un banco fuerte.

Democratizar el poder y compartir los conocimientos

Las personalidades europeas tienen que ceder parcelas de poder. Yo lo apliqué a la empresa desde el principio. Seguíamos una estructura piramidal, pero decidí democratizarla, y ahora todos nos sentimos mejor porque compartimos problemas, decisiones y soluciones. Por otro lado, sería bueno poder saber qué piensa un alemán con responsabilidad en España, y que nosotros pudiéramos enseñar a Europa nuestra forma de vivir. Debemos compartir conocimientos y esfuerzos.