Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Eduardo LLerena i López
EDUARDO LLERENA LÓPEZ.
Fotografía: Àngel Font.

EDUARDO LLERENA LÓPEZ. PROINLLER INGENIERÍA DEL VIDRIO / PROYECTOS E INGENIERÍA LLERENA

Obra:

Texto del 16-07-2012

La cultura del esfuerzo es indispensable para que surjan emprendedores que hagan crecer el país en el seno de una Europa unida política y económicamente; una visión lúcida y europeísta que refleja la formación personal, en tanto ingeniero industrial de carrera y como vidriero por oficio familiar, del responsable de esta entidad dedicada a las soluciones constructivas en vidrio que sabe por experiencia que innovar y arriesgarse es vital para progresar.

Una vida vinculada al arte del vidrio

Inicialmente aprendí el oficio del vidrio en el pequeño negocio de servicios de cristalería para particulares que mi padre, Eduardo Miguel Llerena, creó hace 30 años. Posteriormente, cursé estudios universitarios de Ingeniería Industrial y, tras licenciarme, a la vez que trabajaba como técnico de certificación de productos para la empresa AENOR, en 2003 fundé la sociedad de la que hoy soy propietario y director general. Ya desde un principio, mi intención fue complementar la experiencia del oficio de la cristalería con mi formación universitaria para llegar a realizar fachadas y obras singulares de vidrio. Aunque Proinller Ingeniería del Vidrio tiene sus raíces en la cristalería de mi padre, no se trata pues de una empresa que represente exactamente la continuación de un negocio familiar, sino que es una sociedad que, partiendo del mismo sector, ha evolucionado hacia otros ámbitos.

Empresa nacida al amparo de un vacío en el mercado

Al terminar mis estudios universitarios aposté por este tipo de negocio porque detecté que en el mercado español existía un vacío en el sector donde deseaba proyectarme. No estaba seguro de llegar a alcanzar un gran éxito, pero sí creía en la viabilidad de mi negocio.

Soluciones constructivas completas

Nuestra actividad consiste en realizar el desarrollo de soluciones constructivas. Para ello disponemos de un taller propio donde fabricamos todos los elementos metálicos que requiere cada proyecto. Proinller cuenta con un equipo de montadores que ensambla todos los elementos de la fachada mientras que el vidrio, en un formato hecho a medida, lo produce una empresa transformadora a la que nosotros previamente hemos indicado las medidas, las características y las unidades que necesitamos de material.

Colaboración con Gonzalo Moure y Alberto Campo Baeza

Proinller comenzó colaborando en obras de menor tamaño que, poco a poco, fueron ganando complejidad y volumen hasta llegar, en fechas recientes, a participar con dos arquitectos importantes: Gonzalo Moure, responsable de la construcción de la nueva sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, junto a quien hemos realizado todos los revestimientos de la fachada y de la cubierta de vidrio, lo que constituye una obra completamente innovadora; y Alberto Campo Baeza, con quien hemos hecho, a través de la constructora, la ejecución de los trabajos de la sede del Consejo Consultivo de Castilla y León, sita en Zamora. Además, en el ámbito internacional estamos introduciéndonos en el mercado americano, donde es probable que en breve realicemos un proyecto para un museo de Nueva York.

Ser creativos para satisfacer a nuestros clientes

La obra ejecutada en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid fue un verdadero reto. El arquitecto Gonzalo Moure hacía tiempo que buscaba una empresa capaz de elaborar un sistema de vidrio que, con mil kilos de peso, pudiera rodar sobre unos rodillos de nylon. Hasta aquel momento nadie había sido capaz de satisfacerle; cuando contactó con nosotros para exponernos su idea, nos prometió que, si lográbamos hacerla realidad, quedaríamos muy probablemente contratados de inmediato para la ejecución del proyecto. Obviamente, hallamos la manera de desarrollar aquel diseño y nos adjudicaron el trabajo.

Exportación orientada a los países desarrollados

Haber tenido la oportunidad de trabajar junto a arquitectos renombrados nos va a permitir replicar nuestro modelo de empresa en el exterior de ahora en adelante. Personalmente soy más partidario de la exportación en el mundo desarrollado que en los países emergentes. Por ello, concentro mis esfuerzos en conseguir que mi empresa sea más competitiva. Considero que las pymes que puedan aportar un valor añadido tienen que estar enfocadas hacia las sociedades más avanzadas.

El valor añadido de conjugar la visión del artesano con la del ingeniero

Existen grandes multinacionales de nuestro sector que son capaces de construir proyectos arquitectónicos de magnitud, siempre y cuando respondan a un sistema modular estándar, por ejemplo aluminio. Pero, cuando deben hacer frente a un encargo que se sale de lo común, la mayoría de estas grandes empresas no aceptan el reto que esto conlleva. El valor que me aporta conjugar la visión de artesano con una visión académica hace posible que pueda industrializar sistemas nuevos que llegan a sorprender a los propios arquitectos.

La innovación y el riesgo han sido claves en nuestro crecimiento

En las últimas décadas, el vidrio ha sido un elemento muy solicitado en el terreno de la arquitectura, ámbito en el que Proinller ha contribuido activamente a hacer posibles ciertas ideas arriesgadas. Y precisamente el hecho de haber sabido arriesgar e innovar más que otras empresas del mismo sector ha permitido que mi negocio crezca.

Ahorro de luz eléctrica y sistemas captadores de energía solar

Una de las ventajas que ofrecen las fachadas acristaladas es el considerable ahorro energético de luz eléctrica que supone la utilización de luz natural para la iluminación del edificio, aunque, por lo contrario, el vidrio tiene un peor coeficiente de transmisión térmica respecto a un bloque de ladrillo con cámara y aislamiento. Sin embargo, hoy se están desarrollando sistemas que integran captadores solares en el vidrio. En España sufrimos temperaturas muy extremas, lo que supone un factor importante a tener en cuenta. Las fachadas que integran este tipo de procedimientos todavía se encuentran en fase inicial y tienen un precio elevado, pero estoy convencido de que, a medida que vayan evolucionando sus técnicas, serán más asequibles y rentables.

Clientes que nos llegan por referencias, satisfacción o acción comercial

Nuestra cartera de clientes se ha forjado a través de diferentes vías. Como a medida que acumulamos experiencia nos van conociendo dentro de nuestro sector, en varias ocasiones han sido los propios arquitectos quienes han reclamado directamente nuestros servicios. Proveedores de vidrio y perfil han sido y siguen siendo un apoyo para captar posibles obras. También hemos recibido encargos que proceden de constructoras con las que habíamos trabajado antes y que, por tanto, conocen nuestra habilidad en la proyección de propuestas singulares. Asimismo, contamos con un sistema de acción comercial directa que consiste en visitar diferentes obras para comprobar si coinciden con nuestro tipo de actividad. 

Se ha perdido la cultura del esfuerzo

En general, las personas de mi generación, y de generaciones posteriores, pertenecen a familias que se han esforzado muchísimo para poder dar a sus hijos una formación académica, pero que quizá hayan fallado a la hora de transmitirles en qué consiste la cultura del esfuerzo, un valor indispensable para que lleguen a surgir emprendedores que hagan crecer el país.

El desarrollo acelerado de España nos ha perjudicado

El acelerado y caótico crecimiento económico de la España de las últimas décadas ha sido en gran medida responsable de la gravedad de la crisis, pues nos hemos creído demasiado rápido que teníamos un nivel de vida que no nos corresponde y hemos despilfarrado nuestros ingresos públicos y privados.

Hemos sobredimensionado nuestra capacidad productiva

Los elevados índices de demanda alcanzados durante los últimos años de bonanza económica en España han acabado sobredimensionando la capacidad productiva del país con un exceso de industria y personas que poseen un alto grado de conocimiento y formación. Ello ha supuesto que ahora muchos profesionales preparados vean como única salida la de desplazarse al extranjero porque en España no se ven perspectivas de futuro a corto plazo.

Por una Europa integrada y unida

Querer construir una Europa unida mientras los países integrantes protegen su soberanía es difícil. Europa es un continente histórico donde cada país tiene unos arraigos culturales particulares, pero esta actitud está interponiéndose en la idea de avanzar juntos para tratar de salir de la crisis. Me considero europeísta y apoyo una integración completa de la UE; de lo contrario, las políticas comunes vendrán marcadas por los países más poderosos, y ello puede resultar muy poco beneficioso para el resto.

De la burbuja inmobiliaria no fue responsable la ciudadanía

En España, la burbuja inmobiliaria ha propiciado que la crisis económica internacional haya resultado más severa para nosotros que para otros países. La responsabilidad de esta situación no se halla en el ciudadano, puesto que ni el Gobierno ni las entidades bancarias, que se supone que tienen una preparación superior a la del conjunto de la sociedad –aparte de información privilegiada–, lanzaron ningún tipo de mensaje para que fuéramos más prudentes y contenidos.

Agradecimiento a mis padres y a mi esposa

Mi trayectoria profesional está siendo posible gracias al apoyo que siempre me han brindado mis padres desde niño con una buena educación y también me siento inmensamente agradecido con mi esposa, Marián Lozano, quien durante estos años se ha mantenido a mi lado de un modo incondicional. Asimismo, agradezco el buen trabajo realizado por mi hermana María, que se ha convertido en una importante ayuda dentro de la empresa.