Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
ENCARNACIÓN GUILLÉN DÍAZ
ENCARNACIÓN GUILLÉN DÍAZ GUILLÉN & MÁRQUEZ ABOGADOS Murcia Licenciada en 2002. Ejerce desde 2003.
ENCARNACIÓN GUILLÉN DÍAZ GUILLÉN & MÁRQUEZ ABOGADOS Murcia Licenciada en 2002. Ejerce desde 2003.

ENCARNACIÓN GUILLÉN DÍAZ GUILLÉN & MÁRQUEZ ABOGADOS Murcia Licenciada en 2002. Ejerce desde 2003.

Obra:

Texto del 14-04-2008
Fotografía: FOTOS ORTEGA.

Con eficacia, vocación y rigor actúa esta letrada murciana, cuya juventud no le impide tener las ideas claras sobre una profesión en la que la mujer está cada vez más presente. Especializada en Derecho mercantil y civil, su despacho ofrece soluciones multidisciplinares de calidad. Crítica con las desigualdades autonómicas y defensora de la paridad entre sexos, trabaja para crear una sociedad más justa y comprometida con los derechos fundamentales.

La multidisciplinariedad, el trato personalizado y la calidad del servicio, bases del despacho

Guillén & Márquez Asociados es el bufete multidisciplinar que dirijo junto con mi socia, Regina Márquez Gutiérrez. Tenemos una sede en Murcia y otra en Archena. Nuestra filosofía se asienta sobre dos principios fundamentales: un trato personal y muy cercano al cliente, y la eficacia y la honestidad profesionales. Las cuatro letradas que integramos el despacho abarcamos gran variedad de cuestiones jurídicas y, por ello, somos muy conscientes de que es esencial estar al día de todas las novedades de nuestro ámbito. Nuestros clientes son tanto individuos particulares como medianas y grandes empresas. Nuestro propósito es ofrecerles un servicio que responda de manera rápida y eficaz a sus problemas.

La complicada conjunción entre abogacía y maternidad

En España, el número de mujeres licenciadas en Derecho supera ya el de hombres, pero dicha realidad no se refleja en la dirección de los bufetes, donde hay una amplia mayoría masculina. La profesional del Derecho tiene notables problemas para crear su propio despacho por diversas cuestiones, la más importante de las cuales es el inconveniente de compaginar la abogacía con la maternidad. Sirva como ejemplo que en los juzgados de Murcia es difícil encontrar letradas mayores de 40 años. Por todo ello, las abogadas murcianas nos estamos planteando crear una asociación para debatir los problemas de nuestro colectivo, al mismo tiempo que queremos que el Colegio de Abogados incluya en sus asuntos el tema de la conciliación entre la vida laboral y la familiar de sus afiliadas. Un foro desde el cual ayudo a difundir la igualdad entre los sexos es la Asociación de Mujeres Empresarias de Archena, de la cual soy la representante legal.

El más cercano de los tres poderes del Estado

El poder judicial es imprescindible para el correcto funcionamiento de una sociedad. El ciudadano acude a él cuando no tiene otra vía para resolver un problema, por ello es el más cercano de los tres poderes sobre los que descansa nuestro Estado de Derecho pero, paradójicamente, es también el más ignoto. Aunque el conocimiento de esta materia por parte de la población haya aumentado, todavía es insuficiente. Ése es el motivo por el cual la mayoría de la gente que acude al abogado se siente confusa y perdida. Para paliar tal impresión, resulta imperativo proporcionar siempre al cliente una información clara y veraz.

El juicio sólo es el remedio último

Los letrados debemos intentar no llegar a juicio, ya que alcanzar un acuerdo entre las partes suele ser viable en la mayoría de casos. Pero, cuando no es así, sólo queda recurrir al pleito. Nuestro cometido, una vez agotadas el resto de posibilidades, es trabajar para ganarlo.

Los abogados carecemos de derecho de huelga

El colectivo de abogados no puede hacer huelga, una prerrogativa reconocida como derecho fundamental de todos los trabajadores en nuestra Constitución y de la cual no estamos excluidos. Ello no obstante, el mismo sistema judicial no nos permite ejercer tal derecho, dado que un magistrado o un juez nos puede obligar a asistir a un juicio aunque nos declaremos en huelga. A la práctica, por tanto, los abogados no podemos hacer reivindicaciones laborales a través del instrumento más contundente y habitual de que disponen el resto de trabajadores para modificar y mejorar su situación.

El Derecho está vivo

Creo que debería ser más sencillo poder cambiar la Constitución, la norma suprema y de referencia para los españoles, porque la sociedad evoluciona y, lógicamente, también las personas que la integran. En consecuencia, la Carta Magna no puede ser un obstáculo para el desarrollo del país, sino la norma que nos ampare a todos y que contribuya a la reforma y a la mejora social. Que la Constitución no se modifique sólo es debido a razones políticas. La Corona, por ejemplo, necesita adaptarse a los nuevos tiempos y a los retos que se le plantean en el escenario social, como en el tema sucesorio, pero aún no se ha legislado sobre ello. Conviene tener claro que el Derecho está vivo y que debe adaptarse a las circunstancias sociales, políticas y económicas de un país.

El Tribunal Constitucional, sin politización, es la garantía de la legalidad

Los tres poderes básicos del Estado que se definen por su independencia deberían estar mejor separados, pero el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, organismos imprescindibles en un Estado de Derecho ya que validan y garantizan las decisiones políticas, están formados por cargos electos por el gobierno y este factor evita su plena soberanía. En este punto nuestros gobernantes se equivocan: el color del partido político debería quedar al margen de dichas instituciones.

España padece déficit de jueces

La Justicia, cuando es lenta, no es menos justa sino menos reparadora del daño, por lo que el transcurso del tiempo genera la sensación de que su equidad y eficacia se diluyen por el camino. El problema está en que España es deficitaria tanto en número de jueces como en la optimización de recursos de los mismos. Por ejemplo, cuando un cliente me pregunta cuánto va a tardar una resolución, le contesto que depende del juzgado que nos asignen y del funcionario que lo atienda. Por esta razón deviene una obligación informar al cliente de que es imposible precisar el tiempo que tardará en resolverse su caso.

Se reducen las desigualdades de género en los órganos de decisión judiciales

La presencia de magistradas en el ámbito de la Justicia española es cada vez más habitual. Tradicionalmente, siempre habían sido más numerosos los hombres, pero cada vez más la mujer va reduciendo esta desigualdad en los altos cargos gubernativos de la judicatura española.

La informatización de la Justicia española tiene que ser inminente

El proceso de informatización en el ámbito judicial se muestra imprescindible para enfrentarnos a los retos del siglo xxi, pero en España está siendo tan lento que padecemos un retraso muy importante respecto al resto de países europeos. Algo que podría ser tan útil como la realización de videoconferencias es hoy impensable por esa falta de recursos.

El ordenamiento jurídico español es de los más avanzados del mundo

España es de los pocos países del mundo en los que existe la posibilidad de realizar matrimonios homosexuales; además, nuestras leyes pretenden ser lo más igualitarias posible y el Código penal se erige como uno de los menos represivos de Europa. Por todo ello, el ordenamiento jurídico español es un referente para otros países a causa de su avanzado planteamiento. Es una lástima que a esta sólida base teórica no le acompañe una estructura técnica moderna por falta de medios económicos y humanos.

Libertad de expresión, un primer paso en la Transición

Tengo escasos recuerdos del período de transición española porque era muy pequeña, pero mis padres siempre me han hecho tener presente ese momento histórico. Para las generaciones que vivieron la etapa franquista, la llegada de la democracia supuso, entre otros aspectos positivos, el encuentro con la libertad de expresión.

Los políticos actuales podrían mejorar

Los jóvenes de hoy saben que existió una lucha antifranquista y que hubo un proceso de transición pero no son conscientes de las dificultades de aquel momento porque ya no se habla de ello. Fueron tiempos de grandes políticos, de unos románticos que, con su fervor democrático, forjaron una constitución vital. Esa clase política ha cambiado. Ahora, lógicamente, tenemos unos políticos acordes con nuestra actualidad, marcada por problemáticas diferentes, pero da la sensación de que carecen de la capacidad de diálogo y adaptación de aquellos de época post-franquista.

Las autonomías de primera y de segunda son una discriminación para el ciudadano

El hecho de que existan autonomías de primera y de segunda supone una discriminación absoluta para el ciudadano. Quizás tenga una lógica jurídica y económica, pero ello ha implicado que las comunidades pequeñas hayan tenido más dificultades para desarrollarse: por ejemplo, en Murcia las competencias en educación se han transferido hace muy poco, igual que las de salud. En general pienso que es bueno que haya delegación de competencias y autonomía, pero algunas comunidades se han beneficiado antes y más. Y es que la globalización siempre perjudica al más desfavorecido.

Es el momento de que el pueblo español refrende la Monarquía

Se nos olvida que estamos ante una monarquía que para nada es soberana: la impuso un general golpista para llevar a cabo la transición de un régimen dictatorial a uno de democrático, y se nos dijo que era la mejor opción. Respecto a este asunto, la Constitución es clara: la Corona de España es hereditaria, pero no sé hasta qué punto se informó sobre este tema. Creo que el pueblo no votó con total libertad y conocimiento sobre una cuestión tan compleja. Durante la Transición, el Rey intervino correctamente en la medida que pudo, pero el verdadero mérito fue del pueblo. Así pues, ahora que nos encontramos en un momento de plena libertad, la sociedad española tiene todo el derecho a refrendar esta institución.