Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Enrique González Becerra
ENRIQUE GONZÁLEZ BECERRA.
Fotografía cedida por Enrique González.

ENRIQUE GONZÁLEZ BECERRA. GAPSA

Obra:

Texto del 05-06-2012

La premura por cambiar el sistema de valores imperante, por sobreponerse a nuestro individualismo y por evitar un posible rescate comunitario de la economía española, o si se da por saber aceptarlo, destacan en las palabras del propietario de esta empresa de mobiliario metálico de oficina, que en menos de dos décadas ha devenido líder europea del sector siguiendo la estrategia del monoproducto especializado y abriéndose camino en mercados exteriores.

Aventura empresarial nacida de la experiencia como asalariado

La experiencia acumulada como comercial de una empresa de mobiliario de oficina en la que conseguí multiplicar por diez el volumen de facturación permitió que pudiese establecerme por cuenta propia, gracias al apoyo y la ayuda de mi esposa, Paquita Martínez, que no dudó en sacrificar el patrimonio familiar para hacer realidad mis expectativas empresariales. Desde el principio, tuve muy claro que la sociedad se especializaría en un producto concreto, porque ello me permitiría la diversificación, la excelencia y la flexibilidad necesarias para escalar con rapidez cotas de mercado. El mayor reto fue conseguir la financiación necesaria, pero fui afortunado porque nuestro producto resultó muy competitivo, razón por la cual pronto obtuvimos los beneficios necesarios para consolidarnos y expandirnos.

Diseño y manufacturación de armarios metálicos de oficina

Desde nuestra creación nos dedicamos al diseño y la manufacturación de armarios metálicos de oficina con una peculiaridad: su sistema de apertura. Los muebles están formados por una estructura metálica de hierro laminado en frío, tratada para evitar la oxidación, pintada sin disolventes y secada en hornos para asegurar la resistencia y dureza del armazón que se cierra con una persiana de PVC ignífugo, la cual facilita el acceso a la documentación almacenada y optimiza el espacio; no en vano nuestro eslogan es “Gapsa, espacio útil”. Esta particularidad y la apuesta por su desarrollo nos han permitido ser la empresa más competitiva de nuestro mercado.

Una estrategia exportadora de origen

Llevamos a cabo tanto producción estandarizada, que se adapta a las necesidades específicas de cada mercado y que se presenta ya montada o desmontada para facilitar el montaje y salvar costes durante su transporte, como encargos especiales, a medida de nuestro cliente. Nos dedicamos al diseño y a la fabricación personalizada de armarios metálicos, comercializados con nuestra marca, y en función de lo que el cliente necesite. Por norma general, este tipo de encargos los realizamos para grandes multinacionales, que demandan muchas unidades y las personalizan según sus necesidades e imagen corporativa. Desde nuestros orígenes nos planteamos como primera vía de negocio la exportación masiva, persiguiendo siempre la diversificación de la clientela. Esta línea de actuación nos ha permitido consolidarnos y manteneros a pesar de las oscilaciones específicas que pueda sufrir un determinado mercado. De hecho, esperamos hasta 1998 para empezar a operar en el mercado nacional. 

Nuestros planes de futuro contemplan asentarnos en Estados Unidos

En cuanto a los artículos, nuestra previsión de expansión futura pasará por la introducción de nuestros armarios para el almacenamiento seguro y la recarga de ordenadores portátiles en centros educativos y por el diseño y la producción de otros muebles destinados al de almacenaje, tales como taquillas o cajoneras. Por lo que respecta a los nuevos mercados, acabamos de introducirnos en Miami, y nuestros planes de futuro contemplan asentarnos en los Estados Unidos. Supondrá todo un reto, porque su cultura archivística, basada en el archivo clásico lateral, difiere de la nuestra, por lo que la irrupción de Gapsa supone también la de una nueva forma de organización en la oficina y el hogar.

Cómo conquistar un nuevo mercado

La conquista de nuevos mercados es un camino lento, laborioso y cuyos preliminares de persuasión captación se pueden prolongar durante años. La divulgación de las ventajas de un producto ha de llevarse a cabo por persuasivos e insistentes representantes que deben argumentar con conocimiento y capacidad dialéctica las ventajas del  producto que presentan en su catálogo.

El equipo de diseño se nutre de las sugerencias que los clientes insinúan al equipo comercial

El Departamento Comercial reporta al de diseño las necesidades específicas y las peticiones que realizan los clientes. A partir de estas recomendaciones de la demanda, nuestros diseños van evolucionando en su función, forma y acabados.

Grupo familiar

Gapsa encabeza un grupo de empresas familiares en que estamos implicados los cuatro miembros de la familia González Martínez. Mi cónyuge es la administradora gerente de una compañía del grupo, que se encarga de la comercialización de nuestros productos en España; nuestra primogénita, Anabel, es la adjunta de dirección y nuestra benjamina, Amanda, es la responsable de marketing y comunicación.

Repercusiones del crac de 2008

El volumen de ventas de nuestro producto había crecido de forma exponencial desde 1996; sin embargo, el crac de 2008 significó un importante e­stancamiento y posterior caída. Aun así, durante el año 2011 se vendieron 105.000 unidades en todo el mundo.

Evitar tanto maquillar la realidad de España como su deformación

Pese a ser la undécima economía del mundo y la cuarta de la Unión Europea, los mercados internacionales nos perciben como un país debilitado. Deberíamos acabar con esta imagen desde el consenso, la unidad y la tranquilidad, evitando tanto el maquillaje sistemático de la realidad como su deformación, una oscilación que contribuye a incrementar nuestra escasa fiabilidad presente. Si al final nuestra fragilidad ante la comunidad internacional impone un rescate, debemos aceptarlo y luchar por superar la situación. Nuestra principal baza es ser un país lleno de posibilidades económicas y empresariales, además de fabricar productos que siguen gozando de gran valor por su diseño y calidad en todo el mundo.

Tomar ejemplo del modelo estadounidense de apoyo a los emprendedores

La acuciante falta de crédito está ahogando a las empresas. Las autoridades tendrían que obligar, incluso jurídicamente, a la concesión de créditos para reactivar la actividad económica. En este sentido, podríamos tomar ejemplo del modelo estadounidense que siempre apoya a los emprendedores cuando plantean una iniciativa empresarial sólida.

Deficiente gestión de los recursos públicos

A poco que uno compruebe la situación económica de los diferentes niveles administrativos del país, se advierte que hay innumerables ejemplos de mala gestión de los recursos públicos, empezando por los municipios y siguiendo por las diputaciones, las comunidades autónomas y la Administración central. Lamentablemente, en todas ellas se evidencia que la reforma y la racionalización de la estructura estatal es prioritaria. Tenemos que corregir los solapamientos de funciones y los excesos en el gasto público, que partieron de considerar como ordinarios los ingresos extraordinarios derivados de la construcción, con los que se financiaron infraestructuras innecesarias y que ahora no podemos mantener.

Reforma laboral incompleta

La reforma laboral facilitará la acción empresarial porque permite truncar los derechos adquiridos de los trabajadores en cuanto a lugares de trabajo y turnos, por lo que deberán adaptarse a las necesidades específicas de la empresa. Sin embargo, en cuanto a indemnizaciones, ha sido demasiado suave, porque un empresario no se puede permitir el lujo de pagarlas en caso de que se produzca un concurso de acreedores o una quiebra.

Implicar al trabajador en el crecimiento de la empresa

Hay que concienciar más a los trabajadores españoles para que se involucren de forma más activa en el crecimiento y mejora de la empresa y son poco flexibles. Necesitamos mano de obra cualificada, flexible y dialogante que identifique la consolidación y expansión de su compañía como un éxito y beneficio propios con consecuencias individuales y colectivas futuras.

Con distinto rasero

En nuestro país la gestión del dinero público no siempre es tan eficiente como debiera y, es más, a menudo incluso responde a intereses políticos o espurios que nada tienen que ver con la practicidad o el bien común. A pesar de la trascendencia futura de una correcta gestión de los fondos públicos, nuestros representantes nunca han de dar cuenta ante la justicia de sus acciones, a diferencia de los gestores de entidades privadas, que han de responder incluso con su patrimonio, aunque su gestión haya sido correcta, lo que sin duda no resulta justo, más aún si consideramos que las empresas son las que aseguran la prosperidad de un país.

Individualismo y errónea escala de valores

Todos los agentes sociales deberían reflexionar sobre nuestro sistema de valores y sobre la legislación existente, y tener muy presente la gravedad de la actual crisis con el objetivo de trazar planes de actuación para revertir la situación. Es imprescindible que todos cooperemos para superar del modo menos traumático posible la difícil coyuntura presente, meta para la cual será menester realizar grandes esfuerzos y, sobre todo, revocar nuestra mentalidad atávica de confrontación entre patronal y sindicatos. Este cambio tiene que producirse en el seno de un sistema educativo que apueste por el esfuerzo y la excelencia. Sin duda, la causa subyacente de la recesión actual reside en nuestro individualismo y nuestra errónea escala de valores, y únicamente recuperando la importancia del esfuerzo, del dinamismo y del trabajo podremos ser, en el futuro, una economía competitiva.