Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
FERNANDO MORENO EGEA.

FERNANDO MORENO EGEA. SOLUTEX

Obra:
Texto del 14/12/11 .
Fotografía cedida .
 

Animar a la sociedad a valorar un modelo de aventura empresarial innovador y creativo, que produzca riqueza social y desarrollo tecnológico, es uno de los deseos del distinguido doctor Ingeniero Agrónomo Fernando Moreno. La intensa trayectoria profesional de este emprendedor es paradigma de tesón, inteligencia, formación constante y capacidad gestora, lo que le faculta para invocar una mayor reflexión y claridad por parte de nuestra clase política.

Inicios en una época difícil laboralmente pero llena de ilusión de cambio

En el año 1985 España se encontraba en pleno proceso de transición democrática, y en aquel marco la sociedad vivía inmersa en una situación económica no muy diferente de la actual: alta tasa de paro, intereses del capital al 18% y una inflación galopante. Por consiguiente, buscar un puesto de trabajo era entonces, como lo es hoy en día, una tarea no exenta de dificultades. Si bien es cierto que, por otro lado, nos incorporamos en esos años a la Unión Europea y nos encontrábamos en medio de un proyecto innovador muy entusiasmante, basado en la introducción de capital extranjero y cuyo objetivo era cambiar el modelo de país, lo cual nos ayudó a todos a seguir adelante. Y fue esa ilusión de futuro, que por naturaleza caracteriza a la juventud, la que al final me permitió lograr un empleo.

Compaginé mi doctorado con el trabajo

Es en aquel entorno social en el que empecé a trabajar como ingeniero agrónomo para Vall Companys, empresa industrial alimentaria potente y dinámica que era regida por modélicos empresarios y estaba situada en Lleida. En ella me desarrollé profesionalmente, dado que supuso toda una escuela de negocios para mí. Mientras trabajaba, concluí mi doctorado sobre la utilización de enzimas en la alimentación avícola, lo que me ayudó a avanzar en la consistencia del razonamiento científico y a adoptar una metodología basada en la capacidad analítica y sintética. Mi tesis obtuvo apto cum laude por unanimidad.

Recuerdo de don Tomás Pascual

Tras doce años en Lleida, durante los cuales conocí la realidad de una industria y observé sus modelos y alternativas, decidí trasladarme a Madrid. Allí comencé a trabajar para una multinacional láctea, donde aprendí el método de control presupuestario y de gestión, y a continuación me incorporé como subdirector general al Grupo Leche Pascual, en Aranda de Duero. Estuve solamente dos años, tiempo más que suficiente para comprobar que don Tomás Pascual era una persona entrañable que despertaba gran respeto por su carisma y fortaleza como empresario.

El reto personal de devenir empresario

He tenido la suerte de vivir unos años intensos de evolución industrial en España, y he podido llegar a la base del conocimiento mediante la aplicación de la tecnología. Pero llega un día en que uno siente la soledad y la incertidumbre de la dirección general y decide pasar del mundo directivo al mundo empresarial. Es una actitud personal a través de la cual uno se conoce mejor a sí mismo. Y cabe decir que implica un riesgo y un gran reto, puesto que obliga a romper con una comodidad económica adquirida con el tiempo y a invertir el capital propio. Antes que nada, me considero un constructor de empresas.

Sin un buen equipo, el éxito empresarial es imposible

Así pues, después de un año ordenando mis conocimientos, en el 2004 preparé un modelo personal de negocio adaptado a lo que consideraba adecuado para obtener una financiación y poner en pie mi idea. Confiando en mi capacidad ejecutora, defendí el modelo de ejecución más que la idea en sí. Lo primero fue rodearme de un buen equipo, la piedra de toque de la que siempre depende cualquier éxito empresarial. La financiación la obtuve de la Sociedad de Desarrollo Industrial de Aragón, que invirtió en mi entidad, me prestó capital y aportó habilidades de consejo de administración. Fueron unos magníficos socios a los que guardo gran cariño.

Uso del CO2 para producir ingredientes farmacéuticos, nutricionales y cosméticos

Solutex es una empresa de base tecnológica que no vende tecnología pero sí realiza de forma estratégica productos para el mercado global. Trabajamos con CO2 en estado supercrítico, con el que procesamos materias primas de origen natural y obtenemos ingredientes y especialidades para la industria farmacéutica, nutricional y cosmética. El CO2 tiene un punto termodinámico por encima del cual el gas adquiere las propiedades de disolución de un líquido y el líquido las propiedades de difusión de un gas, y actúa como ambos al mismo tiempo, lo que lo convierte en un solvente poderosísimo. Asimismo, no genera residuos ni en la atmósfera ni en el producto, por lo que se le considera química verde. Además es rentable, con lo que entramos en la química sostenible.

Modelización química, simulación termodinámica y escalado industrial

A partir de aquí escalamos el modelo industrial, es decir, definimos la modelización química, pasando por la simulación termodinámica y la optimización en la geometría de la planta. La tecnología supercrítica es un concepto que en los laboratorios se conoce desde los años 20; la descafeinización del café o la producción del lúpulo para la cerveza, por ejemplo, son procesos obtenidos por medio de la química del CO2. Desde nuestras propias unidades de desarrollo hemos llevado a cabo el escalado industrial en una fábrica competitiva y poseemos un diseño de negocio comercial en el ámbito internacional.

Exportamos el 90% de nuestro volumen de negocio

El primer año alcanzamos producción y beneficios auditados y hoy estamos a pleno rendimiento. Tenemos una fábrica en España, otra en la India y una oficina comercial en Estados Unidos; es un negocio global y corporativo con más de cien trabajadores en ejercicio. Desarrollamos dos líneas de negocios: una de aceites esenciales y extractos, donde creamos especialidades para aromas y fragancias, y otra formada por la unidad de biolípidos en la que obtenemos altos concentrados de omega 3, para fórmulas nutracéuticas y farmacéuticas. El 90% de nuestro volumen de negocio se encuentra en el exterior.

Sociedad conjunta con el Grupo Ferrer

Mantenemos una sociedad conjunta con el Grupo Ferrer, la tercera compañía farmacéutica del país para el desarrollo y la comercialización de fórmulas a base de Omega 3. Nuestro destino final es la oficina de farmacia, que ofrece un gran servicio público cualificado, lo que se traduce en una extensión de nuestro sistema de salud, y como tal representa una garantía para el ciudadano.

Adaptar nuestro marco laboral al del resto de Europa

Hay que adaptarse al mercado laboral de nuestro entorno. Un empresario, en contra de lo que piensan los representantes sindicales, no quiere despedir a sus empleados, pues ello supone perder un conocimiento importante y un saber hacer que no está en los procedimientos. Alemania ha encontrado una flexibilización de su mercado de trabajo sin despido, y Holanda es el país de la Unión Europea que más contratos tiene a tiempo parcial y cuyo Estado de bienestar es más sostenible que el nuestro, con un 4% de paro.

Emitir eurobonos no me parece una solución a largo plazo

Tal vez emitir eurobonos solucionaría a corto plazo el déficit estructural del país, pero dudo que acabase con el problema de fondo. Posiblemente, una devaluación del euro sería más útil para que los países no estuvieran en una situación de déficit permanente. España únicamente cuenta con política fiscal para defender sus intereses financieros. Estamos inmersos en una espiral de la que será difícil salir.

Negar la crisis fue una falta de respeto hacia la sociedad

No me corresponde hacer una valoración ecuánime de la tarea del Gobierno; lo que resulta indudable es que la negación de la crisis fue una falta de respeto hacia la sociedad, porque a nadie le gusta que le engañen o no le digan la verdad, y el político debe ser claro ante todos los ciudadanos, aunque ello vaya en contra de los intereses de su partido.

¿La Constitución no era intocable?

La Constitución es un marco de referencia que nos ha proporcionado gran prosperidad, pero, como todo en la vida, ha de evolucionar y adaptarse a los tiempos. No me inquieta en absoluto modificar la Carta Magna para afrontar responsabilidades ante los mercados. Sin embargo, me parece incoherente lanzar el mensaje de que es intocable y luego, en 24 horas y por requerimientos externos, cambiarla sin ningún pudor.

Racionalizar el gasto público y las estructuras del Estado

Como sucede en una empresa, cuando se viven años de expansión y se crece muy deprisa, surgen ciertos desequilibrios que obligan a efectuar correcciones, mejoras y ajustes constantes. Es necesario, en consecuencia, realizar de manera convencida una racionalización del gasto público y una revisión de las estructuras del Estado.

Los problemas hay que afrontarlos en clave de oportunidad

Que el Estado de las Autonomías nos ha traído años de progreso es evidente. Pero ahora es tiempo de perfeccionarlo y optimizarlo, y no de demolerlo. Los problemas hay que afrontarlos en clave de oportunidad. Se impone reflexionar sobre ellos con serenidad, sin desasosiego ni falta de perspectiva, y de su análisis saldrá una síntesis que habrá de ser bien utilizada. Nuestros políticos deben tener más visión y sentido de Estado, porque vivimos en una comunidad plural de regiones bien entendida con una historia común. Los ciudadanos no buscamos ser beligerantes.

Europa es nuestro destino natural

Europa es nuestro entorno geográfico, económico y social por antonomasia, pero nuestras empresas deben de orientarse no solamente a este mercado nuestro natural, sino al mercado global.