Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Francisco José Pérez Botello
FRANCISCO JOSÉ PÉREZ BOTELLO.
Fotografía cedida por Volkswagen-Audi España, S.A.

FRANCISCO JOSÉ PÉREZ BOTELLO. VOLKSWAGEN ESPAÑA

Obra:

Texto del 14-06-2012

La industria del automóvil es una de las más potentes de España: produce riqueza tangible e invierte notablemente en I+D+i; una realidad ampliamente conocida por el director de la división en España de una marca de notorio prestigio e historia, motor del grupo líder en Europa de fabricación de vehículos, cuyas palabras evidencian la necesidad de apostar desde instancias gubernamentales por este ramo, dándole a nuestro país la imagen de creatividad y progreso que se merece.

España es el segundo fabricante de automóviles de Europa

El sector del automóvil es uno de los más importantes de nuestra industria: representa cerca del 10% del PIB; invierte grandes cantidades de dinero en I+D+i y es uno de los grandes motores de la exportación española, algo clave para recuperarnos económicamente dado el estancamiento del consumo interno. Considerado en estos términos de exportación, el sector contribuye con unos 40.000 millones de euros obtenidos, no con materias primas, sino gracias al alto valor añadido de los productos. Asimismo, respecto a la recaudación tributaria, genera al país más de 24.000 millones de euros. Aun así, parece que la sociedad española no valora nuestra actividad en proporción directa a la gran riqueza que genera y a su eficacia como instrumento para salir de la crisis; por eso nuestro desafío es conseguir que la ciudadanía se sensibilice al respecto, porque, además, hay que tener en cuenta que España es el segundo fabricante europeo de automóviles después de Alemania.

La fábrica de Volkswagen en Navarra es la única productora del Polo en Europa

La presencia del Grupo Volkswagen en España y su impacto en la economía es muy importante. El Grupo representa más del 1% del PIB y comercializa –bajo las marcas Volkswagen, Audi, Škoda y SEAT– el 25% de los automóviles que se venden en España. Solo la marca Volkswagen emplea a unas 7.000 personas entre la planta de Navarra, la importadora y la red de concesionarios. Otro dato que pone de relieve nuestra importancia en España es, por ejemplo, que la fábrica de Volkswagen en Navarra es la única productora del modelo Polo en Europa, un 80% de cuya producción se exporta. 

Volkswagen-Audi España

Volkswagen España está integrada en Volkswagen-Audi España, la compañía de distribución de automóviles líder en el mercado español. Volkswagen-Audi España comercializa, además de Volkswagen, las marcas Audi, Škoda y Volkswagen Vehículos Comerciales, cuatro marcas de reconocido prestigio, dotadas todas ellas de una autonomía total de gestión, pues cada una es responsable de sus propios resultados, dentro siempre de unos parámetros establecidos por el Grupo. Además, el Grupo cuenta en España con SEAT, Volkswagen Finance y Volkswagen Navarra.

Líderes en cuota de mercado

Volkswagen no es un fabricante generalista al uso. Somos una marca semi premium, con todo lo que esto implica en calidad de los acabados, del servicio postventa, etcétera, y por ello debemos mantener también un buen nivel de equipamiento en nuestros vehículos. No podemos reducir ni las prestaciones ni el equipamiento, pues a medio plazo se crea una cierta desafección hacia la marca. Aunque esta filosofía nos impide bajar los precios, trabajamos mucho para lograr buenas ofertas de financiación que hagan más asequible el producto al cliente. Pese a que en términos absolutos sean malos tiempos para el Grupo Volkswagen en España, pues no hay volumen de mercado interior, en términos relativos son buenos, ya que hemos crecido mucho en penetración y, a junio de 2012, somos líderes del mercado.

Compromiso absoluto con el medio ambiente

Nuestro compromiso con el medio ambiente es absoluto. Hasta el 2016, el Grupo invertirá más de 40.000 millones de euros que irán destinados a reducir el impacto medioambiental a través de vehículos, motores y tecnologías más eficientes y ecológicas, de procesos de producción amigables con el entorno y de un menor consumo de energía. No todas las empresas de automoción han manifestado un compromiso semejante. Sin embargo, de momento el consumidor aún no está dispuesto a pagar un poco más por una tecnología más desarrollada que disminuya el nivel de emisiones.

Por cada coche que vendemos, plantamos un árbol

Hace cuatro años pusimos en marcha en la marca Volkswagen una iniciativa que muestra nuestro compromiso con el medioambiente: por cada coche que vendemos, nos comprometemos a plantar un árbol. Llevamos plantados unos 300.000. Esta iniciativa se enmarca dentro de una filosofía de marca en materia de movilidad sostenible que denominamos Think Blue, que tiene como prioridad la protección medioambiental.

Convivencia a medio plazo entre el vehículo a combustión, el híbrido y el eléctrico

El uso del automóvil eléctrico se generalizará tarde o temprano. Sin embargo, durante mucho tiempo aún van a convivir tres tecnologías a la vez: el motor de combustión interna, el híbrido y el vehículo eléctrico de batería. Pensemos que hay motores de combustión que pueden ser más respetuosos con el medio ambiente que un coche eléctrico, pues este también “emite” CO2, asociado a la producción de la energía eléctrica que consume. Todo depende del mix energético de cada país. En España el mix es bastante verde, pero el coste en kilovatios es muy alto. Nuestro compromiso con la sostenibilidad es firme y se materializa en el objetivo que nos hemos marcado de que cada nuevo prototipo sea como mínimo un 15% más eficiente y sostenible que el anterior.

El automóvil ha cambiado el mundo

El automóvil ha cambiado el mundo, la fisonomía de las ciudades, los hábitos de las personas; es un concepto muy simple con un desarrollo muy amplio que proporciona una libertad de movimientos rápida y segura. Esto es visible en Asia, cuyas ciudades están evolucionando en 30 años lo que las europeas evolucionaron en 300.

Por cada euro invertido en estimular la demanda de automóviles, el Gobierno recauda tres

Se deben poner en marcha medidas de estímulo para reactivar la economía. El sector del automóvil puede contribuir mucho en este sentido a través de un plan estructural que esté alineado con la política medioambiental del país, la seguridad vial y los ingresos, desde un punto de vista tributario. Está demostrado que cuando el Gobierno invierte correctamente en medidas que estimulen la demanda de automóviles, por cada euro invertido, recauda tres.

Apostar por el sector se interpretaría de manera positiva en los mercados exteriores

Hay que ajustar los costes de la economía del país, eliminar lo superfluo y optimizar la organización del Estado y la Administración pública. Se debe tener claro en qué invertir para crecer. La compra de un vehículo se basa en la confianza de las personas en el futuro. Una apuesta por el sector como motor del estímulo económico del país sería una medida inteligente y se interpretaría de manera positiva en los mercados exteriores, ya que se considera como un indicador de la capacidad de crecimiento de un país.

Los políticos de la Transición fueron un ejemplo para el mundo

Todos tenemos la obligación de exigirle a la clase política mayor altura de miras. Hace falta una cierta flexibilidad ideológica que permita acordar las rutas para conseguir ciertos objetivos. Los Pactos de la Moncloa ilustran este espíritu de consenso. Los políticos de entonces se pusieron de acuerdo dejando de lado rencillas más cruentas que las que puedan tener los dirigentes actuales. Fueron un ejemplo para el mundo.

Hacienda y gobiernos autonómicos sellaron un pacto histórico

Me dio mucha confianza la reunión del Ministerio de Hacienda con las comunidades autónomas para definir sus objetivos de déficit público. Con independencia de la configuración política del Gobierno autonómico de turno, todos salieron de la reunión con una sola voz. Fue un mensaje muy positivo. Lamento que haya pasado tan desapercibido, porque es un hecho de gran relevancia.

No tenemos nada que envidar a nadie en cuanto a capacidad y profesionalidad

He vivido varios años fuera de España, y puedo asegurar que los españoles no tenemos nada que envidiar a nadie en cuanto a profesionalidad y talento. Nuestra empresa es un claro ejemplo de ello. Somos una compañía de referencia en Europa formada casi exclusivamente por empleados españoles. En estos días se reúne en nuestro país ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles). Dicha reunión es una señal de la confianza del sector hacia España.

La multiplicidad administrativa española disuade a muchas multinacionales de asentarse en el país

Nuestra meta ha de ser lograr las bases que permitan un mercado único en todo el Estado y termine con las dificultades que suponen las distintas regulaciones autonómicas, porque para muchas multinacionales constituye un elemento disuasorio a la hora de implantarse en España.

Volver a una economía productiva, uno de nuestros grandes retos

El crédito es un elemento crítico para la recuperación económica. Debemos reestructurar cuanto antes el sector financiero para que cumpla su función capital, que es canalizar el crédito a las empresas y las familias. Hemos perdido mucho tejido productivo a causa de la economía especulativa, por eso uno de nuestros grandes retos es recuperar cuanto antes un modelo de economía productiva.

Alemania ve con preocupación a España, pero eso no impide que la apoye

Me consta que los alemanes tienen una gran simpatía por nuestro país. Volkswagen España recibe un apoyo constante de la empresa matriz. Alemania es es el mayor contribuyente a la economía europea, por lo que resulta lógico que vigile el correcto empleo de sus préstamos. El que vea con preocupación la situación económica de nuestro país no le impide ayudarlo si es necesario.