Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. José Ramón Lanceta Rapún et alia
FRANCISCO TORRES LECINA, PEDRO GAMEN SIERRA, JOSÉ MANUEL BUIL PAUL, JOSÉ RAMÓN LANCETA RAPÚN, JOSÉ MARÍA VIÑUALES SANCLEMENTE y ALBERTO BOMETÓN BORRUEL.
Fotografía: Xavier d’Arquer (Doblestudio).

FRANCISCO TORRES LECINA, PEDRO GAMEN SIERRA, JOSÉ MANUEL BUIL PAUL, JOSÉ RAMÓN LANCETA RAPÚN, JOSÉ MARÍA VIÑUALES SANCLEMENTE y ALBERTO BOMETÓN BORRUEL. BADA

Obra:

Texto del 14-03-2013

Gracias a un equipo de profesionales con entusiasmo por desarrollar ideas innovadoras, esta filial del grupo alemán Bada AG ha conseguido alcanzar una posición privilegiada dentro del sector de los plásticos tecnológicos aplicados a industrias como la de la automoción o la electricidad. Su gerente cree que la salida de la crisis pasa por la recuperación de la función dinamizadora de la banca y por una reforma en profundidad del Estado autonómico y del sistema laboral.

Primer centro de producción en el extranjero del grupo alemán Bada AG

Bada se estableció en España hace unos siete años como consecuencia de una decisión tomada por la compañía alemana Bada AG, cuyo objetivo estaba encaminado a reforzar su posición como empresa en todos los países de la franja mediterránea, desde Turquía, Túnez y Marruecos hasta España, Francia, Italia y Portugal. La empresa matriz suministraba el producto al norte y el este de Europa, pero no se sentía competitiva para llegar a los países latinos, de ahí que al final se pusieran en contacto con un equipo directivo español para crear su primer centro de producción en el extranjero. Somos pues el resultado de una estrategia empresarial resultante de la combinación de fuerzas e ideas alemanas y españolas, y mantenemos una excelente relación personal, basada en la confianza mutua, con los propietarios de la central.

Fabricamos compuestos específicos a base de plásticos técnicos

Nuestro sector está enfocado a las aplicaciones técnicas. Fabricamos termoplásticos técnicos y elastómeros termoplásticos de gran calidad para sectores tan diversos como la automoción, la electrónica, el deporte y el ocio, la construcción, el mobiliario, la tecnología médica o el menaje. Se trata de semielaborados, entendiendo por tales distintos tipos de polímeros vírgenes que convertimos en plástico técnico al fundirlos y añadirles lo necesario para que la pieza resultante –que nuestro cliente realiza al inyectar el plástico en un molde– contenga las propiedades estructurales, químicas y térmicas requeridas, con lo que conseguimos un producto de gran valor añadido.

Tecnológicamente eficientes y muy versátiles en el trato con el cliente

Seguimos las grandes líneas de negocio que marca la matriz alemana, pero siempre con un margen generoso para que podamos desarrollar el producto a la medida de las necesidades del cliente, que siempre se muestra receptivo ante las propuestas de mejora que le planteamos, lo que, sin duda, constituye una de las razones que explican el éxito empresarial que estamos obteniendo. Al pertenecer a un grupo alemán poseemos la tecnología suficiente para desarrollar productos que no puede realizar cualquier otra entidad local, y a la vez gozamos de la flexibilidad de una pyme, lo que nos permite asumir gran cantidad de trabajo en un tiempo reducido. El precio del producto final es importante, pero mientras no se encarezca demasiado, siempre se apuesta por las ventajas técnicas que ofrezca. En suma, somos tecnológicamente eficientes y muy versátiles en nuestro trato directo con el cliente.

Automoción, electricidad y electrodomésticos

Un 35% de nuestro trabajo está destinado al sector de la automoción, un 30% al eléctrico y el resto a sectores diversos, entre los que se encuentra el de los electrodomésticos. Las extrusoras de última generación de las que disponemos nos permiten garantizar la seguridad de los procesos de extrusión e inyección mediante los que obtenemos unos plásticos de gran calidad –cuya materia prima proviene de todas partes del mundo–, que sirven para elaborar componentes internos de los más diversos productos; por ejemplo, los que van situados bajo el motor o dentro de un determinado mecanismo electrónico.

Espíritu innovador, dinámico y flexible

Formamos un equipo de unos 50 trabajadores, la mitad de los cuales son operarios de planta y la otra mitad se reparte entre el personal químico de laboratorio e ingenieros de procesos para el desarrollo del producto, al que siempre intentamos incorporar personas bien preparadas que después reciben la necesaria formación específica, tanto en Huesca como en Alemania, de acuerdo con el espíritu innovador y la flexibilidad que rigen nuestra filosofía.

Huesca ofrece manifiestas ventajas logísticas y personales

Nos hallamos ubicados en Huesca por dos motivos fundamentales: en primer lugar, casi todos los componentes del equipo somos naturales del entorno y, además, nos ofrece ventajas indudables desde el punto de vista logístico, pues nuestro principal mercado se encuentra en Cataluña, el País Vasco y Madrid, y esta equidistancia de los tres puntos y la cercanía a la frontera francesa nos facilita el trabajo para mover alrededor de diez mil toneladas al año, cantidad más que considerable para un producto técnico.

Meses de trabajo intenso para homologar un producto

Homologar un producto nos obliga a trabajar durante meses en él para que al fin el cliente acabe aceptándolo, lo que significa tener que realizar muchas pruebas y ensayos de uso antes de dar el visto bueno. Cuando constituimos la empresa, en mayo de 2007, estuvimos año y medio distribuyendo material fabricado en Alemania mientras conseguíamos las homologaciones necesarias para poder arrancar la fabricación en Huesca, y a partir de entonces todo fue cuestión de demostrar nuestra excelencia en el servicio y una alta capacidad de desarrollo.

Fortalecer nuestra red comercial

El 35% de nuestro producto se exporta sobre todo a Francia, Italia, Portugal, Turquía, Inglaterra y Sudamérica, y solemos acudir a las ferias porque algunos clientes lo agradecen; pero el modo más efectivo de seguir creciendo es fortalecer nuestra red comercial, que se basa en la cercanía al cliente, a quien giramos visitas diarias y ofrecemos un trato personalizado, lo cual nos ha llevado a contar en España con 500 clientes activos y fieles a los que vendemos sin ayuda de distribuidores.

Hoy la rapidez de entrega del producto es esencial

Hoy día, a consecuencia de la crisis, los compradores no nos hacen pedidos más que cuando lo necesitan, y casi siempre con carácter de urgencia; por eso, el servicio de entrega se ha de efectuar lo más deprisa posible, y ello nos obliga a mantener algo de stock para cumplir con los plazos de entrega de los clientes importantes que requieren de una rotación continuada, lo que nos ha abierto muchas puertas.

Alemania está satisfecha con las reformas del Gobierno español

Considero que la imagen de España en el extranjero es cada vez más positiva. Alemania, por ejemplo, se ha mostrado satisfecha por el ritmo y consistencia de las reformas estructurales acometidas por el Gobierno actual, pues van encaminadas a superar las tremendas dificultades por las que atraviesa la eurozona y a generar una Europa sólida y con futuro, comprometida con la defensa de la moneda común.

Medidas drásticas que saneen el sector bancario para que impulse de nuevo la economía

El pésimo balance de las entidades bancarias españolas es incontestable. Desde que se inició la crisis, España no ha logrado avanzar en la solución de este problema, lo que está teniendo las nefastas consecuencias para la economía real que todos conocemos. Es el momento de tomar decisiones drásticas que vayan al fondo de la cuestión; decisiones que contribuyan de una vez por todas a sanear la banca para que esta impulse la economía, pues muchas empresas viables que se están ahogando por falta de crédito merecen ser ayudadas.

Por una reforma laboral profunda y rigurosa

En lo tocante a la reforma del mercado laboral, deberíamos seguir el ejemplo de Alemania, país que se embarcó hace casi diez años en una rigurosa revisión de su economía, la cual, tras varios retoques y matizaciones, se ha convertido en un modelo para otros países europeos, como Italia, Portugal, Grecia o España, que ahora se ven obligados a realizar grandes cambios, y dicha reforma ha de estar enfocada a impulsar la flexibilización del mercado de trabajo mediante la liberalización de las leyes de despido y de contratación y el establecimiento de un clima de austeridad en vistas a sanear las cuentas públicas.

Reformular el sistema de financiación autonómica

Los problemas que afrontamos no se reducen solamente a una cuestión económica, sino que también involucran una cierta crisis de la estructura administrativa del país. El sistema de financiación autonómica que se fue desarrollando en España a medida que la descentralización política iba consolidándose poco a poco quizás constituya la piedra de toque de esa fractura estructural. Por ello, los costes administrativos que conlleva mantener dicho sistema, sumados a la confusión burocrática y a la deficiencia normativa que lo acompañan, aconsejan reformas muy profundas si no queremos perder parte de lo mucho conseguido en las últimas décadas.

No haber reconocido la crisis a tiempo ha contribuido a recrudecerla

No cabe duda de que España estaría económica y socialmente mejor de lo que está si hubiéramos aceptado y afrontado la crisis a su debido tiempo. Achacar los problemas que empezaban a evidenciarse a los efectos de una crisis financiera internacional y negar los desequilibrios internos del país provocados por una política bancaria basada en el endeudamiento fue un error cuyas consecuencias estamos pagando ahora.

El éxito de una empresa depende de un buen equipo de profesionales

La clave del éxito de cualquier empresa, y la nuestra es un ejemplo cabal de ello, se encuentra en gran medida en lograr reunir un equipo de profesionales de alto nivel en el que poder confiar plenamente, ya que un buen trabajo en equipo potencia la ejecución del proyecto y contribuye a alcanzar los objetivos establecidos.