Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SRA. GLORIA ISABEL CALERO ALBAL Alcaldesa de Sagunto desde 2003.

SRA. GLORIA ISABEL CALERO ALBAL Alcaldesa de Sagunto desde 2003.

Obra:

Text del 17/05/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Sagunto

La bimilenaria Sagunto, que resistió heroicamente el asedio de Aníbal y sufrió posteriores invasiones, supo renacer siempre de sus propias cenizas. Ahora, en la llamada era industrial, a finales del siglo XX, se ha sabido sobreponer a la fractura derivada de la reconversión industrial para ser un foco económico y pujante de la Comunidad Valenciana. Hoy, su alcaldesa, Gloria Calero Albal, se propone velar por el bienestar de sus vecinos haciendo de su municipio uno de los mejores lugares  para vivir.

Participación en asociaciones de mujeres y en la lucha por la igualdad

Soy enfermera de profesión. Antes de hacerme responsable del Ayuntamiento de Sagunto, estuve 25 años cuidando enfermos. Ahora, procuro atender con esa misma dedicación a toda la ciudad y a todos los vecinos. Aunque ésta es mi primera legislatura como alcaldesa, fui concejala de 1995 a 1999. Llevo mucho tiempo vinculada al Ayuntamiento, desde el PSOE o por mi participación en asociaciones de mujeres y en la lucha por la igualdad. Una no es concejala o alcaldesa de la noche a la mañana, lo es porque antes ha trabajado cerca de la gente, en una vertiente o en otra, y conoce sus problemas. Así es como llega un día en el que tu partido te propone participar en las listas electorales.

El eje de mi programa de gobierno fue hacer de Sagunto una ciudad unida, sostenible y bella

Sagunto tiene 63.000 habitantes y se prevée alcance los 100.000 en menos de diez años. La ciudad ha pasado muchos avatares desde la reconversión industrial de los años ochenta, que supuso una fractura social importante. Como consecuencia de ello, pasó de ser un centro industrial y agrícola a ser una ciudad de servicios. Logramos superar aquella etapa y ahora es el foco económico más importante de la Comunidad Valenciana. Me hice cargo de un Consistorio que había estado en manos del Partido Popular y que comencé a gobernar en coalición con BLOC-EV y EU-ENTESA. Cuando me presenté a las elecciones, el eje de mi programa de gobierno fue hacer de Sagunto una ciudad unida, sostenible y bella. Y sigo teniendo ese empeño, porque aún presenta dos núcleos muy diferenciados que intento unir física y sentimentalmente. Esto se logra haciendo una política dirigida a los ciudadanos y a las empresas, para que se impliquen en los proyectos de la ciudad.

Vivir de cara al Mediterráneo

Los dos núcleos tradicionalmente diferenciados de Sagunto, el casco histórico de tradición agraria y la industrial ciudad del Puerto de Sagunto, vivían de espaldas al mar. Como han hecho otras muchas ciudades, hemos decidido invertir la antigua tendencia y vivir de cara al Mediterráneo. Estamos en plena ampliación del Puerto Autónomo, que antes era exclusivamente siderúrgico, y ahora se ha convertido en un puerto totalmente comercial. Vamos a hacer también, en coordinación con la Autoridad Portuaria de Valencia, un puerto deportivo moderno, de alrededor de 1.500 amarres, que será emblemático en el arco mediterráneo.

Ecoparque industrial: un proyecto modélico en Europa

Sagunto se ha caracterizado tradicionalmente por trabajar el acero y, consecuentemente, el sector más importante que tenemos está relacionado con la industria del automóvil: fabricación de chapa, cristal, tubos de escape, etc. Pero ahora se están abriendo nuevas vías. Tenemos previsto poner en marcha 10.000.000 de m2 de suelo industrial. De momento, estamos urbanizando 4.000.000 de m2 para destinarlos a un ecoparque empresarial modélico en toda Europa, totalmente diversificado. Se trata de un proyecto en el que participa el Gobierno central y el Gobierno autonómico y que se prevé estará realizado en dos años.  

Sagunto tenía que pasar del gris al verde

En la campaña electoral decía que Sagunto tenía que pasar del gris al verde, porque era una ciudad con demasiado cemento. Durante la anterior legislatura, se realizaron numerosas construcciones, pero faltó planificación. Creo que lo importante para un Ayuntamiento es crear ciudad, hacer que los vecinos se sientan a gusto, que salgan a pasear y vean sus plazas cuidadas, con flores, que los niños tengan parques donde jugar. Es insólito, pero en pleno siglo XXI ha habido que redactar ordenanzas de parques y jardines para orientar a los constructores a la hora de planificar las obras. Hemos diseñado una gran zona verde de bosque dentro de la ciudad en la que se podrá hacer senderismo, donde habrá palestras para escalada, etc. Tenemos que crear zonas verdes que nos separen de la industria, debemos construir pulmones verdes para evitar tener que recorrer 200 Km para ver un pino.

Un centro sanitario comarcal de referencia

Cuando se hizo la reconversión industrial se construyó el Hospital de Sagunto, un centro sanitario comarcal de referencia,  francamente muy bueno. Los ciudadanos y ciudadanas de nuestro municipio no tienen que desplazarse a ningún otro sitio para que los atienda el médico. Tenemos un centro de salud y diversos centros de especialidades. Podemos decir que la infraestructura actual es buena aunque, a causa del crecimiento previsto de la población, necesitaremos más dotaciones.

Fuerte apuesta en pro de la vivienda protegida

Se han aprobado tres grandes actuaciones urbanísticas en las cuales hemos exigido a los constructores que el 50% de todas las viviendas que se hagan sean de protección oficial. En este sentido, he de señalar que no he tenido ningún problema con los empresarios. También hemos firmado un convenio con el Instituto de la Vivienda para la construcción de nuevos pisos, cuya cuota de protección oficial sobrepasará el 50%. En cuanto al suelo público municipal disponible, vamos a construir exclusivamente viviendas de protección oficial. 

Pasos importantes en pro de la igualdad entre los sexos

Tenemos aprobado el Proyecto Europeo Iqual, un plan de reinserción laboral mediante el que las mujeres vamos a conseguir grandes avances, en el que estamos trabajando desde el Área de la Mujer del Ayuntamiento, bajo la dirección de una joven concejala. Creo que es necesario que las jóvenes, sobre todo las universitarias, se den cuenta de que, aunque hemos evolucionado mucho, aún no vivimos en una sociedad completamente equitativa. En el terreno político se han dado pasos importantes en pro de la igualdad entre los sexos en los últimos tiempos. El Gobierno ha hecho un gesto significativo al constituirse de forma totalmente igualitaria entre hombres y mujeres. En mi lista electoral también hay la misma cantidad de hombres y mujeres. La igualdad es un trabajo paciente que hay que conseguir mediante el esfuerzo de todos y de todas.

2.500 años de historia

En Sagunto hemos perdido demasiado tiempo esperando que viniera otra gran empresa a salvarnos del trauma producido por la siderurgia. Esta actitud nos ha paralizado y nos ha impedido ver que teníamos la solución ante nuestros ojos, en forma de patrimonio. Sagunto, si algo tiene, es patrimonio, es una ciudad con 2.500 años de historia. Tenemos una inmensa riqueza arqueológica, un puerto, teatro y circo romanos, un castillo y un magnífico barrio de la Judería. Lo único que debemos hacer es ponerlo en su justo valor. Por lo tanto, estamos esperando la aprobación de un Plan de Excelencia Turística, en el que la cultura será a partir de ahora el producto que vamos a vender.

Lograremos que los recursos se adapten a las competencias 

La descentralización de competencias hacia los municipios tiene que venir acompañada de financiación. Esto es lo que estamos reclamando. Queremos más competencias, pero con más financiación porque si no recibimos la necesaria no podremos asumir muchas más cosas de las que ya hacemos. El proceso en el que estamos ahora es sumamente interesante. En la Federación Española de Municipios se ha debatido ampliamente sobre este tema y se está haciendo un trabajo serio. Se está redactando un Libro blanco entre todos los Ayuntamientos. He estado cuatro años en la ejecutiva del PSOE con José Luis Rodríguez Zapatero, antes de ser presidente del Gobierno, y sé que es un municipalista convencido. Vamos por buen camino para alcanzar nuestros objetivos y al final lograremos que los recursos se ajusten a las actividades que llevamos a cabo.

Con su actitud, el Rey marcó los límites de la derecha

Durante la Transición política, el Rey estuvo siempre a favor de la democracia y supo comprender al pueblo. Sabía positivamente que no estaba en un país monárquico. Su actitud marcó y condicionó los límites de la derecha más recalcitrante. Fue una época histórica en la que imperó la sensatez y prevaleció la democracia. Cada uno dejó sus intereses a un lado en pro de la convivencia mutua. Don Juan Carlos supo entonces jugar bien su papel en beneficio de todos. Hoy es un buen embajador y continúa ejerciendo muy bien su papel institucional reconocido por la Constitución.

El Príncipe Felipe ha tenido en el Rey un buen maestro

Aunque todos respetamos la figura del Rey, en el fondo, hay mucha gente que no es monárquica. Frente a esta realidad, lo bueno que ha tenido la Familia Real es que no se ha hecho notar mucho. Ha sido muy inteligente, ha sabido interpretar a la ciudadanía española y ha logrado hacerse respetar y querer. Los ciudadanos, en el fondo, quieren democracia, paz, libertad, igualdad, desarrollo, seguridad, pero no entran en debates políticos sobre la Monarquía, la República o la sucesión. El Príncipe Felipe ha tenido hasta ahora un buen maestro. Sería torpe por su parte que diera un cambio de timón. Si es inteligente, seguirá los pasos de su padre.