Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. HELIODORO GALLEGO CUESTA Alcalde de Palencia desde 1991-1995 y desde 1999.

SR. HELIODORO GALLEGO CUESTA Alcalde de Palencia desde 1991-1995 y desde 1999.

Obra:

Texto del 18/05/04,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Palencia

Heliodoro Gallego Cuesta entró en la política a través su experiencia en el mundo sindical. Su actividad como senador le ha servido para valorar la virtualidad de la gestión municipal por la proximidad al ciudadano. Las iniciativas adoptadas como alcalde, además de las destinadas a la modernización urbana, apuntan a colocar a Palencia en el lugar que le corresponde a partir de su emplazamiento geográfico estratégico como nudo de comunicaciones y el aprovechamiento de un patrimoniocultural y ambiental insuficientemente conocido en España. 

El sindicato fue la puerta de entrada en la política

Soy abogado, especialista en relaciones laborales y letrado por oposición del Ministerio de Trabajo. De mis tiempos universitarios en Valladolid, recuerdo con nostalgia el desempeño del cargo de subdirector del Colegio Mayor “San Juan Evangelista” y la colaboración con la Cátedra de Derecho de Trabajo. Profesionalmente me forjé en el mundo sindical. El primer destino, en la última etapa de la dictadura franquista, fue Mondragón, donde me curtí con rapidez dando respuestas a los problemas reales que se planteaban en el mundo laboral. Mi entrada en la vida política se produjo a través de la vía sindical, ya que pertenezco a la UGT desde 1978. Esa implicación procedió de un impulso muy personal, la inquietud por participar, que me llevó al compromiso político. Empecé, pues, en la esfera laboral y, desde ella, sin afiliarme, me asocié al proyecto socialista, hasta incluso coordinar una campaña electoral y ocuparme de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social en Palencia de 1983 a 1986. Posteriormente, por el empujón final de la añorada Rosa Manzano, la primera gobernadora civil de España, y otro gran amigo, también fallecido, me inscribí en el partido. Desde 1988 soy Secretario General del PSOE de Palencia.

Ayuntamiento como escuela de democracia

Aunque yo he efectuado el trayecto inverso, fui senador en tres ocasiones para luego centrarme en la política local, reconozco que el municipio es la mejor escuela, donde se vive el día a día, donde son necesarias grandes dosis de imaginación para hacer frente a los problemas y darles solución y, finalmente, donde no se puede rehuir la palabra dada porque entre el alcalde y los vecinos se establece una suerte de comunidad de intereses y no hay otra que darlo todo por la ciudad o se producirá el alejamiento de los ciudadanos. Cuando, por los motivos que sean, generalmente porque es preciso contar con el beneplácito de otras administraciones, no se pueden llevar a cabo las promesas, los gestores municipales tienen que explicar las razones del incumplimiento. En definitiva, el ayuntamiento, desde el punto de vista más amplio de la expresión, es la escuela de la democracia.

Integrar el entorno del río Carrión en la ciudad para su uso y disfrute

Llevo como alcalde de forma ininterrumpida desde 1999, pero anteriormente ya ejercí el cargo entre 1991 y 1995. Durante los años de democracia, la ciudad, en su conjunto, se ha trasformado para mejor, ha habido un avance claramente perceptible. Uno de los logros más importantes, que nos ha convertido en un modelo, es que tenemos una situación medioambiental privilegiada gracias a que depuramos el 100 por 100 de nuestras aguas. En esta vertiente ecológica, también se ha concluido la primera fase del “Plan de Riberas Urbanas” que ha permitido integrar el entorno del río Carrión en la ciudad para uso y disfrute de los vecinos con paseos peatonales, sendas para cicloturismo y otros tipos de esparcimiento. La Universidad, el Campus de “La Yutera”, es otra gran consecución que deseamos ampliar con  el apoyo de la Junta y la Administración del Estado.

Apuesta por la sostenibilidad

En materia sanitaria, se ha abierto el debate acerca de las dotaciones hospitalarias con la cuestión de si debe ser remozado el viejo edifico del Río Carrión o levantar de nueva planta un complejo hospitalario, que completará a los dos que se han integrado recientemente, proyecto para el cual el ayuntamiento está dispuesto a ceder los terrenos que hagan falta. Una realización inmediata será la construcción de un Centro Cultural de Ferias, Exposiciones y Congresos con el que pensamos aprovechar las posibilidades de nuestra población como lugar indicado para la celebración de actos culturales y reuniones profesionales. También está aprobada la recuperación de otro tramo del río Carrión con la segunda fase del “Plan de Riberas Urbanas” que ampliará las zona de solaz ciudadano hasta los once kilómetros. Por último, ya se ha presupuestado en los fondos europeos un centro de tratamiento de residuos moderno que nos colocará en cabeza en la apuesta por la sostenibilidad y la ecología.

Rendimiento del patrimonio cultural y medioambiental

En nuestros planes pesa mucho la determinación de sacar rendimiento a ese filón que constituye el patrimonio cultural de la ciudad y los pueblos cercanos, como en Baños de Cerrato, donde se encuentra una de las iglesias visigóticas más antiguas de España. Además están las posibilidades cada vez mayores del turismo rural en el norte montañoso de la provincia en el que abundan los paisajes vírgenes. Para esos objetivos, desde 2001 se ha incrementado la dotación hotelera con dos nuevas construcciones de rango de cuatro estrellas. En la herencia arquitectónica, mucha de la cual estamos restaurando, descuella nuestro románico con la iglesia de San Miguel, mientras que la catedral de Palencia es la “bella desconocida” de España. La provincia está incluida en el circuito del Camino de Santiago y en la capital los visitantes pueden disfrutar en el Museo Diocesano de obras como las de Berruguete y otros maestros, en el Museo Catedralicio de esa joya que es el “San Sebastián” de El Greco y finalmente, dentro del arte contemporáneo, se encuentra la Fundación Díaz Caneja. Por último, quiero destacar nuestra impresionante Semana Santa. Tenemos, por tanto, muchos recursos que son poco conocidos y que hemos de explotar.

El mayor activo de Palencia es su emplazamiento

La ciudad está maravillosamente enclavada. Muy próxima a Valladolid, Palencia es nudo de comunicaciones con destino a Asturias, León, Galicia y Cantabria y forma parte del corredor que une a Francia y Portugal. Buena parte del futuro de la capital y su provincia radica en explotar esta renta de situación. Las comunicaciones por carretera son satisfactorias, acaba de ponerse en marcha la autovía a Cantabria y tan sólo falta la que ha de enlazar con Benavente. Por tanto, la infraestructura pendiente de más relevancia es el Tren de Alta Velocidad, que marcará la pauta definitiva para la ciudad dentro del sistema español de comunicaciones. Ya está zanjado el que el tendrá parada en Palencia, pero es necesario concretar un calendario con el ministerio de Fomento y los compromisos presupuestarios pertinentes. Nos colocaríamos a tan sólo una hora de Madrid y la gente podría residir en Palencia sin problemas, disfrutando de su calidad de vida, mientras trabaja en Valladolid o en la propia capital del Estado. Las expectativas no pueden ser mejores.

Suelo en cantidad y barato para la implantación de industrias

Los principales problemas de Palencia tienen que ver con que nuestros jóvenes más preparados emigran a zonas que ofrecen mayores posibilidades de empleo, tenemos que ampliar las oportunidades para evitar esa sangría. Aspiramos a tener un parque empresarial, a promocionar suelo en cantidad y barato para la implantación de industrias conjuntamente con los municipios aledaños, dotándolo de buenas infraestructuras para que no se pierda ninguna iniciativa empresarial, sea local o foránea. Hay que darle el empujón definitivo al tercer elemento del triángulo Valladolid-Burgos-Palencia. Junto a una población preparada y laboriosa que se caracteriza por su rendimiento, disponemos de infraestructuras, agua y todos los medios que proporcionan las nuevas tecnologías.

Descentralizar hacia los ayuntamientos

En España ha habido un proceso de descentralización muy importante, el modelo de estado jacobino ha desaparecido, no obstante ha quedado relegada la que debería ser la segunda descentralización a favor de los municipios. Existe cierta ceguera respecto a este importante asunto y, paradójicamente, en parte se debe a que existe una centralización muy absorbente en el ámbito autonómico. Los municipios están en primera línea a la hora de dar respuesta a las demandas de los vecinos, que no entran en la cuestión de a qué administración corresponde dar soluciones. Sobre los ayuntamiento sobrevienen problemas, como la inmigración o el empleo, acerca de los que se carece de competencia y a los que estamos obligados a hacer frente. Hablan mucho del pacto local, lo que no deja de ser algo pomposo si no se pasa a los hechos y esto significa más recursos, más financiación para el mundo local. La conclusión es que tanto la Administración del Estado como las comunidades autónomas deben hacer un esfuerzo importante de apoyo firme y decidido a las corporaciones locales.

Unidad y pluralidad

Se puede avanzar en el perfeccionamiento del estado de las Autonomías en la línea del consenso, utilizando el sentido común para no precipitarse en algo que pueda resultar contraproducente. La diversidad cultural y lingüística de España es un patrimonio muy valioso que es obligado respaldar, pero no se debe poner en peligro la unidad, que es lo que nos permite seguir progresando y lo que nos vincula a todos, se haya nacido en un sitio u otro.

Una Europa que atienda a regiones y ciudades por igual

Prefiero una Europa fuerte que tenga en consideración a las regiones, pero que no se limite a ellas para que no se produzca un vacío respecto a las ciudades y los pueblos más pequeños, que conforman una realidad tan importante como aquéllas.

El Rey y el éxito de una Transición difícil

Tenemos un Rey moderno, demócrata, y una monarquía parlamentaria muy bien instalada en la sociedad española, respetuosa con el pluralismo político. El papel del Rey durante la Transición fue ejemplar. Ha habido gente que ha criticado la manera en que se efectuó, que cree que se debería haber presionado para dar un vuelco a la situación, pero no son conscientes de las dificultades, de que había que salvar el foso que separaba a las dos Españas y de que el proceso se llevó a cabo razonablemente bien por el conjunto de las fuerzas políticas y sociales españolas. Los que critican no acaban de asumir con realismo cómo era la situación, lo preñada que estaba de peligros desestabilizadores que podían propiciar la vuelta a los históricos enfrentamientos entre los españoles. Prueba del acierto es que el modelo español es reconocido por otros países.

Compromiso del Rey y la Familia Real con la democracia

Durante el 23-F el Rey adoptó una actitud valiente, firme y decidida en defensa del sistema democrático. El golpe era un ataque directamente dirigido a la yugular de la democracia en las personas de los representantes de los españoles en el Congreso de los Diputados. El Rey, junto a sus colaboradores, con aplomo, talento y eficacia supo hacer frente a la responsabilidad histórica que tenía en aquel momento, cumpliendo un papel determinante en la desactivación del golpe. Creo que la sociedad ha sabido reconocer y agradecer al Rey su defensa de los valores democráticos. No hay duda de que también ha surgido, aunque de menor intensidad, un segundo debate que es el de la sucesión de Don Juan Carlos. El problema sería que hay muchos menos monárquicos que juancarlistas. Creo que la forma de Estado está muy lejos de formar parte de los problemas que ocupan los primeros lugares entre las preocupaciones de los españoles. La continuidad de la monarquía parlamentaria parece asegurada en la persona del Príncipe de Asturias.

Las facultades del Rey

Dentro de la monarquía parlamentaria que se han dado los españoles, el Rey ejerce sus funciones a través del consejo y la persuasión. En modo alguno le son ajenos los problemas de la sociedad española, actúa como árbitro pero lo hace con la debida discreción, alejándose de la lucha partidista, en cumplimiento de sus atribuciones constitucionales, para ser respetado por unos y por otros.

El papel internacional del Rey

En el escenario internacional el Rey ha actuado como un extraordinario defensor de los intereses de nuestro país, ha abierto caminos y nuevas expectativas para la presencia y aprecio de España en muchas naciones. En determinadas zonas, como Hispanoamérica, el Magreb y el conjunto de los países árabes han sido muchos los servicios que a conciencia ha prestado el Rey en defensa de los españoles.

Reforma constitucional dentro de un proyecto común

En cuanto a la reforma de la Constitución, hasta hace poco había hondas discrepancias entre partidarios y detractores, pero ahora todas las fuerzas del arco parlamentario están abiertos a que se puedan efectuar modificaciones. Las diferencias ya no son abismales, sino de grado. Soy de los que piensa que se va a llegar a una entente. La gran responsabilidad histórica de los actuales dirigentes es llegar, como ocurrió hace 25 años, a un acuerdo, fruto de cesiones y compromisos, basado en las ganas de vivir en común dentro de un marco que sirva a todos por igual.

Renovación de estatutos, segunda descentralización y cohesión nacional

Respecto a las reformas de los Estatutos de Autonomía, como con la Constitución, hay que aplicar grandes dosis de sentido común. Se trata de que el modelo de Estado no quiebre y con esto me refiero a que se mantenga la cohesión y la solidaridad entre las comunidades, tal y como ocurre en Europa, que es el marco superior que nos acoge a todos. En definitiva, las demandas de las comunidades autónomas deben satisfacerse con perspectiva de futuro y altura de miras, con la predisposición de que se trata de cooperar más y mejor, de ayudarnos unos a otros, no de hacernos la vida imposible. Pero este debate no tiene el calado suficiente porque, una vez más, no se cuenta con las ciudades, se vuelven a cerrar los ojos ante esta realidad ineludible. Las ciudades van a ser un componente fundamental en el futuro y no se puede volver a quedar a medio camino frente a este desafío. Por eso, reitero la reivindicación de que se den los pasos necesarios para que tenga lugar esa segunda descentralización o se reeditará la situación de que habrá piezas que no tengan fácil encaje en la organización del Estado.

Senado como foro territorial

A partir de mi experiencia como senador, me parece indispensable una reforma urgente de la Cámara Alta. Todos los partidos están de acuerdo en que ha de transformarse en un foro donde se oigan las voces de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, partes fundamentales de la estructura del territorio español.