Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr.Joan Jordi Arselaguet Codormí
JOAN JORDI ARSALAGUET CORDOMÍ.
Fotografía cedida por Joan Jordi Arsalaguet.

JOAN JORDI ARSALAGUET CORDOMÍ. GRUP AUTO CRISTAL RALARSA

Obra:

Texto del 25-02-2013

Europeísta convencido, el actual responsable de la primera cadena nacional de reparación de lunas de automóvil defiende la supervisión independiente y rigurosa del BCE a las entidades bancarias de los países de la UE. Asimismo, lamenta la escasa talla política de nuestros representantes electos, obstinados en rencillas partidistas y regionales. Gracias al ejemplo de su padre, fundador de la entidad, afronta la crisis con denuedo, sensatez y optimismo.

Primera cadena nacional de reparación y sustitución de lunas de automóvil

Nuestra empresa comenzó en 1978 comercializando recambios de automóvil y la fundó mi padre, Juan Alberto Arsalaguet, junto con dos socios más (familiares), por lo que represento la segunda generación familiar. A él le debo mi capacidad de identificar los problemas y de tratar de resolverlos cuanto antes sin necesidad de buscar culpables o excusas, así como la interiorización de la importancia de conocer de primera mano todos los ámbitos del negocio, desde la fiscalidad al marketing, sabiendo que, para ello, es imprescindible rodearse de un gran y fiel equipo de trabajo en el que delegar con confianza funciones destacadas. Hoy nuestra sociedad es un holding compuesto por 10 empresas, dedicadas a la sustitución y reparación de lunas del automóvil, ya sea un coche, un autocar, un tractor o maquinaría de obra pública. Tenemos 150 talleres repartidos por todo el país, 26 de ellos en Cataluña, y nuestro nicho de mercado lo constituyen los casi dos millones de cristales que se rompen al año en España.

Compañías aseguradoras, empresas de alquiler de coches y particulares

La empresa consta de unas oficinas centrales donde se realiza la gestión comercial, contable o logística del material: un 70% de nuestros clientes está compuesto por las compañías de seguros, un 20% por las empresas de coches de alquiler y rentings, y el 10% restante lo conforma el particular, porción cada vez menor, y más todavía en tiempos de crisis, ya que lo habitual es que las aseguradoras se encarguen de cubrir la garantía del cristal dentro de una póliza ordinaria de seguro del vehículo.

Resistimos el embate de las multinacionales expandiéndonos

Antes de que llegaran las multinacionales a España, el sector intentó crear una asociación de vidrieros españoles, un gremio de talleres especialistas para ofrecer a las compañías de seguros una cobertura nacional, pero muchos de esos industriales carecían de visión de futuro y, al no lograr unificar intereses comunes, el proyecto no prosperó. Solo algunos sobrevivimos con denuedo y constancia al embate de las multinacionales, y para ello tuvimos que crear mercado fuera de nuestro ámbito local.

Política del just in time (JIT)

Nosotros trabajamos con los mismos proveedores que, por ejemplo, marcas como Seat, Audi o Mercedes, e intentamos dar el mejor servicio posible a las aseguradoras basándonos en criterios de proximidad y costes mínimos, como las grandes firmas de automoción, que se rigen por la política just in time (JIT), es decir, producir los elementos que se necesitan en las cantidades necesarias y en el momento preciso, lo que consiguen disponiendo de proveedores cercanos a ellas, con lo que evitan así el stock y reciben el material de forma rápida y segura.

Unidad móvil para realizar servicios a domicilio

Disponemos de unidades móviles para realizar un servicio a domicilio: nos trasladamos allí donde se encuentre inmovilizado el vehículo o la flota de camiones o autobuses, siempre y cuando se encuentre dentro del radio de acción de alguno de nuestros talleres y dispongan de un lugar cerrado, iluminado, limpio y privado donde realizar la intervención.

Una progresiva cultura del taller y del recambio de cristales

Nuestra actividad aún no es suficientemente conocida por el común de la sociedad, pues muchas personas, por fortuna, nunca han sufrido la rotura de un cristal de su automóvil; sin embargo, desde hace años, una empresa del sector viene realizando una intensa campaña publicitaria en la televisión y en la radio, lo que ha ido creando poco a poco en la sociedad una mayor cultura del taller y del recambio de cristales, aunque asociada en este caso a un reconocimiento exclusivo de marca.

Incremento de la seguridad mediante tecnología aplicada

El incremento de la tecnología aplicada a los cristales de los automóviles proporciona diferentes prestaciones, tales como sensores de lluvia y de luz, e incluso la posibilidad de proyectar el cuadro de mando en la pantalla líquida de la luna delantera, lo que aumenta la seguridad al conducir, aunque el empleo de placas solares aún tardará en llegar, entre otras razones por los intereses de las petroleras.

Sin financiación externa

Mi padre siempre me explicaba que los bancos no son proclives a ayudar a nadie en tiempos de crisis, como ocurre ahora. Por ello, a pesar de que a partir de septiembre del 2011 hemos notado los efectos de la presente coyuntura, gozamos de buena salud financiera, pues nunca hemos trabajado con financiación externa, factor que nos ha permitido además apoyar económicamente a algunos de nuestros franquiciados cuando no lograron de los bancos el crédito que necesitaban. En cualquier caso, la recesión económica del país ha supuesto para nosotros dejar de emprender operaciones tan arriesgadas como puedan ser, por ejemplo, la compra de alguna red local.

Recuperar el circulante para las empresas sólidas y saneadas pero sin liquidez

Resulta imprescindible que el país consiga circulante para aquellas empresas sanas que carezcan de liquidez. Si bien es cierto que todas las crisis realizan una criba natural de empresas, los actuales problemas de circulante van a recrudecer la situación ahogando a muchas de ellas, porque, como consecuencia de no poder recurrir a un préstamo, miles de entidades sanas y sólidas no pondrán en marcha nuevas inversiones por los riesgos que conllevan y, por desgracia, acabarán cerrando.

Una política monetaria única exige una fiscalidad unificada

Debemos reconocer que desde el nacimiento del euro poco o nada se ha hecho para reducir las evidentes debilidades que este presenta, debido sobre todo a la ausencia de una política fiscal unificada que complemente dicho proyecto de moneda única. De hecho, en los últimos tiempos se han agravado las consecuencias de dicha desigualdad, pues seguimos afrontando los problemas más inmediatos sin centrarnos en aquellos que son de verdad importantes, lo cual evidencia un falta de coordinación política y administrativa europea que se debe corregir cuanto antes.

Los intereses políticos priman sobre las necesidades del país

Convendría también realizar un esfuerzo por unificar criterios en cuanto a normativa mercantil y fiscal se refiere. No es necesario ser economista para entender lo beneficioso que esto resultaría para el sistema empresarial español, pero, por desgracia, los intereses de los partidos políticos siguen primando sobre las necesidades reales del país.

La supervisión del BCE contribuiría a asegurar la estabilidad del sistema financiero

No es un secreto que España hace unos años que está intervenida, pues se halla supervisada e incluso gestionada por órganos reguladores externos. El que el BCE asuma un verdadero papel supervisor de los sistemas bancarios nacionales no me parece un despropósito; antes bien, considero que, realizada con completa independencia y en colaboración con las autoridades de cada país, es una labor necesaria que contribuiría a asegurar la estabilidad del sistema financiero.

Exceso de burocracia en España

Nuestro país adolece de un alarmante exceso de burocracia que contribuye a que los empresarios debamos soportar una fuerte carga impositiva, que el Gobierno no solo no ha reducido sino que ha aumentado en los últimos años, y nos perdamos en un laberinto de normas de todo tipo, tanto autonómicas como locales, pues existen muchas diferencias entre las distintas regiones. Tanta burocracia ralentiza la labor de la Administración, lo que se traduce en una desventaja competitiva respecto a los países vecinos.

Reforma laboral positiva en líneas generales

La actual y somera reforma del mercado laboral debe ser analizada con atención si queremos ser capaces de detectar sus aspectos positivos y negativos. En líneas generales, es positiva para el entorno económico en el que se ha aprobado, aunque también presenta lagunas jurídicas que deben solventarse con urgencia y mayores costes salariales respecto al resto de países. Ahora bien, una reforma en profundidad no se efectuará mientras entren en juego intereses creados.

Son innegables las vinculaciones de Cataluña con España

Todavía no logro ver claro qué beneficios económicos obtendrían las empresas de Cataluña si los impuestos se destinaran a políticas públicas decididas por nuestros propios representantes en el Parlamento catalán, aunque estimo que en el fondo es algo cuya decisión hemos de afrontar como ciudadanos y no como empresarios. Las vinculaciones de Cataluña con el resto del país son innegables, pero confieso con tristeza que al viajar por España he percibido que el discurso anticatalanista utilizado por algunos políticos gana cada vez más adeptos.

Falta talante y talla política en nuestros gobernantes

Es triste la baja talla política y personal de nuestros gobernantes, sean del color que sean; la imagen de un presidente que, debido a su incapacidad para hablar idiomas, se ve alejado de un grupo de máximos representantes europeos que conversan animadamente en otra esquina es desalentadora. El presidente de cualquier país del mundo ha de hablar como mínimo inglés, lengua vehicular en esta era de la globalización que nos ha tocado vivir.