Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Manel Montaño Salmerón
JOAN PALLARÉS BOSCH y MANEL MONTAÑO SALMERÓN.
Fotografía cedida por Manel Montaño.

JOAN PALLARÉS BOSCH y MANEL MONTAÑO SALMERÓN. AZUFRERA Y FERTILIZANTES PALLARÉS

Obra:

Texto del 27/02/2013

El director general de la mayor compañía europea de transformación de azufre para uso industrial y agrícola, propiedad de la familia Pallarés desde hace cuatro generaciones, basa su estrategia de crecimiento en abrir nuevos mercados en el exterior. La experiencia, la sensatez y la creatividad se aúnan en su discurso para llegar a la conclusión de que superaremos la crisis eliminando fronteras, coordinando la UE, reduciendo estructuras gubernamentales y potenciando como se merece la marca España.

Líderes europeos en la refinería y la comercialización de azufre

Comencé mi vida laboral siendo muy joven y, tras licenciarme en Ingeniería Industrial y cursar un máster en Dirección de Empresas MBA por La Salle (España-California), trabajé en diversas empresas familiares y en multinacionales. En la actualidad llevo la dirección general de Azufrera y Fertilizantes Pallarés, compañía familiar de cuarta generación, fundada en 1893 por Joan Pallarés Bosch, quien inició la actividad empresarial con la comercialización de sal, e instaló un molino para su molturación. En poco tiempo, extendió su actividad a la molienda de azufre para uso agrícola, centrándose principalmente en la comercialización del producto para la protección de cultivos, consiguiendo un fuerte posicionamiento en el cultivo de la vid. Y, desde entonces, se ha posicionado como la primera empresa del sector en Europa, que, además, posee la refinería más moderna del continente y la única planta en España, y la segunda del mundo, en sublimación de azufre. 

Un elemento químico de múltiples usos industriales

El azufre es un elemento químico que se encuentra en las cercanías de aguas termales, zonas volcánicas y en minas de cinabrio, galena, esfalerita y estibina. También se extrae del gas natural y está presente en combustibles fósiles (carbón y petróleo). Se emplea en numerosos procesos industriales, desde la producción de ácido sulfúrico para baterías pasando por la fabricación de pólvora o el vulcanizado del caucho. Asimismo, se utiliza como fungicida, para blanquear el papel, en las cerillas, como fijador en la industria fotográfica, como laxante o como suplemento nutritivo para plantas. En nuestro caso, obtenemos el azufre mediante diversos procesos, como triturar los minerales que lo contienen, que respetan siempre el medio ambiente, ya que los residuos que se generan no son contaminantes.

Agricultura ecológica y vinícola

Al ser uno de los cuatro alimentos imprescindibles para las plantas, el azufre muestra un gran volumen de crecimiento en la agricultura ecológica y vinícola. Si está bien refinado, además de proteger, se adhiere perfectamente a la hoja y al fruto, y cuando cae a la tierra, bacterias presentes en el suelo lo transforman en sulfatos que regulan el pH de la tierra y favorecen la absorción de minerales por la planta.

La antigua tradición de “la mecha”

El sector vinícola es nuestro principal cliente, no solo por el alto poder fungicida del producto que le ofrecemos frente a hongos y arañas que atacan la vid, sino también porque actúa como conservante durante el envejecimiento del vino y en la desinfección de las barricas, a partir de un proceso que en España se denomina “la mecha”. Esta tradición, que cuenta ya con más de dos siglos de antigüedad tendía a desaparecer pese al apoyo de la Federación Europea del Vino, como consecuencia de un reglamento europeo que cuestiona su validez higiénico-sanitaria. Como amante del vino que soy, he manifestado mi desacuerdo ante dicha normativa y desde AFEPASA hemos impulsado, a nivel europeo, un grupo de trabajo con las principales asociaciones de productores de vino y de profesionales técnicos del sector (enólogos, fabricantes de barricas, ministerios y presidentes de las distintas federaciones vinícolas europeas…), para defender e impulsar este uso tradicional del azufre en Europa.

Exportamos a 38 países de todo el mundo

Destinamos el 80% de nuestra producción al sector agrícola y, de este, un 50% al mercado español. A día de hoy exportamos nuestros productos a 38 países de todo el mundo, después de tratar y refinar el azufre.

África: un importante mercado de futuro para España

El continente africano es un mercado nuevo para nosotros, en el que mantenemos reuniones con productores, distribuidores y gobiernos locales de Agricultura con el objetivo de transmitir la cultura de la protección de los cultivos. Creo con firmeza que si invertimos tiempo en estos países obtendremos importantes oportunidades de futuro, ya que, por un lado, la proximidad geográfica abarata los costes económicos de forma sustancial y, por otro, África es un vasto mercado en el que nuestra forma de hacer negocios puede adaptar, a diferencia de la cultura americana, tan dada al marketing, o a la del europeo consagrado, reacio a moverse por terrenos inhóspitos e inseguros.

Aumento exponencial de la cifra de exportación

Toda exportación supone una inversión directamente proporcional al crecimiento que se pretende obtener; por tanto, las subvenciones controladas siempre son de agradecer, y, en este sentido, una de mis primeras actuaciones se centró en reforzar el personal de exportación, con perfiles claramente de contacto personal con el cliente, y multiplicar por diez el presupuesto destinado al departamento. Como resultado, en 2012 triplicamos la cifra de exportación y en 2013 esperamos doblarla. 

Profesionalización del personal del ICEX

En los últimos cinco años he apreciado una creciente profesionalización en el personal del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior), que con toda seguridad viene motivada por la crisis económica. Así pues, considero que el Gobierno está haciendo hincapié en la necesaria promoción comercial de nuestras empresas en el mundo a través de las embajadas, pues estas constituyen el camino de entrada en otros países más eficaz y directo.

Apostar por Europa pero sin renunciar a la marca España

Comparto la idea de que urge una unión fiscal en la UE para potenciar su lento proceso de unificación efectiva, pese a que, comercialmente hablando, la marca España es una y exclusiva, y sus peculiares características la singularizan y diferencian de los productos asiáticos, estadounidenses o latinoamericanos, por lo que no deseo renunciar a ella.

Que un país de la UE no desarrolle sus propias estrategias económicas en detrimento de sus socios

Las pequeñas estructuras económicas no tienen sentido en una Europa con idéntica moneda y fiscalidad. Así, mientras Irlanda ha fomentado el establecimiento de empresas hacia sus fronteras con la finalidad de reforzar su economía frente a Inglaterra, Alemania ha destacado por su capacidad productora y España por sus altos índices de consumo externo y por basar su economía en el sector servicios; por tanto, parece necesaria una dirección centralizada y unas normativas europeas dictadas desde Bruselas capaces de evitar que un país desarrolle sus propias estrategias de crecimiento en detrimento de otros.

Francia y Alemania pretenden beneficiarse del potencial del mercado español

España se ha endeudado porque países como Francia y Alemania le han facilitado crédito para obtener beneficio de un mercado potencial extraordinario, formado por 47 millones de habitantes y una abundante clase media con gran poder adquisitivo, capaz de dar vida a una maquinaria de producción estancada que precisa vender.

Necesidad de circulante para el normal desarrollo de la actividad empresarial

Las empresas familiares no acostumbran a endeudarse en exceso y hoy han asumido la necesidad de autofinanciarse y de destinar gran parte de sus beneficios para controlar su deuda; para estas empresas emprendedoras es fundamental que fluya el crédito. El Gobierno debería actuar en consecuencia, aunque, por otro lado, Alemania se muestra recelosa de flexibilizar su estrategia, pese a ser consciente de que ha ahogado en exceso la economía. Con todo ello, es básico que el conjunto de los países europeos fijen una cantidad límite de endeudamiento para sus propias economías.

Guerra económica inducida por los bancos

Nos hallamos en una guerra económica inducida de forma indirecta por las entidades bancarias, en la que se eliminan empresas de forma masiva, donde a los cadáveres se los llama parados y en la cual el consumo se ha reducido de forma drástica.

Visión personal del tejido empresarial catalán sobre la secesión de España

A título absolutamente personal, y sin ánimo de ser portavoz de nadie, no me satisface que el mundo considere Catalunya como la nueva Croacia y que esta se confunda al pensar que su tejido empresarial apoyaría una secesión de España. Creo que, cuando llegue la posibilidad de realizar un referéndum legal en Catalunya, es posible que se obtenga un resultado no tan positivo como desde algunos foros opinan, pero eso quizá ya es profetizar demasiado, como opinión propia.

Innecesaria duplicidad de organismos oficiales en España

Existe una clara e innecesaria duplicidad de organismos oficiales en España, aunque al tener que tomar la decisión de eliminar estructuras administrativas se plantea el problema de dónde colocar el personal sobrante.

Encontrar fórmulas innovadoras para solucionar la crisis

La flexibilización de horarios está muy arraigada en la cultura laboral de algunos países europeos, donde las jornadas semanales de 20 o 30 horas son habituales. Aun así, dudo que esta fórmula solucione la crisis española; deberíamos encontrar fórmulas innovadoras con capacidad para eliminar fronteras, reducir estructuras gubernamentales y vender la marca España en el exterior, ya que el consumo interior ha decrecido en gran medida.