Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Joaquín Chacón Guadalix
JOAQUÍN JOSÉ CHACÓN GUADALIX.
Fotografía: Àngel Font.

JOAQUÍN JOSÉ CHACÓN GUADALIX. SAFT BATERÍAS

Obra:

Texto del 09-05-2012

En un futuro que apuesta por energías limpias como la electricidad, esta sólida multinacional del ámbito de las baterías eléctricas es estandarte de la innovación sin tregua y la vocación de liderazgo, valores que rigen la gestión del doctor en Electroquímica que ocupa su dirección general en España, quien, ante la crisis, ve nuestra idiosincrasia como un obstáculo a salvar para poder aprovechar nuestros recursos y convertirnos en la California europea.

Líderes mundiales en baterías para aviones y satélites espaciales

Tengo el privilegio, y la responsabilidad, de ser el director general de Saft Baterías, S.L., una empresa de amplia implantación en la Península y Latinoamérica. La entidad la componemos 16 personas, pero forma parte del Grupo Saft, que cuenta con más de 4.000 empleados en todo el mundo. De origen francés, esta compañía nació con la aparición del vehículo eléctrico y se consolidó posteriormente por el desarrollo del sector de las baterías industriales, de forma que, aunque dedicados a las baterías, no estamos en el mercado de consumo. Nuestros productos, de hecho, son para aplicaciones muy especiales, sobre todo en el ámbito de la movilidad eléctrica en el entorno urbano. Tenemos vocación de liderazgo en nuestros nichos de mercado: somos líderes mundiales en baterías para aviones y satélites espaciales. En España, todos los ferrocarriles, tranvías y metros llevan baterías Saft.

Compaginar la dirección general de la compañía con la investigación

Llevo 23 años en el sector de las baterías, 10 de ellos como director general de Saft Baterías. De formación, soy doctor en Electroquímica por la Universidad Autónoma de Madrid, y empecé en el ámbito de la I+D en Tudor (Sociedad Española del Acumulador Tudor), empresa fundada en 1897, que era la única compañía española del sector y que más tarde cedió sus siglas (Seat) a la empresa automovilística de todos conocida. Hoy, por fortuna, puedo compaginar la dirección general de la compañía con la investigación, actividad vocacional que nunca he abandonado. 

Un futuro mucho más eléctrico

El vehículo eléctrico se inventó a finales del siglo XIX, antes que el de combustión. Sin embargo, aunque la electricidad se adelantara al petróleo, el motor de combustión se impuso por la simplicidad de su manejo y su menor coste. Aunque es una hegemonía que se ha prolongado en exceso, el futuro será del coche eléctrico, por su eficiencia y limpieza. Es verdad que algunas regiones del mundo con mucho crudo son reacias al cambio, pero no es menos cierto que los Emiratos Árabes, un país productor de grandes reservas petrolíferas, son pioneros en la creación de una ciudad gestionada íntegramente con energías renovables. Y pensemos que en Europa existe una directiva clara: en el 2030 utilizaremos el doble de electricidad de la que estamos utilizando hoy, porque la obtendremos de las energías renovables, al sustituir al petróleo en muchos de sus usos.

Conducción amigable y no contaminante

La implantación del vehículo eléctrico no pasa por cambiar el motor a los automóviles hoy en uso. El concepto de vehículo eléctrico es amigable, de conducción relajada y no contaminante, características muy importantes si tenemos en cuenta la tendencia de las ciudades a ser cada vez más grandes. Por eso, será un vehículo exclusivamente urbano. Es ya un hecho comprobado que, gracias a las flotas de vehículos eléctricos que algunas grandes compañías ya han incorporado, los accidentes se han reducido a la mitad, porque su conducción es menos agresiva.

Somos país innovador en el sector de las baterías

Nuestras baterías, al ser de alta tecnología, son muy caras. Se utilizan en aplicaciones en las que se requiere que la seguridad y fiabilidad del producto sean importantes, bien porque el hecho de que falle la corriente suponga un coste muy alto o porque haya vidas humanas en juego. Ello nos obliga a invertir grandes esfuerzos en el ámbito de la innovación. En España contamos con ejemplos de utilización de baterías desconocidos en otros países, lo que supone un gran orgullo.

Récord Guiness de la batería más potente del mundo

Figuramos en el libro Guiness de los récords en el apartado de la batería más potente del mundo, usada en la actualidad en el valle Fairbanks, en Alaska. Se trata de una zona de inviernos gélidos, donde siete minutos de exposición al frío pueden resultar mortales; por lo tanto, no pueden permitirse que falle el suministro eléctrico. Cuando esto sucede, hasta hace poco se salía del paso solo con generadores alimentados por diésel, pero a veces estos también fallan. La solución definitiva fue contar con una gran batería que alimente a los 90.000 habitantes durante 15 minutos, el tiempo suficiente para poner en marcha el generador diésel o ir a refugiarse a otra zona: esa es la tarea de nuestra batería.

Baterías para ferrocarriles y pilas para las luces de emergencia

En cuanto a volumen, nuestros productos estrella en España son dos: las baterías de los ferrocarriles, de naturaleza alcalina basada en electrodos de níquel, y las pilas de las luces de emergencia de los edificios de oficinas. Volumen aparte, también puede considerarse un producto estrella, por ser pioneros a nivel mundial, el proyecto que compartimos con Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) para desarrollar camiones híbridos de recogida de basura, eléctricos y diésel, que ya se están implantando en los centros urbanos de algunas ciudades españolas. Con FCC también hemos trabajado y hemos sido pioneros mundiales en el desarrollo de una electrolinera o estación de recarga de vehículos eléctricos. 

Por un modelo energético que almacenara electricidad en grandes cantidades

Los suministradores de energía eléctrica dicen que esta no se puede almacenar, pero lo cierto es que las baterías son, precisamente, pequeños almacenes de electricidad. Lo deseable sería, por tanto, que tuviéramos un modelo energético que pudiera almacenar electricidad en grandes cantidades. En la actualidad generamos energía de más. Si, según cálculos, solo consumimos un 20% de la que producimos, la consecuencia es que el desecho energético es inmenso e insostenible. Las baterías electroquímicas que conocemos hoy en día podrían ser la solución a tanto desaprovechamiento energético, aunque estoy convencido de que no tardarán en surgir más soluciones nuevas.

Mejorar la imagen de España en el mundo

En el mundo globalizado en el que vivimos dependemos de los apoyos financieros, que nos son concedidos en función de la imagen que tengamos. Lamentablemente, nuestra imagen exterior en la actualidad es muy negativa. Como persona que viaja regularmente allende nuestras fronteras, he visto que se nos considera como unos malgastadores, que hemos malgastado en fiestas y lujos superfluos el dinero de los pobres ahorradores alemanes. Cambiar ese concepto que se tiene de nosotros nos va a costar. Y aunque no es posible, ni deseable, ser iguales a los alemanes o los noruegos, lo que deberíamos conseguir es mantener nuestra personalidad colectiva siendo a la vez más productivos y ordenados.

Males culturales que vienen de lejos

Padecemos problemas cívicos y culturales que vienen de lejos y casi forman parte de nuestra idiosincrasia. Por ejemplo, somos un país que implícitamente admira a ladrones, corruptos y estafadores, una realidad agravada por el hecho de que la justicia a menudo se muestras ineficaz para castigar a estos infractores y, si llega a hacerlo, el dinero robado nunca se devuelve. A diferencia de aquí, donde casi se alaba, en Estados Unidos si alguien defrauda a Hacienda sus conocidos le hacen el vacío.

Reformas que solo tienden a equilibrar el nivel de ingresos con el de gastos

En general, el espíritu que inspira las reformas implementadas desde el Gobierno es el de gastar menos para equilibrar el nivel de ingresos con el de gastos. Aunque esto es de sentido común, no estoy de acuerdo en los ámbitos en los que se han aplicado los recortes, y, además, se está olvidando el gran problema de la deuda, que solo se puede recuperar generando riqueza.

España es líder mundial en energías renovables

No tengo una fórmula mágica para generar riqueza, pero se podrían hacer muchas cosas en el campo empresarial que no se están haciendo. Por ejemplo: España es líder mundial en energías renovables. Tenemos una experiencia técnica, comercial y financiera de rentabilidad en energías renovables que solo es comparable a la de Alemania. ¿Y qué ha hecho el Estado al respecto? Dos decretos precipitados para plantear moratorias a la energía solar y a la energía eólica, cuando lo que debería hacer es potenciarlas.

La California de Europa

No creo en la vuelta atrás, en el nacionalismo industrial: el Made in Spain nunca sustituirá al Made in China. En cambio, sí que es factible un modelo basado en la innovación y la especialización por regiones. De hecho, cuando se dice que España tiene que ser la California de Europa, se está señalando el camino correcto y de futuro. Quizá la opción acertada sea apostar por las playas que ya tenemos y desarrollar nuestro Silicon Valley. En vez de ello, ahora está todo el mundo pendiente del multimillonario norteamericano que quiere construir Eurovegas en España. Aunque a priori parece una gran oportunidad, me apena que no se trate de un multimillonario español.

Espíritu emprendedor

Todos los que nos dedicamos al mundo de los negocios tenemos algo de temerarios y artistas, deseamos estar implicados en un proyecto creativo y estimulante. De manera paralela a mis responsabilidades directivas, mantengo también, pues, este espíritu emprendedor, hasta el punto de que he creado varias empresas.