Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
JOAQUÍN NIETO ADAME. JOAQUÍN NIETO GÁLVEZ.

JOAQUÍN NIETO ADAME. JOAQUÍN NIETO GÁLVEZ. GRUPO NIETO ADAME

Obra:
Texto del 09/05/11 .
Fotografía cedida por Joaquin Nieto.
 

Economista de formación, el malagueño Joaquín Nieto está al frente del grupo fundado por su padre y constituido por una docena de empresas del sector automovilístico e inmobiliario. Ante nuestra clase política, declara con firmeza que siente impotencia y vergüenza. Y no le merecen mejor opinión los sindicatos y las organizaciones empresariales de España; en cambio, confía en el pueblo, que históricamente ha demostrado ser trabajador, luchador y austero.

De las bicicletas a los coches

En 1949 mi padre Joaquín Nieto Gálvez dejó Casariche (Sevilla), y se vino a Málaga con sus padres en busca de oportunidades. En 1951, con tan solo 14 años, montó un taller de reparación de bicicletas junto con su hermano. Y así empezó todo. Reparaban bicicletas y, más tarde, motos de la marca Vespa; después montaron un taller de coches y se dedicaron también a la compraventa. El gran salto empresarial fue en 1986, al hacerse con la concesión de la marca Opel en Málaga. En los años que siguieron fueron incorporando otras marcas y el negocio creció. Hoy el grupo lo compone una docena de empresas que da empleo a unas 250 personas. Mi padre aún sigue en activo, pero el peso de la empresa lo llevamos mi hermano Benjamín y un servidor.

Una flota de 500 coches

El grueso de nuestro volumen de negocio lo representa la distribución de varias marcas de vehículos, automóviles y motocicletas. Asimismo, poseemos una empresa de alquiler de turismos y otra de venta y alquiler de autocaravanas. La primera cuenta con una flota de 500 coches, que alquilamos básicamente a turistas particulares de Gran Bretaña, Alemania y Francia que nos visitan durante todo el año. Las autocaravanas, en cambio, nos las suelen alquilar clientes nacionales durante períodos vacacionales más concretos. También vendemos autocaravanas. Somos representantes de la marca castellonense Benimar, que fabrica y vende también en Nueva Zelanda, una de las mecas mundiales de los usuarios de las autocaravanas.

Seis primeras marcas y tres provincias

Actualmente distribuimos varias marcas de coches en diferentes áreas geográficas de Andalucía: Opel, para las provincias de Málaga y Granada; Suzuki, para Granada y Almería, y Fiat, Alfa Romeo, Ford y Saab, solo para Málaga. Estamos hablando, pues, de seis primeras marcas y tres provincias. Conseguir la concesión de una marca no es fácil. Sobre todo hay que estar bien financieramente, porque requiere inversiones importantes.

Técnicamente, hoy todos los coches son buenos; el lujo es el elemento diferencial

Hoy en día no hay coches malos. Técnicamente, todos los coches que se fabrican son buenos y salen bien. Por eso lo más determinante a la hora de comprar un coche es la marca, los diferentes niveles de lujo que representan. Un comprador de coches de lujo, por ejemplo, nunca comprará un Fiat; comprará un Audi, un BMW, un SAAB o un Alfa Romeo. Cuando se compra una marca se compra la emoción asociada a ella. La clase trabajadora compra emociones por valor de unos 10.000-15.000 euros, la clase media por valor de 15.000-25.000 euros, y la clase alta por encima de los 25.000.

Aún faltan varias décadas para que se generalice el vehículo eléctrico

Se anuncia la era del vehículo eléctrico, pero su generalización va para largo. Los procesos de sustitución son lentos. El burro y el coche han convivido en el tiempo casi un siglo. De la misma manera, el coche eléctrico –en realidad el coche híbrido– convivirá quizá un siglo con los coches de gasolina y diésel. Hay aún muchas dudas sobre la red de recarga, los tipos de enchufe, etcétera. Está todo muy verde, a pesar de que en el plano político parece que la cosa esté más avanzada, porque es un tema que queda muy bien, y a pesar igualmente de que General Motors saque ahora un vehículo exclusivamente eléctrico. Yo auguro que hasta dentro de unos 40 o 50 años no se dará la generalización del vehículo eléctrico. Piénsese que un vehículo exclusivamente eléctrico tiene una autonomía de apenas 60 kilómetros, mientras que uno de gasolina puede viajar 1.000 kilómetros sin repostar.

Preocupa más el consumo que la contaminación

Cada vez se valoran más los coches que contaminan menos. La conciencia ecológica ha aumentado y se ha extendido a los hábitos de consumo. Aún así, diría que el hecho de que un coche contamine más o menos no suele ser un motivo de compra. Sí lo es, en cambio, que un coche consuma más o menos. A igualdad de prestaciones, el cliente se decide por el que consume menos. Sin duda, es un factor que ayuda a tomar la decisión de compra final.

Comprar un coche no es siempre una decisión razonada

También el diseño cuenta mucho. Sin embargo, la potencia y la velocidad, que antes eran determinantes, son factores que hoy por hoy cuentan menos. Por lo dicho, podría parecer que comprar un coche es siempre una decisión trascendente y razonada; no es así. Nosotros tenemos clientes con posibilidades económicas que estrenan coche cada seis meses, casi de manera compulsiva.

Sector inmobiliario: una apuesta por el alquiler

La mayoría de empresas del Grupo Nieto Adame pertenece al sector del motor, tanto de automóviles como de motocicletas. También hemos entrado en el sector inmobiliario, al adquirir inmuebles para uso propio o para alquilar. Dentro de poco empezaremos una promoción de 42 viviendas en régimen de alquiler, que gestionaremos directamente nosotros. Creemos que el alquiler tiene mucho futuro, tanto como en Europa, sobre todo ahora que los bancos no conceden créditos.

Caída de los precios en la venta de coches usados

La crisis no ha afectado mucho el alquiler de vehículos, porque el turismo no ha bajado tanto como otros sectores. Sí que nos ha afectado a la hora de vender los coches de alquiler usados en el mercado de ocasión. Un coche de alquiler se explota como tal solamente durante unos determinados kilómetros, luego se procede a su venta para comprar otro nuevo. Parte del negocio de las empresas de alquiler de coches reside en la venta del coche usado. Ahí sí que estamos notando la bajada de precios. Sacamos mucho menos por los coches de lo que sacábamos antes, y eso ha afectado nuestra cuenta de resultados. Si antes se vendían en España un millón y medio de coches nuevos al año, ahora se venden 750.000. Los tiempos duros han llegado en plena expansión del grupo, con lo que ello representa en inversiones. Por lo tanto, nos hemos visto obligados a recortar gastos de personal, porque las proyecciones de facturación no se han cumplido.

Se compraban coches con las hipotecas del banco

La leyenda urbana de que la gente se compraba un coche con la hipoteca que les concedía el banco damos fe de que es absolutamente cierta. Hemos vendido infinidad de coches en estas circunstancias. Al principio, lo veíamos como una práctica extraña, pero se fue generalizando tanto a lo largo de los años de vacas gordas que ya acabamos por verlo normal. Sorprendía, sobre todo, ver a chavales de 18 años sin formación alguna que trabajaban en la obra, que estaban ganando 2.000 euros mensuales, y que se compraban coches de más de 20.000 euros. Fueron tiempos en los que la gente, en general, perdió el miedo a endeudarse.

Ahora cada demanda de financiación se analiza al detalle

El 80% de los coches se venden a través de financiación. Nuestro negocio está estrechamente relacionado con el sector financiero. Hoy, financiar la compra de un vehículo se ha hecho mucho más difícil. Cada demanda de financiación se analiza al detalle. Se están denegando créditos a gente que trabaja y que se gana bien la vida. La realidad, en general, es que quien puede tener acceso a un crédito lo sabe y quien no puede tener acceso a un crédito también lo sabe. Hay más conciencia de las propias limitaciones.

Quiebra de las financieras imprudentes

Nos viene la mitad de gente que antes a comprar un coche, pero los que nos vienen saben que no tendrán problemas para financiar la compra. Estos años atrás he vendido coches a emigrantes colombianos o ecuatorianos con un simple carnet de identidad y sin permiso de trabajo. Evidentemente, las financieras que jugaron a este juego ya no existen, quebraron.

Casta política, a lo suyo

Siento impotencia y vergüenza ante nuestra clase política. Veo demasiados intereses particulares, mucho tirar del dinero ajeno y mucha incompetencia, tanto en un bando como en el otro. Los políticos son una casta cuyo principal objetivo es perpetuarse en el poder. Sin embargo, tengo mucha confianza en el pueblo español, que históricamente ha sido un pueblo trabajador, luchador y austero, con empresas que triunfan dentro y fuera del país.

Ni buenos sindicatos ni buenas organizaciones empresariales

Ha faltado voluntad de llevar a cabo un gran pacto nacional como han hecho en Alemania y en otros países. La verdad es que lo tenemos difícil mientras los sindicatos vivan de los presupuestos del Estado y no miren por los intereses de los trabajadores que representan; o mientras las organizaciones empresariales, en lugar de innovar y asumir riesgos, estén más pendientes, también, del que hay de lo mío público y de obtener prebendas. Francamente, no creo que nuestros sindicatos y nuestras organizaciones empresariales sean un reflejo de la sociedad española.

Panorama social andaluz

Nuestra sociedad es mucho mejor, y en todo caso, la sociedad que tenemos también es resultado de la acción política. En Andalucía el panorama social es doblemente preocupante, porque, durante décadas, de manera bochornosa, se ha acostumbrado a mucha gente a vivir subvencionada. Es más manejable una población aborregada recibiendo migajas, alimentar un granero de votos, que no una población formada y con espíritu crítico.