Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
JOAQUÍN RUFO RODRÍGUEZ.

JOAQUÍN RUFO RODRÍGUEZ. SERVINFORM

Obra:
Texto del 12/09/11 .
Fotografía cedida por Joaquin Rufo.

Si la experiencia, la honradez, el esfuerzo, la perseverancia y la audacia son valores determinantes en el mundo empresarial, puede afirmarse que Joaquín Rufo, uno de los pioneros del sector informático en España, es un auténtico referente. Descreído de la política, reclama la necesidad de luchar contra la economía sumergida y aboga por una nueva legislación laboral que permita sobrevivir a las compañías amenazadas por la actual crisis económica.

Gestión de servicios en el área de las nuevas tecnologías y la informática

Empecé a trabajar en el departamento informático de Astilleros Españoles en 1954, y fui director de su área informática hasta el año 1969. Fue en esa época cuando me decidí a ser empresario y participé en los proyectos Seresco Data, una compañía de servicios informáticos y consultoría, y BLR, hasta la creación de Servinform, una entidad de externalización tecnológica y administrativa, creada en 1977 y especializada en la gestión de servicios integrales para las empresas españolas en el ámbito de las nuevas tecnologías y la informática. En el momento de su fundación, las pequeñas y medianas empresas buscaban opciones para optimizar los elevados precios que por aquel entonces tenían los equipos informáticos, y muchas apostaron por nuestros servicios para no verse obligadas a adquirir ningún equipamiento.

Ventajas del outsourcing

Después percibieron que era también una manera de optimizar los recursos humanos, ya que sus trabajadores se podían centrar en las tareas propias de la firma y derivarnos las externas, con plenas garantías del éxito de la apuesta, ya que el único requisito para que la fórmula funcionase era que nos suministrasen datos fidedignos. Aún hoy en día las grandes ventajas del sistema son que no solo se ahorran costes de contratación de trabajadores y de mantenimiento de equipos e instalaciones, sino que pueden reclamar nuestros servicios únicamente por el tiempo necesario.

El acierto de cubrir todos los sectores

Somos una empresa generalista porque trabajamos de una manera estándar dando modelos de servicio en todos los ámbitos económicos; no nos hemos decantado por especializarnos en ningún sector determinado, sino que los cubrimos todos: Administración pública, entidades financieras, utilities y empresas privadas. Nuestra cartera de servicios es muy amplia: el mercado nos lo ha exigido. Los empresarios sevillanos, nuestros primeros clientes, demandaron desde el principio una solución completa a sus problemas; nosotros captamos el mensaje y preparamos una respuesta integral, que va desde la creación e implantación de programas informáticos específicos, pasando por la venta de equipos informáticos, el telemarketing –tanto de información y asesoramiento como comercial–, la grabación y digitalización de impresos o la atención al público, y que llega hasta la impresión de documentos y el marketing directo.

Adaptarse a los cambiantes contextos socioeconómicos

Somos una de las entidades más representativas de España en el ámbito de la impresión de documentos, dado que cubrimos las necesidades de las grandes corporaciones de este país. Ello no obstante, la tendencia a la reducción de las facturas en papel es obvia, de manera que tenemos que estar preparados para amortizar los equipos de máquinas y el personal en el tiempo estimado de transición hacia el modelo digital de factura y buscar nuevas líneas de negocio. Los empresarios deben siempre conocer el mercado y las tendencias, prever y planificar adecuadamente el futuro de la entidad adaptándose y adelantándose a los contextos socioeconómicos cambiantes y diversificando sus actividades económicas.

Una respuesta tecnológica para cada situación

Por lo que respecta a la elaboración de programas informáticos, nuestro objetivo no es solamente proporcionar respuestas concretas de software sino también plantear nuevos modelos de gestión más eficientes. En este sentido, hay que destacar nuestra colaboración en varios proyectos con diversas consejerías de la Junta de Andalucía.

Expansión de la compañía

Actualmente contamos con más de 1.700 empleados y 40.000 m2de instalaciones: Hemos ido creciendo porque el área de acción andaluza era restringida. Estamos implantados en Sevilla, Madrid, Valencia, las Islas Canarias, las Islas Baleares, etcétera, y el futuro pasa por penetrar en Bilbao y en Barcelona y por continuar la expansión por Sudamérica y Portugal. Aun así no nos planteamos metas específicas de futuro, sino que dejamos que sea el mercado y las oportunidades quienes nos guíen.

Calidad y rigor a precios competitivos

Nuestro propósito es innovar cada día para dar mejor servicio a los clientes, fidelizarlos y ampliar la clientela. Pero soy de la opinión que la cualidad que realmente nos ha convertido en una firma innovadora y puntera ha sido ser capaces de trabajar con un gran nivel de exigencia y a precios ajustados. Ello nos ha permitido prosperar muy rápidamente porque, por un lado, nuestros competidores directos no creyeron que la combinación fuese factible y, por otro, la fórmula fidelizó pronto a los clientes.

Ineludible necesidad de una formación continua

Apostamos por la preparación interna, puesto que se adapta mejor a nuestras necesidades específicas de reciclaje e innovación, que son muy elevadas en una empresa en la que la tecnología juega un papel tan importante. Además creemos que la innovación también se deriva de la aplicación diaria de nuestros conocimientos y aptitudes, las cuales se perfeccionan mediante la práctica y el ensayo de nuevas posibilidades.

Futuro de la entidad

A partir del mes de enero del año 2012 me retiraré de la gestión, aunque me reservaré la presidencia de la sociedad, y me relevará desde Madrid mi hijo, Nacho Rufo Rodríguez. Me siento orgulloso de los logros que he conseguido de manera honrada a base de mi esfuerzo personal, y sé que mi retiro no supondrá un cambio abrupto, porque, gracias a estar rodeado de un excelente equipo de honrados profesionales –cuyos valores personales y cuya entrega al trabajo comparto–, en los últimos años ya he ido delegando responsabilidades.

Injusta reputación del sector empresarial

Aunque nuestra calidad humana sea de diversa índole, todos los empresarios compartimos nuestro amor al trabajo, una férrea perseverancia, la capacidad de observación y un poco de audacia.

Andalucía en el corazón

A pesar de que la realidad demuestra sobradamente que los tópicos sobre los andaluces son falsos, seguimos siendo un pueblo que no se valora a sí mismo y que no confía en su enorme capacidad emprendedora, en su audacia, en su valentía y en su tesón. La emigración andaluza, por ejemplo, ha ayudado a la prosperidad y a la consolidación del bienestar económico de otras comunidades, lo cual tiene un doble valor si tenemos en cuenta que se trataba en su mayoría de emigrantes de origen humilde y rural, que solo llevaban como equipaje ilusión, ganas de trabajar y prosperar y mucho coraje. En Andalucía, y en el resto de España, hay gente tan eficiente y preparada como en otros países, pero nos falta acabárnoslo de creer.

Sobrevivir a una crisis más

Nuestra empresa siempre ha competido en medio de dificultades, a las que hemos sobrevivido analizando el contexto, adelantándonos a los cambios, siendo competitivos y muy conservadores en la administración de gastos, inversiones y proyectos de expansión. Esta cautela ha sido recompensada porque, a día de hoy, no presentamos problemas de crédito y somos completamente solventes. Sin embargo, por desgracia, esta situación no es la más habitual, y ahora los empresarios más que nunca necesitarían un marco legal que les permitiese la máxima flexibilidad laboral para poder vencer las dificultades actuales.

Necesidad de fomento del empleo

La creación de puestos de trabajo siempre está vinculada a la creación y a la expansión empresariales. En consecuencia, nunca acabaremos con las elevadas cifras de desempleo si no ayudamos a las empresas.

Enmienda de la Constitución, un ejemplo de consenso

En algunos casos nuestros políticos ni son un exponente de la población española ni nos representan debidamente. Han gestionado de manera inadecuada el patrimonio nacional y nos han conducido hacia la actual crisis sin tener que asumir ningún tipo de responsabilidad penal. Acciones como la enmienda de la Constitución, ideada en agosto para frenar el déficit presupuestario, ponen de manifiesto cómo las decisiones políticas actuales desean contentar a los inversores internacionales y cómo pueden consensuar decisiones si realmente lo desean.

Escasa representatividad de los sindicatos en nuestro país

Los sindicatos no son representativos del colectivo de trabajadores españoles porquesu número de afiliados es marginal. Asimismo, algo similar podríamos decir de las asociaciones de empresarios, entidades que deberían funcionar con los ingresos de sus afiliados y, al igual que los sindicatos, dejar de recibir generosas subvenciones del presupuesto público.

 Economía sumergida: imposible construir un país de primera con ingresos de segunda

Hay dos tipos de economía sumergida: la de pequeña escala, ligada a los quehaceres domésticos, pero cuyo volumen total es muy significativo, y la vinculada con la vida económica. Ambas son muy difíciles de erradicar. Sin embargo, se podrían adoptar medidas para tratar de eliminarlas, pero ello implicaría una pérdida de bienestar significativa para muchos miembros de todos los estratos sociales. En cualquier caso, si no luchamos contra la economía sumergida, debemos ser conscientes de que será imposible construir un país de primera con ingresos de segunda.