Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
JORGE IBÁÑEZ ANDREU.

JORGE IBÁÑEZ ANDREU. AIRELEC CLIMA

Obra:
Texto del 11/05/11 .
Fotografía cedida por Jorge Ibáñez.
 

Los casi cuarenta años de experiencia profesional en el sector de la climatización en España de este Ingeniero Técnico Industrial le confieren una opinión fundamentada no solo de la evolución de este ámbito sino de las bases del funcionamiento de nuestro tejido empresarial, económico, financiero y político; y toda esta práctica y veteranía acumuladas se conjugan con el optimismo, la ilusión y el dinamismo que conservan siempre los empresarios de raza.

Inicios en el ámbito empresarial surgidos de un reto personal

Recién casado, desarrollaba mi actividad profesional en Barcelona, donde nací y donde estudié Ingeniería Técnica Industrial; entonces un antiguo colaborador me ofreció poder incorporarme como director técnico en la empresa que había creado en Alicante. La propuesta constituía un reto profesional y sobre todo personal, puesto que debía trasladar el lugar de residencia de mi familia y perder la estabilidad de que gozábamos. Nos planteamos la mudanza como un período transitorio de un año, pero en seguida vimos las oportunidades de negocio de la provincia en el área de la climatización debido a las altas temperaturas estivales. De ahí que seis meses después, en 1973, fundé junto a otros cuatro socios –uno de los cuales era el perito industrial Antonio Carratalá Pascual– la empresa Airelec (de “aire” y “electricidad), que al principio se dedicaba a realizar instalaciones de electricidad y climatización con una mínima plantilla formada por dos parejas de operarios.

Especialización climática del proyecto

En 1981, se decidió dividir la empresa en sendas compañías de electricidad y aire. Ese mismo año Antonio y yo fundamos Airelec Clima, que contenía esta última palabra para especificar nuestra área de especialización. Por desgracia, la antigua división de Airelec de electricidad acabó por desaparecer. Sin embargo, nuestra firma ha ido creciendo desde sus mismos inicios, en parte por la buena conexión que siempre ha existido entre Antonio y yo, y por el trabajo conjunto, coordinado y constante de ambos. En la actualidad, su figura y asesoramiento continúan siendo determinantes.

Servicios ofrecidos en la actualidad por Airelec Clima

Nuestras líneas de actuación son diversas. En primer lugar, nos dedicamos a la climatización de todo tipo de edificios, tales como: hoteles, oficinas, hospitales, grandes superficies, comercios, etcétera. Además, disponemos de un Departamento de Mantenimiento, que cuenta con una plantilla especializada de 18 empleados, capaces de atender las necesidades marcada por el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), que exige que las instalaciones térmicas tengan un buen mantenimiento predictivo y correctivo, y donde se insiste en la rápida atención de las reparaciones, y, finalmente, estamos empezando a ocuparnos de las instalaciones energéticas basadas en fuentes de energía renovables, es decir, la solar, la biomasa, la energía fotovoltaica, la térmica y la geotérmica.

Instalaciones climáticas sostenibles: el futuro del sector

Creemos que las instalaciones energéticas basadas en las alternativas ecológicas llegarán a ser un sector puntero y destacado en el futuro porque, desde marzo de 2006, el Código Técnico de la Edificación (CTE) determina que el 70% de la energía requerida para cubrir las necesidades de todos los centros donde se usa agua caliente con fines sanitarios (hospitales, hoteles, centros deportivos…) ha de provenir de fuentes alternativas, y que el 30% restante ha de basarse en las energías convencionales. Por ahora ya trabajamos con normalidad y equipamos instalaciones solares térmicas, dado que no requieren ninguna inversión técnica previa y resultan eficientes energética y económicamente. Se trata de instalaciones asequibles, que se amortizan pronto y minimizan el consumo de energía. Durante algunos años, los paneles solares tuvieron además el inconveniente de presentar una duración muy determinada, pero en la actualidad su coste y su vida media ayudan a su rápida amortización.

Pros y contras de la energía fotovoltaica y geotérmica

Respecto a la energía solar fotovoltaica –los denominados huertos solares–, hubo un tiempo en que estuvo subvencionada y se extendió bastante, pero en 2010 se redujeron las subvenciones y perdió su atractivo por el elevado coste económico. Lo mismo sucede con la energía geotérmica, ya que requiere de una importante inversión inicial para realizar la captación de la temperatura del subsuelo mediante el uso de sondas. Por ello se debería disponer de más subvenciones para poder efectuar estos estudios iniciales.

Una fuente de energía totalmente orgánica

La biomasa es una fuente de energía basada en la leña y los compuestos orgánicos de los bosques. Estos elementos se transforman en pellets (granulado de madera), que durante la combustión producen mucho menor dióxido de carbono que las energías convencionales, con lo que se reducen las emisiones dañinas en la atmósfera. Uno de sus inconvenientes es que se fabrican pellets mayoritariamente en las grandes ciudades con portes caros y que deben almacenarse en lugares preparados, pues podría producirse una combustión espontánea.

Oposición ecologista a los molinos de viento

Desde las Administraciones se ha priorizado la difusión de la energía eólica mediante la implantación de gigantescos molinos de viento. Aunque son una fuente de energía renovable, es innegable su impacto visual y acústico, así como las repercusiones que tienen en los ecosistemas. Todo ello explica que los ecologistas estén en contra de estos artefactos.

Crisis como fenómeno catártico

En Airelec Clima hemos vivido tres crisis: la de 1973, la de 1992 y la actual, que está siendo la más dura. De las dos primeras conseguimos salir reforzados porque las recesiones sirven para detectar los errores e incoherencias de nuestro funcionamiento empresarial, y de esta forma rectificar y mejorar.

Estrategias actuales para superar la recesión

Nuestra estrategia, en este momento, apunta a tres frentes: decantarse por las demandas mayoritarias de los clientes, en nuestro caso el mantenimiento de equipos e instalaciones basadas en energías alternativas; también, adaptarse a sus necesidades (por ello estamos operando en toda la península Ibérica, cuando tradicionalmente solo lo hacíamos en Alicante, Valencia, Murcia y Granada), y finalmente ofrecerles una buena relación calidad‑precio, que se concreta en la instalación de máquinas con una eficiencia energética óptima y en un buen servicio de mantenimiento posterior. Y todo ello sin perder nunca de vista que nuestro objetivo es proporcionar comodidad y bienestar a nuestros usuarios.

Reciclaje continuo debido a la evolución ininterrumpida del sector

En nuestro sector cabe destacar no solo la evolución de la mecánica de los compresores, que consumen mucho menos, sino también la electrónica, que incrementa la comodidad y las posibilidades del control de los aparatos. También se ha conseguido que los equipos sean cada vez más silenciosos. Todo ello obliga a un reciclaje continuo que nuestra Federación de Empresarios del Metal (FEMPA) nos proporciona.

Intrusismo consentido por la Ley Ómnibus

Estar formados y conocer las innovaciones, los cambios y la evolución del sector es esencial para poder garantizar el futuro de la empresa y luchar contra el intrusismo laboral consentido, ya que, desde la implantación de la Ley Ómnibus, se puede realizar un proyecto o instalación eléctrica o climática sin carné de instalador; el único requisito que se solicita es una declaración jurada del Ministerio de Industria.

El Gobierno maquilló la realidad hasta que la realidad nos aplastó

Nuestros políticos han antepuesto sus cargos a las actuaciones económicas valientes y razonables. No disponemos de gestores eficientes ni tampoco de una oposición que plantee medidas específicas para corregir los grandes problemas del país, tales como la elevada tasa de paro y la falta de inversión de capitales en productos financieros e inmobiliarios o en la continuidad de las empresas. Nuestro actual Gobierno no ha tenido la valentía de reconocer sus errores y convocar elecciones. Se maquilló la realidad hasta que la realidad nos aplastó. El sector empresarial avisó reiteradamente a nuestros mandatarios de que había claros síntomas de un colapso financiero y económico, pero no se tomaron medidas hasta que fue demasiado tarde, y solo lo hicieron obligados por las autoridades internacionales.

Necesidad de un gran pacto social

En un momento económico en que los inversores tienen estancados sus capitales, la única opción para dinamizar la economía es la obra pública, pero las arcas del Estado están vacías. De momento, la economía sumergida ha sido la vía a la que han recurrido muchos para subsistir; sin embargo, las nuevas medidas adoptadas reducirán las posibilidades del sector. Por ello, y ante la debilidad manifiesta de nuestro actual Gobierno y las perspectivas de cara a las próximas elecciones, es indispensable la consecución de un gran pacto social en el que se fijen las nuevas normas de juego en este contexto adverso. Sería un acto de valentía ante la historia, y no únicamente ante sus electores, que dignificaría su labor gestora.

Cajas de ahorro: en la unión está la fuerza

Las medidas tomadas para sanear las cajas de ahorro han sido las idóneas para garantizar su continuidad, tal y como se está demostrando. La unión hace la fuerza y la fusión de varias cajas en una única caja de mayores dimensiones puede contribuir a garantizar el futuro de muchas de ellas, que no solo repercuten en el bienestar económico del país sino que también llevan a cabo una importante labor social.