Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. JOSÉ ANTONIO TORRONTEGUI GANGOITI Alcalde de Mungia desde 1999.

SR. JOSÉ ANTONIO TORRONTEGUI GANGOITI Alcalde de Mungia desde 1999.

Obra:

Texto del 07/11/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Mungia

El corazón de José Antonio Torrontegui Gangoiti, nacionalista vasco y alcalde de Mungia, late con pasión  para hacer realidad los proyectos de su programa de gobierno, dirigidos a trazar un futuro  para el municipio, que garantice la prosperidad económica,  persiguiendo una elevada exigencia en la prestación de  servicios sociales, junto al mantenimiento y fomento de las raíces culturales y las tradiciones.

Dedicación a Mungia y sus gentes

A lo largo de los últimos años me he dedicado a trabajar para el municipio y sus gentes: mi aportación y la de mi grupo a la labor política es una contribución hacia la mejora de la sociedad. Esta faceta política se ha prolongado a lo largo de casi toda mi vida profesional. Durante los primeros años de democracia fui concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Mungia con EAJ-PNV, grupo al que estoy vinculado. Llegué a la alcaldía en 1999, y ésta es mi segunda legislatura. Me siento orgulloso de poder decir que nuestro partido ha cumplido su programa de gobierno. Mungia ha experimentado un cambio importante en los últimos años con un progresivo crecimiento de la población, que hoy se sitúa en torno a los 15.000 habitantes.

Los municipios deberían ser más autosuficientes

Los Ayuntamientos llevamos padeciendo desde hace años carencias importantes en materia presupuestaria. La figura institucional pobre es el Ayuntamiento, una entidad que al estar muy cerca de la realidad social detecta muchos problemas y necesidades que sólo se pueden resolver con una mayor libertad en temas de ordenamiento, vivienda, urbanismo, etc. El municipio debería ser más autosuficiente. Es necesario que las opiniones del concejo sean tenidas en cuenta en las diputaciones y organismos superiores.

Un mayor grado de autodeterminación y de libertad de actuación para los Ayuntamientos

En este momento de madurez política es necesaria una reflexión, una segunda Transición, donde los conceptos que no se trataron en la primera Transición, por temor o por presión, sean allanados y abordados con valor para conseguir un mayor grado de autodeterminación y de libertad de actuación. Los ciudadanos vascos reclaman una serie de derechos inherentes a su propia identidad, como es el caso de las capacidades y potencialidades del pueblo vasco. Tiendo a defender el principio de subsidiaridad.

Interés por conservar la esencia y particularidades de Mungia

Somos un pueblo pequeño, con terrenos verdes, un río importante, el Butrón, y un entorno natural de gran belleza. Nos interesa conservar la esencia y particularidades del pueblo, las tradiciones, la convivencia apacible, la tranquilidad… Contamos con hoteles, pensiones y caseríos rurales en los alrededores para hospedar a un creciente número de visitantes. Estamos cerca de Bilbao, a diez minutos del aeropuerto, una oportunidad para que se visite la zona.

Situación estratégica como núcleo de comunicaciones que favorece el desarrollo

En el año 2000 tuvo lugar el desvío de la carretera que cruzaba por en medio de Mungia con una variante que ha permitido descongestionarla de tráfico. La nueva red viaria de la zona ha generado una importante expansión y revalorización del municipio. La cercanía con Bilbao, a tan sólo 15 quilómetros, podía haber sido un escollo para nuestro futuro porque abría la posibilidad de convertir la localidad en una ciudad dormitorio, pero no ha sido así. Su situación estratégica como núcleo de comunicaciones favorece el desarrollo industrial.

Una fábrica de autos que producía coches utilitarios, los conocidos Goggomobil, que compitieron con los Seat 600

En los últimos años se ha producido un progresivo abandono del tradicional sector agrícola. La vega era muy rica en agricultura pero se ha ido abandonando por falta de interés y ayudas por parte de la Administración. En Mungia todavía existen personas que tienen invernaderos. Es una pena que existiendo un terreno tan adecuado, no se dediquen más esfuerzos a conservar el mundo agrícola. Con la mejora de las comunicaciones también se está fortaleciendo la zona industrial del municipio que cuenta con tres importantes polígonos. Tenemos prevista la mejora de un polígono industrial bastante importante que en los años 70 y 80 quedó prácticamente paralizado debido a una crisis de la industria. En los años 60 y 70 se afincó una fábrica de autos que producía coches utilitarios, los conocidos Goggomobiles, que compitieron con los Seat 600. La promoción de las zonas industriales es fundamental para el desarrollo de la zona.

Potenciar la formación profesional y promover programas e iniciativas dirigidos a generar empleo

Desde el Ayuntamiento somos conscientes de la importancia de tener una economía diversificada. Hemos emprendido reflexiones estratégicas y planteamientos que nos han llevado a crear un punto de encuentro donde potenciar la formación profesional y la oferta de empleo; aunque esta competencia no corresponda al municipio. En el término de Mungia se podría trabajar en temas de economía de escala, de seguridad, de transportes, de relación de comunicaciones… pero son temas transversales que no han sido tomados en consideración ni por la Diputación ni por el Gobierno autonómico. A través de ellas, estamos intentando promover programas e iniciativas dirigidas a generar mayor empleo entre la gente joven. Algunos jóvenes están creando pequeñas empresas autónomas gracias a su capacidad de iniciativa y esfuerzo para llevar adelante los proyectos.

Completos servicios sanitarios y sociales

La sanidad actual en Euskadi es muy buena. En Mungia tenemos un ambulatorio donde se dispone de diferentes especialidades médicas para poder atender al mayor número posible de pacientes y evitar su desplazamiento a otras localidades. A 1/4 de hora tenemos el Hospital de Cruces. El colectivo de gente mayor requiere una atención muy especial, para lo que se han creado servicios de soporte: existen casas para ancianos donde se trabaja mucho y muy bien; también se ha hecho una apuesta importante en locales sociales para mayores. Asimismo, apoyamos a la mujer, un grupo de población que se ha incorporado al mundo laboral pero que experimenta el mayor porcentaje de paro. Son mujeres con un nivel educativo elevado que les cuesta mucho encontrar un empleo fijo.

Esfuerzo del Ayuntamiento para el aprendizaje del euskera

Se han realizado importantes inversiones para dar forma a unas escuelas donde se puede aprender el euskera. La consecución de estos espacios educativos ha sido una lucha compleja que ha provocado enfrentamientos políticos y un gran esfuerzo presupuestario por parte de los Ayuntamientos. Los resultados de la educación en las ikastolas son positivos y dejan ver el interés por la lengua propia.

Tejido asociativo muy vivo

Entre culturales, deportivas y de ocio, existen más de 50 asociaciones en Mungia. Hay un tejido asociativo con mucha capacidad creativa y de generación de actividades, al que se otorgan subvenciones y ayudas para consolidar una vida social activa.

Todavía sigue muy vivo el recuerdo del bombardeo de Guernika

Una actividad festiva muy atractiva y que cada vez tiene más relevancia fuera de las fronteras de nuestra población es el Olentzero, un personaje que puede recordar a Santa Claus. Trabaja en el bosque haciendo leña para producir carbón. El carbonero representa la Navidad. El 24 de diciembre baja al pueblo para hablar con la gente y en ese momento se lleva a cabo una celebración muy festiva donde, en la tradición reciente, trae los regalos a los niños y niñas. Hay otras festividades relevantes como San Antontxu, cuando se celebra una gran feria de ganado, y San Pedro, patrón de Mungia. En otro orden de cosas, todavía sigue muy vivo el recuerdo del bombardeo de Guernika. Algunas personas mayores recuerdan cómo ocurrió aquella desgracia, y el del propio Ayuntamiento, Iglesias, etc., de nuestro pueblo, responsabilidad de las fuerzas franquistas.

Vínculos históricos con la Monarquía

Nuestra historia a nivel de Euskalherria, así como de nuestro municipio, tiene vinculaciones con la realeza. Mungia recibió la “carta Puebla” en 1376, junto con una serie de villas del País Vasco. Desde hace más de 100 años, Mungia, que ostentaba los títulos de Villa y de Anteiglesia manteniendo en la Casa de Juntas de Guernika a cada representante, fue absorbido por la Anteiglesia y sigue como tal. En mi etapa de senador (1991-1994), en varias ocasiones tuve la oportunidad de saludar bajo la forma de protocolo a la Familia Real. La Monarquía es todo un símbolo, humano y respetable, para los españoles. Su papel durante el período de Transición resultó ser positivo por el temor existente.

La Corona podría ayudar a que se reconozca al País Vasco la posibilidad de autogestionarse

El interés de una gran mayoría de vascos es que se reconozca al País Vasco la posibilidad de poder autogestionarse y dirigir nuestras políticas sobre lengua, tradiciones, etc. La Corona podría ayudar a alcanzar estos objetivos. Cada pueblo puede aspirar a ser soberano en la determinación de aquello que trate de defender.

Como alcalde considero que debería hacerse un esfuerzo de humildad y valentía en esta segunda Transición

Si el Rey es el Jefe de Estado habrá que deliberar la forma de Estado que deseamos. En nuestro caso, creemos tener derecho a “Burujabetza”, que se puede traducir como dueños de nosotros mismos, aunque quizá no sea exactamente el mismo concepto que el de soberanía. Euskadi reclama una solución y creo que está abierto al diálogo. Como alcalde considero que debería hacerse un esfuerzo de humildad y valentía en esta segunda Transición.