Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. José Escrig Anglés
JOSÉ ESCRIG ANGLÉS.
Fotografía cedida por José Escrig.

JOSÉ ESCRIG ANGLÉS. EXFORPE

Obra:

Texto del 21-06-2011

El ejemplo familiar y la experiencia acumulada a través del trabajo diario han sido la escuela de negocios de este joven empresario del sector agrícola. Preocupado por las consecuencias económicas y humanas de una crisis que no ha sido frenada por unas autoridades empeñadas en seguir apostando por unas relaciones laborales estáticas y anticuadas, está convencido de que el futuro pasa por invertir decididamente en la formación de los ciudadanos del país.

Empresa familiar del sector de la fruta

La nuestra es una empresa familiar, ubicada en Valencia, que se dedica a la recogida, manipulación y distribución de cítricos. La fundó mi abuelo, José Escrig Fornés, con mi padre, Vicente, y mi tío, José Escrig Burgos. En estos momentos la gestiona la tercera generación, que está formada por cinco primos: José Escrig Peiró, Malín Escrig Peiró, Albert Escrig Peiró, Vicente Escrig Anglés, mi hermano, y yo, y tenemos delegaciones en Barcelona y Madrid, que realizan trabajos de gestión y se ocupan del área comercial. Hoy nos dedicamos no solo a la venta de clementina y naranja valencianas y sudafricanas –ya que su calidad es similar, se recogen más tardíamente y se puede mantener nuestra marca en el mercado durante todo el año–, sino también a la de melones y sandías, lo que nos permite amortizar las infraestructuras. Nuestro producto se comercializa bajo tres marcas en el mercado, cuyo máximo exponente es Escrig Gourmet, presentada con un logo muy atractivo.

Implicación personal en el proyecto desde los 14 años

Hace 30 años mi padre se trasladó a Barcelona para controlar esta área de distribución, y en esa ciudad nací y me formé. Con 14 años empecé a trabajar con mi padre en el mercado mayorista de Mercabarna. A los 18, monté mi propio punto de venta, anexo a Mercabarna, y en cuatro años, de 2003 a 2007, conseguí vender cuatro millones de kilos. Entonces me trasladé a Zaragoza, donde establecí otro punto de venta mayorista, que gestioné desde 2007 hasta 2009, momento en que se hizo evidente que la crisis iba a afectar profundamente a nuestro sector y que solo resistirían los empresarios experimentados. En esa coyuntura era preferible optar por la exportación a otros mercados y diversificar los productos distribuidos. El balance de mi implicación en el proyecto es muy positivo porque en los últimos 10 años he contribuido a doblar las ventas.

Recogida y manipulación del producto

Nos encargamos de buscar el producto idóneo en la huerta valenciana, siguiendo las previsiones de venta trimestrales de que disponemos, ya que únicamente el 20% de la producción proviene de cosecha propia. Esta búsqueda permite que nuestras frutas siempre tengan el mismo calibre, sabor y color. La recogida de las piezas la llevan a cabo nuestros 150 recolectores, contratados cada temporada de octubre a mayo, y que conocen nuestros métodos de recogida, y posteriormente se traslada la fruta a nuestras instalaciones, donde 200 personas llevan a cabo un proceso de selección según el calibre y la categoría de la fruta, que finalmente desembocará en su comercialización bajo tres marcas diferentes.

Calidad como máxima profesional

Si la fruta no reúne las condiciones oportunas o se ha estropeado por causas diversas, no debe llegar a los canales comerciales por una cuestión de honestidad empresarial. En estos casos se debe optar por venderla para zumos, apelar a las aseguradoras si ha ocurrido una contingencia, etcétera.

Instalaciones totalmente automatizadas

Distribuimos el producto en un espacio de 7.000 m2, que dispone de unas cámaras con capacidad para almacenar dos millones de kilos, la cantidad que manipulamos en diez días aproximadamente. Nuestras instalaciones están desde 2001 totalmente automatizadas, lo que ha permitido reducir los costes de producción. No obstante, la implicación humana sigue siendo indispensable en la selección cuidadosa de artículos de calidad. Esperamos disponer en un plazo de seis años de 40.000 m2 para poder cumplir nuestras expectativas de expansión.

Distribución nacional e internacional de nuestra fruta

Quince tráileres diarios, conducidos por chóferes propios, distribuyen nuestras frutas en buena parte del territorio español, especialmente en la zona norte (Barcelona, Madrid, Burgos, Asturias, Guipúzcoa, Lleida, Tarragona, Cantabria, Girona, etcétera). Por lo que respecta a las exportaciones, operamos con agencias profesionales que se encargan del transporte diario a París, Bélgica y Alemania (Múnich, Berlín y Frankfurt). 

Exportar y diversificar: el futuro del sector

La exportación y diversificación son fundamentales para vencer la crisis, ya que la primera permite estar presente en varios mercados y superar o minimizar las consecuencias de un bajón en las ventas en un país o lugar determinados, mientras que la venta de más variedades de producto fideliza a los consumidores. Sin embargo, la diversificación obliga a disponer de unas instalaciones adecuadas y a renovarse continuamente.

Es muy complicada la gestión de empresas vinculadas al sector primario

La crisis del pepino ha vuelto a poner de relieve los prejuicios de Europa hacia nuestro país, así como el hecho de que las autoridades no siempre defienden los intereses de un sector que cumple con una normativa más que estricta. Gestionar empresas del sector primario es muy complicado, pero queda compensado por nuestra pasión por el sector, lo que permitirá la recuperación de nuestra economía y, a la larga, del prestigio de nuestra agricultura.

Importancia de la presentación de la fruta

Hoy en día la presentación es la tarjeta de visita ideal para resaltar las cualidades de un buen artículo, pero nunca debe enmascarar una fruta de mala calidad. Muchos clientes ya no acuden a un establecimiento especializado, sino que se han decantado por establecimientos de autoservicio o las grandes superficies en que la presencia es uno de los criterios que influyen en la elección de un artículo. Nuestra cuidada presentación de los cítricos incluye el lavado, encerado y pegado de una etiqueta con el nombre de la marca y la introducción alineada en una caja, en que una de las hileras va envuelta y la otra no para que los consumidores puedan ver la calidad del producto. En cambio, las sandías y melones no se empaquetan.

Los Naranjos, emblemas de la Comunidad Valencia

Las plantaciones de naranjos son la esencia paisajística de nuestra Comunidad. Evidentemente, el auge del turismo y la construcción de segundas residencias puede ser una atractiva fuente de ingresos, pero debería respetarse un entorno que constituye una seña de identidad y que garantiza nuestro futuro económico.

Si las empresas no fiáramos, la economía se paralizaría completamente

Hasta la fecha el cobro a 60 días ha sido lo habitual, pero en ocasiones este plazo se prolonga, y más en una coyuntura de crisis como la actual. En un período de falta de crédito bancario, en gran parte la economía está funcionando gracias a la buena voluntad de los empresarios que están actuando como entidades de crédito paralelas. Si no se fiase, la economía se paralizaría completamente.

No se tomaron a tiempo las medidas anticrisis

Es un hecho que no se avisó de la crisis. Los ciudadanos se dieron cuenta de la importancia de la recesión antes que el Gobierno, que no implementó, a diferencia de otros países, las medidas pertinentes para superar rápida y ágilmente la situación. Por ello en la mayoría de economías europeas las cifras de población parada nunca han llegado a ser tan preocupantes como las nuestras.

Hay que reformar el mercado laboral

Los emprendedores necesitan una mayor flexibilidad en las relaciones laborales. Si se tomasen las medidas oportunas, los empresarios se sentirían más seguros y alentados para auspiciar y continuar sus proyectos empresariales, de manera que se contribuiría colectivamente al despegue de la economía. 

En contra del individualismo y a favor de la valoración del trabajo y el esfuerzo

Se debería luchar contra la competencia desleal que constituye la economía sumergida para el conjunto de la ciudadanía, una práctica interiorizada como algo natural por demasiados trabajadores y empresarios españoles. Paralelamente, deberíamos aprender, por un lado, de países como Alemania, que valoran el trabajo y el esfuerzo como forma de realización personal y, por otro, tendríamos que ser menos individualistas, un defecto que se traduce en creerse más listo que el resto de conciudadanos y en perjudicarlos en ocasiones en la búsqueda del beneficio individual a corto plazo.

Un marcado desencanto político

Las personas de mi generación no se identifican con la clase política ni comprenden ni respetan muchas de las medidas adoptadas en los últimos años; este desencanto se ha traducido en el incremento de la abstención y del voto en blanco.

Menos inversión en infraestructuras y más en educación

Nuestro país ha optado por la inversión en unas infraestructuras sumamente costosas, como los trenes de alta velocidad, que no se pueden amortizar ni aprovechar porque las economías individuales no disponen de medios para utilizarlos. Las ingentes partidas presupuestarias destinadas deberían haber servido para mejorar la preparación de nuestros jóvenes.

¿Es necesario aumentar el IVA?

Aunque la población no suele acordarse de la cantidad de veces que llega a pagar un impuesto indirecto como el IVA, también tenemos que reconocer que seguramente, si fuésemos más productivos y nuestro mercado laboral fuese más dinámico y menos restrictivo, la subida del tipo de IVA no sería necesaria, porque esta clase de incrementos se utiliza como mecanismo compensatorio de la falta de actividad económica.