Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. José Estrada Fernández
JOSÉ ESTRADA FERNÁNDEZ.
Fotografía cedida por Domingo Merida

JOSÉ ESTRADA FERNÁNDEZ. PROMÁLAGA

Obra:
Entrevistado 18/05/11 .
 
Ingeniero de telecomunicaciones y geógrafo, posee una larga experiencia profesional en altos cargos de multinacionales. Satisfecho de su labor actual, dedica el tiempo al fomento de su Málaga natal, a la que le gustaría ver convertida en la California europea. Con severidad, tilda de irresponsable al Gobierno por su actitud ante la crisis y opina que la productividad de una empresa, como la de un país, depende de la productividad de sus dirigentes.

Ocho mil empresas en diez años, un referente para la mayoría de capitales provinciales

A mediados de los 80, el Ayuntamiento de Málaga creó la Empresa Municipal de Iniciativas y Actividades Empresariales de Málaga, más conocida como Promálaga, para promocionar y generar nuevas actividades en la provincia. Desde 1996 me honra ser su director gerente. Hasta el presente, gracias a las posibilidades que ofrece como sociedad anónima, el Ayuntamiento ha desarrollado una gran actividad en diversos proyectos especiales. En 2003 inauguramos la primera incubadora de empresas, y a día de hoy ya hemos inaugurado una docena, porque nos han funcionado muy bien. Durante los últimos 10 años, el Ayuntamiento de Málaga, a través de Promálaga y en colaboración con el Instituto Municipal de Empleo, ha impulsado unas 8.000 empresas. Algunas de ellas ya facturan seis millones de euros.

Dilatada experiencia directiva

Acabé la carrera de Ingeniera de Telecomunicaciones en 1970. Como buen ingeniero, pasé unos años trabajando en I+D+I, en temas de telefonía y datos. A continuación, me incorporé como director industrial de la magnífica planta que la multinacional Fujitsu tiene en Málaga. En 1991 me fichó la multinacional americana Hughes Aircraft, una empresa de microelectrónica para coches de la General Motors. Nos encargábamos de la electrónica de los airbags de todos los Opel que se fabricaban en Europa. Llegué a ser su presidente y consejero para toda Europa, un cargo importantísimo. Todo lo que aprendí durante 30 años he podido aplicarlo en Promálaga gracias a la confianza que en su día depositó en mi la alcaldesa Celia Villalobos.

 La California de Europa

En Málaga estamos apostando por la I+D+I. Tenemos un clima magnífico, muy parecido al californiano, y queremos que Málaga sea una ciudad del conocimiento, en la que un joven informático pueda crear y desarrollar ideas de negocio contando solo con un buen cerebro y un buen ordenador. Tenemos un parque tecnológico que está creciendo muy bien y una universidad volcada en estos temas. Aparte de la ya mencionada Fujitsu, se han acomodado aquí multinacionales como Oracle. Nuestra parte productiva está enfocada hacia el sector tecnológico, aunque últimamente se están potenciando mucho también las industrias culturales complementarias relacionadas con el turismo de sol y playa.

 En qué consiste una incubadora de empresas

Una incubadora de empresas es un edificio con una serie de servicios comunes (sala de reuniones, sala de estar, cafetería, etcétera) y una serie de espacios particulares de distinta superficie según las necesidades, donde las empresas elegidas se ubican para empezar a trabajar. Nuestro buque insignia, la incubadora más grande que tenemos y la primera que inauguramos, acoge a 77 empresas con 250 trabajadores. También hemos transformado los bajos de los bloques de viviendas de protección oficial en incubadoras de barrio, para empresas modestas como una papelería o una peluquería.

Al emprendedor le damos la llave del despacho con todo en funcionamiento

Actualmente, en Promálaga somos 19 personas. Contamos con un economista que lleva todas las incubadoras, más otros tres que atienden todos los proyectos y deciden si pueden ir a la incubadora o aún están en el estadio de elaboración de un plan de empresa. Luego, contamos con una parte técnica compuesta de aparejadores que se encarga de que todo funcione, suministros incluidos. Al emprendedor le damos la llave del despacho con todo en funcionamiento. Lo único que tiene que hacer es empezar a trabajar, sin tener que perder el tiempo en licencias y permisos.

Fomento de empresas y empleo también desde los ayuntamientos

Las incubadoras de empresa se están popularizando mucho. Es más habitual que se impulsen desde instancias autonómicas que no desde instancias municipales, porque solo algunos ayuntamientos pueden asumir la gestión y el presupuesto que estas requieren. Estrictamente, el fomento del empleo escapa a las competencias municipales. Sin embargo, algunos ayuntamientos grandes se han implicado en el tema por el elevado índice de paro de nuestro país.

300 empresas de nueva creación y 700 empleos al año

Los proyectos empresariales que se impulsan desde los ayuntamientos son los más modestos. Para ello contamos con un presupuesto anual de un millón y medio de euros, y con dicha cantidad creamos unas 300 empresas al año, con aproximadamente unos 700 empleos. Para proyectos empresariales más elaborados y ambiciosos, están las incubadoras de empresas de la red Business Innovation Centers (BIC), una asociación a nivel europeo. Los BIC también están funcionando muy bien.

Intercambio, colaboración y sinergia

Las sinergias que se producen en las incubadoras se deben al intercambio. En una de nuestras incubadoras teníamos a dos personas que hacen trajes de flamenca, y justo a su lado, un señor dedicado a hacer páginas web. Pues bien, se conocieron, conocieron sus productos, y ese conocimiento ha fructificado en una entente, y ahora ambos venden trajes de flamenca por Internet, y en 15 días entregan un traje a Japón, de donde han recibido ya varios encargos. Otra de las empresas que hemos incubado es Agapea, impulsada por un joven que hoy vende más libros por internet que la Casa del Libro. También merece mención Libera Networks, dedicada a la identificación por radiofrecuencias, que ya factura unos tres millones de euros.

Gran baza electoral

Las incubadoras son una baza electoral determinante y una bandera inmejorable en la campaña de las elecciones municipales. De hecho, la rueda de prensa sobre temas de empresa y economía que dio el alcalde que opta a la reelección se hizo en la puerta de una de las incubadoras municipales. Una de las ofertas electorales de la última campaña ha sido pasar de las doce incubadoras actuales a veinte.

Implicados en proyectos muy importantes para Málaga

Aparte de las incubadoras, en Promálaga ejecutamos proyectos importantes para la ciudad, como el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, inaugurado en 2003. Nos encargamos de él, desde su financiación hasta su explotación, pasando por el proyecto y la construcción. Hoy por hoy todavía es de Promálaga, pero la intención es convertirlo en una institución ferial independiente. Por otro lado, somos accionistas de tres empresas (una incubadora de empresas, una empresa de software y una escuela de negocios) del Parque Tecnológico de Málaga, que en un 34% es de propiedad municipal.

 Alcaldía en buenas manos

Desde el advenimiento de la democracia el Ayuntamiento de Málaga ha conocido gobiernos de distinto signo político. Empezaron gobernando durante varias legislaturas los socialistas, hasta que en 1996 les arrebató la alcaldía Celia Villalobos. Desde entonces, el pueblo malagueño ha revalidado al Partido Popular en todas las elecciones municipales. Desde el año 2000 nuestro alcalde es Francisco de la Torre, del Partido Popular, uno de los alcaldes más valorados de España, independientemente del color político.

Es normal que ya nadie confíe en el Gobierno

A nadie le gusta reconocer las malas noticias, pero la irresponsabilidad de Zapatero al negarse a reconocer la crisis nos ha hecho mucho daño, y estoy convencido de que la historia le juzgará como corresponde. Cuando las cosas van mal, autoengañarse no sirve de nada, aunque todos sin excepción nos pusiéramos de acuerdo en hacerlo, porque la verdad sigue su camino. Así las cosas, es normal que ya nadie confíe en el Gobierno. A mi despacho viene mucha gente que tiene un proyecto claro y el dinero para invertir, pero no se deciden a crear una empresa hasta que esto no cambie.

Cada vez más precariedad

Todos somos cada vez más pobres. El que tenía dinero es más pobre, pero puede aguantarlo; pero los que no tenían más que lo puesto no sé cómo salen adelante. Podría haber perfectamente una mayor conflictividad social, y sin embargo la situación en ese ámbito, en la calle, está siendo llevadera. Por suerte, en España, país mediterráneo, la solidaridad familiar es muy importante. En otros países de Europa unos índices de paro como los nuestros serían insostenibles.

 Para mejorar la productividad, el primero que ha de dar ejemplo es el jefe

El trabajador español trabaja muy bien. La productividad depende mucho del jefe. Si este no cumple, todo se viene abajo. Él es el primero que tiene que dar ejemplo. Así, si una Administración tarda siete meses en conceder una licencia es culpa del responsable al mando, que quizá toma demasiados cafés, porque personal y ordenadores tiene los que hay que tener para que esa licencia se conceda en un mes.

 Málaga, capital económica de Andalucía

Málaga es la capital económica de Andalucía y, pese a la maltrecha situación actual, es la que más impuestos recauda, y muestra una pujanza impresionante. Esto ha sido así de toda la vida. Ya a principios del siglo xx atrajo a muchos británicos que reactivaron diferentes sectores económicos de la ciudad (industria de la pasa, bodegas, altos hornos). En la guía de teléfonos de Málaga pueden encontrarse muchos apellidos de descendientes de aquellos emprendedores. La otra cara de la moneda es el elevado paro, que recientemente ha sobrepasado el 30%.