Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. José Fernández Zamorano
JOSÉ FERNÁNDEZ ZAMORANO.
Fotografía cedida por José Fernández.

JOSÉ FERNÁNDEZ ZAMORANO. JOLCA

Obra:

Texto del 03-07-2012

La profesionalización de la dirección de las empresas familiares para garantizar su continuidad y expansión, el crecimiento sostenido y sostenible y la necesidad de inyectar liquidez para reactivar el empleo y el consumo son los caminos que propone recorrer el letrado y economista presidente de esta famosa entidad del sector aceitunero para llegar a la meta de superar la crisis; un objetivo difícil pero no imposible, tal y como le dicta la experiencia. 

Preparación, envasado y distribución de aceitunas

En el año 1962, don José Gutiérrez Sánchez y sus hijos decidieron crear una pequeña industria agroalimentaria dedicada a la preparación y comercialización de aceitunas de mesa aprovechando la abundancia y la tradición culinaria de este fruto en Andalucía. En principio, el destino final de las olivas debía ser la venta a granel en los mercados de la zona, pero el éxito de la iniciativa contribuyó a que, en 1974, se constituyese como sociedad anónima y que la empresa diese el paso hacia el envasado y la distribución del producto en todo tipo de establecimientos. De ahí que ese mismo año se adquirieran unos terrenos en el centro de la localidad sevillana de Tomares y se construyeran unas instalaciones de 20.000 m2, destinadas al procesamiento y envasado de las aceitunas.

Una década con la dirección de la entidad totalmente profesionalizada y desvinculada de la propiedad

Jolca pertenece a cinco familias, cada una de las cuales es propietaria aproximadamente de un 20% de la compañía. En el año 1995, cuando asumí la presidencia después del fallecimiento de don José Gutiérrez, me propuse profesionalizar la dirección de la entidad para garantizar su futuro, de manera que situé solo a profesionales cualificados, competentes y con experiencia en el sector alimentario al frente del negocio, con la intención de desvincular la propiedad y los gestores. En este sentido, el primer paso fue la contratación de un gerente externo de confianza y, desde hace una década, la dirección de Jolca está totalmente profesionalizada.

Fábrica en Huévar del Aljarafe de 100.000 m2

Desde mi llegada, el crecimiento de la compañía ha sido sostenido, por lo que, aprovechando la coyuntura de la burbuja inmobiliaria, decidimos vender nuestras antiguas instalaciones en el centro de Tomares, de las que nos desprendimos a precio de mercado de entonces, y construir en Huévar del Aljarafe, a 23 km de las antiguas instalaciones, una nueva fábrica de 100.000 m2, que nos permitiese continuar expandiéndonos. Por lo que respecta a la financiación de este proceso, nos otorgaron subvenciones europeas y autonómicas, y también nos fue concedido un crédito bancario de amortización a largo plazo que impidió una eventual repercusión en el equilibrio presupuestario de la sociedad.

Automatización absoluta del proceso de transformación de las aceitunas

Somos una industria transformadora que ha optado por incorporar los últimos avances de automatización, de ahí que, desde que llega en remolques a nuestras instalaciones, la aceituna no es manipulada por manos humanas: la recepción, el lavado, la cocción, la conducción a los patios de fermentación, la clasificación y el envasado están totalmente automatizados, lo que garantiza la preservación de las cualidades del producto.

Pioneros en el envase de una veintena de aceitunas con su jugo en bolsas de plástico

Cuando nuestro fundador advirtió las ventajas de distribuir las aceitunas ya envasadas, incentivó la búsqueda de un contenedor que preservase sus propiedades durante el máximo tiempo posible y fuese fácilmente manipulable y transportable. Fue así como surgieron las bolsitas de plástico donde una veintena de olivas envasadas al vacío se conservan en el jugo usado para su cocción, y que rápidamente imitaron y popularizaron nuestros competidores hasta convertirse en otra de las modalidades actuales de envasado.

El zorzal, imagen de marca

Todos los envases de nuestros productos incluyen la imagen de un zorzal, un ave que se caracteriza por ser el principal consumidor de aceitunas del reino animal. A los consumidores les basta ver la imagen del pájaro, cuyo diseño ha ido evolucionando desde el lanzamiento de los primeros envases, para identificar nuestros productos y relacionarlos con los valores de la marca.

Calidad de la materia prima e investigación constante para su procesado

En primer lugar, hemos optado por la comercialización de aceitunas de primerísima calidad, cuya selección sigue un riguroso proceso, y que se pagan al día, y a precio justo, a los productores. En segundo lugar, hemos abogado por la investigación e innovación constante en todos los ámbitos: procesamiento, envasado, productos, sabores, etcétera. Nuestra intención es ir adaptándonos a los cambios y nuevas demandas de los consumidores sin perder nuestra premisa básica de calidad.

Variedades de aceitunas y encurtidos

Nuestra oferta de productos envasados engloba no solo olivas, sino también encurtidos: pepinos, cebollitas francesas… En el ámbito del comercio de las aceitunas, nuestra especialidad es la variedad manzanilla, la más popular en España, que comercializamos con hueso, deshuesada y sin hueso y rellena de anchoa o pimiento rojo o jalapeño, pero también procesamos y envasamos otras variedades como la aceituna negra o la gordal.

El popularmente denominado entamado

En la actualidad, cosechamos y transformamos aproximadamente ocho millones de kilos de aceitunas, cantidad a la que hay que sumar la producción externa que debemos comprar (el denominado popularmente entamado, es decir, la aceituna ya cocida y clasificada) para añadir a la nuestra y dar respuesta a las demandas de consumo de nuestros clientes.

Segundas marcas y marcas blancas

Nuestros alimentos se comercializan en envases de vidrio, plástico o latas principalmente; más de un 90% de la producción, bajo la denominación de Jolca. Asimismo, disponemos de segundas marcas como Capellanía o Alimerca y envasamos para las marcas blancas de grandes cadenas de distribución. En total, nuestra empresa comercializa unos cien millones de envases.

Estrecha relación con México

Aunque nuestra compañía nació para dar respuesta a las demandas nacionales de aceitunas de mesa, y se fue extendiendo por toda España, el salto hacia la exportación lo hicimos de la mano de don César Fernández, español afincado en México y amante de las aceitunas, que nos propuso iniciar la exportación de nuestras variedades a ese país. Hoy en día, México sigue siendo uno de nuestros mercados preferentes y la puerta de entrada de Jolca a los Estados Unidos. De hecho, de nuestra relación con el país azteca han surgido innovaciones como las aceitunas rellenas de jalapeño, un pimiento picante típico de la zona

Presentes en más de quince países

A día de hoy, además de en México, estamos presentes en otros 15 países, entre los que se cuentan Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, Polonia, China y Rusia, y a partir de septiembre estaremos en cinco más, algunos de los cuales de la relevancia de Australia.

Recuperando la fluidez del crédito se evitaría el cierre de empresas

En la presente coyuntura económica, son las pequeñas y medianas empresas las entidades que están asumiendo y sufriendo con mayor gravedad las dificultades financieras y de liquidez. Como los bancos no están contribuyendo a reactivar la actividad económica a pesar de las ayudas y apoyos políticos y económicos que están recibiendo, a mi entender la necesaria recapitalización de las entidades financieras debería ser realizada con la condición de que dinamizaran la actividad de las pymes haciendo fluir el dinero de nuevo, ya que la falta de liquidez actual nos está abocando a un continuo y desesperante cierre o reestructuración de las empresas españolas y al subsiguiente aumento del desempleo y de la pobreza de la población.

Imprescindible flexibilidad laboral

La flexibilidad en las relaciones laborales es indispensable para empresas como la nuestra, marcada por las fluctuaciones de las temporadas de cultivo y de demanda. Disponemos, pues, de una plantilla fija más trabajadores fijos discontinuos y otros que se subcontratan mediante empresas de trabajo temporal según necesidades específicas. Uno de los efectos permanentes más importantes de la recesión presente será el cambio de modelo de las relaciones laborales, positivamente transformado por el nuevo marco legislativo.

Reestructuración del entramado administrativo del Estado

Ante el acuciante déficit público que hipoteca el futuro del país se están llevando a cabo remodelaciones de cara a eliminar la gran cantidad de gastos superfluos que soporta el Estado. El número de funcionarios y de empleados públicos es excesivo e inoperante, y hay que tender hacia plantillas ajustadas y competentes con criterios semejantes al de las empresas privadas. Paralelamente, también es necesario acabar con los solapamientos de nuestra organización administrativa: cabe replantearse la presente división provincial, municipal y autonómica, cuyas instituciones, tan de proximidad, han contribuido notablemente a incrementar el gasto público y la lacra de la cultura del amiguismo.

Incierto futuro de la Unión Europea

En los momentos actuales es difícil vislumbrar cuál es el futuro de la Unión Europea y de la Zona euro. Por un lado, es evidente que hay que igualar las reglas de juego entre los diversos países y que la unificación fiscal ha de ser un primer paso indispensable. Por otro lado, Europa debe creerse que es una unidad económica, política y social, y todos los Estados e instituciones europeas deben cooperar y contribuir a la estabilidad de su moneda común.