Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SR. JOSÉ GUMERSINDO GARCÍA TRUJILLO Alcalde de Candelaria desde 2001.

SR. JOSÉ GUMERSINDO GARCÍA TRUJILLO Alcalde de Candelaria desde 2001.

Obra:

Texto del 22/06/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Candelaria

La combinación de riqueza natural e histórica resplandece como nunca en Candelaria con la celebración de la festividad de su patrona, la Virgen de Candelaria, un hito cultural de las Islas Canarias. La gran expansión de la localidad, que ha pasado de pueblo de pescadores a villa turística y comercial, está gestionada por un alcalde, José Gumersindo García Trujillo, que se ha propuesto hacer frente a los retos del crecimiento y la sostenibilidad dando prioridad a la participación ciudadana. Un alcalde orgulloso de la historia, las tradiciones y las costumbres de su pueblo, un pueblo formado por gente activa y siempre dispuesta a participar en el diseño de su futuro común y en las múltiples actividades sociales, culturales, deportivas, festivas o religiosas que Candelaria celebra.

La idea de trabajo de mi equipo es poner el acento en llegar a la gente

Nací en 1960 en Candelaria. En 1983 me diplomé en empresariales y trabajé en el mundo de la banca. Esta trayectoria profesional empezó a combinarse con un interés creciente por la política, primero como independiente y más tarde afiliándome al PSOE. Mi partido accedió al Gobierno municipal en junio de 2001 dejando atrás una etapa difícil, la de la coalición entre PP y Coalición Canaria. En las elecciones de 2003 nos consolidamos con mayoría absoluta. No creo tanto en los partidos como en las personas. La idea de trabajo de mi equipo es poner el acento en llegar a la gente. El reto del actual grupo de gobierno ha sido organizar una Administración local que tiene grandes carencias económicas y debe dar respuesta a necesidades debidas en buena parte al aumento de población.

Reforzar el municipalismo

El Estado y las Comunidades deben evolucionar en el sentido de reforzar el municipalismo, aportando los recursos y los medios necesarios para poder desarrollar el trabajo municipal con garantías. Los municipios queremos tener más competencias porque nuestro papel y cercanía con los ciudadanos lo justifica.

Candelaria fue de los primeros Ayuntamientos de Tenerife en la aplicación de la Agenda Local 21

La participación ciudadana en la elaboración del Plan General de Ordenación pretende diseñar un proyecto consensuado en el que se involucren los ciudadanos y el entorno asociativo, un elemento fundamental en cualquier municipio. La población tiene un peso central en nuestra actuación municipal.  Candelaria fue de los primeros Ayuntamientos de Tenerife en la aplicación de la Agenda Local 21,  documento que indica la necesidad de hacer partícipe a la población en la discusión de temas de interés para posteriormente elaborar planes de actuación. El cuidado del entorno es fundamental en una zona donde se vive de la actividad turística. La Agenda Local 21 recoge elementos referentes a la preservación del medio ambiente y también indica la necesidad de que todas las áreas del Ayuntamiento actúen desde un enfoque que prime el concepto de sostenibilidad del espacio urbano.

En el año 2003 tuvimos el crecimiento porcentual más alto de Tenerife

Candelaria recibe un gran número de visitantes a lo largo del año. Su población, más de 22.000 habitantes, aumenta en vacaciones hasta llegar a 38.000. En 2003 tuvimos el crecimiento porcentual más alto de Tenerife, con un 10%. La zona de Punta Larga y Las Caletillas ha sido el principal punto de llegada; pero el resto del municipio, los pueblos de Barranco Hondo, Igueste de Candelaria, Araya, Malpaís y Cuevecitas también se han incorporado a este proceso. Un aumento de población en tan poco tiempo comporta determinados problemas como la necesidad de generar nuevas infraestructuras y servicios para dar respuesta a las necesidades emergentes. Para eso trabajamos en la redacción de un Plan General de Ordenación que nos ayude a crecer de forma ordenada y sin perder nuestra identidad. En 1975 Candelaria contaba apenas con 6.300 habitantes. Era un pueblo de pescadores que hoy ha diversificado su economía, muy pendiente de la actividad turística. Las dotaciones también deben contemplar los 7 pueblos del municipio, con sus características y tradiciones. Son núcleos dispersos que necesitan la atención para desarrollar obras sociales y actividades culturales, deportivas y de otra índole.

Son muchas las personas que se trasladan a vivir a Candelaria por las ventajas de la ciudad y sus atractivos

El crecimiento tiene cierta relación con su situación geográfica y su proximidad al área metropolitana de la Isla. Son muchas las personas que se trasladan a vivir a Candelaria por las ventajas de la ciudad y sus atractivos. Una de las inquietudes del Consistorio es intentar que la localidad no pierda población y que la gente joven se quede a vivir. Se ha trabajado para sacar brillo a la ciudad y mejorar sus infraestructuras y servicios. Aun así, debemos realizar una serena planificación de nuestro futuro que contemple el crecimiento ordenado de la población y la vocación natural de la localidad con un 84% de suelo rústico de protección.

Estamos tramitando la formación de una sociedad para crear viviendas sociales y protegidas

Los jóvenes, como otros sectores de población, tienen dificultades para encontrar viviendas a precios razonables. Estamos tramitando la formación de una sociedad pública de viviendas y servicios para crear viviendas sociales y protegidas siguiendo programas experimentados por otras ciudades españolas. El Plan General de Ordenación va a ser la herramienta que nos permitirá obtener suelo en cada uno de los pueblos que conforman el municipio para desarrollar este proyecto.

Elaboración manual de puros, una actividad tradicional en las islas

Aunque no tenemos competencias en materia de enseñanza, desde el Ayuntamiento de Candelaria se diseñan programas y cursos de formación para los diferentes sectores de la población. Se ha realizado un módulo de animación turística y otros de formación profesional especializados en campos de actividad muy demandados, alguno relacionado con la actividad comercial, principal eje económico de Candelaria junto con la restauración. Las dificultades de la mujer para acceder a determinados puestos de trabajo han comportado la creación de talleres de empleo entre los cuales destaca el dedicado a la elaboración manual de puros, una actividad tradicional en las Islas. Junto con el Cabildo de Tenerife se pretende ayudar a este grupo de mujeres con el objetivo de insertarlas en el mercado laboral. Además hemos puesto en marcha dos escuelas taller sobre nuevas tecnologías y animación turístico cultural para menores de 25 años; y un taller de empleo con módulos de albañilería, carpintería y cerrajería para mayores de 25 años. En la línea de ayudar a grupos de población a desarrollar sus capacidades, el Ayuntamiento cuenta con una Agencia de Desarrollo Local que pone especial interés en los temas de coordinación del sector turístico y comercial. Se asesoran a nuevas empresas, a empresarios autónomos; y se efectúan trámites, solicitudes de subvenciones, etc.

La Virgen de la Candelaria, génesis y fundamento de la localidad

La Virgen de Candelaria es para el canario mucho más que un elemento religioso, es un símbolo, una herencia cultural muy arraigada entre la población, que se integra en la historia y en la forma de entender las Islas Canarias. Las administraciones debemos ser sensibles a esta realidad. Candelaria alberga en la singular basílica de la Virgen de Candelaria una virgen conocida en muchos países del mundo, pero especialmente en Hispanoamérica donde fue llevada por los emigrantes canarios hace ya algunos siglos. La Virgen es la génesis y fundamento de la localidad. La celebración de la festividad de la Candelaria (2 de febrero) es un acontecimiento muy significativo y de gran trascendencia. Desde hace más de 100 años se celebra el 15 de agosto porque las condiciones meteorológicas son mejores que en febrero y eso facilita el desplazamiento de miles de personas que, como marca la tradición, llegan caminando hasta Candelaria.

Candelaria recibe más de dos millones y medio de visitantes anuales

Candelaria recibe más de 2,5 millones de visitantes anuales. Si bien el municipio es calificado como de afluencia turística, consideramos que debería ser contemplado como municipio turístico para sumarnos a un desarrollo que nos permita afrontar el crecimiento adecuadamente. Esta localidad ha tenido que reorientar su actividad para recibir un gran número de visitantes que requieren servicios y productos muy diversos. La oferta turística es amplia e interesante. Se está diseñando una nueva propuesta cultural y de ocio que consiste en recuperar caminos y antiguos senderos que antes recorrían los romeros hacia Candelaria para que la gente pueda pasear y realizar rutas guiadas. En este recorrido se encuentran cuevas que habitaban antiguamente los guanches. Paisaje, flora, fauna y cultura se unen en estos parajes. Por último, en Candelaria existe una importante gastronomía con establecimientos especializados en cocina canaria y multitud de comercios que ofertan productos y servicios de primera calidad.

Don Juan Carlos ha sido el mencey de los españoles

La actuación del Rey durante la Transición democrática española y su posterior aportación al conjunto del Estado merecen un gran respeto. Supo mantenerse firme en los momentos iniciales de la democracia y superar el intento de Golpe de Estado. Su labor, junto a la de otros grandes personajes políticos, como Adolfo Suárez y Gutiérrez Mellado, es encomiable. Ha sido el mencey de los españoles (mencey es la palabra que denomina a los reyes en la época de los guanches).

Defiendo la figura del Rey Juan Carlos I aunque…

Defiendo la figura del Rey Juan Carlos I y el papel fundamental que ha desarrollado a lo largo de todos los años de reinado, pero creo que la institución monárquica es un privilegio propio de otras épocas que con el paso de los años cada vez será más testimonial. Un país con una democracia avanzada no debería necesitar la figura de un monarca para seguir desarrollándose. Y debemos hacerlo reforzando los valores democráticos a través de nuestro Parlamento.