Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
JOSÉ LUIS VILA ORTIZ.

JOSÉ LUIS VILA ORTIZ. WORK/EQUIPSON

Obra:
Texto del 02/22/2011 .
Fotografía cedida por José Luis Vila.
 

El testimonio de este experimentado y creativo empresario valenciano del sector del sonido y la iluminación profesionales pone de manifiesto, por un lado, cómo la morosidad de la Administración está incrementando las repercusiones negativas que la crisis tiene en las empresas por falta de liquidez y, por otro, cómo la creatividad, la innovación, la excelencia y la apuesta por la exportación son las mejores recetas para que un negocio sobreviva a las dificultades.

Comienzos profesionales

Como muchas otras personas de mi generación, no tuve la oportunidad de formarme a tiempo completo durante la juventud y empecé a trabajar con 14 años como administrativo. Compatibilicé esta ocupación con los estudios de contabilidad y música. En 1974, decidí cambiar de trayectoria laboral, y en un primer momento me encargué del control de sonido y posteriormente de la dirección artística y representación del cantante Juan Bau, artista muy conocido en España durante la década de los 70, función que fui ampliando a otros cantantes y músicos. En 1979, abandoné esta parcela y pasé a representar los intereses comerciales de una importante compañía especializada en sonido de la que llegué a ser su director comercial durante 16 años.

Pasión por la música

Empecé a tocar en una banda con 14 años y después formé parte de un conjunto musical renombrado en la Comunidad Valencia durante los años 60-70. La música siempre ha formado parte de mi vida y de manera progresiva fui convirtiendo mi pasión en mi actividad laboral. Seguramente por ello, el audio tiene un papel protagonista en mi empresa.

Entidad dedicada a los productos electrónicos de sonido e iluminación

En 1995 creamos Equipson, una empresa comercial dedicada a la distribución de productos de electrónica para el control del sonido e iluminación. En origen tenía que ser una entidad de alcance únicamente nacional, que distribuyese sus artículos mediante dos marcas: Work, para las manufacturas de gama alta, con tecnología más avanzada y Mark, para las de precio más ajustado y menor avance tecnológico.

Salto exportador

En 1996, al percibir la rápida evolución interna del sector, por la introducción masiva de nuevas tecnologías, y la externa, por la irrupción de Internet y los nuevos canales de difusión y distribución de los productos que se abrían, decidimos participar de forma modesta en la feria ProLight and Sound, en la que conseguimos algunos clientes internacionales, lo que nos animó a orientar parte de nuestra actividad hacia la exportación de productos Work.

Colaboración con la multinacional Yamaha

En el año 2000 creamos un laboratorio y un equipo de investigación y desarrollo para realizar nuestros propios diseños, previendo el auge asiático en la manufactura de productos a precios ajustados y siendo conscientes de que la seña de identidad que podía distinguirnos de la competencia y asegurar nuestra continuidad era la innovación y el diseño, ya que la comercialización solo nos aseguraba el mantenimiento del mercado interior. El apogeo de este proceso se produjo en el año 2010, cuando empezamos a colaborar con la multinacional Yamaha, que comercializa en la actualidad una línea de nuestros productos en 42 países. Esta simbiosis no ha supuesto en ningún caso la pérdida de independencia, ya que mantenemos la venta directa de nuestros otros artículos, y ha hecho posible nuestra permanencia en el mercado a pesar de la crisis.

Artículos comercializados

Todo nuestro catálogo gira en torno al sonido y la iluminación profesionales: amplificadores y altavoces para instalaciones y sonorizaciones, mezcladores y artículos relacionados, aparatos de microfonía, dispositivos de control del alumbrado que permiten regular la intensidad, el color…; etcétera.

Dos marcas que satisfacen las exigencias de todo tipo de clientes

Nos dedicamos a la venta de aparatos de sonido e iluminación a profesionales de ámbitos diversos, como decoradores, compañías que organizan espectáculos y eventos, instaladores en centros comerciales y edificios de oficinas, etcétera. Al disponer de dos marcas para comercializar, podemos responder a las expectativas de todos los compradores. Work colma las exigencias de los que se decantan por productos de primerísima calidad, mientras que Mark se dirige a los que ajustan presupuestos.

Reconocimiento internacional

Aunque somos más conocidos en el exterior, hemos colaborado en España en ambiciosos proyectos, como por ejemplo, recientemente, la dotación de altavoces para las pizarras digitales que se han instalado de forma masiva en los centros educativos del país. Nuestros proyectos se materializan en 62 países: Vietnam, Kenia, China, Estados Unidos, Australia, Kuwait, etcétera, aunque nuestro principal cliente exterior es Alemania.

Durante la crisis, ha aumentado el mercado exterior y ha disminuido el interior

Antes de la irrupción de la crisis, el 60% de nuestro volumen de facturación era interior y el 40% restante se debía a la exportación. Hoy el 30% es nacional y el 70% internacional. Durante estos años se han reducido un 50% las ventas nacionales, pero el crecimiento exterior ha permitido que no haya sido necesaria ninguna reestructuración laboral.

Desarrollo de la iluminación y del sonido

La llegada de la informática ha revolucionado este sector y ha conseguido mejorar la potencia y la calidad acústica y lumínica de los espectáculos, simplificando al máximo el aparataje utilizado en ellos y racionalizando los métodos para controlar y automatizar la iluminación y el sonido de los centros comerciales, edificios de oficinas, etcétera.

Colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia

Los artículos de Equipson parten de desarrollos propios de ingeniería, realizados en nuestras instalaciones, aunque también de manera puntual se coopera con la Universidad Politécnica de Valencia. Sin embargo, mientras la empresa busca soluciones para aplicarlas a más corto plazo, los proyectos de investigación llevados a cabo por la universidad, más teóricos, tardan más tiempo en materializarse.

Falta de liquidez de las empresas clientes por la morosidad de las administraciones

Ámbitos empresariales como el nuestro dependen en muchos casos de forma indirecta de la financiación pública, ya que los promotores de espectáculos y los dinamizadores culturales tienen como principales clientes a las Administraciones públicas. Por ello las enormes deudas contraídas y no saldadas por estas están acarreando un gravísimo problema de liquidez que, en el mejor de los casos, les impide renovar o ampliar equipos, lo que a su vez incide en la reducción del volumen de ventas de entidades como Equipson.

Una burbuja inmobiliaria que no se reventó a tiempo

Los políticos eran conscientes de la fragilidad de la burbuja inmobiliaria, pero no supieron o no quisieron reventarla porque representaba una pingüe fuente de ingresos, vía impuestos, para las arcas estatales. El Gobierno tomó decisiones para atajar la crisis tarde y de forma brusca.

Irresponsabilidad colectiva de gobierno, bancos y ciudadanos

La crisis es responsabilidad de todos los sectores sociales, desde el aparato estatal, pasando por los bancos y llegando a los particulares. Las Administraciones deberían haber saldado con puntualidad sus deudas durante el período de bonanza en vez de dedicarse a obras públicas innecesarias y poco coordinadas, como lo demuestra el hecho de que pequeñas poblaciones vecinas duplicasen instalaciones de ocio y culturales cuando podrían haberlas unificado; los bancos deberían haber actuado de manera más equilibrada en la concesión de créditos y los particulares, haber medido mejor el grado de endeudamiento que podían asumir.

Producir y comercializar productos mediante las empresas: la riqueza de un país

La riqueza de un país se crea mediante la producción y comercialización de productos impulsada por personas emprendedoras que arriesgan su capital para obtener un valor añadido para la colectividad a través de sus proyectos empresariales. Aunque las entidades de crédito son necesarias para la dinamización y puesta en marcha de la economía, ya que pueden aportar capitales para promover negocios, la riqueza duradera y auténtica de un país no se crea jamás a través de la especulación.

Opinión sobre “los indignados”

La indignación es positiva siempre y cuando sea un primer estadio a partir del cual se busquen alternativas para superar la crisis. Todos debemos aprender de los errores, luchar contra los abusos cometidos en el sistema de cobertura y protección social del que disfrutamos e intentar avanzar en el plano social.

Por un cambio de las relaciones laborales

Nuestros sindicatos, herencia del sistema franquista y las malas prácticas de algunos trabajadores y de algunos empresarios son una rémora importante para nuestra economía. Deberíamos luchar por ser más eficientes, más competitivos, por acabar con la arraigada cultura del fraude y por incrementar nuestro comportamiento solidario en la sociedad, en el sentido de percibir que la creación de riqueza y el mantenimiento del sistema del bienestar se basa en el trabajo colectivo y en el uso justificado y racional de los recursos.

El déficit del Estado autonómico

El Estado de las Autonomías ha supuesto un incremento importantísimo en el gasto público. Se han incrementado los gastos de gestión, con lo cual ha aumentado de manera considerable el déficit: se han duplicado los cargos representativos, se han creado numerosas empresas públicas autonómicas que duplican las ya existentes y se ha tejido una doble o triple red administrativa que se solapa y que ha conllevado la contratación de numerosos trabajadores públicos.