Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. José Montserrat Martínez et alia
JOSÉ MONSERRAT MARTÍNEZ . JOSÉ JUSTO MORATAL BONET.
Fotografía cedida por Pau Sanmiquel

JOSÉ MONSERRAT MARTÍNEZ . JOSÉ JUSTO MORATAL BONET. MAPELOR

Obra:
Texto del 10/01/12 .
 
La apuesta por dar un servicio integral, la personalización de los artículos según las necesidades específicas del cliente y la innovación constante han posibilitado el rápido y continuado crecimiento de la empresa de suministros hosteleros de ambos emprendedores, cuyas opiniones patentizan la necesidad de autocrítica y corrección colectiva de los excesos de los años de bonanza y el desencanto hacia una clase política alejada del interés común.

Un negocio que no ha parado de crecer desde su creación

En 1995, los amigos de la infancia José Justo Moratal y José Monserrat, junto a otro socio que abandonó el proyecto, fundamos Mapelor. En un principio se ideó como una actividad relacionada con nuestra labor en el sector del papel para complementar los ingresos familiares que desarrollarían y gestionarían nuestras esposas; se trataba de confeccionar manteles y servilletas de papel pensadas de un solo uso para los establecimientos de hostelería y que se realizarían con una única máquina, por lo que partíamos de una infraestructura muy reducida. La envergadura, sin embargo, que fue adquiriendo el negocio condicionó que la ampliásemos y, al final, abandonásemos nuestras ocupaciones como trabajadores por cuenta ajena y nos centrásemos en la expansión de un negocio que por fortuna no ha parado de crecer desde su creación.

Tras un incendio devastador, gratitud a la entidad Muro Papel, S.A. y a la persona de José Barber

Siempre estaremos agradecidos y en deuda con la compañía, competidora nuestra, Muro Papel, S.A. y a José Barber, puesto que nos ayudaron a resurgir, nunca mejor dicho, de nuestras cenizas. La fábrica que acogía nuestra producción se incendió cuando saltó una chispa de soldadura mientras se estaban llevando a cabo obras para ampliar la nave, y nuestras instalaciones quedaron totalmente destruidas; esta empresa nos cedió un turno de su fábrica para que pudiésemos llevar a cabo parte de nuestra producción. No pudimos hacer frente a todos los pedidos, pero al menos no perdimos el contacto con nuestros clientes mientras llegábamos a un acuerdo con la empresa aseguradora, reconstruíamos las instalaciones destruidas y recuperábamos la maquinaria necesaria. Su ejemplo nos enseña que el sentido ético y cooperativo está mucho más extendido en la labor empresarial de lo que podría parecer, ya que no solo no se aprovecharon para ampliar su cartera de clientes de nuestro percance sino que nos ayudaron a reforzarnos. Desde entonces ambas empresas cooperamos en diversos proyectos.

Proveedores de una amplia gama de suministros para la hostelería

Hoy proveemos una amplia gama de suministros para la hostelería: detergentes, desengrasantes, manteles y servilletas de papel y de tela, cubiertos, celulosa industrial, matainsectos, etcétera. Aunque iniciamos nuestra actividad confeccionando servilletas de papel y manteles, hemos ido incorporando una gran variedad de artículos, que fabricamos y comercializamos para satisfacer de forma integral las necesidades de los clientes, ya que nuestra voluntad de ser proveedores exclusivos nos ha convertido en líderes del sector.

La expansión solo es posible desde la investigación y la mejora constantes

Solo es posible que una corporación se expanda y consiga puestos de liderazgo si trabaja desde la investigación y la mejora constantes como vías de diferenciación respecto a los competidores. Esta tarea continua ha dado como resultado un amplio, original y atractivo catálogo. Dos ejemplos de ello fueron, primero, la introducción pionera del material para la confección de manteles, denominado Newtex, que representa un avance considerable respecto a los materiales tradicionales, ya que su aspecto es muy similar al de la tela, de manera que se mejora muchísimo la imagen del establecimiento; y, segundo, la inclusión en el catálogo de los manteles de acabado resinado que repelen las manchas y permiten su reutilización en diversas ocasiones antes de tener que lavarlos.

Sello personal

Una de las características que nos distingue de otras empresas de la competencia y que confiere un plus a nuestros artículos es que, además de personalizar las servilletas y los manteles según las demandas concretas de los clientes, intentamos tener un catálogo con todos los productos que precise el hostelero.

Nuestro gran atractivo no son los precios, sino la calidad de nuestros productos

Nuestros productos no se canalizan a través de grandes superficies, sino de distribuidores que sirven de puente entre los establecimientos clientes y la compañía pues están concebidos para ser personalizados y responder a las necesidades específicas. La elección de una vía de venta mucho más restringida está condicionada por nuestra filosofía empresarial, que se centra en dar calidad y un buen servicio a todos nuestros clientes; por ello, aunque intentamos que nuestros artículos se vendan con el precio más competitivo posible, el gran atractivo no son los precios, sometidos a las oscilaciones del mercado, sino la calidad del catálogo.

Abrir nuevos mercados

Hasta ahora nos habíamos centrado casi de forma exclusiva en el mercado nacional, aunque llegábamos al sur de Francia (Perpiñán), pero nuestros suministros no habían alcanzado una gran difusión ni en Canarias ni en Galicia por temas logísticos, porque en un principio los productos de nuestro catálogo ocupaban mucho espacio, de forma que el coste de los portes era significativo y les restaba competitividad. La inclusión de artículos con un alto valor añadido en los nuevos catálogos abre la puerta del mercado exterior. Ahora, de hecho, nos estamos planteando la posibilidad de vender a Portugal.

Gestión cotidiana

Hasta el año pasado la dirección y administración del proyecto recaía por completo en los socios; no obstante, el crecimiento de nuestro proyecto determinó que decidiésemos semiprofesionalizar su gestión, por lo que contratamos a un ejecutivo externo, una gerente, Belén González, encargada de supervisar las labores de la fábrica. José Monserrat coordina y supervisa la administración y José Justo Moratal se encarga de la supervisión de la manufactura y el control del almacén.

El nuevo Ejecutivo debe estimular la contratación

Ni la lucha contra el desempleo ha de ser sinónimo de abaratar el despido ni la necesidad de flexibilizar las relaciones laborales pasa por implantar el despido libre, puesto que la contratación no depende de la indemnización en caso de extinguir la relación laboral sino de la existencia de la posibilidad de poder producir artículos porque haya una demanda en el mercado. El nuevo Ejecutivo debe estimular la contratación y la reactivación de la economía. Es un círculo vicioso: no se consume porque los trabajadores temen la nueva coyuntura, lo que acarrea el cierre de negocios y la destrucción de empleos.

Masivo estrangulamiento de la clase media que beneficia a unos pocos privilegiados

Los grandes recortes que están llevando a cabo las administraciones son contraproducentes, porque reducen el déficit, pero también los puestos de trabajo y el consumo. Ello provoca situaciones dramáticas en las familias que no comprenden que las reglas sobre la situación de nuestra economía vengan impuestas por entidades internacionales relacionadas con los grandes capitales y la especulación; se tiene la sensación de que el estrangulamiento masivo de las economías domésticas medias beneficia a unos pocos privilegiados que siempre se enriquecen en épocas de crisis, y de que cada vez más el horizonte es negativo e incierto, lo que desmotiva y desmoraliza porque se pierde confianza en las actuaciones individuales y colectivas para superar la situación.

Falta de solidaridad colectiva y especulación

Esta recesión está empobreciendo de modo considerable a la mayoría de ciudadanos. En este contexto, algunos necesitados y otros desaprensivos, no contribuyen con el erario público al trabajar en la economía sumergida. Esta falta de solidaridad colectiva, la especulación y el ansia de vivir por encima de nuestras posibilidades ha provocado la crisis. Deberíamos recapacitar y enmendar los errores para no volver a repetirlos.

Los gobiernos de izquierdas pueden llevar políticas de derechas en política social

En los primeros compases de la crisis, aún no reconocida oficialmente, se tomaron medidas demagógicas que vaciaron los excedentes de las arcas estatales y demostraron que los gobiernos de izquierdas pueden llevar a cabo políticas de derechas en materia social, ya que al ser universales no eran equitativas.

Dinero estatal de los años de bonanza malgastado

Durante los años de la bonanza se construyeron múltiples obras faraónicas inútiles y se subvencionaron todo tipo de iniciativas que no deberían haber sido apoyadas con capital público. Esta inyección de enormes sumas de dinero estatal ha ocasionado numerosas desviaciones auspiciadas implícitamente –en el mejor de los casos– por las administraciones, ya que no se controló debidamente ni el objeto de las inversiones ni las cantidades abonadas.

Valoración positiva de los representantes públicos de proximidad

Los europeos cada vez se identifican menos con la clase política porque sus representantes han resultado inoperantes para mejorar la vida de los ciudadanos y nos han conducido a la crisis actual. Solo se valora positivamente la actuación de los representantes públicos de proximidad, alcaldes y concejales, que luchan, a veces en contra de la opinión de sus partidos, por mejorar el día a día de sus conciudadanos. Los partidos políticos se han convertido en grandes engranajes de poder centrados en su conservación, ajenos a los intereses de la población que los ha designado.