Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Juan Arana Aguirre
JUAN ARANA AGUIRRE.
Fotografía cedida por Juan Arana.

JUAN ARANA AGUIRRE. Sopela-Sopelana (Bizkaia)

Obra:

Texto del 11-03-13

Estimular la actividad económica de las pymes, así como mejorar la difusión internacional de nuestras empresas a través de cualificados profesionales políglotas, destacan en el testimonio del industrial vasco al frente de esta entidad de fabricación de válvulas para el sector industrial, que ha optado por la internacionalización para consolidar y expandir su proyecto, por lo que conoce y alaba la labor de embajador comercial realizada por Juan Carlos I.

Estirpe emprendedora iniciada de tres generaciones

Mi familia era propietaria en el País Vasco de una industria dirigida por Fernando Arana, dedicada a la construcción de válvulas industriales. Sin embargo, las circunstancias sociales, económicas –sobre todo la pronunciada devaluación del dólar– y políticas del País Vasco condicionaron que en 1986 mi padre decidiese clausurar el proyecto empresarial originario, que empleaba de forma directa a 500 personas, e instalarse en Madrid para volver a empezar desde cero distribuyendo artículos de procedencia americana destinados al uso en obras civiles. Fue entonces cuando aparqué los estudios de Ingeniería que estaba realizando en el Reino Unido para ayudarlo a auspiciar y gestionar el nuevo proyecto. Catorce años después, decidimos retornar al País Vasco para diseñar y manufacturar allí nuestras propias válvulas. Así, de forma muy tímida al comienzo, reiniciamos nuestra andadura industrial, que ha ido consolidándose y expandiéndose desde entonces.

Homenaje a Fernando Arana Bolumburu

Mi padre, Fernando Arana Bolumburu, fue un trabajador infatigable que nos legó la pasión por el mundo empresarial y nos transmitió un espíritu de implicación y sacrificio profesional que nos ha permitido sobreponernos a todas las vicisitudes y crecer y consolidarnos como una compañía referente en el sector. Su muerte prematura, hace 17 años, me convirtió en el máximo responsable del proyecto e impidió que viese consolidadas sus nuevas ideas, pero no su filosofía corporativa que se sintetiza en su elocuente máxima: “Trabajar, trabajar y trabajar”.

Fabricantes de válvulas para el sector industrial

Somos fabricantes de válvulas, es decir, de dispositivos que regulan o detienen el paso de fluidos mediante un elemento que abre u obstruye un conducto, de tipo industrial o que se utilizan en la construcción de grandes infraestructuras, confeccionadas con diversos materiales, y que nuestra compañía ha organizado en cinco divisiones según su funcionalidad: industria petroquímica, gas, agua, energía solar y servicios marinos, de manera que estamos presentes en las áreas industriales más diversas e importantes.

Talante internacional

Siempre hemos tenido una vocación marcadamente internacional, y nuestras creaciones están presentes en Oriente Medio, Asia, Latinoamérica y, en menor medida, en Europa. De hecho, el 98% de nuestras ventas son internacionales, y en estos momentos poseemos delegaciones en Francia, Shanghái, Dubái y Hong Kong.

Grado extremo de especialización y homologación de nuestros productos

La competencia en nuestro sector es menor que en otros ámbitos por el extremo grado de especialización requerido. Nuestros clientes directos son las ingenierías que están planificando la construcción de obras o infraestructuras, que también a veces encargan las administraciones o las corporaciones, nuestros clientes indirectos. Para la ejecución de los proyectos, las ingenierías solo recurren a elementos y servicios que previamente hayan sido homologados por organismos públicos y empresas siguiendo el siguiente protocolo: la presentación del catálogo de productos y una auditoría de los procesos de producción de los artículos que certifique su eficiencia.

Valor añadido de nuestro servicio asistencial

Hemos optado por diseñar y producir en el País Vasco, a pesar del sacrificio económico que supone, porque creemos en la excelencia de nuestras válvulas como seña de identidad comercial, que queda garantizada por la preparación y pericia de nuestros ingenieros, por la esmerada labor de las fundiciones y por la profesionalidad de los operarios al mecanizar los artículos. Nuestra relación calidad-precio es muy competitiva, pero el valor añadido que realmente nos diferencia de la competencia es nuestra atención al cliente, al que asesoramos antes, durante y después de la compleción de los proyectos. 

Importancia de la I+D+i de cara a la satisfacción de los clientes

Aunque las válvulas poseen un diseño y siguen un protocolo de manufacturación muy definido, se adaptan a las necesidades y especificidades de cada uno de los proyectos, de manera que la I+D+i tiene un papel crucial de cara a la satisfacción de las necesidades específicas de los clientes. 

Proceso de fabricación de las válvulas

Las válvulas que fabricamos, cuyas dimensiones van desde las dos pulgadas hasta las 48”, y que están pensadas para soportar grandes presiones, siguen siempre las mismas fases de creación: en primer lugar se lleva a cabo el diseño y modelaje en función de las necesidades específicas del cliente; a continuación, se modelan y envían a la fundición, de donde regresan las piezas fundidas, momento del proceso en que se verifica la adaptación de las piezas, para pasar a la mecanización y montaje. Una vez ensambladas las válvulas, se comprueba su estanqueidad.

La economía productiva, la única capaz de crear riqueza perdurable

Es indudable que la actual crisis económica es el resultado de haber vivido todos por encima de nuestras posibilidades –tanto los ciudadanos como las administraciones– y de haber apostado por el enriquecimiento a partir de la especulación. La recesión nos ha situado en nuestra verdadera dimensión y capacidad económicas, desde las cuales deberemos buscar nuevas fórmulas de crecimiento partiendo de la economía productiva, la única forma viable y sostenible en el tiempo de crear prosperidad propia y para el conjunto de la población.

Escaso apoyo del cuerpo diplomático y de los políticos en la promoción del empresariado español

Los empresarios españoles que operamos en el exterior nos sentimos desamparados ante la falta de agilidad, operatividad y en algunos casos incluso de profesionalidad, de las Cámaras de Comercio y agregados comerciales de las embajadas españolas. Por desgracia, a pesar de la calidad de nuestros productos, no sabemos venderlos porque nos falta seguridad y confianza en ellos y porque ni nuestro cuerpo diplomático ni nuestros dirigentes políticos poseen las habilidades comerciales, culturales e idiomáticas necesarias para darlos a conocer de forma atractiva.

Su Majestad D. Juan Carlos I, nuestro mejor representante comercial

El talante, el dominio idiomático del inglés y la red de contactos e influencias de don Juan Carlos I han abierto numerosas puertas a los empresarios españoles en todo el mundo. Él es el vivo ejemplo de que las relaciones comerciales parten, como mínimo, del dominio del inglés, lo que permite mantener una conversación con el homólogo sin la ayuda de un intérprete, que resta espontaneidad y cercanía a los encuentros. 

Medidas encaminadas a simplificar la Administración

La actual recesión ha evidenciado que nuestra estructura estatal está saturada de cargos innecesarios; por ello, las medidas que está aplicando el Ejecutivo se encaminan hacia la reducción del funcionariado que tanto grava nuestras arcas. Las administraciones y sus responsables deberían aprender de esta crisis los peligros de sobredimensionar las plantillas, las estructuras y las infraestructuras. A partir de ahora, tanto los individuos, como las organizaciones o el propio Estado deberán financiarse y subsistir con los ingresos ordinarios y no planificar el presente y el futuro sobre la base de los extraordinarios.

¿Cuál es el papel de las entidades bancarias?

La actuación de las entidades bancarias está impidiendo el despegue y la expansión de las empresas del país, lo cual es especialmente grave si se tiene en cuenta que son uno de los grandes responsables de la actual situación. En nuestro caso concreto, por ejemplo, cada año estamos duplicando la facturación del precedente y, sin embargo, nuestras posibilidades de crédito se basan solo en las cifras del ejercicio anterior. Convendría sobremanera que las entidades bancarias reflexionasen sobre su objetivo empresarial y su responsabilidad social y auspiciasen de verdad la recuperación del país mediante la financiación de la operatividad, de la consolidación y del crecimiento de las corporaciones.

Por una UE realmente cohesionada

La UE se está mostrando como una entente inoperativa y descohesionada en estos momentos críticos. El nexo meramente formal de los países miembros debería dar paso a una alianza real económica, jurídica y fiscal, en la que los problemas se asumiesen y se solucionasen de forma colectiva, sin preponderancia de unos Estados sobre otros y cooperando por la prosperidad común.

Auspiciar y proteger a las pymes, las que más empleo y riqueza crean

Los Ejecutivos españoles tienden siempre a promulgar medidas que protegen y potencian los intereses de las grandes compañías, que muchas veces ni tributan en el país ni reinvierten las ganancias en él, porque se tiende a pensar que son las que más puestos de trabajo y beneficios crean para la nación, sin tener en cuenta el importantísimo componente identitario de las pymes; por ello, debería auspiciarse y protegerse la actividad y el crecimiento –sobre todo internacional– de las pequeñas y medianas empresas, las más numerosas y las que más empleo y riqueza crean, mediante ventajas fiscales, laborales, ayudas específicas, apoyo real diplomático en su expansión exterior, etcétera.