Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr.Juan Luis Feltrero Oreja
JUAN LUIS FELTRERO OREJA.
Fotografía: Àngel Font.

JUAN LUIS FELTRERO OREJA. FELTRERO

Obra:

Texto del 11-06-2012

Rigor, seriedad y sensatez deberían guiar la labor de nuestros gobernantes; unas virtudes defendidas, y desplegadas, por el responsable de una entidad especializada en la delicada tarea del transporte de obras de arte. Actual vicepresidente de la patronal de Salamanca, Juan Luis Feltrero sabe que la coordinación de un equipo es la clave del éxito, como un espíritu unitario y esforzado de la sociedad española lo sería para la superación de la crisis.

Del transporte y las mudanzas en general a la logística de arte

Nuestra empresa la fundó mi padre, Pablo Feltrero, y hoy trabajamos en ella mi hermano Lorenzo y yo. En sus inicios se dedicaba al transporte en general, pero pronto pasó a centrarse en las mudanzas. La entidad fue creciendo gracias a varios clientes importantes, como Tabacalera, aunque nuestro gran aliado devino la Universidad de Salamanca. Empezamos realizando para ella traslados de muebles y, al poco tiempo, nos fuimos encargando de los incunables de su formidable biblioteca, auténticas obras de arte pertenecientes al patrimonio histórico de la universidad. La posterior creación, a principios de los años 80, del Servicio de Actividades Culturales y de la sala de exposiciones situada en el claustro del Patio de Escuelas de la ciudad –proyectos de don Alberto Martín Expósito, cuya labor convirtió la sala en un referente fotográfico mundial–, nos introdujo de lleno en el mundo del arte.

Llamar a Feltrero equivalía a evitar problemas

Empezamos a trabajar la sala del Patio de Escuelas con artistas de renombre, los cuales exigían que la empresa encargada de manipular sus obras ostentara una cierta calidad. De hecho, aprendimos mucho de esta experiencia. Por otro lado, trabajábamos también con el Ayuntamiento salmantino de la mano de su técnico artístico, Pedro Pérez Castro, director de la Casa Lis, el museo más visitado de Castilla y León. Poco a poco logramos la confianza de toda la comunidad castellano-leonesa: llamar a Feltrero equivalía a evitar problemas. Y como gran parte de los encargos llegaban a nosotros, ello nos permitió crecer rápidamente.

Colaboración con museos nacionales

Desde 1990 trabajamos con la Junta de Castilla y León, gracias a su servicio de promoción cultural, en el que nos hacemos cargo de todo lo relacionado con exposiciones. Poco después empezamos nuestra colaboración con museos nacionales de la talla del Reina Sofía, el MNAC o el Museo del Prado, lo que se hizo posible gracias a desarrollar nuestra ingente labor con mucha seriedad. Ganarse la confianza de los responsables del Museo del Prado no fue fácil. Nos presentamos bajo los auspicios de la Diputación de Salamanca, nos vieron trabajar y, afortunadamente, les gustó nuestra profesionalidad. Nuestro espaldarazo definitivo se produjo en el 2002, año de la capitalidad cultural de Salamanca, tesitura que aprovechamos para invertir en vehículos de alta tecnología especializada en el transporte de obras de arte y ampliamos así la flota y la empresa.

La gran responsabilidad de manipular obras de arte

Nuestro trabajo se caracteriza por dos particularidades: primero, que depende de una fecha de inauguración, y por tanto no podemos retrasarnos; y, segundo, que cada obra es única e irrepetible, una realidad que no debemos olvidar nunca, puesto que su manipulación supone una gran responsabilidad. De ahí que las tratemos con sumo cuidado y que todas lleven un embalaje especial. Un trabajo reciente nuestro ha sido la exposición Goya: “Luces y Sombras”, en el CaixaForum de Barcelona, cuya ejecución hemos realizado de acuerdo con unos diseñadores técnicos, bajo la supervisión de los comisarios, correos y conservadores del museo.

Tecnología que garantiza la seguridad de las obras

Aunque cada museo establece su propio modelo de embalaje, nuestros camiones están equipados con la más moderna tecnología para proteger la obra de arte en caso de accidente: controles de temperatura y humedad, suspensión neumática y extinción de incendios con gas halón para no dañar las obras, etcétera. Asimismo, contamos con un programa informático con el que establecemos las necesidades de seguridad y el modelo de caja, según el tipo de obra y su medida, que fabricamos en nuestros propios talleres de Salamanca, Zaragoza, Madrid y Barcelona.

Conjugamos transporte de obras y montaje de exposiciones

El grupo de empresas lo forma una plantilla de unos 55 trabajadores, que tienen profundamente interiorizada nuestra máxima: nunca fallar y respetar los horarios de entrega. El coleccionismo de arte se ha de llevar con discreción y secreto profesional. Nos pasamos la vida con conservadores y restauradores, lo que nos facilita información sobre proyectos que pueden interesarnos. Existe competencia en el sector, pero nosotros somos un caso especial: la beneficiosa hibridación que supone conjugar la producción de exposiciones con el montaje y el transporte nos ha permitido soslayarla en parte.

Coordinamos traslados desde cualquier parte del mundo

Llevamos a cabo movimientos de obras de arte desde todos los países del mundo, lo que exige un equipo competente y profesional y una coordinación perfecta. Como ejemplo, mencionar que trajimos la colección Rubell desde Miami Beach.

Importancia de las condiciones ambientales para la preservación de las obras

Hemos manejado obras de grandes maestros de la pintura universal. En febrero del año pasado se realizó en la catedral de Burgos una exposición de nueve fantásticos grecos provenientes de una colección privada. En este caso fue tan importante climatizar la sala donde se expusieron las obras como transportarlas. Las condiciones ambientales son importantísimas, especialmente la luz. Hay obras que, por estrictos criterios de conservación, es mejor no mover de su sitio.

El Balzac de Rodin en mitad de la Plaza Mayor de Salamanca

En 2002 montamos en Salamanca una gran exposición de Auguste Rodin patrocinada por La Caixa. En el centro mismo de la Plaza Mayor, instalamos su Monumento a Balzac, que armonizaba de forma perfecta con su estilo churrigueresco. Le construimos una peana con piedra dorada de Villamayor, típica de Salamanca. Ello fue un gran reclamo para la exposición y para la ciudad.

Un líder que dirija el país en una dirección precisa y clara

España sufre sobre todo una crisis de confianza. Hemos perdido imagen fuera, y dentro, de nuestras fronteras. Nadie parece confiar en nadie; los gestores empresariales, financieros y políticos despiertan el recelo del resto de la sociedad. Por eso creo que nuestros gobernantes deberían propiciar un cambio de ideas u horizontes: necesitamos un líder que dirija el país en una dirección precisa de forma clara.

El lastre de la financiación pública de partidos políticos, patronales y sindicatos

Se les debería exigir a nuestros políticos haber sido trabajadores antes de acceder a la política o bien crear unas oposiciones a político, es decir, convertirlo en una profesión en la que se exijan una serie de condiciones, pero también responsabilidades. Igualmente, creo que la financiación pública de partidos políticos, patronales y sindicatos debería ser mínima y que el grueso del presupuesto de cada una de las organizaciones se financiase vía cuotas de sus afiliados; así sería más transparente y justo el modelo de gestión.

Exceso de cargos políticos de confianza más que de funcionarios

El tamaño desmesurado de nuestra Administración se debe menos al alto número de los funcionarios que prestan servicio directo al ciudadano –aunque también se debería optimizar–, que a la cantidad excesiva de cargos políticos de confianza que la pueblan, el 60% de los cuales no tiene otro oficio más que la propia política, con lo que se ven obligados a intentar permanecer en ella para subsistir.

Los convenios colectivos protegen a los malos trabajadores y perjudican a los buenos

Hay que valorar al trabajador según sus capacidades y resultados; si es eficaz, es justo pagarle más, pues nadie puede vivir dignamente con un sueldo base de 900 euros. Además, el coste de la Seguridad Social es altísimo, más del 50% de una nómina. Los convenios colectivos protegen a los malos trabajadores y perjudican a los buenos. Abogo por incluir el coste de despido en la nómina mensual, de tal forma que, cuando una persona cause baja en la empresa por la causa que sea, ya lo haya cobrado. Esta flexibilidad sería positiva para todos; un buen empresario jamás contrata con intención de despedir.

Mariano Rajoy demuestra su valentía y sensatez

Nuestro presidente, Mariano Rajoy, está demostrando ser un hombre valiente y actuar con sentido común. Además, es lógico que Europa nos controle y se ha de vigilar la Zona euro, pues nunca tendremos riqueza y desarrollo sin rigor, esfuerzo ni ahorro, ni tampoco mientras las cuentas no estén equilibradas.

Urge reactivar las líneas crediticias

Es urgente hacer llegar a nuestras empresas la adecuada financiación para que puedan crear empleo y así contribuir a generar el crecimiento económico que nos permita pagar nuestra deuda y sostener un grado de bienestar social estimable.

Parados que cobran la prestación de desempleo y trabajan en negro

En un país como el nuestro, en que una de cada cuatro personas no encuentra trabajo, parece extraño que no se produzca una crispación social que ponga en jaque al Gobierno. Cada vez es más frecuente encontrar desempleados que realizan trabajos o pequeñas chapuzas por su cuenta como medio de complementar el subsidio de desempleo. Este tipo de fraude ha llegado a formar parte de la idiosincrasia nacional y todos lo aceptamos como un mal menor de nuestra economía, algo que debería hacernos reflexionar.