Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
LORENZO ABELLÁN MARTÍNEZ.

LORENZO ABELLÁN MARTÍNEZ. Central Quesera Montesinos.

Obra:
Texto del  21/11/11 .
Fotografía cedida por Lorenzo Abellán.
 
Ejemplo de esfuerzo y superación vital y empresarial, aprendió muy joven el valor del trabajo y la fuerza de voluntad; un conocimiento y una experiencia que supo aplicar con fortuna a la central quesera que preside. Quizá por ello la amplia visión de este inquieto emprendedor está imbuida de una clarividencia inusual, al concebir su entidad como una organización al servicio de la sociedad. Su credo es sencillo y rotundo: estamos en el mundo para enriquecerlo.
 

Ser empresario se va forjando con el tiempo y crece a la par que la propia empresa

Nací en Jumilla en el año 1958, en el barrio más pobre del pueblo, en una cueva excavada en el monte por mis abuelos paternos; el agua se traía en cántaros de barro desde fuentes cercanas y la luz provenía del fuego de la hornacha y velas de cera. Empecé a trabajar como auxiliar administrativo en una pequeña fábrica de quesos del lugar en 1989. Debido a la crisis de 1993, la empresa entró en suspensión de pagos. Planteé entonces a mis compañeros la posibilidad de hacernos con el negocio, pero finalmente fui el único que decidió asumir el riesgo. Mi mujer, Basi, ha estado siempre a mi lado, apoyándome y ayudándome tanto en el ámbito profesional como en el personal. Ser empresario es algo que se va forjando a lo largo del tiempo y crece a la par que la propia empresa. Aunque carezco de estudios superiores, nunca he dejado de formarme a través de cursos, seminarios, libros, etcétera, dado que el empresario también necesita mejorar continuamente.

Los valores ético-morales son el cimiento de los países

La educación que recibí de mis padres, mis experiencias juveniles y el entorno en que me crié perfilaron en mí una cultura del trabajo que en la actualidad, debido al supuesto bienestar social alcanzado, parece haberse perdido completamente. Los que fuimos educados en valores tales como el respeto a los demás y el esfuerzo personal debemos conservar esa reserva moral y, en el caso de los empresarios, aplicarla a la empresa. En España hemos ganado mucho en libertades estos últimos años, pero nunca debió ser a costa de la pérdida de esos valores ético-sociales sobre los que se cimentan los países.

Una organización al servicio de la sociedad

Desempeño distintas responsabilidades dentro de Central Quesera Montesinos, de las que la dirección industrial y general son las más importantes. Pretendo representar para la empresa un referente de compromiso, tesón, honestidad y lealtad, me gusta mejorar cada día e ilusionar a los que trabajan conmigo, y me esfuerzo por ser un buen empresario. Además, nunca he considerado mi negocio una herramienta lucrativa sino una organización al servicio de la sociedad.

Un equipo implicado y comprometido con la empresa

Mi objetivo es crear empresa, pero aunque el éxito dependa tanto de la suerte como del acierto, los resultados económicos llegan como consecuencia de una buena gestión y, cuando llegan, hay que compartirlos con todos los que han contribuido a ello. Estoy rodeado de un equipo muy implicado y comprometido con la empresa, lo que ha permitido que esta haya ido mejorando.

Estamos aquí para enriquecer al mundo

Mi padrino, hombre culto, me dijo una vez que cuidara siempre de los trabajadores, a lo que le respondí que intentaba cuidar de las personas como tales más que de los trabajadores en sí. Mi divisa empresarial y vital, tomada del presidente americano Woodrow Wilson, reza de la siguiente manera: “No estás en el mundo para ganarte la vida, sino para procurar que el mundo pueda vivir con mayor comodidad y mayor visión, con un espíritu superior de esperanzas y logros. Estás aquí para enriquecer al mundo y lo empobrecerás si lo olvidas”.

Aprovechar toda la riqueza de la leche

Contamos con seis fábricas casi independientes dentro de la misma unidad productora, relacionadas entre sí por pasillos para aprovechar servicios comunes y generales, donde procuramos aprovechar toda la riqueza de la leche. Empezamos con 700 m2 de superficie y hoy disponemos de 15.000. En nuestras instalaciones mantenemos varias líneas de producción: de quesos curados, frescos, pasteurizados, requesón, de cabra a partir de cuajada láctica, de quesos fundidos, de lonchas envasadas individualmente y de tartas de queso.

Nuestro producto estrella es el queso Caña de Cabra

Somos una empresa especializada en la fabricación de quesos de cabra, líderes en el sector dentro del mercado español. Con un producto en concreto, el queso Caña de Cabra, hemos obtenido premios y medallas de oro en multitud de concursos de todo tipo, tanto nacionales como internacionales.

Seguridad alimentaria, calidad, excelencia y disfrute del cliente

La seguridad alimentaria y la calidad es nuestro gran compromiso como fabricantes. Cuando pensamos en algún nuevo producto lo que pretendemos principalmente es que nuestros clientes disfruten. Buscamos siempre y por encima de todo la excelencia. La mejora continua forma parte de todas las áreas de nuestra empresa.

Los bancos nos han apoyado siempre porque siempre hemos cumplido con los pagos

La diversificación es fundamental. Antes de la crisis, tomamos la decisión de intentar invertir en el desarrollo de nuevos productos. Hacerlo nos ha servido para lograr triplicar la facturación y nuestra plantilla. En 2009, contábamos con unos 70 trabajadores y una facturación de 17 millones de euros; en el año 2011, suman ya 200 empleados y estamos en los 50 millones. No hemos tenido nunca problemas de financiación. Los bancos nos han apoyado siempre porque hemos cumplido religiosamente con los pagos, tanto los debidos a ellos como a proveedores, lo cual nos ha otorgado una solvencia y credibilidad esenciales en momentos de crisis.

Exportamos hasta un 30% de nuestra fabricación

En las varias conferencias y seminarios empresariales a que acudí en 1996 siempre oía hablar de la conveniencia de internacionalizarse. Empezamos pues a exportar a Estados Unidos. Se decía que era el país de más difícil mercado, lo cual fue para mí un acicate más que una traba, pues pensé que, si conseguíamos situarnos en Norteamérica, hacerlo en otros países resultaría más fácil. Con la ayuda de un socio comercial allí establecido pronto tuvimos mercado para nuestros productos y hasta hoy hemos crecido juntos. Ya somos la empresa del sector que más exporta, en torno al 30% de nuestra producción. Estamos presentes en Alemania, Suiza, Inglaterra y los países nórdicos. Rusia, el país más exigente en cuanto a legislación después de Israel, a quien también vendemos, es nuestro próximo objetivo. La clave es que somos especialistas en un producto nada masificado.

Aportar valor añadido a nuestros quesos investigando e innovando

Investigar, desarrollar e innovar ha sido nuestra filosofía y la más importante herramienta para fortalecernos y crecer de forma sólida. Contamos con un departamento propio de seguridad alimentaria y control de calidad y estamos proyectando el desarrollo de otro semejante de I+D+I donde investigar a fondo en salud –un asunto cada vez más de moda– y aportar valor añadido a nuestros quesos.

La salud, la principal responsabilidad de nuestro sector

La salud es una gran responsabilidad de la industria, y como la inmensa mayoría de las enfermedades nos entran por la boca, hay que tomar las medidas necesarias para facilitar el consumo enseñando al cliente a comer raciones prudentes y a disfrutarlas. El marketing obliga a desarrollar productos nuevos, pero no siempre son mejores.

Apoyo al deporte

Otro aspecto de nuestra filosofía consiste en invertir en la sociedad una parte de nuestros beneficios. En vez de gastarlos en publicidad, invertimos en apoyar el deporte en Jumilla, una actividad que representa juventud y cultura.

En España nunca ha habido un gran consenso en materia de educación

Desde los inicios de la democracia los diferentes gobiernos se han dedicado a legislar la educación en función de sus ideologías. Se editan libros de historia de España con diferentes relatos según las distintas comunidades. Nunca ha habido un gran consenso en materia de educación, la cual no puede estar sometida a virajes políticos.

Una reforma laboral basada en las necesidades del mercado y de las empresas

La clase política sabe que debe realizarse una reforma laboral razonable, coherente y basada en las necesidades del mercado y de las empresas, con un respeto absoluto por los trabajadores. Según mi criterio, habría que hacerlo por decreto, no por acuerdo sindical y patronal, y negar la financiación a organizaciones empresariales o sindicatos.

Hay que reinvertir siempre en la propia empresa

Establecería unas políticas económicas y fiscales para potenciar que los empresarios invirtamos lo más posible en nuestra empresa. Modernizarse y mejorar es importante. Los empresarios que reinvierten en sus empresas son los que consiguen que estas perduren y pueden superar los momentos de dificultad.

Las entidades financieras alentaron el gasto, siendo artífices de la crisis

Las entidades financieras fueron artífices de la crisis actual: alentaron el gasto y prestaron con alegría, creando así una economía irreal desprovista de criterios sensatos. Se impone volver a las formas antiguas de tratar al cliente: conocer a los empresarios en persona y no únicamente a través de análisis financieros. La economía ha de funcionar por sí sola.

Facilitar la coordinación entre universidades y empresas

La formación continua es ineludible en cualquier empresa que se precie. Por desgracia, falta una buena coordinación entre universidades y empresas que debía haber sido organizada por el Gobierno. La investigación debe ir dirigida a que el país crezca tecnológicamente.