Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Juan Santo Domingo Enjuto et alia
LUIS DANIEL SANTO DOMINGO ENJUTO, JUAN ANTONIO SANTO DOMINGO ENJUTO, MARÍA DOLORES ENJUTO PASTOR, ANTONIO SANTO DOMINGO GIL, MARÍA DOLORES SANTO DOMINGO ENJUTO y ALBERTO SANTO DOMINGO ENJUTO.
Fotografía cedida por Logística Santo Domingo.

LUIS DANIEL SANTO DOMINGO ENJUTO, JUAN ANTONIO SANTO DOMINGO ENJUTO, MARÍA DOLORES ENJUTO PASTOR, ANTONIO SANTO DOMINGO GIL, MARÍA DOLORES SANTO DOMINGO ENJUTO y ALBERTO SANTO DOMINGO ENJUTO. LOGÍSTICA SANTO DOMINGO

Obra:

Texto del 06/02/2013

La evolución de esta empresa familiar de transportes, posicionada entre las mejores compañías del sector en España, constituye un elocuente modelo de adaptación al mercado en tiempos de crisis. Bajo criterios de eficiencia y lógica, sus responsables reclaman una reforma laboral seria y una fiscalidad y normativa europeas comunes, así como suscriben la necesidad de supervisar las entidades bancarias nacionales para controlar negligencias o corruptelas.

Transporte de productos refrigerados, secos y congelados

Logística Santo Domingo es una empresa familiar especializada en transporte de mercancía refrigerada, seca y congelada, que opera en el mercado nacional e internacional. Fundada en el año 1982 por nuestros padres, Antonio Santo Domingo y María Dolores Enjuto, hemos experimentado una marcada evolución tanto en la actividad principal que desarrollamos como en la cifra de negocio, pues en nuestros comienzos nos dedicábamos a la comercialización de piezas de barro y, gradualmente, nos hemos ido posicionado en el negocio de la logística hasta situarnos entre las mayores empresas españolas del sector. Nuestro padre ha sido y es una figura imprescindible para el desarrollo de la compañía, un maestro y socio colaborador de inestimable valía, que nos ha brindado un apoyo desinteresado en todo momento, sin obstaculizar ninguna de las iniciativas que hayamos podido emprender a lo largo de estos años de trabajo y esfuerzo.

Segunda generación plenamente integrada en la gestión de la entidad

Desde que, a finales de la década de los 90, los hermanos nos incorporamos a la empresa familiar con entusiasmo, entre todos hemos ido asumiendo de forma gradual su gestión, de modo que en el momento actual la dirección sigue recayendo sobre nuestro padre y también sobre Juan Antonio, mientras que Alberto se responsabiliza de la línea de control de calidad, Daniel coordina el departamento de tráfico y Dolores organiza las tareas administrativas.

Exigencias y garantías del transporte internacional

El transporte internacional exige una serie de certificaciones y el cumplimiento de ciertas normativas relativas a higiene y seguridad, para las cuales resulta imprescindible recibir una formación continuada, y que revierten de manera positiva en la calidad del trabajo y, a su vez, proporcionan sólidos argumentos de defensa para la empresa contratada, en caso de reclamaciones por parte del cliente.

El gran futuro de los procesos de calidad, embalaje y manipulación de mercancía

El negocio del almacenaje tiende a la extinción, debido a que las estrategias del mercado mundial se inclinan cada vez más hacia la reorganización y eliminación de los stocks disponibles. Por el contrario, el sector relacionado con los procesos de calidad, el embalaje y la manipulación de mercancía ofrece unas expectativas de futuro realmente prometedoras, puesto que las multinacionales optan por trabajar con empresas proveedoras que muestren capacidad resolutiva, aporten soluciones y valor añadido a sus servicios.

Un claro indicativo de la economía de un país es el volumen su tráfico

Una de las máximas prioridades destinadas a aumentar la competitividad en el sector logístico consiste en lograr que el vehículo transporte carga y se encuentre siempre en circulación, lo que en nuestro caso implica un arduo trabajo de comunicación entre la empresa y otras compañías del ramo que también realizan sus rutas por todo el continente europeo. El volumen de tráfico de un país es un claro indicativo de su economía y, en la etapa actual, nos encontramos con serios problemas de logística para lograr que la flota regrese a España con mercancía, debido a que el consumo es prácticamente nulo.

Tecnología punta para optimizar y controlar los procesos

La tecnología punta de que dispone el sector en la actualidad presta un excepcional servicio a la empresa, ya que proporciona información precisa sobre la localización de cada uno de los vehículos y permite saber si estos están parados o en circulación, e incluso si respetan las normas de seguridad y de tráfico.

Subcontratamos el 80% de nuestro volumen de trabajo

En cifras globales, Logística Santo Domingo subcontrata el 80% del volumen de trabajo, de modo que la flota de transporte, entre vehículos directos e indirectos, está constituida por un volumen considerable de camiones en circulación.

Crecimiento ligado a un proceso de internacionalización por el este de Europa, el norte de África y Rusia

El crecimiento de nuestra empresa no se concibe como tal sin el proceso de internacionalización que hemos llevado a cabo y que nos ha encaminado a dirigir nuestros esfuerzos hacia diferentes países como Rumanía, Bulgaria y Polonia y a ampliar mercado en Rusia, donde estudiamos el desarrollo de un nuevo proyecto. Asimismo, actualmente estamos centrando nuestras miras de futuro en países como Turquía y Marruecos.

Estratégica situación geográfica de España

Somos plenamente conscientes de que la logística es uno de los sectores que tiene una mayor proyección de futuro en España; entre otros motivos, porque el negocio inmobiliario ha tocado techo y porque el país se ha deshecho de la industria, aunque tampoco hay que obviar que nuestra situación geográfica en Europa es francamente inmejorable.

Reorientar el rumbo de la compañía obligados por la crisis

El advenimiento de la crisis ha traído consigo una serie de dificultades que nos han creado la necesidad de reorientar el rumbo de la empresa, así como de cambiar todos aquellos planteamientos de trabajo que en su momento nos habían resultado de gran utilidad y que en la etapa actual han quedado obsoletos. Uno de los primeros aspectos que nos vimos obligados a transformar venía derivado de que concentrábamos la mayor parte de nuestra actividad en el transporte de embutidos de la comarca de Segovia. Por otro lado, un 70% de la facturación de la empresa dependía directamente de un solo cliente, una multinacional que nos retiró la mayor parte de sus pedidos en un período aproximado de ocho meses.

Diversificación de productos y de clientes

Como auténtico punto de inflexión en nuestra trayectoria, la recesión nos concienció de lo importante que era mantener el poder de crecimiento de la empresa bajo nuestro control y que, para tal fin, debíamos diversificar el volumen de negocio, intentando no ofrecer más de un 10% a un solo cliente. A su vez, decidimos trabajar directamente con el cliente, sin intermediarios u operadores logísticos, ya que son estos quienes se apoderan de la mayor parte del beneficio. Además, hemos especializado nuestros servicios y, sin descuidar el mercado del frío, nos hemos introducido en el transporte de mercancías delicadas. Todas estas y más estrategias encaminadas a adaptarnos al impacto de la crisis económica han dado sus frutos y en el momento actual nos encontramos en plena fase de expansión y contamos con una amplia plantilla de empleados y una flota de camiones circulando por todos los países europeos.

Con apoyo, el tejido empresarial español sería capaz de crear empleo

Estamos plenamente convencidos de que si el Gobierno y las entidades bancarias mostraran su apoyo a la iniciativa privada mediante el acceso al crédito, el tejido empresarial español sería capaz de regenerar la economía y crear empleo, pero para ello resulta fundamental prescindir de ciertos sindicalismos, que no benefician a ninguna de la partes en estos momentos, e involucrarnos de forma conjunta en un proyecto común que nos permitiera superar la coyuntura.

Fiscalidad y normas europeas comunes y en idénticas condiciones para todos

Si somos Europa, seámoslo con todas las consecuencias. Por ello, no nos parece razonable, justo ni tampoco sostenible que los países que conformamos la UE dispongamos de fiscalidades dispares, teniendo en cuenta que el euro es una moneda común que acumula una década de historia. Igualmente, las normativas europeas deberían aplicarse a todos por igual y en idénticas condiciones, puesto que no es lógico que un camión pueda arrastrar 60 toneladas en Suecia y en España no, tratándose del mismo vehículo.

Supervisar las entidades bancarias nacionales bajo criterios neutrales

Suscribimos la necesidad de que todos los países europeos sometan las cuentas de sus entidades bancarias a la supervisión del Banco Central Europeo, si este rige su actuación por criterios neutrales; en el caso de España es especialmente importante porque hemos demostrado ser un país de pícaros, en el que proliferan los casos de corrupción.

Se está recortando en sectores fundamentales para la cohesión social

Una nación como España no tiene capacidad económica para sostener una estructura administrativa tan vasta como la actual pero, en lugar de tomar ejemplo de los países europeos que han eliminado drásticamente duplicidades inútiles, recorta en sectores fundamentales para la sociedad, como son la sanidad y la enseñanza, con consecuencias nefastas en el Estado de bienestar y el futuro de las próximas generaciones.

Una reforma laboral seria y urgente para solucionar la falta de productividad

Los países de Europa central han demostrado poseer una capacidad incuestionable para reducir su bolsa de paro hasta niveles casi nulos, gracias en parte a la puesta en práctica de un sistema laboral muy flexible en el que bien podríamos inspirarnos, porque lo que está claro es que este país necesita una reforma laboral seria, con carácter urgente, que lidere un cambio profundo en la mentalidad tanto de los empresarios como de los trabajadores; no hay que olvidar que uno de los principales problemas que amenazan la salud de la empresa española es precisamente la falta de productividad.