Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Luis Fco. Navarro Buciega
LUIS FCO. NAVARRO BUCIEGA.
Fotografía: Àngel Font.

LUIS FCO. NAVARRO BUCIEGA. GET

Obra:

Texto del 15-01-2013or el Sr. Font

Este grupo empresarial familiar nacido a partir de una tienda de conveniencia ha hecho de la diversificación su estandarte para consolidarse y expandirse, siempre desde la sensatez y la economía productiva: un ejemplo que la segunda generación de responsables cree lógico extender a los gestores del Estado, quienes deberían tener la valentía de apostar por las energías renovables, reformar el sector financiero y reformular la caduca estructura autonómica.

De una pequeña tienda a un gran y diversificado grupo empresarial

GET es un grupo empresarial cuyas raíces se sitúan en Benidorm hacia 1987, cuando mis padres, Teresa y Luis, regentaban un pequeño establecimiento de conveniencia en el que sobre todo vendían bebidas y tabaco a los turistas británicos que veraneaban en la costa alicantina. Mi madre fue de hecho la verdadera artífice, quien supo sacar el negocio adelante con mucho esfuerzo, y cuya capacidad de sacrificio, digna de encomio, fue un ejemplo para toda la familia. Durante algunos veranos, iba con mi hermana Ester a ayudarla y, algo después, se incorporó mi padre, hasta que por fin los hijos, tras cursar nuestros respectivos estudios (yo soy ingeniero industrial y Ester, economista), nos hicimos cargo del negocio, iniciando así un proceso de profesionalización y diversificación que lo ha convertido en lo que es hoy día. Nuestros padres, al facilitar al máximo el relevo generacional, realizaron una sucesión atípica para lo que suele ser habitual en España.

Sector terciario dentro del ámbito inmobiliario

Cuando decidimos entrar en el ámbito inmobiliario nos centramos en el sector terciario, es decir, en naves industriales y locales comerciales en gestión patrimonial, lo que nos distinguió como empresa y nos aportó valor añadido. En vez de comprar los inmuebles, optamos por construirlos nosotros mismos y, así, el grupo fue creciendo y consolidándose hasta el punto de incorporar un comité de dirección. Pronto tuvimos exceso de liquidez, de modo que pudimos invertir en proyectos que generaran beneficios a largo plazo, basándonos en los valores que nuestros padres nos habían transmitido, tales como trabajar con perseverancia y buscar rentabilidad de cara al futuro.

Once oficinas de cambio de divisas

En 2003 innovamos al abrir una oficina de cambio de divisas para turistas británicos, la primera de las 11 que hoy tenemos, puesto que muchos ingleses eligen la costa española como segunda residencia, lo que genera una cuota de mercado en libras del 98%. Al ser el dinero nuestra materia prima, no son pocas las complicaciones que hemos de solventar, pero dimos con la fórmula jurídica idónea y creamos la figura del agente, lo que nos permitió expandirnos rápidamente. Los agentes están encantados con el anexo de cambio de moneda que poseen en sus actuales negocios, pues al ser un servicio que genera liquidez a diario, les proporciona unos ingresos recurrentes que complementan su negocio. Ahora estamos estudiando abrir mercado en las Islas Baleares y en Málaga, ya que nuestra firma es bien conocida y apreciada por los huéspedes británicos.

Fidelización de los empleados

Tras 25 años en activo, hemos llegado a conformar un equipo joven y multidisciplinar de unos 50 profesionales. Para ello, invertimos mucho en recursos humanos, apostando siempre por el talento mediante incentivos que fidelizaran a nuestros trabajadores, pues sin el buen hacer de todos ellos no seríamos lo que somos.

Economía real, no especulativa

En 2007 nos interesamos por la energía solar fotovoltaica, pues suponía una inversión a muy largo plazo, con retornos conservadores, lineales y predecibles, pero, al investigar un poco más sobre los huertos solares, tan de moda entonces, descubrimos que grandes fondos de inversión internacionales intentaban crear en torno a ellos únicamente un producto financiero, al socaire del marco regulatorio sobre energías renovables que la Administración había aprobado, y no quisimos insistir, ya que a nosotros nos interesa la economía real, no la especulativa.

Las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta más grandes de Murcia y la Comunidad Valencia

Las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta más grandes de la Comunidad Valenciana y de la región de Murcia han sido realizadas por nuestro grupo, pionero en España de este tipo de instalaciones inteligentes. La sinergia entre el inmueble y el sol, que viene a ser un inquilino más, es perfecta, pues permite compensar los flujos de energía de dos negocios independientes, cuya clave es optimizar las estructuras al construirlas siempre de cara al sur.

Esfuerzo intelectual y financiero en proyectos constructivos con energía solar renovable

Aunque la edificación residencial e industrial viven todavía al margen de la energía solar renovable, hemos aplicado toda nuestra capacidad intelectual y financiera en revolucionar el concepto, buscando suelo industrial barato en polígonos con futuro y erigiendo estructuras diáfanas de 14 metros de altura, a un agua, orientadas al sur; naves industriales a todos los efectos que, tan solo con la cubierta, sin inquilino físico que la habite, nos permitan ser capaces de rentabilizar el conjunto del proyecto.

Por la democratización de la energía mediante la gratuidad de la materia prima fotovoltaica

La actual normativa de construcción residencial obliga a instalar un panel termosolar para disponer de agua caliente en casa, mientras que la placa fotovoltaica para energía eléctrica carece de legislación. Sin embargo, debería regularse esta alternativa para que, cuando no haya sol, se pudiera tomar energía eléctrica de la calle y, cuando lo haya, tomarla directamente de las placas, puesto que, como la materia prima es gratis, el ahorro resulta enorme, ya que permite obtener energía a un precio cerrado durante 25 años, mientras que la luz eléctrica convencional sigue subiendo las tarifas de año en año. En una palabra: la fotovoltaica es la democracia de las energías renovables.

Solo una gran multinacional puede apostar por las energías eólica y termosolar

Las energías eólica y termosolar están fuera de nuestra capacidad empresarial, pues, a pesar de alcanzar un volumen de negocio por encima de nuestras dimensiones como grupo, seguimos siendo una pequeña empresa, y la realidad es que construir un parque eólico es algo que solo puede asumir por ahora una gran multinacional.

Aprobar la regulación de autoconsumo con balance neto

A don Mariano Rajoy le haría ver que España posee en gran cantidad un “petróleo” que se llama sol, y le pediría que aprobara la regulación de autoconsumo con balance neto porque, además del beneficio ecológico que conlleva dicha energía renovable, el país ganaría competitividad empresarial, independencia y ahorro energéticos; generaría empleo y desarrollaría un sector que, al paso que va, se está viendo abocado a la desaparición. Y si estos argumentos no lo convencen, le rogaría que los rebatiera basándose en aspectos técnicos, jurídicos o financieros, no en algún informe elaborado por el gabinete de comunicación de cualquier multinacional eléctrica.

Necesitamos una clase política valiente, concienciada y creativa

Necesitamos una clase política comprometida con la sociedad que acelere la reforma del sector financiero, haga fluir el crédito y permita al país invertir y crecer deprisa, pues las actuales medidas de incentivación para frenar la destrucción de empleo no son suficientes, ya que existen problemas estructurales y culturales de fondo que solucionar, como el anquilosamiento de una Administración pública que ha de ser reformada con valentía y urgencia.

La crisis ha fulminado a casi 180.000 empresas, mayoritariamente pymes

Se ha destruido mucho valor empresarial en los últimos años, lo que se puede constatar fácilmente: desde el año 2008 la crisis económica ha fulminado a casi 180.000 empresas, pymes la mayor parte, mientras que las grandes compañías han sobrevivido merced a su autonomía financiera. Esta debacle se ha debido en gran medida a la incapacidad política o a la mala gestión de nuestros gobernantes, dejando sin apoyo a las pymes, base real de la economía de este país.

La menos mala de todas las reformas laborales posibles

A pesar de que la presión fiscal es altísima y resulta asfixiante para los que constituimos la clase media empresarial, creo que la reforma del mercado laboral que se está llevando a cabo es la menos mala de todas las posibles, y que está contribuyendo a mejorar nuestra situación; por otro lado, los ciudadanos debemos aprender por nuestra parte a dosificar con coherencia y criterio el gasto de los recursos públicos.

Salir adelante por nosotros mismos

No debemos olvidar que los que nos gobiernan son nuestros conciudadanos, españoles a quienes hemos entregado nuestro voto de complicidad. Por ello, hemos de ser capaces de salir adelante por nosotros mismos y conservar nuestra soberanía económica, y me disgustaría profundamente que vinieran del extranjero a gobernarnos o que nos impusieran un modo foráneo de dirigir el país. La crisis ha de servirnos para cambiar una mentalidad aburguesada y muy apegada a un estatus bienestante que empieza a zozobrar.

Cuestionar sin temor nuestro Estado autonómico

Es el momento de que los españoles demostremos un espíritu pragmático y busquemos la viabilidad y rentabilidad en todas nuestras acciones. Si es necesario, pues, cuestionar el Estado autonómico que tan útil fue en su día, hagámoslo sin miedo y acometamos aquellas grandes reformas estructurales que tan difíciles serían de realizar en momentos históricos más complacientes.