Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
LUIS POSADAS HERRERO.

LUIS POSADAS HERRERO. SECURITAS SEGURIDAD ESPAÑA

Obra:
Texto del 13/12/11 .
Fotografía cedida por José Ribeiro.
 

Treinta años en el sector de la seguridad privada avalan la gestión de Luis Posadas al frente de la división iberoamericana de una de las multinacionales más prestigiosas del mundo. Conocedor de diversas realidades empresariales, aboga por una regeneración moral de nuestra sociedad para combatir la crisis que sufrimos. Ética, esfuerzo y responsabilidad son valores humanistas que dictan su tarea diaria y la de aquellos bajo su mando, y que deberían hacerse extensivos al conjunto de la ciudadanía.

Somos producto de la democracia

La imagen que popularmente se tiene de las empresas de seguridad, la de ser compañías opacas y de segunda categoría, no casa con Securitas, multinacional sueca cuya misión es la protección de bienes y personas en empresas, edificios e instalaciones. Somos una entidad seria, transparente y abierta. Cotizamos en bolsa y generamos más de veinticuatro mil puestos de trabajo en España, con cerca de cien mil familias ligadas a nosotros. Poseemos un componente de desarrollo social absolutamente desconocido para el público. Complementamos a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y luchamos por que la sociedad en su conjunto se sienta más segura. Este es nuestro objetivo. Como hijos que somos de la democracia, conformamos una parte importante del Estado de bienestar.

Prestamos todos los servicios y protegemos todos los procesos

La nuestra es una actividad regulada y, en consecuencia, somos escrupulosamente respetuosos con la ley. Prestamos a las compañías todos aquellos servicios en los que ellas no son especialistas y protegemos el total de sus procesos, tanto los de producción como los de gestión, mediante tecnología y personal cualificado y a través de la consultoría o la instrumentación de medidas, para permitir de esta forma que nuestros clientes se dediquen a sus funciones específicas. Nuestro trabajo es menos la seguridad ante el delito que la protección de la producción empresarial. De hecho, contribuimos a que las empresas funcionen mejor.

Formación humanista de nuestros empleados

Nuestros trabajadores reciben una formación técnico-profesional que se puede calificar de humanista. Un centro comercial, por ejemplo, exige buen trato a las personas; una central nuclear, en cambio, reclama una formación específica en procesos de alta tecnología. En lo que llamamos “la rueda de los servicios”, el eje lo forman siempre las personas, cada una especializada en lo suyo. Nuestra filosofía es prestar los mejores servicios con las mejores personas posibles. Seleccionamos, reclutamos y formamos al personal sobre la base de nuestros conocimientos y la experiencia aportada por los 50 países en los que prestamos servicios. Lo que funciona en un país puede funcionar en otro y viceversa. Nuestra actividad se fundamenta en una correcta supervisión y control de los servicios.

Es una actividad dura que requiere grandes dosis de generosidad

El trabajador de la seguridad es un profesional, no alguien que accede a este trabajo como última alternativa. Es una actividad dura que requiere grandes dosis de generosidad y una seria capacidad de valorar cuál es su objetivo final. Los trabajadores han de conocer muy bien su posición y su importancia. Es muy frustrante la labor de un vigilante nocturno si no entiende que su función no es dejar pasar las horas sino hacer todo lo posible para que su trabajo tenga visibilidad.

Integridad, eficacia y servicio

Securitas se basa en tres valores fundamentales: integridad, eficacia y servicio. Buscamos personas íntegras a las que formar en un modelo de trabajo eficaz. Les enseñamos desde primeros auxilios o defensa personal, pasando por la correcta realización de un control de accesos, hasta la supervisión de un circuito cerrado de televisión. En cuanto a la voluntad de servicio, es una característica propia de quienes, como nosotros, estamos las 24 horas del día pendientes de atender a nuestros clientes: pensemos que nosotros hacemos falta cuando los demás descansan para garantizar la tranquilidad de nuestros clientes.

Manejar una información y relacionarse con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado

Evolucionamos de acuerdo con los cambios que se operan en la sociedad. La actual, por ejemplo, ofrece una enorme capacidad de información. Un solo centro gestiona centenares de miles de alarmas, cosa imposible hace 20 años, cuando instalar una en casa estaba reservado a la gente con posibles; hoy se venden, incluso, en los supermercados. Pero detrás de esa alarma siempre hay alguien que tiene que respetar un protocolo, poseer un conocimiento específico, manejar una información y relacionarse con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Departamento de consultoría

La consultoría es una parte importante de nuestra actividad. Contamos no solo con un departamento consultor sino con todo un grupo de profesionales repartido por el mundo, lo cual representa para nosotros una ventaja enorme, pues la experiencia obtenida en un país puede ser transmitida a otros. Nuestra consultoría es muy especial, puesto que tiene que aconsejar a los clientes sobre asuntos a los que estos son muy sensibles y de los cuales a veces no quieren oír hablar.

Un total de trescientos mil trabajadores en todo el mundo

En el 2000 el grupo entró en Norteamérica; de hecho, el presidente de la división norteamericana es español. La igualdad de valores y pensamiento, además de la unidad lingüística, han facilitado nuestra introducción en América Latina. Estamos presentes en nueve países, en los que ponemos en práctica distintos niveles de seguridad. En Argentina somos el primer empleador privado. Trabajamos en todos aquellos países donde la democracia se halla implantada, y sumamos un total de trescientos mil trabajadores en todo el mundo.

Especialización

La especialización es un fenómeno cada vez más requerido por la sociedad. Desde domicilios particulares hasta una gran central térmica, cada cliente establece sus especiales necesidades de seguridad. Empresas tan importantes como PricewaterhouseCoopers recurren a nosotros algunas veces para realizar determinados trabajos. Cada cual desarrolla su labor, formando entre ambos un buen tándem para la seguridad de nuestros clientes.

España es un país pionero en el control de armas

España es un país pionero en el control de armas, de lo cual me siento especialmente orgulloso. Aquí se han empleado en su justa medida, y el índice de incidentes con armas es ínfimo en comparación con sociedades en teoría más desarrolladas que la nuestra, como la estadounidense, la noruega o la alemana. Estamos en el nivel más alto de seriedad en este asunto. Tanto nuestra norma estatal como la privada son exportables a otros países.

Pertenecer a Europa implica respetar las reglas del juego

Me declaro europeísta convencido, lo cual sin duda condiciona mis opiniones. Creo por tanto que si se quiere pertenecer a Europa, hay que respetar las normas europeas. España no está desempeñando el papel político y económico que debiera, aunque somos tan capaces como los demás países de nuestro entorno y nos lo tenemos que creer. Si no lo hacemos, otros decidirán por nosotros.

Tributación fiscal homogénea a nivel europeo

Creo que el Banco Central Europeo debe emitir eurobonos, pero al mismo tiempo también debe implantar una política fiscal común. Esa disciplina a que nos quieren someter a los que no somos muy disciplinados con el fisco es vital para que el Banco Central tenga la autoridad y la capacidad de poder emitir los bonos y prestárselos a quien considere oportuno. Es menester que se unifique la disciplina fiscal para conseguir hacer algo en común.

Si yo fuera representante sindical, dimitiría ahora mismo

España aguanta un 22% de paro porque nuestro particular tejido social está basado en relaciones de familia y amistad, pero esto no puede continuar de forma eterna. Es evidente que hay que flexibilizar el mercado de trabajo y favorecer a las empresas para generar empleo. Si yo fuera representante sindical, dimitiría ahora mismo por no haber realizado bien mi trabajo. Conviene cerrar un pacto social, de lo contrario estaremos abocados a aceptar dramáticas soluciones impuestas por una realidad económica europea y mundial.

Nuestro país incurre en absurdos incomprensibles al duplicar funciones administrativas

Considero que se impone una cierta redefinición del concepto de Estado. Necesitamos más que nunca un Estado de derecho sólido y convincente. Nuestro país incurre en absurdos incomprensibles al duplicar y hasta cuadruplicar funciones administrativas. Los políticos han de llevar a cabo un serio examen de conciencia e intentar establecer una relación de sintonía con los ciudadanos para recuperar su confianza.

Adecuarse a la realidad de la sociedad

Abogo por el valor ético de las personas, por regenerar moralmente la sociedad, que ha de asumir su responsabilidad y ser consciente de dónde está viviendo. Ha de adecuarse a la realidad actual. El rico es el que tiene riqueza y la sabe administrar. Nosotros la tuvimos pero no supimos sacarle partido. Me preocupa que surja una generación perdida, pues nuestra juventud representa la fuerza que nos sacará de la crisis.

Que sufran las pérdidas quienes las han generado

El sistema financiero español está demasiado protegido y vive inmune a la realidad. Han de sufrir las pérdidas quienes las han generado y se debe proteger al que no tiene capacidad de defensa, es decir, al impositor, no al accionista. Un Estado no puede permitir bajo ningún concepto que las entidades financieras restrinjan el crédito. Los intereses políticos no han de hallarse tan distantes de la realidad social.