Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
SRA. MAITE ARQUÉ FERRER Alcaldesa de Badalona desde 1999.

SRA. MAITE ARQUÉ FERRER Alcaldesa de Badalona desde 1999.

Obra:

Text del 07/06/05,
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Badalona

Una percepción clara y precisa del mundo de la política se acoplan en Maite Arqué con una actitud esencial para ejercer con acierto la función de alcalde y escuchar la voz de la ciudadanía. La alcaldesa de Badalona ha sabido entender la idiosincrasia de una ciudad con voluntad de progreso y ha sido capaz de integrar intereses sociales con las necesidades vitales de una población compleja y diversa.

Inquietudes sociales vertidas sobre el ámbito político

Badalona es mi ciudad, donde he nacido y he desarrollado la mayor parte de mi vida profesional. Siempre he tenido un gran interés por el movimiento asociativo que me ha llevado a formar parte de agrupaciones vecinales y educativas como la Asociación de Vecinos del Centro de Badalona. Muy pronto empecé a militar en Convergencia Socialista de Cataluña para después formar parte del Partido Socialista de Cataluña (PSC-PSOE). En 1979 fui elegida concejala del Ayuntamiento de Badalona donde me responsabilicé del área de Servicios Sociales, con una intensa relación con el movimiento asociativo sectorial, de Servicios Personales, de Programas Europeos, con especial interés en el desarrollo del programa Urban, y de Cooperación, Información y Relaciones Ciudadanas. Una tarea significativa fue impulsar el actual Instituto Municipal de Servicios Personales como un instrumento descentralizador de este tipo de servicios. También he sido regidora delegada de distrito y presidenta del Consejo de la Mujer de Badalona, además de coordinadora de la Comisión de Servicios Sociales de la Federación de Municipios de Cataluña y miembro de la comisión de la Federación Española de Municipios y Provincias. En 1981 fui nombrada miembro de la Diputación de Barcelona y entre 1990 y 1999 fui diputada presidenta de su Área de Servicios Sociales. Después de una dilatada trayectoria en diferentes ámbitos sociales y educativos, tuve la oportunidad de presentarme como candidata de mi partido a las municipales de 1999.

Tejido asociativo como pieza básica de las ciudades

Admiro el mundo asociativo y lo que significa, así como el esfuerzo de los voluntarios para servir a la ciudad. Badalona tiene una de las cifras más importantes de voluntarios de España. Existe un gran nivel de participación de las entidades en todos los ámbitos ciudadanos, una realidad que forma parte de una tradición enraizada que hoy conforma un tejido asociativo vital y amplio. El mundo asociativo debería ahondar su democratización y ver cómo puede incluir a más gente. El actual equipo de gobierno ha desarrollado un Reglamento de Participación Ciudadana partiendo de la importancia de que la población pueda intervenir activamente en la labor municipal.

Escuela de formación democrática

En la primera etapa de Transición hacia la plena democracia, los Ayuntamientos fueron una escuela de formación democrática. Aprovechamos poco la escuela formativa que supone el Ayuntamiento, una escuela de proximidad, de aprender a escuchar… Ayuda a formar un tipo de carácter político muy definido, obliga a conocer la cotidianidad a pie de calle, lo que es importante para la gente y, aún más relevante, cómo se deben administrar los recursos.

Pensar globalmente y actuar localmente

Los Ayuntamientos somos la administración más próxima al ciudadano. El razonamiento de pensar globalmente y actuar localmente se hace efectivo en los municipios. Pero todavía no se ha alcanzado el nivel de autonomía suficiente. El Estado debería reconocer el papel de los gobiernos locales, valorar seriamente la subsidiaridad de la administración local y asignar recursos adecuadamente. Existen Ayuntamientos dispuestos a gestionar incluso en aspectos complejos, como puede ser el tema sanitario, que no son competencia propia.

Vertebrar la ciudad, creando proyectos que eviten diferencias entre barrios

La vertebración de la ciudad fue desde un primer momento un aspecto clave del programa político y de la legislatura. Se trata de crear proyectos que eviten que se establezcan diferencias entre barrios. Concibe la eliminación de barreras físicas y psicológicas y la ampliación del centro histórico de la ciudad facilitando su unión con los barrios. La vertebración implica el concepto de interconexión. Partiendo de esta base se ha producido la recuperación de espacios degradados, polígonos industriales, zona litoral y de barrios con una urbanización decadente y falta de infraestructuras. Badalona se ha abierto al mar, revitalizando la zona industrial que hace cien años fue muy productiva pero que había quedado obsoleta. Otro espacio de gran valor es la montaña, desconocido y maravillosa, que se debe preservar.

Reparación del desastre urbanístico acontecido en los años sesenta

Se ha hecho un gran trabajo de reparación del desastre urbanístico acontecido en los años sesenta. Son operaciones complejas y costosas que implican grandes reestructuraciones. No es fácil resolver el problema de la degradación y de la mala urbanización. También tenemos el reto de dar respuesta a las necesidades de la población en el tema de la vivienda. El Ayuntamiento, en cooperación con otras entidades de la administración, se esfuerza en ampliar la oferta de vivienda pública a pesar de disponer de muy poco terreno libre.

Sentimiento de identidad local

Badalona es una ciudad para vivir y trabajar, a pesar de la influencia de una gran ciudad como Barcelona. Ha realizado un esfuerzo para no convertirse ni en un distrito ni una prolongación de la capital catalana, aprovechando, eso sí, las sinergias exteriores. Nuevas zonas industriales, comerciales y de servicios contribuyen a que la población permanezca vinculada a la ciudad. Sus espacios culturales, la oferta educativa, sanitaria y de ocio hacen que la gente se sienta más enraizada. Otros elementos como la historia de la ciudad, los asentamientos ibéricos, la Badalona romana (Baetulo) y sus posteriores etapa medieval y modernista, forman parte de un legado histórico y cultural únicos que contribuyen a dar personalidad e identidad a la ciudad y a crear sentimiento de unidad.

Ayuntamiento pionero en la gestión hospitalaria

El ámbito sanitario y sociosanitario son aspectos claves en los programas de trabajo del Ayuntamiento. El Hospital Germans Trias i Pujol, Can Ruti, es un referente mundial en investigación sobre el virus del VIH. Somos el único Ayuntamiento de España que gestiona un importante espacio sanitario que integra la atención primaria, la especializada, la hospitalaria, la sociosanitaria  y la salud mental. Investigación y calidad asistencial son dos facetas centrales de la sanidad actual.

Modelo de revitalización y desarrollo sostenible

Se ha pasado de tener unas zonas industriales viejas y caducas a la revitalización del tejido industrial con la proyección de tres espacios industriales y de una amplia superficie comercial. Hemos establecido un nuevo modelo industrial donde también se contempla la potenciación del sector hotelero. Durante muchos años en Badalona existieron empresas que producían una elevada contaminación. Los efectos de esas empresas sobre el entorno ambiental han sido evidentes, en especial en nuestro litoral, lo que ha comportado la realización de grandes esfuerzos e inversiones para descontaminar una amplia zona de la ciudad. Hoy existe una apuesta firme por el medio ambiente y por el desarrollo sostenible.

Reto educacional de la multiculturalidad

Sin tener competencias sobre el profesorado pero sí del mantenimiento de las instituciones escolares, Badalona debe afrontar su crecimiento y el del colectivo escolar encarando un nuevo desafío, el de la convivencia de varias culturas que trae consigo la nueva inmigración, lo que debe ir unido a una oferta educativa de calidad.

Visitas de los Reyes a Badalona

Los Reyes han estado en Badalona en la celebración de los 500 años del descubrimiento de América, pues, fue aquí, en 1493, donde Cristóbal Colón se entrevistó con los Reyes Católicos tras su retorno a España. En otra ocasión reinauguraron un teatro en su día inaugurado por el abuelo del Monarca. En estos acontecimientos han demostrado que son personas muy accesibles y que saben adaptarse a los cambios de los tiempos con gran soltura, al igual que el resto de miembros de la Familia Real.

Un papel de representación sin responsabilidad de gobierno

El Rey ha sido importante en la conducción de la Transición y en la consolidación de la democracia en España. Como socialista procedo de una tradición republicana que no me ha impedido reconocer el papel ejercido por un Monarca que ha sabido estar en su puesto; un papel de representación sin responsabilidad de gobierno pero estrechando lazos con países y encarnando unos valores de consenso y de discreción ante la pluralidad de España que se traduce en las diferentes visiones políticas y de gobierno. Don Juan Carlos ha hecho un gran servicio a la democracia.

El futuro de la Monarquía debe estar en manos de la voluntad del pueblo

Aunque somos una democracia joven, que se está desarrollando, se percibe que el Estado español ha encontrado una estabilidad. Todavía tenemos mucho por aprender sobre la democracia y sobre los cambios de gobierno. Plantearnos alterar nuestro sistema de Monarquía constitucional en estos momentos no tiene sentido. En todo caso, el futuro de la Monarquía debe estar en manos de la voluntad del pueblo.