Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
MANUEL NEVARES VEGA. LUIS NEVARES MORO.

MANUEL NEVARES VEGA. LUIS NEVARES MORO. INSTALACIONES NEVARES

Obra:
Texto del 16/05/11 .
Fotografía cedida por Manuel Nevares.
 

Oriundo de la localidad de Llenín, este empresario y columnista habitual de El Comercio, diario decano de la prensa asturiana, es un profesional pionero en su sector. Interesado por las energías renovables desde que fundó su empresa hace casi veinticinco años, hoy cuenta con el apoyo profesional de su hijo Luis. Con convicción, aboga por la recuperación de los valores tradicionales y señala la importancia de fomentar en España la formación profesional.

 Mi familia es mi motor

Nací muy cerca de Covadonga, en el pueblín de Llenín, donde aún tengo a mi madre. A principios de los 70 me trasladé a Gijón para estudiar en la Universidad Laboral, que rápidamente se convirtió en mi segundo hogar. Bajo la tutela de la Compañía de Jesús, el centro me ofreció una formación de que me siento muy agradecido y satisfecho. Después de titularme en Oficialía Industrial, amplié mis estudios con la carrera universitaria de Ingeniería Técnica. Años más tarde me secundó mi hijo Luis, quien a día de hoy es también ingeniero técnico industrial, y se ha convertido en mi mano derecha en la empresa. Yo estuve unos años trabajando en la empresa de la familia de mi mujer, Margarita Moro, hasta que, en 1987, fundé mi propio negocio. Tengo también otra hija, Marta, que es licenciada en Derecho. Debo decir que mi esposa y mis hijos son mi motor, el motivo por el cual me levanto todos los días.

Empresa pionera en gestión de calidad

Instalaciones Nevares es una empresa instaladora y de servicios especializada en los sectores de la calefacción, la climatización, los combustibles y las energías renovables que está emplazada en un polígono industrial del municipio de Gijón y cuenta con una plantilla de 65 profesionales. Estamos calificados para realizar tanto instalaciones como mantenimientos. En 1997 nos convertimos en la primera empresa instaladora del Principado de Asturias que obtuvo el certificado ISO‑9001.

Focalizados en Asturias

Nuestra cartera de clientes se concentra sobre todo en Asturias, pero no rechazamos la posibilidad de trabajar fuera de la comunidad cuando un cliente se traslada o alguna propuesta nos parece interesante. Hasta el momento no nos hemos planteado buscar mercado fuera del Principado sin tener antes muy claras las posibilidades de hacer negocio.

Especialistas en climatización

Ya que en nuestra zona de trabajo no se concibe construir viviendas sin calefacción, con el tiempo nos hemos convertido en especialistas de la climatización, ámbito en el que, en los últimos años, hemos incrementado la clientela gracias a las aperturas o remodelaciones de locales comerciales, que hoy ya no se proyectan sin calefacción ni refrigeración.

Precursores en energías renovables

Siempre me he sentido muy interesado por el sector de las energías renovables y, ya en 1982, con previsión de futuro, realicé un curso sobre el medio ambiente y la energía en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, unos estudios incipientes en aquel momento. Actualmente, nuestra empresa dedica especial atención a la geotermia y a la energía solar térmica.

En España es complicado desarrollar algunas energías renovables

Aquí tenemos algunas dificultades para desarrollar ciertas energías renovables. Pongamos por caso, por ejemplo, la energía geotérmica; aunque ciertamente se han llevado a cabo reconocimientos geológicos y geoquímicos de los indicios termales existentes en nuestro territorio, no somos un país con una cultura desarrollada en este sentido. Y hemos de tener en cuenta que la energía geotérmica solo es rentable si no es necesaria una gran inversión tecnológica para acceder a ella y mientras el kilovatio eléctrico no se encarezca mucho más, porque la electricidad es necesaria para poner en marcha una serie de mecanismos.

Agua de las minas idónea para la energía geotérmica

Desde hace un tiempo, en Asturias se especula con la posibilidad de explotar las grandes cantidades de agua que anegaron las minas que hoy permanecen cerradas, pues esa agua permanece a una temperatura que la convierte en aprovechable para generar energía geotérmica. Sin embargo, la dificultad surge cuando se sopesan los elevados costes que acarrearía un proyecto de esta envergadura.

Calefacción centralizada, una forma de ahorro energético

Un modo interesante de acercarnos al ahorro energético y al descenso de la contaminación sería instalar calderas colectivas en los edificios de viviendas, porque el rendimiento es mucho mayor en una estación centralizada que en instalaciones individualizadas. Pero, igual que en otros países este sistema ha funcionado y ha tenido buena acogida desde hace décadas, en España tenemos una tendencia demasiado individualista que nos empuja a preferir una caldera propia para controlar nuestro consumo y así no tener que compartir gastos con los vecinos. De todas formas siempre hay que estudiar caso por caso, porque la dimensión del proyecto puede inclinar la mejor opción por un lado u otro.

Diversificar nos ha permitido combatir la crisis

Desde el año de su fundación hasta hace muy poco tiempo, nuestra empresa siempre ha crecido. Pero, con la caída del sector de la construcción, al que nosotros nos debemos en gran medida, empezamos a experimentar un descenso de la actividad. Si hasta hoy hemos salido adelante ha sido porque hemos ido diversificado el trabajo, al enfocar nuestros servicios tanto a la obra de nueva construcción como a la rehabilitación o a la obra industrial y comercial.

Caída tanto de la obra nueva como de la rehabilitación de viviendas antiguas

Con la llegada de la crisis no solamente se vio afectada la proyección de obra nueva, sino que también quedó perjudicada la rehabilitación de viviendas antiguas. La población está asustada por la situación actual y aquellas personas que ya tenían una propiedad inmobiliaria han preferido guardar sus ahorros y no invertirlos en la restauración de su hogar.

Inestimable asistencia familiar

Estos tiempos difíciles han forzado un cambio en la mentalidad económica de la sociedad. Ahora la gente es más previsora y antes de gastar piensa en el futuro. El miedo al desempleo provoca un descenso del consumo. Estamos atravesando una situación muy complicada, en la que la salvación de muchas personas ha consistido en poder contar con sus familiares, fundamentalmente con padres y abuelos, que están haciendo una labor impagable al sostener a muchos ciudadanos en situación de paro que ya no cuentan con ingresos de ningún tipo, dado que han agotado el subsidio de desempleo que otorga el Estado.

Equivocación del Gobierno y de la banca

El Gobierno español no tiene excusa por haber negado, al principio, la evidencia de la crisis cuando el país ya había entrado en ella; pero quienes realmente cumplieron pésimamente su cometido fueron las entidades bancarias, las cuales, durante mucho tiempo, ofrecieron crédito de forma indiscriminada, con una gestión ajena a una mentalidad empresarial y sensata.

Someter ciertos sectores al control gubernamental

El Estado debería controlar algunas actividades industriales y económicas de la vida de un país. Que ciertas materias primas estén en manos de países extranjeros, por ejemplo, es un hecho peligroso. Ni mucho menos abogo por un Estado intervencionista, pero sí creo que existen sectores que deben someterse a una vigilancia gubernamental para evitar que la situación se nos escape de las manos. En esto me manifiesto keynesiano.

En nuestro país, es imposible unir fuerzas políticas

La unión de las fuerzas políticas para combatir juntos la crisis es difícil en nuestro país. Por un lado, los sectores separatistas impiden esta cohesión; por otro, el hecho de que el conjunto de la sociedad española sea esencialmente individualista aparca también la posibilidad de avanzar al mismo tiempo. La sociedad española no es nada centrípeta, sino, al contrario, totalmente centrífuga. No obstante estas dificultades, quizá esta etapa complicada que estamos atravesando nos sirva para tomar conciencia.

Responsabilidad, previsión de futuro y esfuerzo

Como empresario me siento feliz generando empleo y no cesando a ningún operario. Al darle mi apellido a la empresa que constituí siempre pensé que este negocio debía perdurar en el tiempo, algo que solamente se consigue si realizas tu labor con responsabilidad, mirando hacia el futuro y, sobre todo, trabajando con esfuerzo cada día.

Necesidad de profesionales de oficios para la industria

En cuanto a la educación, nuestro país siempre se ha situado en la cola de la mayoría de naciones desarrolladas. Hemos querido copiar sistemas ya existentes, pero ni siquiera hemos sabido hacerlo bien. Actualmente en España existe un exceso de licenciados y un gran déficit de profesionales en FP, y esto se debe a que los padres siempre han preferido ver a sus hijos ataviados con bata blanca antes que con mono de trabajo. Lamentablemente, en los años 70 se empezaron a desdeñar ciertos oficios, tan necesarios para el funcionamiento industrial, y hoy nos encontramos con una gran carencia de profesionales que, paradójicamente, se cotizan muy alto.

Debemos inculcar valores a la juventud

Para recuperar la economía del país antes deberíamos recuperar algunos valores que nuestra sociedad ha perdido. En general creo que durante las últimas décadas los padres no hemos sabido educar a nuestros hijos. Aunque personalmente esté muy satisfecho con la trayectoria de los míos, cualquier persona que mire a su alrededor se da cuenta de que ahora el problema de la juventud es preocupante y eso que es nuestro futuro. Es necesario inculcar la ley del esfuerzo. En nuestro país tenemos una alarmante cantidad de jóvenes sin motivación alguna que ni estudian ni trabajan.