Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Manuel Villarig Tomás
MANUEL VILLARIG TOMÁS.
Fotografía cedida por Manuel Villarig.

MANUEL VILLARIG TOMÁS. TELNET REDES INTELIGENTES

Obra:

Texto del 29-05-2012  

La necesidad de continuar con el programa de reformas estructurales y con la política de austeridad que ataje nuestro déficit pero estimulando nuestra productividad centra el pensamiento de este ingeniero de telecomunicaciones, uno de los introductores de la fibra óptica en nuestro país, quien ha apostado por este sector de presente y futuro, marcado por la I+D+i y la exportación: dos armas infalibles en tiempos de crisis dentro de nuestra realidad globalizada.

Fui uno de los impulsores de la fibra óptica en España

Después de haber trabajado como director de I+D+i en una multinacional del sector de las telecomunicaciones, en 1994 me decidí a crear un proyecto empresarial vinculado con este ámbito tecnológico, directamente ligado con mi titulación en Ingeniería de Telecomunicaciones, que me permitiese seguir mis propias directrices. En la década de los 70 había empezado a interesarme por la fibra óptica y, tras documentarme y realizar numerosos viajes a los Estados Unidos que me permitieron conocer las características de este transmisor y las técnicas de caracterización de sus parámetros ópticos, fui el creador, en 1980, de un laboratorio especializado en el estudio y caracterización de la fibra óptica, que contribuyó a la fabricación de los primeros cables de fibra óptica en nuestro país en el año 1982.

Introducir en el mercado nuevos productos implica difundir sus ventajas entre los clientes

Investigar, innovar e introducir en el mercado nuevos productos implica saber persuadir a los clientes potenciales de su calidad, ventajas y futuro. En el caso de la fibra óptica, el gran reto fue convencer a los operadores de telecomunicaciones del avance tecnológico que suponía la introducción de este nuevo soporte para transportar información.

Comunicaciones de banda ancha, fibra óptica, telefonía móvil y radioenlaces

En principio, en Telnet nos centramos en la fabricación de componentes ópticos pasivos para las redes de fibra óptica. Con el tiempo, sin embargo, hemos ido ampliando, innovando y diversificando nuestras actividades tecnológicas, y en estos momentos nuestra actividad está relacionada con las comunicaciones de banda ancha, fibra óptica, telefonía móvil y radioenlaces de microondas

Un ancho de banda ilimitado y sin interferencias

La información y el entretenimiento a los que podemos acceder a través de la banda ancha se puede transmitir por telefonía móvil, a través de un cable de cobre y de fibra óptica. La gran ventaja de esta última es que ofrece un ancho de banda ilimitada, es decir, que se puede enviar tanta información como puedan procesar los terminales de los extremos del cable y que la calidad de la recepción es mucho mejor, al ser inmune a interferencias electromagnéticas

Éxito resultado de la implicación del equipo humano

El éxito de Telnet, como el de toda compañía, es el resultado del esfuerzo e implicación de cada uno de los miembros del equipo humano, cuestión que los empresarios debemos priorizar en todos nuestros proyectos empresariales.

Chile, Portugal, Turquía y Marruecos

En los últimos años, Telnet Redes Inteligentes, ha seguido una estrategia de internacionalización, buscando ampliar y diversificar mercados y clientes fuera de nuestro territorio nacional. Fruto de esta estrategia ha sido la creación, en 2009, de una filial en Portugal, llamada Netibertel, y que en la actualidad tengamos en proceso de constitución otras tres filiales más en Chile, Turquía y Marruecos. Con la filial de Chile pretendemos introducirnos en el prometedor mercado de Latinoamérica, aprovechando las ventajas del idioma y la afinidad de características culturales. Con las filiales de Turquía y Marruecos, países de gran potencial de crecimiento, pretendemos aprovechar las posibilidades de nuestros productos tecnológicos.

Ferox Communications, Energy Minus y Satya

En paralelo a la estrategia de internacionalización, Telnet ha seguido también una estrategia de diversificación de actividades, fruto de su fuerte actividad en I+D+i. Como consecuencia de ello, ha creado dos nuevas empresas: Energy Minus, dedicada a la creación de tecnologías para las ciudades inteligentes, y Satya (Seguridad Avanzada Tecnología y Apliaciones); y ha tomado una importante participación accionarial en la joven empresa Ferox Communications, dedicada a radioenlaces.

Apoyar a las empresas que producen y dan servicio

Durante los denominados años de la bonanza, la principal fuente de enriquecimiento fue la especulación. Por desgracia no se dedicaron suficientes recursos a la economía productiva, que de hecho es el verdadero motor económico de un país. Para intentar sobreponerse al panorama actual es necesario apoyar a las empresas que producen bienes industriales y servicios.

Solo podremos disfrutar de los servicios públicos que podamos costearnos

La crisis ha evidenciado que debemos abandonar el obsoleto esquema de relación paternalista entre el Estado y el ciudadano, en el que el primero debía cubrir las necesidades sociales de la población. Por el contrario, se debe tender a un nuevo escenario donde el esfuerzo, el trabajo, el talento, el tesón y el sacrificio se impongan y sirvan como marco para materializar los objetivos individuales y colectivos. En este contexto, el sistema educativo y los valores transmitidos por las familias son esenciales para cambiar el actual esquema de valores, a todas luces irracional. En definitiva, debemos asumir que solo podremos disfrutar los servicios que podamos costearnos.

Reestructurar nuestra ordenación estatal

El déficit español ha evidenciado el lastre que supone la manutención de una estructura estatal con 17 parlamentos, más las diputaciones y los ayuntamientos; todos ellos compitieron entre sí y con el Estado central en cuanto a infraestructuras y servicios durante los años dorados. El resultado ha sido la duplicación constante de servicios, prestaciones e instalaciones y la construcción de obras públicas faraónicas de escasa o nula utilidad, levantadas por cuestiones sociales, no económicas; pero toda prestación social ha de poder costearse. En definitiva, nuestra actual vertebración estatal ha dado lugar a una cultura del despilfarro en el gasto y a una Administración poco efectiva. Por ello urge enmendar este error garrafal de nuestra Transición y restructurar nuestra ordenación estatal.

Tomar conciencia social de que el objetivo común de empresarios y trabajadores es el avance de la empresa

La reforma laboral no ha satisfecho ni a los trabajadores –a pesar del dato objetivo de que los países con una legislación más flexible, como Alemania y Dinamarca, son los que tienen menos índice de paro–, porque sus intereses son defendidos por unos sindicatos anclados en la mentalidad y forma de actuar del siglo XIX, ni tampoco a los empresarios, que deseaban una reforma más profunda que permitiese igualarnos definitivamente con los países punteros del continente. Desde mi punto de vista, el Gobierno anterior ha evitado la confrontación con los sindicatos, pero la nueva normativa debe permitir que los empresarios puedan flexibilizar las condiciones laborales e incentivar la producción. Como sociedad hemos de avanzar en la consciencia de que el objetivo común de empresarios y trabajadores es el avance y la consolidación de la empresa, porque ello garantizará la estabilidad de los puestos de trabajo y la prosperidad del país.

No podemos ayudar sin condiciones a las entidades financieras en apuros

No me parece ético permitir la quiebra de grandes empresas e instituciones financieras, que han aportado a lo largo de su historia grandes beneficios al conjunto de la sociedad española a través de la generación y el mantenimiento de puestos de trabajo, y de grandes ingresos para el erario a través de los impuestos de sociedades. Sin embargo, tampoco podemos ayudar sin condiciones a las entidades financieras o grandes empresas en apuros. Lo más apropiado sería nacionalizarlas al tiempo que se llevan a cabo las reformas pertinentes para que estas instituciones sean viables en el futuro.

Una deuda de 30.000 millones anuales

La nacionalización de Bankia posiblemente tampoco permita la fluidez del crédito porque nuestro Estado está muy endeudado y ahogado por los intereses de esa deuda, de modo que no dispone de capital para prestar; el pago de los intereses de la deuda acumulada por el Estado asciende a 30.000 millones anuales, de manera que los recortes efectuados no están sirviendo para reducirla, sino para hacer frente a los intereses. En este contexto, una nueva oleada de recortes, que veo necesarios, deprimiría aún más la situación económica, por lo que el contexto actual es alarmante.

A favor de los eurobonos

Es indispensable que fluya el crédito para reactivar la economía. Para ello una buena opción sería la emisión de eurobonos, pero debería conllevar la aplicación de una misma legislación financiera, fiscal y política en la Unión Europea, de manera que las condiciones para la obtención y amortización de un préstamo fuesen las mismas en toda la Zona euro, y bien controladas por una autoridad común.

Suprimir lo prescindible para apuntalar lo imprescindible

La situación es muy grave y debemos aceptarlo. Hemos de buscar fórmulas racionales, y no demagógicas, para reducir el déficit. La única alternativa presente es continuar con la actual política de recortes que implica grandes sacrificios para la sociedad española. Hay que recortar en todo lo que sea prescindible para apuntalar lo imprescindible, para después invertir y crecer, y ello debe hacerse extensible a nuestros representantes públicos, que tienen que dar ejemplo a la población desde su cargo, y a las propias instituciones.