Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Marcel Montoy Alba
MARCEL MONTOY ALBA.
Fotografía: Àngel Font.

MARCEL MONTOY ALBA. HORFASA

Obra:

Texto del 11-06-2012

A juicio de la segunda generación al frente de esta empresa familiar especializada en calderería y transformados metálicos, transmitir confianza a los clientes es la clave para que triunfe y perdure un negocio, lo que implica un producto de calidad y valor añadido ofrecido con prontitud y a precio competitivo. Y precisamente de confianza y credibilidad es de lo que carecen nuestros políticos, quienes deberían trabajar juntos en una dirección clara y definida.

Nuestra labor consiste en materializar los proyectos elaborados por otras empresas

Horfasa tiene sus orígenes en el año 1960, fecha en la que inicia sus actividades mi padre, Marcel Montoy Cuito. Su labor le ha hecho merecedor de la Medalla al Treball President Macià en 2011. Aunque el negocio familiar empezó por ofrecer productos y servicios al sector agrícola y ganadero de la zona, después nuestras actividades se diversificaron hasta convertirnos en el centro de servicios metalúrgicos que somos hoy. Nuestra labor consiste en materializar los proyectos elaborados por otras empresas. A partir de unos planos desarrollamos toda nuestra tarea hasta dar cuerpo al producto solicitado. Nuestros clientes se encargan de la ingeniería, es decir, de la etapa inicial y final del proyecto y nosotros asumimos la etapa intermedia, difícil de dirigir y cuyos costos son más inciertos. No contamos con un producto propio, sino que siempre realizamos los trabajos por subcontratación.

Para nosotros, innovar es gestionar cada vez mejor nuestros procesos industriales

La compañía está situada en Lleida. Históricamente esta zona no ha contado con servicios exteriores de calidad en el área de transformados metálicos. Por esta razón, a medida que la empresa de calderería crecía y aceptaba retos mayores, también se hacía patente la necesidad de contar con esos servicios de calidad que no encontrábamos. Por esta razón se tomó la decisión de tenerlos en el seno de la empresa. Así nacieron los servicios de oxicorte, corte láser y plegado y la correspondiente dotación de oficina técnica especializada. Para nosotros, innovar es gestionar cada vez mejor estos procesos, siempre con la clara vocación de servicio al cliente que nos caracteriza.

Involucrados al máximo en los proyectos en que participamos

Afortunadamente, trabajamos de forma habitual para empresas exportadoras de todo el país. Intentamos conocer a fondo a nuestros clientes. Los hay muy rígidos en sus postulados y los hay, por el contrario, que nos invitan a participar en los proyectos con vistas a mejorarlo en lo posible. Involucrarnos en el proyecto es lo que nos satisface más y es lo que suele favorecer que surja un producto extraordinario. Las características de nuestro sector nos obligan a realizar tiradas muy cortas; por ello, las mejoras se centran en la optimización de los procesos para conseguir con ello reducciones de costes superfluos. 

Una fábrica de 12.000 m2 de espacio cubierto y 40.000 m2 de patio

Manejamos multitud de materiales en la ejecución de nuestros trabajos, aunque los más habituales son el acero al carbono y el acero inoxidable. Lo importante no es el material en sí sino la idoneidad de su empleo. Realizamos piezas muy voluminosas y pesadas, que a veces se componen de muchas otras pequeñas. Todo es cuestión de gestionar lo mejor posible todas esas pequeñas piezas, que realizamos en función de nuestra capacidad máxima de elevación, hasta obtener el resultado final. Nuestra fábrica dispone de 12.000 m2 de espacio cubierto y 40.000 m2 de patio.

Aeronáutica, automoción, industria química, etcétera

En el sector industrial se desarrolla una extraordinaria variedad de actividades. El hecho de no disponer de un producto propio y tener clientes en diversas áreas nos permite colaborar en multitud de proyectos distintos. Es un mundo apasionante, siempre hacemos cosas diferentes. De ahí que sea básico tener mucha experiencia y realizar una adecuada gestión de calidad, porque tenemos siempre muy presente que la competencia es cada vez mayor.

Los mejores fabricantes de maquinaria agrícola se encuentran en Lleida

Es nuestra obligación intentar entender las necesidades de nuestros clientes y responder a sus demandas. Cumplir los plazos y ofrecer la máxima calidad posible resulta fundamental, así como también es decisiva la proximidad al cliente. Se trata de transmitir confianza. Nuestros productos siempre traen incorporados valores añadidos. Tengamos en cuenta que los mejores fabricantes de maquinaria agrícola se encuentran en Lleida, empresas muy bien valoradas fuera de España.

Obras emblemáticas en Madrid y Cartagena

Entre los proyectos en los que hemos colaborado destacan las estructuras interiores del festival Rock in Rio de Madrid y la cubierta del palco presidencial del Santiago Bernabéu. Es una obra única que se realizó en menos de un mes. También hemos participado en la ampliación de la refinería de Repsol en Cartagena, un proyecto emblemático en Europa, la obra privada de mayor inversión en la historia del país. Igualmente, hemos desarrollado en base a arquitectura textil la fachada del nuevo hospital de Cartagena.

Con rigor, calidad y seriedad se vecen muchos obstáculos

Estamos superado la crisis a base de tesón y esfuerzo. Mientras trabajábamos para entregar los pedidos a tiempo, nuestros comerciales buscaban nuevos clientes y realizábamos una gran campaña publicitaria. Ahora estamos recogiendo los frutos de aquella labor. Y si bien no existen recetas mágicas para enfrentarse a la recesión, con rigor, calidad y seriedad no hay duda de que muchos obstáculos pueden ser vencidos.

No entiendo que el Gobierno promueva una Ley de Morosidad que él mismo infringe de modo flagrante

En el año 2008 determinamos no confiar únicamente en los bancos como gestores de crédito. Decidimos autofinanciarnos en la medida de lo posible para poder mejorar la gestión de circulante. Trabajar para la Administración en obra pública, por ejemplo, conlleva riesgos, pues no es muy cumplidora a la hora de pagar. No entiendo que el Gobierno promueva una Ley de Morosidad que él mismo infringe de modo flagrante. La sociedad, me temo, no está informada de esta cuestión.

Problema más financiero que laboral

El empresario siempre se arriesga, pues su labor se fundamenta en meras hipótesis. Y con los problemas actuales, el riesgo empresarial se ha duplicado. El más acuciante de ellos, mucho más que la reforma de nuestro sistema laboral, es nuestro sistema financiero en general, desde la ineficiencia de los procesos de cobro que arruinan entidades por impagos hasta la falta de crédito, que impide modernizarse y hacer cosas nuevas. Es lamentable que muchas empresas viables hayan tenido que cerrar.

Una única voz que congregue a todos los partidos es la que nos dará credibilidad frente a los demás países europeos

Ignoro si desde los estamentos políticos ven con claridad la actualidad y el momento histórico que vivimos. Necesitamos determinaciones políticas consensuadas. Una única voz que congregue a todos los partidos, la voz del país, es la que nos dará credibilidad frente a los demás países europeos, que hoy por hoy nos miran con cierto temor.

Cambiar nuestro sistema productivo no es labor de un solo día

Solo se han de llevar a cabo aquellos proyectos que sean estrictamente necesarios. No somos un país rico y muchas infraestructuras han supuesto un gran dispendio cuando eran del todo prescindibles. El sistema económico productivo de este país se ha basado sobre todo en el ladrillo y cambiarlo no es tarea de un solo día.

Son muchos los que mandan en España y pocos los que gozan de credibilidad

Las comunidades autónomas han demostrado con su gestión política y de tesorería pública un comportamiento anárquico, creando administraciones independientes y beneficiosas sobre todo para quienes las gobiernan. Son muchos los que mandan en España y pocos, por desgracia, quienes tienen credibilidad, algo que, cuando menos, ha de preocupar a Europa.

Organismos anclados en el pasado

Hay organismos políticos creados en la década de los 70 que, en pleno siglo XXI, siguen funcionando como entonces. Nuestra empresa ha cambiado mucho en estos años; no veo por qué las estructuras de los sindicatos, por ejemplo, permanecen estáticas.

Colaboración entre grandes empresas y pymes

Somos la primera potencia mundial en turismo, y parece que nos conformamos con eso. Contamos con muchas empresas que hacen las cosas muy bien, pero las más pequeñas no pueden salir al exterior, por lo que debemos conseguir que empresas de mayores dimensiones actúen como elementos dinamizadores.

Exigir responsabilidades y trabajar en una dirección clara y definida

Los ciudadanos, acostumbrados a delegar en la clase política todas las funciones del país, hemos acabado por ni siquiera exigirle responsabilidades. Es un hecho palpable que aquí todos parecen conocer sus derechos, y son muy pocos quienes asumen sus deberes. Carecemos de una política clara como país y de un modelo que seguir. Se ha de comenzar a exigir formalidad a nuestros dirigentes y el compromiso de trabajar en una dirección clara y definida.

Formación intelectual y profesional

No estamos ante una crisis económica sino ante una situación que ha evidenciado nuestras carencias y lacras sociales y ha logrado sonrojarnos. Para salir adelante, todo es cuestión de voluntad personal e inteligencia. Y ambas se estimulan con la formación, tanto en los estudios reglados como mediante el componente metodológico del ámbito profesional que conviene no descuidar nunca. En España hemos exterminado la cultura del esfuerzo, y debemos recuperarla.