Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sra. María Gozalo Crisol
MARÍA TERESA GOZALO CRISOL.
Fotografía: Francisco Montagut.

MARÍA TERESA GOZALO CRISOL. LES ROCHES MARBELLA

Obra:

Text del 21-11-2012

Junto a la unificación de las políticas económicas y fiscales de la Eurozona, la doctora en Administración y Dirección de Empresas al frente de este proyecto de origen suizo dedicado a la formación superior de directivos hoteleros, aboga por la corrección de las deficiencias de nuestro modelo turístico y su adaptación al contexto socioeconómico actual para posibilitar la recuperación económica de España y la creación de prosperidad a medio y largo plazo.

Escuela internacional de alta dirección hotelera

Les Roches Marbella es una escuela internacional de alta dirección hotelera que fue creada en 1995 siguiendo el modelo de la institución matriz suiza Les Roches, fundada en 1954 con el objetivo de formar a directivos del sector hotelero internacional. Les Roches Marbella pertenece a Laureate Hospitality Education (LHE), una entidad conformada por siete instituciones líderes en formación turística universitaria en Suiza, Estados Unidos, España, China y Australia que responden a las demandas anuales formativas de 6.000 estudiantes. Asimismo, nuestro centro está integrado en la mayor red mundial de universidades privadas (LIU), que cuenta con más de 65 centros de educación superior en 29 países y cubre las demandas formativas de más de 750.000 alumnos.

En el sector de la gestión empresarial por vocación y formación

Soy doctora en Dirección y Administración de Empresas (cum laude) por la Universidad de Málaga. Con anterioridad completé mis estudios de posgrado en la Universidad de Navarra y obtuve el diploma en Dirección y Administración de Empresas en el IESE y la licenciatura en Dirección de Empresas y Económicas en la Univeridad de Deusto. He desarrollado una trayectoria profesional de tres décadas dedicada a la administración y gestión financiera de empresas hoteleras en la Costa del Sol, y desde 1996 desempeño el cargo de CEO en Les Roches Marbella.

De la formulación teórica a la validación práctica

Mi investigación de doctorado se centró en el análisis de los modelos de control de la calidad turística ISO y FQM y en el desarrollo de un programa para optimizar las compras en el sector hotelero; después, durante mi experiencia como ejecutiva de un establecimiento hotelero, tuve la oportunidad de comprobar su eficacia, ya que su utilización permitió reducir en un 10% el gasto en alimentación.

Tradición educativa suiza, excelencia ejecutiva estadounidense y experiencia turística española

Nuestra institución aúna la tradición educativa suiza, eminentemente práctica, la excelencia ejecutiva estadounidense y la experiencia turística española; por ello se escogió Marbella como sede de nuestra escuela, cuyos principios formativos parten del concepto global anglosajón de hospitality, que incluye la atención al cliente y los servicios prestados durante el hospedaje: el de habitaciones, QUITAR de mesa, de restauración, etcétera. Impartimos en inglés formación de posgrado, de grado y de diploma a alumnos de más de 50 nacionalidades. Los primeros persiguen la especialización de graduados universitarios de cualquier rama del ámbito de la dirección turística, aunque con predominio de los licenciados en Económicas y Ciencias Empresariales, y los segundos tienen un planeamiento similar a los planes de estudios de Ciencias Empresariales y Económicas, pero enfocados hacia el sector turístico. El 85% de nuestros antiguos alumnos desarrolla su trayectoria profesional en el ámbito de la hostelería.

El “currículo oculto”

Una parte de la formación consiste en el “currículo oculto” que el equipo docente transmite a los alumnos a través de su ejemplo y actitud: el vestuario cuidado y adecuado a la situación, la cortesía y la afabilidad en el trato, el saber estar y el esfuerzo por mostrarse optimista y atento son actitudes que transmitimos día a día a nuestros alumnos con el ejemplo, porque el aspecto externo y la cortesía han de ser las tarjetas de presentación y consignas de actuación de los directivos, que tienen como función primordial liderar equipos humanos y transmitirles su savoir faire.

Unos ochocientos alumnos al año

Nuestros estudios de grado y posgrado, que siguen anualmente unos 800 alumnos, poseen características lingüísticas, temporales y metodológicas propias, puesto que persiguen impulsar un modelo de dirección dinámico, flexible y ejemplar. En el caso del grado, está formado por el título universitario en Administración Hotelera y el diploma en Alta Dirección de Hotel, de tres años y medio y tres años de duración respectivamente. En lo que se refiere al posgrado, tanto el de Dirección de Hotel como el de Gestión de Campos de Golf duran un año. Ambos cursos se imparten exclusivamente en inglés y requieren una gran implicación personal y académica por parte del alumno, puesto que se prepara a estos futuros ejecutivos para liderar, negociar y dirigir a los heterogéneos equipos humanos de los establecimientos hoteleros (servicios de limpieza, comedor y mantenimiento, departamento de recepción, etcétera), para lo que es necesario que el directivo conozca las atribuciones y características de cada función. Tras esta fase teórica, los alumnos inician los semestres de prácticas, que pueden realizar en todo tipo de establecimientos turísticos.

Rígida dicotomía entre la formación profesional y la universitaria

Nuestro sistema educativo sigue aún vertebrado en una rígida dicotomía entre formación profesional y universitaria. La primera prepara de forma fundamentalmente práctica, y demasiado mecánica, a profesionales medios sin otorgarles herramientas de mejora continuada, mientras que la formación superior lo hace de modo excesivamente teórico, sin capacitarlos para la práctica real.

Dignificación de una actividad que representa el motor económico de España

La conversión de la antigua diplomatura de Turismo en un grado ha supuesto un avance en la dignificación de una titulación relacionada con la dirección de los establecimientos que representan el verdadero motor económico de España. Sin embargo, el nivel de exigencia idiomática y de práctica laboral sigue siendo escaso, por lo que se gradúan sin conocer los entresijos del sector y sin estar preparados para dirigir equipos humanos, ya que desconocen el día a día del funcionamiento de los establecimientos y de la dirección de plantillas. 

El porqué de los déficits del sector turístico

Nuestro país se convirtió en los años 60 en uno de los destinos turísticos mundiales más atractivos gracias a las bondades de nuestro clima y a sus inmejorables playas. Las especiales circunstancias sociopolíticas del período determinaron la contratación y formación acelerada en el propio lugar de trabajo de profesionales no cualificados, lo que repercutió en la eficiencia del sector, aunque el menor grado de exigencia de los clientes de entonces permitió que las deficiencias se compensasen con la simpatía de esos trabajadores. Durante las décadas siguientes la magnitud turística de nuestro país se reforzó fundamentalmente por la facilidad de las comunicaciones, pero el sector continuó sin profesionalizarse.

Por un modelo turístico de calidad alejado de la estacionalidad

Hoy España sigue siendo un destino muy atractivo. Además de lo dicho, en las últimas décadas los períodos vacacionales se han condensado, lo que ha beneficiado a los destinos cercanos como el nuestro. Sin embargo, el contexto sociocultural ha cambiado, y España ha de emprender una reconversión sectorial que apueste por la profesionalización y la remuneración equitativa de sus empleados, por la remodelación de los equipamientos y por la definición de un modelo turístico de calidad, alejado de los peligros de la estacionalidad. 

Ostracismo de las pymes

A pesar de la enorme relevancia económica de las pymes españolas, que constituyen el verdadero tejido empresarial del país y que están enraizadas en el territorio, la legislación y las medidas políticas que se adoptan parecen siempre enfocadas a ayudar a las grandes corporaciones.

Adaptarse a las circunstancias actuales

Cualquier análisis somero de la economía española ha de concluir en la prevalencia del sector turístico, pero también en la necesidad de adaptarlo a las circunstancias actuales, porque es una de las grandes vías de superación económica en un futuro cercano y de prosperidad a medio y largo plazo, siempre que se corrijan de forma pronta, eficaz y definitiva las desviaciones del obsoleto modelo actual.

Por una política común de difusión turística de España

Las competencias turísticas dependen de las autonomías, de manera que cada una presenta una legislación diferente, lo que entorpece la práctica empresarial y crea incomprensión en el resto de Europa. Debemos potenciar la marca España y llevar a cabo campañas conjuntas en el exterior, pues el exceso de información desorienta a los posibles visitantes y resulta contraproducente. Pese a la importancia del turismo en el PIB del Estado, los ciudadanos desconocen la complejidad de un negocio donde intervienen directa o indirectamente profesionales de ámbitos muy diferentes, que deben cooperar para conseguir una estancia agradable para los visitantes.

Regularizar la Zona euro

Hasta la fecha, la política económica y monetaria de la UE ha ido dando respuesta a las diversas coyunturas. Sin embargo, ha sido una unión de países realizada de manera precipitada y, durante el período de bonanza, no se tomaron las medidas correctoras oportunas para regularizar la Zona euro. Con la crisis se ha hecho apremiante fortalecer la divisa y sus respectivas economías: se deben unificar las políticas económicas y fiscales de los países miembros y dar primacía al BCE en detrimento de los respectivos bancos nacionales.