Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sra. Mercedes de Miguel Heras
MERCEDES DE MIGUEL HERAS.
Fotografía cedida por Mercedes de Miguel.

MERCEDES DE MIGUEL HERAS. DE MIGUEL TALDEA

Obra:

Text del 13-11-2012

Con vocación hacia la moda desde sus años infantiles, esta diseñadora de palabra clara y directa estudió Diseño en Barcelona y Bilbao y, tras crear varias colecciones para diversas empresas del sector, decidió comercializar su propia firma en 1989. Alimentar la inspiración trabajando sin tregua es una de las claves de su éxito; una filosofía que la crisis actual ha evidenciado como la única viable a largo plazo, recuperando valores esenciales del ser humano.

Agradecida por trabajar haciendo aquello que amo

Nacida en el seno de una familia de cuatro hijas, mis padres siempre echaron de alguna manera en falta ese varón que les sucediera en la profesión. Yo ocupaba el segundo lugar, y aunque de carácter tímido y retraído siempre tuve firme determinación y desde muy joven perseguí mi verdadera ilusión, diseñar. En mis recuerdos infantiles me veo jugando con muñecas de trapo, algunas de la cuales realizaba con mis propias manos. Mis primeros pinitos los hice al nacer mi hermana pequeña, Charo; cuando yo tenía 12 años, se convirtió en mi muñeca de carne y hueso inspiradora de “mis primeras colecciones”, y hoy en día colabora estrechamente conmigo en el negocio. Me formé como diseñadora en Cataluña y el País Vasco, y me dedico a mi profesión en cuerpo y alma, agradecida de trabajar haciendo lo que siempre me ha gustado hacer.

Diseñadora de vocación y empresaria por obligación

Tras varios años realizando colecciones de ropa para distintos empresarios del mundo de la moda, decidí no seguir dependiendo de terceros y comercializar mis creaciones. Así que, aunque era reticente a formar una empresa, con el apoyo de mi marido, en el año 1989 me lancé a crear mi propia marca: fueron momentos de gran incertidumbre y desconocimiento en los que tuve que aprender finalmente a hacer números, lo cual no me resultó difícil. Se puede decir, en consecuencia, que soy diseñadora de vocación y empresaria por obligación. La primera colección se gestó en paralelo al embarazo de mi hijo Jon, cuyo alumbramiento –el bebé nació ochomesino– me cogió por sorpresa, con trabajos todavía no acabados, y con muchas repeticiones y llamadas de clientes, ya que afortunadamente la colección estaba resultando exitosa. Aguanté al máximo y dejé el trabajo preparado para los próximos días, una actitud que, sin duda, supuso un auténtico acto de conciliación de la vida familiar con la empresarial.

Cumplí mi ilusión de diseñar ropa femenina

Mi andadura en el mundo de la moda pasó por realizar colecciones de mujer para otros fabricantes así como ropa infantil, hasta que decidí crear mi propia firma M. de Miguel; un nombre que seguía los parámetros del momento, donde todavía no se potenciaba tanto el nombre del diseñador, sino que se solía hacer hincapié en el de la firma en sí. M de Miguel es una línea dedicada a la mujer que cubre sus diferentes necesidades a lo largo del día, desde el sport elegante al vestir para una ocasión especial. Me inspiro en una mujer activa, urbana, sin edad, pero de espíritu joven, con un cierto toque de elegancia y que busca la diferenciación.

Competir en el mundo de la moda de forma creativa

Hace una década, en el mundo de la moda, donde existe mucha ambición por hacer cosas nuevas, y por tanto es necesario estar siempre dispuesto a competir de forma creativa, hubo gran demanda de vestidos de fiesta; una “moda muy mediterránea”, donde la mujer se vestía de largo para las ocasiones especiales, y donde tuvo lugar un gran consumo de este tipo de producto. En aquel momento de opulencia, sin abandonar la línea ya establecida, inicié una colección exclusivamente de fiesta que disfrutó de una excelente acogida.

La pasarela marca tendencias y aporta cierto reconocimiento

Cuando empecé a hacer pasarela se puso de moda emplear el propio nombre para darse a conocer; así nació Mercedes de Miguel como firma. La pasarela constituye una plataforma para marcar tendencias en el público y lograr que valoren tus creaciones, y aporta también cierto reconocimiento, aunque el mayor reconocimiento siempre sea la confianza de tus clientes, o lo que es lo mismo: conquistas el respeto del sector cuando tu producto se vende, pues conseguir que alguien pague por lo que haces tiene mucho mérito.

Como dijo Picasso: “Que la inspiración te encuentre trabajando”

La inspiración se encuentra en cualquier lugar, en cualquier momento: en un estado de ánimo, en un viaje inspirador, en un paisaje, en una fornitura o un tejido; pero sobre todo en el trabajo diario. Es imprescindible estar sobre la mesa, haciendo y deshaciendo, porque es entonces cuando llegan las ideas.

El poder sugestivo de los tejidos

El tejido resulta primordial: su caída, su peso, su tacto, etcétera, pueden sugerir toda una creación. Generalmente tengo dos modos de crear: uno es partir de una idea preconcebida y clara, por ejemplo la obra del pintor vienés Gustav Klimt, lo que condiciona de entrada el tipo de tejidos, los movimientos y las formas en que se basará la colección. El otro es justamente a la inversa: ir a ferias y comprar tejidos a partir de los cuales reflexionar y hacer nacer una nueva colección. Aunque Milán sigue manteniendo una sólida tradición, personalmente prefiero París, a cuya Première Vision, la más importante feria textil del mundo, concurren los mejores tejedores de la actualidad.

Cada momento tiene su prenda o, lo que es lo mismo, cada prenda tiene su momento

Recuerdo que, cuando empecé mi labor profesional, las gabardinas de mujer apasionaban, y las que diseñamos nosotros gozaron de gran éxito. Sin embargo, es evidente que el mundo de la moda cambia constantemente y cada momento tiene su prenda, lo que podemos constatar en la gran evolución que ha experimentado el sector en España a lo largo de las últimas décadas. Por otro lado, y gracias sobre todo al fenómeno de la globalización, cada vez es más difícil encontrar fuera de nuestras fronteras algo que en verdad resulte sorprendente.

Distribuimos a gran parte de Europa, Taiwán y Japón

Llegamos a nuestros clientes principalmente a través de ferias y showrooms en hoteles o en espacios particulares. Asimismo, poseemos tiendas propias y franquicias, tenemos distribuidor tanto en Japón como en Taiwán y contamos con unos 800 puntos de venta repartidos entre Francia, el Reino Unido, Holanda, Portugal y Alemania.

Un que sector genera riqueza y transmite ilusión a las personas

En la empresa intuimos claramente la llegada de la crisis y decidimos introducir un cambio significativo en la firma. Creamos una línea más juvenil y divertida, una nueva línea fresca e ilusionante a un precio más asequible. Así nació Poupée Chic, una colección llena de luz, color, optimismo y buena energía para una mujer urbana, actual y desenfadada, que se inspira en gran medida en las muñecas de trapo a las que vestía cuando era niña. Formamos parte de un sector que no solamente genera riqueza, sino que transmite ilusión y sirve de terapia. Para la mujer sentirse guapa, le da seguridad y sube su autoestima, una realidad a la cual, sin duda, contribuye la moda en buena medida.

Labor comercial de las embajadas

De las 100.000 prendas al año que confeccionamos, buena parte se fabrica en Hong Kong, pues hacerlo en España resultaría financieramente imposible. En este sentido, considero fantástico el hecho de poder aprovechar las embajadas españolas como introductoras de nuestros empresarios en otros países, sobre todo en aquellos en los que el idioma o las circunstancias sociopolíticas puedan suponer un obstáculo añadido. Su labor agilizaría el comercio de productos nacionales y ganaríamos en eficacia.

Me parece inconcebible que se cierre el crédito a las empresas

El país no saldrá adelante si no se recupera el crédito para las empresas. Por fortuna, nosotros podemos autofinanciarnos, pero soy sensible al problema generalizado y me parece inconcebible que empresas brillantes que fueron bien en su día y podrían seguir funcionando hayan de cerrar por culpa de la falta de crédito.

Recortar en I+D+i y educación es recortar en futuro

La situación económica del país reclama que se efectúen recortes, pero no en formación ni en I+D+i, lo cual es tanto como recortar en futuro. Hay otros muchos sectores cuyos recortes podrían suplirse mediante el esfuerzo, como, sin ir más lejos, en el mundo de la moda, donde existe una tendencia a pensar que todo ha de venir dado.

Ojalá la crisis nos sirva para recuperar valores humanos esenciales

Los desahucios de familias que vivimos hoy en día son un hecho terrible. No hay ninguna razón jurídica o administrativa para imponer una medida tan extrema, así como tampoco asiste autoridad moral alguna a los bancos para dejar sin vivienda a alguien que no puede pagar un resto de hipoteca, y es triste que se deban producir suicidios para que nos demos cuenta de ello. Ojalá la crisis nos sirva para recuperar valores esenciales del ser humano.

El sistema financiero español se merece el severo control de las instancias europeas

Me parece justo que Europa supervise severamente el sistema financiero español y obligue al Gobierno a someter a los bancos a una profunda remodelación: es una condición que hemos de aceptar si queremos ser de verdad europeos y empezar a hacer bien las cosas.

Es el turno de los países emergentes

Aceptemos que el crecimiento económico mundial está en constante rotación. El continente africano, cuyo vasto territorio se está urbanizando e industrializando a una velocidad vertiginosa, se cuenta ya, junto con China y la India, entre las seis economías de mayor crecimiento de la última década.