Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Miguel Fernando Rueda Hernándo
MIGUEL FERNANDO RUEDA HERNANDO.
Fotografía cedida por Miguel Fernando Rueda.

MIGUEL FERNANDO RUEDA HERNANDO. JZ INTERNATIONAL

Obra:

Texto del 10-07-2012

En nuestro mundo globalizado, una de las opciones empresariales que más bondades parece demostrar es el outsourcing, transferir parte del control administrativo y operacional de una empresa a otra externa. El director en Europa de este grupo inversor multisectorial se muestra partidario de tal modelo de gestión para mejorar el funcionamiento de la Administración pública del país; algo que exige coraje y coherencia de parte de la clase gobernante.

Desarrollo e internacionalización de pymes en colaboración con sus responsables

JZ International es una compañía de capital privado, nacida en Norteamérica hace 35 años, especializada en la adquisición de pequeñas y medianas empresas en asociación con sus fundadores y dirigentes. Quienes la crearon advirtieron en su día la necesidad de invertir en aquellas empresas de menor tamaño que eran, en definitiva, las que hacían funcionar el motor económico del país, de modo que desarrollaron e internacionalizaron esas pymes. Me incorporé a la compañía hace 10 años, como impulsor de su proyecto en Europa, zona donde, por aquel entonces, carecían de plataforma. Debido a mi presencia, España adquirió un peso importante en nuestra filosofía de inversión. Partimos de cero, empleando únicamente fondos particulares. Nos centramos en pymes de toda Europa pertenecientes a sectores que ya conocemos con intención de aportarles valor añadido. Hoy el grupo factura unos 3.500 millones y lo forman alrededor de 15.000 personas, un 50% de las cuales se hallan en España.

Importa más la calidad humana del socio que la coyuntural viabilidad de la empresa

Nuestros socios norteamericanos tiene muy claro cuál es la vía a seguir, y en ello consiste su aportación y la clave de JZ International. Poseen una gran experiencia en el sector y conocen el mercado en general. Con estos presupuestos, sabemos que es mucho más importante la calidad del socio que buscamos que la viabilidad de la empresa. La empresa son personas, y hay que convivir con ellas y gestionar de igual modo los buenos y los malos momentos.

Discreta presencia del grupo en el entorno mediático

Estamos muy diversificados en varios sectores. Hemos invertido en compañías eléctricas, en empresas financieras como Gedesco –líder en descuento y gestión de pagarés en España con unos 400 millones de balance–, o en empresas como Ombuds, especializada en nichos de seguridad armada. Hemos abierto muchos sectores dentro del país apoyando a empresarios en su desarrollo, algunos a escala internacional. Todo ello ha ido generando y conformando un grupo muy significativo aunque poco conocido, pues nos gusta mantener cierta discreción y dedicarnos en cambio a hacer bien nuestro trabajo. Preferimos que se hable más de las empresas que apoyamos que del grupo en sí.

Invertimos en sectores estratégicos donde podamos crecer

Tenemos una oficina en nuestra familia industrial que cuenta con un comité de inversión que marca la estrategia de los sectores y países donde queremos invertir. Contamos con un equipo comercial que visita aquellas empresas seleccionadas en Europa de entre unas mil anuales. Buscamos sectores estratégicos donde podamos crecer, ya sea gracias a las sinergias con los grupos o bien por ser nichos de mercado con alta capacidad de desarrollo, o sectores de innovación que han tenido éxito en otros países y queremos reproducirlos aquí.

Amplia diversidad sectorial

Tenemos presencia en el sector de servicios de outsourcing, el cual está creciendo mucho y crecerá aún más en los próximos cinco años debido a la crisis. También tocamos el sector financiero de seguros y la gestión de cobros. En los últimos tiempos hemos invertido más en la comercialización y distribución de energía eléctrica, en seguridad armada y en la financiación del circulante de la empresa. Ahora estamos desarrollando la gestión y administración de fondos de pensiones y de inversión, donde jugamos un importante papel en Europa. Además, estamos centrados en temas manufactureros de producción industrial no pesada. 

Generar sinergias entre las empresas recién adquiridas y el resto del grupo

Intentamos llegar a acuerdos de inversión con las empresas. Siempre invertimos en mayoría –cerca de un 70%– y nos quedamos con un responsable local como socio y gestor de la empresa adquirida. A partir de ese instante entra en funcionamiento nuestro equipo de operaciones, presente en los consejos de administración, e intentamos desarrollar en conjunto una táctica con la que generar sinergias entre dicha empresa y el resto del grupo a tres o cinco años vista. Pongamos un ejemplo: en Barcelona compramos en fechas recientes una empresa eléctrica. Ya teníamos desde hacía tiempo una correduría de seguros –la cuarta en importancia de España–, con unas 50.000 pymes como clientes. Aunque no gestionamos estrictamente sus funciones diarias, intentamos poner en valor ambas empresas en el ámbito nacional con un plan de sinergias que consistió en poner en marcha una venta cruzada de electricidad a los clientes de estas pymes, lo que nos llevó a facturar unos 500 millones de euros.

Las multinacionales españolas raramente apoyan a las pymes locales en su internacionalización

Uno de nuestros focos de interés, condicionado por nuestra capacidad, es la internacionalización de las empresas. Procuramos ayudarlas a salir al extranjero, bien sea facilitándoles la exportación de sus productos o desarrollando sus servicio fuera. Las grandes empresas españolas no siguen la pauta de las de otros países, las cuales apoyan a las pymes locales en su salida al exterior. Dicho apoyo es atípico en el mercado español.

Innovación y liberalización son claves de futuro

Nos interesa todo servicio donde exista una innovación que marque un cambio de ciclo, como es el caso de las telecomunicaciones. Por otro lado, en los próximos dos años vamos a asistir en España a una gran liberalización del mercado, obligados por las condiciones de financiación europeas, lo que supondrá extraordinarias oportunidades de inversión para empresas como la nuestra.

La producción offshore está regresando a Europa

Mis socios americanos empezaron a trasladar producción de Estados Unidos a China hace ya 25 años. El coste de producción bajó entonces muchísimo. Ahora, en cambio, debido en gran medida a la aplicación de las nuevas tecnologías, se está dando un retorno de la producción offshore (o extraterritorial) desde China y otros mercados hacia Europa. Ello representa una oportunidad única para volver a generar la capacidad de manufacturar que siempre ha tenido España.

Apostamos por empresas donde el emprendedor es el mismo empresario

No invertimos en empresas generacionales, sino en aquellas otras donde el emprendedor es el mismo empresario. Cuando el empresario percibe valor añadido en un producto y decide comprar un proyecto, él es el primero en querer sacar adelante dicho proyecto lanzando al mercado el producto. Nosotros le ayudamos a hacerlo según sus deseos.

España ha de potenciar la mediana empresa

Tanto el mercado francés como el español y el italiano funcionan a base de pequeñas empresas. El problema de España es que la empresa mediana apenas se halla desarrollada. Necesitamos más empresas medianas que se internacionalicen. En otros países se las apoya mucho a través de instituciones o de la gran empresa local, y se les facilita además el acceso a la financiación.

Podemos presumir del empresariado español en el extranjero

La calidad del empresario español es muy alta. Contamos con gente muy preparada, muy capaz y con ganas de asumir riesgos. Podemos presumir de ello en otros países. Desde aquí tendemos a no apreciarlo pero, en el exterior, en cambio, se respeta y admira al empresariado español.

Política monetaria y fiscal fuera de nuestro control

España se encuentra intervenida desde el momento en que no controla su política monetaria y la fiscal carece de capacidad de movimientos. Para poder solventar la difícil situación presente, nuestros dirigentes pueden –y deben– hacer los recortes que crean pertinentes, pero también estimular el consumo y la creación de empresas.

Liberalizar el mercado drásticamente para generar actividad empresarial

Los bancos hoy día son incapaces de financiarse a largo plazo, por lo que, lógicamente, no van a prestar capital al mercado. Para que el crédito vuelva a fluir, el país tiene que reinventarse. Hay que reducir costes de manera importante y liberalizar el mercado drásticamente para generar actividad empresarial. Esto se conseguirá promoviendo un mercado más competitivo y abierto. El Gobierno, por tanto, ha de privatizar incluso los servicios de compra de la Administración pública y apoyar a las empresas locales. Hay que rediseñar la Administración, que precisa muchas mejoras y una mayor profesionalización, para intentar así generar actividad privada. Ingredientes y recursos necesarios para conseguirlo tenemos; solo falta tomar la decisión.

Pidamos coraje a nuestros gobernantes

No tenemos más remedio que unirnos como país, olvidarnos de los problemas locales y particulares y centrarnos en sacar adelante España, la cual posee una infraestructura envidiable. Tenemos que pedirles a nuestros gobernantes coraje para tomar decisiones contundentes.

Sentar las reglas y permitir que el mercado viva dentro de ellas

Históricamente, España ha sido siempre uno de los países más importantes del mundo. Si queremos destacar en Europa, en estos momentos hay que darle apoyo y confianza al país tomando decisiones que generen soluciones a corto plazo, marcar una política fiscal clara, sentar las reglas de forma tajante y permitir que el mercado viva y se desarrolle dentro de ellas.