Testimonios para la historia, S.L. Editora. Avda. Diagonal, 612 6º 4ª y 5ª Barcelona 08021. Télefono: 930 18 16 16 Contacta
Sr. Pedro Maria Arruti Hormaeche
NÉSTOR ARRUTI JAYO, PEDRO MARÍA ARRUTI HORMAECHE Y MIGUEL ÁNGEL RIVERO ARRUTI.
Fotografía: Hodei Madariaga Araukua.

NÉSTOR ARRUTI JAYO, PEDRO MARÍA ARRUTI HORMAECHE Y MIGUEL ÁNGEL RIVERO ARRUTI. GRUPO ARRUTI

Obra:

Texto del 16/10/2012

El accionista mayoritario de este holding, dedicado a los suministros eléctricos, Pedro M. Arruti, destaca el déficit tarifario de las compañías eléctricas españolas, propiciado por una errónea gestión gubernamental, asimismo responsable del derroche de los fondos de cohesión y de la pérdida de un modelo económico basado en el trabajo y la productividad; una clase política irresponsable que ahora fomenta la secesión catalana en vez de buscar soluciones como el concierto económico.

Una aventura empresarial de origen familiar

Hasta hace poco, he ejercido como profesor de ingeniería técnica, una actividad muy grata que he compaginado con una aventura empresarial nacida en el año 1974, cuando me veo obligado a suceder a mi padre al frente de la pequeña empresa que había creado, la cual estaba especializada en el suministro de líneas de baja tensión. Durante una primera etapa de complicada gestión, que se prolonga hasta el año 1981, me vuelco en un proceso de progresiva transformación y mejora de la compañía, que pasa de fabricar líneas de 200 voltios a líneas de 13.000, 60.000 y hasta de 500.000 voltios. Me enfrento a numerosas dificultades para introducirme en el mercado, ante la marcada reticencia por parte de los clientes y las compañías eléctricas de comprar y homologar, hasta que decido contratar a un ingeniero eléctrico, al que hoy en día me une una sincera amistad, para que ocupe el cargo de director comercial.

Larga fase de homologación que culmina con la constitución del Grupo Arruti G.A.H. 99

Con su ayuda, inicio una larga fase de homologación de nuestros productos con todas las compañías eléctricas del momento, tales como Endesa, Enher, Fecsa, Iberduero, Hidrola, Sevillana o Unión Fenosa, un proceso que resulta fundamental para el desarrollo de la compañía, y, con el tiempo, fundo el Grupo Arruti G. A. H. 99, en la actualidad constituido por Industrias Arruti, Arruti Subestaciones, Arruti Catenaria e Ingeniería de Aleaciones. 

Compañía de suministros eléctricos constituida por tres entidades

Arruti Catenaria está especializada en el diseño y la fabricación de herrajes y accesorios para las líneas eléctricas aéreas del ferrocarril convencional, alta velocidad, tranvía y catenaria rígida. Arruti Subestaciones ha alcanzado, pese a su juventud, una posición destacada en el mercado eléctrico en cuanto a la fabricación y el suministro de conectores eléctricos para subestaciones eléctricas hasta 500 kV. En última instancia, Ingeniería de Aleaciones trabaja en un proyecto subvencionado por el Departamento Foral de Promoción Económica de Bizkaia, basado en el diseño de un novedoso proceso de fundición y templado de aleaciones de aluminio, que integra los dos subprocesos en uno y mantiene la calidad del producto acabado.

Treinta y cinco años de trayectoria empresarial marcados por las buenas relaciones laborales

A lo largo de estos 35 años, Grupo Arruti ha representando el mayor proyecto de mi vida; en realidad, si de algo me siento plenamente satisfecho es de conservar hasta la fecha un expediente laboral sin una sola baja y de no haberme visto involucrado en problemas de naturaleza judicial, lo que hoy en día ocurre con demasiada frecuencia en el mundo empresarial. Mi gran ilusión es que tanto mi hijo, Néstor (que se sitúa al frente del grupo), como mi sobrino, Miguel Rivero Arruti (en la gerencia de líneas), continúen con mi labor, pues ambos son profesionales competentes y muy válidos para el cargo que ostentan, tanto por formación como por experiencia.

Normativa internacional que favorece la exportación

Nuestro sector se rige por una normativa internacional que tipifica y ordena los ensayos y las características de los materiales que fabricamos para las líneas de alta tensión, como son todos los accesorios de contacto que sujetan el cable al apoyo y a los aisladores de las centrales que producen energía. Dicha reglamentación nos exige disponer de laboratorios de alto nivel, en los que llevamos a cabo ensayos mecánicos, eléctricos y metalográficos que avalan la alta calidad de nuestros productos. Esta eficiente homologación a escala mundial nos permite comercializar a lo largo del planeta, algo que hacemos especialmente en Sudamérica (Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, México); en Europa (Finlandia, Francia, Bélgica); en el norte de África (Marruecos, Argelia, Túnez); en Arabia Saudita, y en Vietnam. 

I+D+i inherente al sector

En la actualidad, Grupo Arruti colabora con un presupuesto de un millón seiscientos mil euros en un proyecto de investigación con Elecnor y Azterlan para el estudio de fatiga de las ménsulas de alta velocidad. La investigación, el desarrollo y la innovación son inherentes a este tipo de industria, puesto que las grandes compañías eléctricas del país, tales como Iberduero, Cepsa o la Compañía Sevillana de Electricidad se deshicieron de sus laboratorios para trasladarnos a nosotros la obligación de realizar los ensayos, las homologaciones y las certificaciones pertinentes.

No hay lugar en esta industria para personas sin formación

El equipo de profesionales que componen el grupo posee una formación específica previa (ingenieros superiores, licenciados en Químicas, ingenieros técnicos comerciales…) y, asimismo, recibe un aprendizaje posterior en la propia empresa, con el propósito de dotarles de un conocimiento más concreto y amplio de nuestros materiales. Nuestras últimas incorporaciones han sido ingenieros industriales que entraron como becarios y que actualmente son fijos en plantilla, puesto que, bajo mi punto de vista, después de una etapa de prácticas, no tiene sentido volver a contratar a otro becario. En mi sector no hay lugar para personas sin formación. 

Déficit tarifario de las compañías eléctricas españolas de 24.000 millones de euros

En estos momentos, las compañías eléctricas en España poseen un déficit tarifario de 24.000 millones de euros, una cantidad que el Gobierno no les ha pagado y que ellas ya han abonado a los productores de energías renovables (eólica, solar, etcétera); de modo que, aunque la Administración normalizara la deuda con las empresas eléctricas, la solución no pasaría por la renovación de las instalaciones, sino por la salida al exterior, donde se prevé una facturación en torno al 60% del total en 2012 y una rentabilidad notoriamente superior a la que se registra en España, un país en el que el mercado se encuentra ahora muy estancado.

¿Será España capaz de asumir la austeridad que requiere la situación?

El opulento estilo de vida que se llevó en España hace apenas uno o dos lustros atrás, manifestado por el aumento del consumo de los artículos de lujo durante los años previos al estallido de la crisis, difería en gran medida de la ponderación y del espíritu de sacrificio característicos de otros países europeos; y, a día de hoy, todavía me muestro escéptico con el hecho de si España será capaz de asumir la austeridad que requiere la situación, a la vista de la clase política que tenemos.

Derroche de los fondos de cohesión europeos

Los diferentes Gobiernos españoles han derrochado los fondos de cohesión europeos en aeropuertos, AVE e infraestructuras que se han manifestado inútiles e irracionales. ¿Es lógico que este país disponga de más kilómetros de vía de alta velocidad que, por ejemplo, Alemania, cuando somos 46 millones de personas y ellos, cien? En mi opinión, solamente tienen sentido tramos como Madrid‑Barcelona, Madrid‑Bilbao o Madrid‑Valencia, así como la conexión con la frontera francesa. 

La conveniencia de no recurrir a financiación bancaria

A pesar de que la banca está recibiendo una fuerte presión para que haga fluir el crédito, las empresas que vivimos en primera persona la crisis financiera de los años 1984 y 1985 comprendimos en su momento la conveniencia de no recurrir a la financiación bancaria, excepto en casos estrictamente necesarios. Hacer ahora lo contrario resultaría un contrasentido.

El buen hacer de una empresa recae sobre todo en la gerencia

Resulta inconcebible que España retrase un rescate que otros países recibieron en su momento sin rubor; ello es tan absurdo como que Grecia pague el 17% de interés o España, el 6%, y pretender competir con Alemania, que paga al 2%. Cualquier compañía española que sale al mercado exterior abona el 4%, de modo que su margen comercial queda reducido a mínimos. Por otro lado, cargar todas las tintas de nuestra baja productividad sobre los trabajadores se me antoja grotesco, puesto que la responsabilidad del buen hacer de una empresa recae en la gerencia; y esta regla es perfectamente extrapolable a la dirección de un país con respecto a los ciudadanos.

Inspección del BCE a la banca de los países miembros

La banca debe regirse con orden, mesura y sensatez, cualidades que han brillado por su ausencia en actuaciones pasadas. La previsible puesta en marcha, en 2014, de una inspección por parte del Banco Central Europeo a la banca de los países miembros de la Unión Europea pondrá orden a la incomprensible ingeniería financiera que presenciamos en estos momentos.

Concierto económico, la solución para Catalunya

Más que la independencia de Catalunya respecto de España, considero que la solución para esta comunidad debería centrarse en un concierto económico y en la negociación del cupo a pagar, del mismo modo que el País Vasco, puesto que, junto con Navarra, ambas autonomías poseen una identidad histórica propia. En general, son los políticos recalcitrantes quienes, en busca de sus mayorías, añaden polémica a una necesidad obvia, en clara contraposición a los empresarios, los cuales se inclinan por medidas pragmáticas y resolutivas.